Tenga cuidado con ciertos medicamentos para el dolor

29 de junio, 2017 por Azalia

codeina, morfina, oxicodona

Si usted tuvo una lesión o tuvo una operación recientemente es posible que su doctor le recete una medicina para el dolor. Un ejemplo son los opioides, que incluyen la codeína, fentanilo, morfina y oxicodona. Estos medicamentos son muy adictivos, por ejemplo la heroína es un opioide.

Según datos recientes, un número significativo de mujeres en edad reproductiva usan este tipo de medicamento. Esto puede ser un problema si la mujer queda embarazada mientras está tomando estos medicamentos ya que aumentan los riesgos de problemas para el bebé.Cuando una mujer usa este tipo de medicamentos (opioides) en el embarazo puede causar los siguientes problemas a su bebé:

El mejor consejo a seguir es que si usted no está embarazada y necesita tomar un opioide, use un anticonceptivo efectivo hasta que esté lista para quedar embarazada. Mientras no sea necesario lo mejor es que calme su dolor con un medicamento que no creen adición. Hable con su profesional de la salud si usted cree que se necesita ayuda para dejar de la adición a este tipo de medicamentos. No sienta verguenza si esto ocurre, pero tome acción de inmediato. También puede comunicarse con:

La NICU, el bebé, y la ansiedad de los padres

26 de junio, 2017 por Juviza

Mom kissing baby

Tener a su bebé en la unidad de cuidados intensivos neonatales (NICU, por sus siglas en inglés) puede causar mucha ansiedad. Puede ser estresante verlo en una incubadora o conectado a ciertos equipos de cuidado. Cuando su bebé está en la NICU, puede sentir muchos sentimientos distintos. Estos incluyen:

  • Angustia por la situación médica de su bebé. Especialmente si el bebé nació antes de tiempo por alguna complicación.
  • Tristeza porque su bebé está en el hospital y no en su casa como había planeado.
  • Sentirse culpable de que su bebé está en la NICU.
  • Frustración y sentirse incapaz porque no puede hacer más para ayudar a su bebé. Es normal tener muchas preguntas y querer tener respuestas concretas.

No cabe duda que todo padre pasando por esta experiencia espera con ansias el día que finalmente puedan llevarse a su bebé a casa. Pero la realidad es que puede haber triunfos y puede haber contratiempos. Tener un bebé en la NICU puede crear muchos altibajos emocionales. Esto puede contribuir a su ansiedad todavía más. Si usted y su pareja están pasando por esta situación, permítanse sentir todas las emociones que sienten. Pero deben recordar que necesitan cuidar de sí mismos también y cuidar de su salud emocional.

Busquen apoyo, ya sea a través de un profesional de la salud (como un terapista o una trabajadora social) o a través de grupos de apoyo. Pregunten al personal de la NICU si hay grupos de apoyo formal en el hospital o en el área cerca del hospital. También pueden preguntar sobre los padres que ya han pasado por la experiencia de tener un bebé en la NICU. Muchas veces ellos están disponibles a hablar sobre la experiencia. Aunque este tipo de apoyo es informal, puede ayudar bastante.

La preeclampsia y el nacimiento prematuro

10 de mayo, 2017 por Juviza

Pregnant woman talking with doctor

Cuando una mujer es diagnosticada con preeclampsia antes de las 37 semanas, el riesgo de tener un bebé antes de tiempo (nacimiento prematuro) aumenta. Esto es porque la preeclampsia puede tener consecuencias muy graves en la salud de la mujer y la del bebé, como daño a los riñones y el cerebro en la madre, o desprendimiento de la placenta o restricción intrauterina del crecimiento para el bebé.

Si la preeclampsia es leve, el profesional de la salud pudiese tratar de esperar hasta las 37 semanas de embarazo para inducir el parto. Pero si la preeclampsia empeora, las probabilidades de que el bebé nazca prematuro son mucho más altas. Si usted, o su familiar, ha sido diagnosticada con preeclampsia y le han dicho que es muy probable que el bebé va a nacer antes de las 37 semanas, esto es lo que puede hacer:

  1. Pregúntele a su profesional de la salud sobre los ultrasonidos que le hayan hecho. Éstos verifican que su bebé está creciendo adecuadamente y que no hay señales de estrés fetal. Saber lo más que pueda sobre la salud de su bebé puede ayudarle a calmar cualquier duda o preocupación que tenga.
  2. Pregunte sobre los tratamientos y medicamentos disponibles que pueden ayudarle a su bebé y a usted. Algunos ejemplos incluyen: los antihipertensivos (medicinas para controlar la alta presión arterial) y los corticoesteroides (medicamentos que ayudan a madurar los pulmones de su bebé).
  3. Hable con su profesional de la salud sobre los niveles de cuidados para bebés prematuros disponibles en el hospital donde va a dar a luz. Si la mujer tiene complicaciones en el embarazo que se saben podrían afectar la salud del bebé, el bebé necesitará nacer en un hospital con una sala de recién nacidos con nivel más especializado de atención médica.
  4. Trate lo más que pueda de controlar su nivel de ansiedad. Es importante tratar de mantener una mentalidad positiva. Recuerde, su profesional de la salud le va a proveer el tipo de cuidado que crea necesario para asegurar que todo marche bien con su salud y la de su bebé.

Toda mujer embarazada sueña con tener un embarazo libre de complicaciones y un bebé a término. Sin embargo, cuando el embarazo no ocurre como lo planeó, lo mejor que usted puede hacer es informarse bien sobre las diferentes opciones que existen que podrían ayudarle a usted y a su bebé mantenerse sanos y saludables. Por igual, hablar sobre todo esto con su profesional de la salud es siempre lo ideal.

Día Mundial del Nacimiento Prematuro

16 de noviembre, 2016 por Azalia

12109255_10156094278460034_9050464158037827515_n

El nacimiento prematuro ocurre cuando un bebé que nace demasiado temprano, es decir antes de que esté desarrollado y preparado para el ambiente fuera del vientre de mamá. Muchas veces los bebés nacen con defectos de nacimiento y complicaciones que los afectan de por vida. Los primeros días y semanas luego del nacimiento son críticos, algunos no logran sobrevivir. Los bebés que sobreviven enfrentan un sin número de desafíos, el mañana es incierto para ellos y esto crea mucha ansiedad en sus padres y familiares.

Mañana 17 de noviembre es el Día Mundial del Nacimiento Prematuro. Es un día para crear conciencia, reconocer y apoyar aquellos bebés que nacen antes de tiempo. Todos podemos participar, el apoyo que usted pueda brindar a las familias que se han visto afectadas por el nacimiento prematuro hace una gran diferencia.

¿Qué puede hacer?

Comparta su historia – Si usted tuvo un bebé prematuro o tiene una conexión personal, por ejemplo: tiene un bebé en la NICU (unidad de cuidados intensivos neonatales) o un bebé que conoce nació prematuro o está en la NICU, visite y participe en nuestra página de Facebook y comparta su historia, ya sea en español o en inglés. Compartir su historia con otros ayuda a crear conciencia sobre el nacimiento prematuro al nivel mundial. Muchas personas desconocen que el nacimiento prematuro es la causa principal de mortalidad de los bebés en los Estados Unidos. Su historia puede tener un gran impacto y crear conciencia.

Thunderclap – Únase a Thunderclap y ponga un mensaje sobre el Día Mundial del Nacimiento Prematuro en uno de sus canales sociales, y así será parte del gran movimiento en ese día. Con su ayuda, podemos alcanzar más de un millón de personas y crear conciencia sobre el nacimiento prematuro. Haga clic en el enlace adjunto y seleccione su medio social, y un mensaje será publicado en su página el 17 de noviembre.  Hagamos ruido.

Actualize su foto de perfil en los medios sociales. Muestre su apoyo por los bebés prematuros, ponga un marco morado en su foto. Use este enlace.

Ayude – El nacimiento prematuro es la causa principal de muerte de los bebés. Apoye las investigaciones sobre el nacimiento prematuro con sus fondos para ayudarnos a mantener esa vanguardia en investigación y cambiar la vida de las familias. Estamos estableciendo el estándar de oro en nuestros cinco Centros de Investigación del Nacimiento Prematuro, equipados con alrededor de 200 de las mentes más brillantes que colaboran para lograr importantes avances en esta lucha. Nuestros científicos e investigadores están descubriendo soluciones que antes parecían imposibles.

Síndrome de dificultad respiratoria en el bebé prematuro

24 de octubre, 2016 por Azalia

bebe problema respiratorio

El síndrome de dificultad respiratoria neonatal, también conocido como síndrome disneico (RDS, por sus siglas en inglés), es una condición respiratoria que afecta a muchos bebés prematuro. Especialmente a aquellos bebés nacidos antes de las 34 semanas de embarazo.  Los pulmones de su bebé se desarrollan y deben funcionar normalmente a las 35 o a las 36 semanas luego de la concepción.

Esta condición respiratoria es causada principalmente por la falta de una sustancia llamada surfactante. El surfactante hace que la parte interior de los pulmones sean resbaladizos. Esto ayuda a los pulmones a inflarse con aire y a impedir que colapsen o se cierren. Los bebés prematuros que tienen RDS, carecen de surfactante. Por ello los bebés con síndrome de dificultad respiratoria neonatal no pueden respirar bien.

Los problemas respiratorios en el bebé prematuro pueden ser desde leves hasta severos. Mientras más prematuro nace el bebé, más probables que tenga RDS, y mientras más temprano nacen, más grave puede ser la condición. Cuando los problemas son leves, es muy probable que el bebé logre respirar por cuenta propia en poco tiempo. En estos casos es posible que el bebé no pase demasiado tiempo en el hospital. Pero si el problema es severo, pudieran pasar bastante tiempo en el hospital recibiendo asistencia médica. En esos casos los bebés pasan mucho trabajo para lograr respirar y necesitan ayuda para lograrlo. Gracias a los nuevos adelantos médicos, muchos casos severos del síndrome de dificultad respiratoria neonatal se pueden tratar con éxito.

La aplicación de medicamentos corticoesteroides en las madres que están a riesgo de tener a su bebé antes de tiempo, al menos 24 horas antes que ocurra el parto, puede ayudar a reducir la severidad del RDS. Estos medicamentos aceleran el desarrollo pulmonar de su bebé.

 

La historia de Lisa y la preeclampsia

16 de mayo, 2016 por Azalia

Lisa - Preeclampsia blog post 2016

El mes de mayo se dedica a concienciar sobre la preeclampsia. La preeclampsia es una seria complicación que afecta a muchas mujeres en el embarazo y hasta aún después del parto. Lisa nos cuenta su historia y cómo sobrevivió la preeclampsia.

“Haber tenido preeclampsia en un solo embarazo no fue suficiente, ¡tuve preeclampsia en ambos embarazos! Por ser una enfermera de obstetra, tenía la suerte de conocer los signos y síntomas de la preeclampsia y cómo conseguir ayuda. La preeclampsia es responsable de hasta 1 de cada 5 partos prematuros. Por suerte, yo ya tenía 36 semanas de embarazo, las dos veces que me afectó la preeclampsia. Esto significa que mis bebés tuvieron menos riesgos por nacer prematuramente casi a término. Pero la experiencia de la preeclampsia y los desafíos consiguientes fueron inesperados y abrumadores.

Yo sé que la preeclampsia no es rara, y es potencialmente mortal. Pero nunca pensé que me iba a pasar a mí. Cuando sucedió, no fue una gran sorpresa pero fue físicamente y emocionalmente devastador.

Comparto mi historia con otras mujeres ahora porque es algo que puede sucederle a cualquiera de nosotros. Una crisis médica puede ocurrir desprevenida e inesperadamente, y perdemos el control. Quiero que todas las mujeres conozcan los signos y síntomas de la preeclampsia, para que puedan tener esta conversación con su médico y ser supervisadas adecuadamente.

Durante mis dos embarazos, mi presión arterial se elevó. Esto resultó en un parto inducido y mis bebés nacieron 4 semanas antes de tiempo. Después de mi primer parto, lamenté no haber tenido la oportunidad de tener un primer embarazo saludable y alegre, y tuve que tomar la medicina de la presión arterial durante 6 semanas.

Con mi segundo bebé, la preeclampsia creó complicaciones potencialmente mortales. Por mi historial de preeclampsia, fui supervisada de cerca, desde el principio de mi embarazo. Ya al final del embarazo me sentía segura en mi casa, solamente me faltaban unas semanas para el parto. Pero de nuevo, a las 36 semanas y sin aviso, mi presión arterial aumentó. Mi bebé nació ese día – el médico no quería tomar ningún riesgo.

Todo estaba bien hasta el día que me suponía salir del hospital. Yo siempre había escuchado que el parto es la cura para la preeclampsia. Pero comencé a tener un fuerte dolor de cabeza, y se determinó que tenía síndrome de encefalopatía posterior reversible (PRES, por sus siglas en inglés) – pérdida de líquido en el cerebro que es causado por hipertensión severa de la preeclampsia, y resultó en convulsiones tónico-clónicas.

Fui admitida a la UCI y pasé los siguientes 9 días en el hospital. Mis colegas y esposo fueron testigos del ataque. Luego de la crisis todos me dijeron cuán preocupados estaban al no saber lo que iba a pasar conmigo.

La secuela fue una montaña rusa emocional. Tenía mucho miedo y gran ansiedad. Estaba triste y lloraba mucho, especialmente esos primeros días con mi bebé. Me sentía nostálgica, tenía ataques de pánico, y no era capaz de sostener a mi hijo o ducharme sin supervisión, en caso que tuviese otra convulsión. No pude conducir durante 6 meses. Como profesional de la salud, no podía creer que esto me había sucedido. ¡Fue un tiempo muy aterrador! Ahora, por fin, 7 meses después del parto, he tenido una recuperación casi completa.

Mi mensaje a las mujeres es que deben educarse y conocer los signos y síntomas de la preeclampsia:

  • Altos niveles de proteína en la orina
  • Cambios en la visión; visión borrosa; ver manchas
  • Dolores de cabeza severos
  • Aumento de la hinchazón de los tobillos, manos y pies
  • Aumento de peso de más de 5 libras en una semana
  • Dificultad al respirar, falta de aliento o jadeo
  • Náuseas después de la mitad del embarazo

Y esto es lo que pueden hacer para reducir su riesgo de desarrollar preeclampsia:

  • Acudir a todas sus citas prenatales
  • Hablar con su médico acerca de su riesgo de preeclampsia
  • Medir su presión arterial y su peso regularmente y ponerse en contacto con su médico inmediatamente si el peso y la presión aumentan repentinamente
  • Conocer el historial médico familiar, especialmente de embarazos, presión arterial alta y de enfermedades del corazón
  • Comer bien, hacer ejercicio regularmente y mantener un peso saludable

Por desgracia, no sabemos cómo evitar la preeclampsia, pero estar conscientes de los síntomas, tener una buena relación y comunicación con su equipo de atención médica, y conocer su cuerpo, pueden ayudar a detectar la preeclampsia temprano, lo que puede ayudar a salvar la vida de las madres y los bebés. Las mamás también deben saber que la preeclampsia es un factor de riesgo para desarrollar enfermedades del corazón dentro de 5 a 15 años después de la preeclampsia, y que las mujeres afroamericanas e hispanas tienen un riesgo mayor de desarrollar preeclampsia. Asegúrese de informar a su médico si usted tiene este factor de riesgo. Además, para controlar su salud cardíaca, le deben hacer revisiones en los años después de haber tenido preeclampsia. Para obtener más información sobre la preeclampsia visite www.preeclampsia.org/es.”

 

Cómo lidiar con sus sentimientos si su bebé está en la NICU

25 de marzo, 2016 por Azalia

2012d010_0213frIntern2_zps7d378a07

Cuando un bebé nace prematuro o enfermo, es probable que tenga que pasar cierto tiempo hospitalizado. Es la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (NICU o UCIN) donde el bebé permanece hasta que logra recuperarse. No es fácil lidiar con este reto. Puede que esté confundida y que esto le tome por sorpresa.

Mientras su bebé está en la NICU o UCIN es perfectamente normal que sus sentimientos varíen de un momento a otro, como si estuviera en una montaña rusa. Además de la preocupación por su bebito, sus obligaciones de la vida diaria continúan.

• Llore cuando necesite hacerlo. Exprese su dolor y sus frustraciones. Esto le permite desahogarse para poder recuperar sus fuerzas.
• Establezca dentro de lo posible una rutina para tener tiempo de visitar al bebé y atender su familia. No dude en pedirles a sus amistades y a la familia que le ayude en labores específicas.
• Hable con su consejero espiritual, como el sacerdote, pastor o imam. La oración y la meditación les ayuda a algunas personas a encontrar sosiego.
• Mantenga un diario. Esto le ayuda a desahogarse pero también a ver el progreso que su bebé hace día a día.
• Cuídese a usted misma. Haga una caminata al aire libre, trate de alimentarse bien, hable con una amiga o persona que la pueda apoyar.
• Comparta con su pareja sus sentimientos. Él también está preocupado pero tal vez tema mostrar debilidad. Apóyense mutuamente.

Sobre todo, y esto es sin duda lo más importante, celebre cada logro de su bebé. Tómele fotos y disfrute de su bebé, inclusive en estos momentos de incertidumbre y ansiedad.

Su bebé prematuro y sus otros hijos

13 de noviembre, 2015 por Azalia

2011d010_0308frcr_zpsde740b4b

Tener un bebé prematuro va a consumir mucho de su tiempo y energía. Dependiendo de la edad del resto de sus hijos, pueden reaccionar de distintas maneras. Si su bebé prematuro está en el hospital o la NICU (unidad de cuidado intensivo neonatal), sus hijos pequeños les preocuparán más estar separados de sus padres. Los niños más grandes quizás estén preocupados por el bebé. Para que la situación no sea tan abrumadora, conviene que los padres pasen momentos especiales con sus otros hijos y les expliquen lo que está sucediendo con su hermanito. Si sus hijos están más tranquilos y sobrellevan bien la situación, ustedes también podrán soportar mejor la experiencia.

  • Traten de dedicarles un momento especial cada día a sus otros hijos. Los encuentros breves pero significativos, como abrazarse mientras leen un cuento antes de irse a dormir, preparar el desayuno juntos o cantar canciones en el auto les ayudará a sus hijos a entender que ustedes los aman.
  • Sean honestos con sus hijos. Quizás los niños tengan muchas preguntas, pero no sepan cómo hacerlas. Explíquenles a los niños lo que sucede con el hermanito en palabras sencillas que puedan entender. Por ejemplo, pueden decirles que el bebé es demasiado pequeño o está muy enfermo como para regresar al hogar y debe permanecer en el hospital hasta que sea más grande y más fuerte. Explíquenles también que ustedes deben estar fuera de la casa más de lo habitual para acompañar al bebé en la NICU.
  • Díganles a los niños que a veces los verán apenados o llorando porque están preocupados por el bebé, pero no porque estén molestos por algo que ellos hayan hecho.
  • Traten de mantener la rutina diaria de sus hijos para que la situación sea lo menos estresante posible para ellos. Si ustedes no pueden hacerlo,  pídanle a un pariente o persona favorita de los niños que los acompañen en el parque o en otras actividades que sus hijos disfruten.
  • Calmen las ansiedades de sus hijos. Algunos niños temen que los padres no los amarán tanto ahora que el bebé ha llegado. Tranquilícenlos de que no es así y hablen de las cualidades de cada niño que hacen que sean personas tan especiales y únicas. Cerciórense de que sus hijos entiendan que nada de lo que han hecho o sentido es la causa de la enfermedad del bebé. Algunos niños también temen que tendrán que ir a la NICU si se enferman.
  • Explíquenles que sólo los bebés enfermos necesitan los cuidados especiales de la NICU y no los niños fuertes y grandes como ellos.

El método canguro

9 de noviembre, 2015 por nacersano

Canguro

¿Sabía que el método canguro puede tener varios beneficios para su salud y la de su bebé? Es particularmente beneficioso si su bebé nació prematuro y se encuentra en una unidad de cuidados intensivos neonatales (NICU).

Este método, también conocido como el contacto o cuidado piel a piel, puede ayudar a su bebé a:

  • Mantener el cuerpo caliente.
  • Estabilizar la frecuencia cardíaca y respiratoria.
  • Dormir mejor.
  • Estar más tiempo tranquilo cuando está despierto y menos tiempo llorando.
  • Tener más probabilidades de amamantar.

Por igual, puede ayudarles a las madres a aumentar la producción de leche materna, reducir su estrés, y formar un lazo afectivo con su bebé. Cabe mencionar que los padres también pueden participar usando este método.

Al practicar el método canguro:

  • Los padres pueden sostener a su bebé en pañales sobre su pecho (sin camisa).
  • Las madres pueden sostener al bebé entre sus senos.

Asegúrese de colocar una manta sobre la espalda del bebé para que no le de frío.

Si su bebé nació prematuro y desea usar el método canguro, es posible que se sienta algo nerviosa cuando intente sostenerlo (especialmente si su bebé es muy pequeño o está enfermo). Sin embargo, aunque su bebé esté conectado a una máquina, el método canguro es seguro y puede tener beneficios.

Hable con el personal de la NICU sobre las pólizas en relación con el método canguro. En algunos casos, la NICU posponen el método canguro hasta que el bebé está médicamente estable, pero otras lo utilizan desde el nacimiento del bebé.

Además de los beneficios físicos que el método canguro puede tener, existen también los beneficios emocionales. Sostener a su bebé piel a piel es una conexión única y algo especial que solo usted puede ofrecerle. Esto le brinda al bebé una intimidad que puede ayudar a mejorar su salud y bienestar. El método canguro tiene un efecto que sana en diferentes aspectos, tanto en usted como en su bebé.

Parto prematuro: ¿puede disminuir el riesgo de que vuelva a suceder?

2 de noviembre, 2015 por Azalia

nurse measuring blood pressure

No se sabe a ciencia cierta porqué ocurre el parto prematuro. Pero hay ciertos factores de riesgo que hacen que esto sea más probable. Un factor de riesgo es una razón conocida por la cual algo podría terminar mal. Algunos de los factores de riesgo son cosas que usted no puede cambiar, por ejemplo, haber tenido un bebé prematuro anteriormente. Pero hay otros factores de riesgo que usted puede controlar, como por ejemplo, dejar de fumar.

El riesgo de que tenga otro parto prematuro puede ser menos si:

  • Evita quedar embarazada demasiado pronto después de tener un bebé. Espérese por lo menos 18 meses entre el nacimiento del bebé y antes de quedar embarazada otra vez. De esta forma, su cuerpo tendrá tiempo de recuperarse. Si mantiene relaciones sexuales, y no está lista para quedar embarazada pronto, use un anticonceptivo. Consulte con su profesional antes de concebir de nuevo.
  • Controla ciertas condiciones de salud como alta presión arterial o diabetes. Consulte a su profesional antes de quedar embarazada otra vez. Pregunte qué tratamientos hay para sus problemas de salud.
  • Evita las infecciones durante el embarazo. Lávese las manos con agua y jabón después de ir al baño o de sonarse la nariz. Llame a su profesional si siente ardor cuando va al baño o si nota que tiene secreciones con olor fuerte o color raro (verde o muy amarillo). Protéjase al tener relaciones sexuales para no contraer una enfermedad de transmisión sexual.
  • Tiene un peso sano antes de quedar embarazada. Hable con su profesional sobre cómo lograr un peso sano antes del embarazo. Coma alimentos sanos y haga algo activo cada día. Cuando quede embarazada, hable con su profesional de la salud sobre cuánto peso debe aumentar durante el embarazo. Evite tener sobrepeso o estar baja de peso.
  • No fuma, bebe alcohol o usa drogas. Deje esto hábitos si cree que puede quedar embarazada. Aléjese de situaciones o lugares, como fiestas o bares, donde se vea tentada. Pregúntele  a su profesional si hay programas en su área que le ayuden a dejar estos hábitos.

Hable con su profesional de la salud sobre sus factores de riesgo. Aprenda lo más que pueda sobre lo que usted puede hacer para permanecer embarazada por más tiempo la próxima vez.