Proteja a su bebé de las quemaduras

Un peligro a los cuales los niños pequeños se enfrentan, principalmente dentro del hogar, son las quemaduras. Un estudio dice que los casi tres cuartas partes de los casos de quemaduras son en niños menores de 5 años y la gran mayoría ocurren en niños menores de un año. Una quemadura en su bebé puede ocasionarle cicatrices permanentes, deformidad o inclusive la muerte.

La Academia Americana de Pediatría, AAP (por sus siglas en inglés) ofrece varias sugerencias para proteger a su pequeño:

  • Nunca cocine con su hijo en brazos. El aceite o el líquido puede salpicar y quemarlo.
  • Siempre coloque la manija de la olla hacía adentro para que su hijo no pueda agarrarla.
  • Nunca deje a su pequeño solo en la cocina ni por un segundo si hay una olla en la estufa.
  • Tenga cuidado con las bebidas calientes que usted consume. Nunca las deje al alcance de su pequeño. Si camina con una bebida caliente en la mano, asegúrese de no tropezarse con su bebé.
  • Evite usar manteles largos. El niño puede agarrar el mantel, halarlo y las bebidas calientes caerse sobre él.
  • No aplanche cuando su pequeño esté cerca. Él puede halar el cordón de la plancha o voltear la mesa de aplanchar. Una vez acabe de aplanchar, coloque la plancha en el suelo y cierre la puerta mientras la plancha se enfría.
  • Si usa un instrumento para rizarse, alisarse o secarse el cabello, no deje que su pequeño lo toque. Una vez acabe de usarlo, colóquelo en un sitio donde él no pueda alcanzarlo.
  • Si va a un restaurante con su pequeño y hay velas prendidas sobre la mesa, apáguelas.
  • Si hace una parrillada, no deje que sus hijos se acerquen a la parrilla.

En caso de que su pequeño desafortunadamente se queme, sepa qué debe hacer al respecto.

 

COMMENTS