La obesidad es un riesgo para un nacimiento sin vida

La obesidad pone a riesgo la vida de su bebé; pero hay formas de lograr un peso adecuado a su estatura.

26483713_thm

Un artículo publicado recientemente dice que casi 1 de 4 nacimientos sin vida obedece a la obesidad de la madre. El nacimiento sin vida es la muerte del bebé después de 20 semanas de embarazo.

Entre más pasada de peso u obesa sea la madre, mayor es la probabilidad de que el bebé nazca sin vida. Una mujer con demasiado peso tiene un riesgo ligeramente más alto de un nacimiento sin vida. Pero si la mujer es obesa el riesgo aumenta considerablemente. Entre más obesa, mayor es riesgo.

Así mismo, a medida que progresa el embarazo, aumenta el riesgo, particularmente en las etapas finales. El 25% de los nacimientos sin vida entre las 37 y 42 semanas se atribuyen a la obesidad. A las 39 semanas el riesgo es aproximadamente 6 veces más alto. A las 41 semanas, es casi 14 veces mayor.

Además del riesgo de un nacimiento sin vida, la obesidad se ha relacionado con ciertas complicaciones, como diabetes gestacional, hipertensión, tromboembolias (coágulos sanguíneos en las venas), preeclampsia y la necesidad de hacer una cesárea.

Qué puede hacer:

  • Hágase un control preconcepcional antes de quedar embarazada. Su profesional de la salud puede darle sugerencias sobre cómo lograr un peso adecuado a su estatura antes de concebir. Nunca debe tratar de perder peso durante el embarazo ya que esto priva al bebé de los nutrientes que él necesita para crecer.
  • Consulte choosemyplate.gov, una herramienta en la red del Departamento de Agricultura de los EE.UU. Puede ayudarle con un plan de comidas sanas en función de su edad, peso, estatura y actividad física.
  • Visite este sitio de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), el cual contiene muchos recursos y sugerencias.

 

COMMENTS