Beneficios de la lactancia materna para mamá y para el bebé

12 de julio, 2018 por Azalia

 

La leche materna es el mejor alimento para el bebé durante su primer año de vida. Contribuye a que su bebé crezca sano y fuerte. Pero la lactancia tambien tiene muchos beneficios para usted.

Beneficios para mamá

  • Ayuda a recuperarse luego del parto. Al amamantar se liberan hormonas que hacen que el útero se contraiga y pudiera disminuir la cantidad de sangrado posparto.
  • Más salud para usted. Las mujeres que lactan, tienen menos riesgo de padecer diabetes tipo 2, alta presión arterial, enfermedades del corazón, artritis reumatoides, colesterol elevado, cáncer del seno y de los ovarios.
  • Le ayuda perder el peso que ganó durante el embarazo. Al amamantar a su bebé usted puede quemar hasta unas 500 calorías adicionales cada día.
  • Sentirse realizada como mamá. La lactancia le presenta una oportunidad única de ofrecer a su bebé, alimento, salud, amor y establecer lazos afectivos y una conexión única con su bebé.
  • Conveniencia. Al salir de casa no tiene que preparar biberones y preocuparse de cómo calentarlos o mantenerlos a la temperatura correcta. Tampoco tiene que preocuparse por esto en las madrugadas cuando vaya alimentar a su bebé. Su leche está disponible y a la temperatura adecuada -todo el tiempo.
  • Ahorra dinero. La leche materna es gratuita a diferencia de la fórmula que puede costar cientos de dólares cada mes.
  • Proteger el ambiente. Cuando usted amamanta a su bebé produce menos desperdicios al ambiente, tales como plástico, envases vacíos de fórmula, etc.

Beneficios para su bebé

  • El sistema digestivo de su bebé se lo agradecerá. La leche materna es más fácil de digerir, por ello su bebé tendrá menos gas, estreñimiento y problemas con la alimentación. No tendrá que estar cambiando fórmulas, su leche es perfecta para su bebé.
  • Menos riesgo para su bebé del Síndrome de Muerte Súbita Infantil. Amamantar provee un factor protector para su bebé contra la muerte en la cuna.
  • La leche materna provee la alimentación de más alta calidad nutricional para su bebé. Provee tiene la cantidad óptima de grasas, proteínas, agua, minerales y nutrientes que su bebé necesita para crecer y desarrollarse.
  • Menos enfermedades para su bebé. La leche materna contiene anticuerpos que protegen a su bebé contra las infecciones de oído, diarrea, infecciones respiratorias y alergias, entre otras.
  • Es altamente beneficiosa para los bebés prematuros. La leche materna ayuda a reducir los riesgos de condiciones de salud a corto y largo plazo que pueden afectar a los bebés prematuros.
  • Seguridad, amor y protección. Al usted amamantar a su bebé, la cercanía a usted y el tiempo que pasan juntos hace que su bebé se sienta protegido, seguro y siente el amor que usted lo transmite. Es una experiencia verdaderamente única.

Poder ofrecer todos estos beneficios, para usted y su bebé, es algo verdaderamente maravilloso. Recuerde que si la lactancia es algo nuevo para usted y su bebé deben darse tiempo para que logren adquirir las destrezas necesarias para lograrlo con éxito. La práctica, paciencia, apoyo e información correcta serán claves para lograrlo. Confíe en su cuerpo y su bebé, ambos serán capaces de lograrlo.

Recientemente, es posible que haya escuchado en las noticias, informacion sobre la oposición de la delegación de Estados Unidos a una resolución para promover la lactancia materna en la Asamblea Mundial de la Salud. March of Dimes lanzó una declaración acerca de este mensaje (en ingles). Estamos consternados con la oposición de la delegación de los Estados Unidos a una resolución para promover la lactancia maternal en la Asamblea Mundial de la Salud. La leche materna es la opción más saludable para bebés y niños pequeños.

Cómo cuidar de sí misma mientras su bebé se encuentra en la NICU

22 de mayo, 2018 por Azalia

Tener un bebé en la unidad de cuidados intensivos neonatales (NICU, por sus siglas en inglés) puede ser muy estresante para usted y su familia. Hay tanto usted debe aprender acerca de su bebe y tantas incertidumbres. Es normal que usted se enfoque principalmente en las necesidades de su bebé, pero también debe pensar en sus propias necesidades. Cuidarse puede ayudarla a mantenerse sana y sentirse mejor. Sentirse bien es vital para poder ayudar a su bebé.

Cinco cosas que puede hacer para cuidarse mientras su bebé está en la NICU:

  • Mantenga una rutina diaria. Tener una rutina puede ayudarle a reducir el estrés. Todos los días concéntrese en hacer cosas que sean buenas para usted, cómo: comer alimentos saludables y comidas regulares, tomar una ducha relajante, beber suficiente agua y dormir bien por la noche.
  • Haga conexiones con otras familias de NICU en las clases de NICU, en el salón familiar o en el pasillo de NICU. Las familias de NICU pueden entender cómo usted se siente mejor que sus amigos y familiares, que no necesariamente están pasando por una experiencia similar.
  • Visite compartasuhistoria.org, la comunidad en línea de March of Dimes para familias. Aquí puede conectarse y compartir con madres y familias que tienen un bebé en la NICU. Puede encontrar apoyo de estos padres que están pasando por experiencias similares con sus bebés.
  • Considere tomar descansos de la NICU. Está bien hacer tiempo para usted y su familia. Recuerde, debe estar bien para poder ayudar a los demás.
  • Hable con un consejero. Los consejeros son profesionales especializados en salud mental. Hablar con un consejero puede ayudarle a sobrellevar sus sentimientos. Un consejero puede ser alguien del personal de la NICU o un trabajador social. El personal de la NICU o su proveedor de cuidados de la salud pueden ayudarla a encontrar un consejero.

Para obtener más información sobre la NICU y cómo cuidarse a usted y a su bebé, visite nacersano.org

Bebé prematuro: Guías de seguridad para asiento infantil para el auto

15 de marzo, 2018 por Azalia

¡Este es un momento emocionante! Su bebé ha sido dado de alta de la unidad de cuidados intensivos para recién nacidos (también llamada NICU, por sus siglas en inglés) y está listo para regresar a su hogar. Ahora debe asegurarse de que su bebé llegue a casa seguro. La ley exige que use un asiento infantil para el auto cuando transporte a su bebé a casa desde el hospital. Sin embargo, el estándar de seguridad del gobierno federal para el asiento para el auto no tiene un límite de peso mínimo ni tiene en cuenta las necesidades especiales de un bebé prematuro. Obtenga información sobre cómo mantener a su bebé seguro mientras viaja en su asiento para el automóvil antes de que su bebé sea dado de alta del hospital. Aquí hay algunos consejos que pueden ser de ayuda.

Tenga presente estos consejos al elegir un asiento para su bebé prematuro o de bajo peso al nacer:

  • Escoja un asiento de seguridad que sea sólo para bebés y que tenga un sistema de arnés de tres o cinco puntos. También son buenos los asientos de seguridad convertibles con un sistema de arnés de punto a punto.
  • No escoja un asiento con protector, almohadilla abdominal o apoyabrazos. Es posible que el bebé tenga dificultades para respirar detrás del protector o que pueda lastimarse la cara y el cuello si el auto frena abruptamente, o en caso de accidente.
  • Los mejores son los asientos de seguridad con la distancia más corta entre la correa de la entrepierna y el respaldo del asiento. Idealmente, elija uno que tenga una distancia de correa de la entrepierna al respaldo de 5 ½ pulgadas. De esta forma, el bebé no se deslizará de pies hacia adelante por debajo del arnés. También puede colocar un pañal de tela o manta enrollado entre la correa de le  entrepierna y su bebé
  • También son buenos los asientos con ranuras múltiples en las correas del arnés. Ofrecen más opciones que otros asientos y son mejores para los bebés pequeños que están creciendo. Conviene elegir un asiento con una correa de arnés que pueda colocarse a la altura de los hombros del bebé o por debajo.

Cómo colocar al bebé en el asiento para el auto

  • Coloque al bebé de forma que él mire hacia atrás. Se le debe colocar en esta posición hasta que alcance el mayor peso y estatura  permitidos por el fabricante para el asiento de seguridad.
  • Coloque al bebé de forma que las nalgas y espalda estén apoyadas en forma recta contra el respaldo del asiento. El arnés debe calzar ajustadamente. La hebilla de retención debe estar en la mitad de la distancia entre el cuello y el estómago del bebé. La hebilla no debe estar en el abdomen ni frente al cuello.
  •  Use sólo el sistema de apoyo para la cabeza que viene con el asiento de seguridad. Evite apoyacabezas que se venden por separado. Si el bebé es muy pequeño y necesita más apoyo para la cabeza y el cuerpo, coloque mantas enrolladas a ambos lados del bebé.

Otros consejos de seguridad

  • Al colocar el asiento de forma que mire hacia atrás, reclínelo a 45 grados, o según como lo indiquen las instrucciones del fabricante. Si aun así la cabeza del bebé se cae hacia delante, coloque una manta enrollada ajustadamente o un “noodle” (cilindro largo de gomaespuma para la piscina) debajo del asiento de seguridad.
  • Jamás coloque un asiento que mira hacia atrás en el asiento delantero para pasajeros del vehículo.
  • Recuerde que el lugar más seguro para los niños en el auto es el asiento de atrás.
  • Cuando sea posible, pídale a otro adulto que se siente atrás junto al bebé, quien está en el asiento de seguridad. Si no hay otro adulto con usted, tenga en cuenta que posiblemente deba detener el auto en un lugar seguro para asistir al bebé, en especial si suena la alarma de un monitor.
  • Jamás deje al bebé solo en un asiento de seguridad, ya sea adentro o afuera del auto.
  • Evite dejarlo en el asiento de seguridad durante períodos largos para prevenir problemas de respiración. Es mejor usar el asiento de seguridad sólo para viajar en el auto.

Si desea información sobre cómo instalar el asiento, lea el artículo “Asientos infantiles de seguridad para el auto“.

Semana Nacional de Vacunación contra la Influenza

4 de diciembre, 2017 por Azalia

Del 3 al 9 de diciembre dedicamos la Semana Nacional de Vacunación contra la Influenza (NIVW) a crear conciencia de la importancia de la vacunación para evitar complicaciones y la propagación de la influenza. 

La influenza es una enfermedad viral respiratoria muy contagiosa. Este virus puede causar una enfermedad leve o grave y en ocasiones puede llevar a la muerte. La temporada de la influenza comienza en octubre y termina en mayo. Eso quiere decir que son los meses donde hay más posibilidad de enfermarse. La influenza es una enfermedad seria, especialmente para las mujeres embarazadas y para los bebés. Todavía está a tiempo para vacunarse.

¿Cómo puede protegerse?

La mejor forma de protegerse es vacunándose contra la influenza. La vacuna de la temporada pasada no protege contra la influenza o gripe de esta temporada, por esto debe vacunarse cada año. Todas las mujeres embarazadas deben recibir la vacuna contra la influenza.

¿Quiénes deben vacunarse?

Las mujeres embarazadas, las que amamantan, las que acaban de tener un bebé, las que planifican quedar embarazada y los bebés de 6 meses o más deben vacunarse.

¿Es seguro recibir la vacuna contra la influenza durante el embarazo?

Es seguro para la mayoría de las mujeres embarazadas recibir la vacuna contra la influenza. Avise a su profesional de la salud si tiene cualquier alergia severa o ha tenido una reacción alérgica a una vacuna contra la influenza. Sí. Todas las embarazadas deben recibir la vacuna contra la influenza.

¿Qué tan seria puede ser la influenza?

Las complicaciones de salud causadas por la influenza, como la neumonía, pueden ser graves e incluso mortales, en especial si está embarazada. Es más probable que las embarazadas con influenza tengan un parto prematuro y que el bebé nazca prematuro que aquellas que no se enferman. También la influenza puede ser perjudicial durante el embarazo porque el embarazo afecta su sistema inmunitario.

Otra razón por la cual enfermarse con la influenza es peligrosa en el embarazo es que sus pulmones necesitan más oxígeno, en especial durante el segundo y tercer trimestre. Su abdomen en crecimiento pone presión sobre sus pulmones haciéndolos trabajar más arduamente en un espacio más pequeño. Es posible que se sienta con falta de aliento en ocasiones. Su corazón también está trabajando mucho. Está ocupado suministrando sangre a usted y a su bebé. Todo eso significa que su cuerpo está estresado durante el embarazo. Ese estrés en el cuerpo puede crearle más riesgo de contagiarse la influenza. Si está embarazada o tuvo un bebé en las últimas 2 semanas, corre más riesgo que otras mujeres de padecer graves problemas de salud por la influenza.

En los niños pequeños la influenza puede ser muy peligrosa, especialmente los que tienen problemas de salud como el asma, las enfermedades del corazón o diabetes. Para proteger a los bebés menores de 6 meses de la influenza las personas que los cuidan y estén en contacto con ellos deben estar vacunadas. Usted también protege a su bebé al transmitirle inmunidad cuando se vacuna durante el embarazo. Especialmente en esos primeros 6 meses de vida cuando el bebé no puede recibir la vacuna. En los EE.UU. se registraron más de 100 muertes pediátricas a causa de la influenza en la temporada anterior.

 

Las visitantes, las salidas, y su bebé prematuro

20 de noviembre, 2017 por Juviza

Cuando un bebé nace prematuro y ha estado en la unidad de cuidados intensivos neonatales (NICU), es normal que sus familiares y amistades se sientan emocionados y deseen visitar después del alta de la NICU. ¡Todos están listos para conocer este nuevo miembro de la familia! Sin embargo, aunque usted se sienta emocionada, es normal también sentir preocupación sobre el bienestar de su bebé y la exposición a los gérmenes. Pero hay ciertas cosas que usted puede hacer para mantener a su bebé sano. Mire esta lista de recomendaciones:

  • No deje que los adultos o niños enfermos, con fiebre o expuestos a enfermedades se acerquen a su bebé. Cualquier adulto que tendrá contacto con su bebé debe recibir la vacuna contra la pertussis o tos ferina. También es recomendable que los adultos hayan recibido la vacuna contra la influenza.
  • Pídales a los visitantes a que se laven las manos antes de tocar al bebé. El lavado de manos es muy importante para evitar el contagio de infecciones.
  • Puede limitar la cantidad de visitantes a su casa. En vez de tener varios grupos (como amigos y familia) a la misma vez visitando, puede pedirle que lleguen de visita ciertos días de la semana.
  • No lleve al bebé a lugares con mucha gente, como centros comerciales y supermercados. Si necesita salir con su bebé a estos lugares, trate de ir durante un horario donde no haya mucha gente.
  • No permita que nadie fume en su hogar o cerca de su bebé. Los niños expuestos al humo de segunda mano corren más riesgo que otros niños de tener problemas de salud.

Esto no significa que usted no puede invitar a familiares o amistades a su casa, o que usted se tiene que quedar en su casa los primeros meses después que el bebé llegue a la casa. Usted puede sacar al bebé de paseo si el clima esta agradable o ir a visitar a amigos u otros familiares. Pero, asegúrese de evitar visitar casas donde las personas fuman o donde hay adultos o niños enfermos con fiebre u otras infecciones contagiosas.

Parto prematuro y la NICU: una experiencia personal

13 de noviembre, 2017 por Juviza

Día a día leo y respondo a decenas de preguntas sobre la concepción, el cuidado prenatal, y los cuidados que se deben tener durante el embarazo. Pero también respondo a muchas preguntas sobre complicaciones del embarazo, como el parto prematuro. Cuando me enteré que estaba embarazada el año pasado, me sentía muy informada y preparada. Sin embargo como toda mamá primeriza tenía algunas preocupaciones y ansiedades en las primeras semanas.

Aunque la primer mitad de mi embarazo fue libre de complicaciones, desafortunadamente, a las 23 semanas de embarazo, durante una visita prenatal de rutina, mi ginecólogo me informó que había una irregularidad con la medida de mi cuello uterino (cuello uterino corto). Me dijo que era necesario mantener reposo y usar progesterona para poder mantener mi embarazo sano. Lamentablemente tener el cuello uterino corto es un factor de riesgo para el parto prematuro.

Durante una visita de control prenatal el equipo médico me informó que iban a necesitar inducir mi parto. Sospechaban que había tenido ruptura prematura de membranas pretérmino (PPROM, por sus siglas en inglés). Notaron que el nivel de líquido amniótico estaba muy bajo. Tenía 34 semanas y 1 día de embarazo. Mi hijo, Theodore (Theo), nació el día siguiente, 22 de noviembre, pesando 4 libras y 14 onzas.

Aunque pude tenerlo en mis brazos por unos 10 minutos después del parto en la sala de recuperación, se lo llevaron a la unidad de cuidados intensivos neonatales (NICU, por sus siglas en inglés) para hacerle exámenes y ponerlo en la incubadora. Theo nació con niveles muy altos de bilirrubina (ictericia) y problemas para controlar la temperatura del cuerpo. Aun sabiendo que estaba en buenas manos y recibiendo el tratamiento necesario, sentí tristeza.

Cuando vi a mi hijo en la NICU por primera vez sentí tantas emociones. Él estaba en la incubadora, con las bililuces y una pequeña aguja en su mano donde recibía glucosa y otros nutrientes para la alimentación por vía intravenosa. Unos días después le pusieron un tubito por la nariz para alimentarlo con leche materna. Él todavía no tenía suficiente fuerza para chupar y tragar por su propia cuenta. La buena noticia es que no tuvo problemas respiratorios.

A pesar de la circunstancias, estaba determinada a practicar el método canguro (contacto piel a piel) y darle leche materna a mi hijo. Dado que Theo todavía estaba aprendiendo a succionar y tragar bien, yo usaba un sacaleches para extraerme la leche materna. El método canguro es particularmente beneficioso cuando un bebé nace prematuro y se encuentra en la NICU. Ayuda al bebé mantener el cuerpo caliente, los ayuda a dormir mejor, y ayuda con los lazos entre mamá y bebé.

Tener que dejar a nuestro hijo y no tenerlo en casa fue una experiencia muy dolorosa para mi esposo y yo. Todas las mañanas nos íbamos para la NICU temprano y regresábamos a casa en la noche solo para comer y dormir. Me extraía la lecha cada 2 a 3 horas y almacenaba la lecha para el siguiente día. Theo permaneció en la NICU un total de 10 días desde su nacimiento hasta el alta. El día que lo llevamos a casa fue unos de los días más felices de nuestras vidas.

El mes de noviembre siempre será especial para mí. En exactamente 9 días Theo cumple su primera añito. Es un niño saludable, curioso, independiente, y muy sociable que con solo una sonrisa y su mirada hace que se le derrita el corazón a cualquiera. Es increíble cómo pasa el tiempo.

Noviembre también el Mes del Nacimiento Prematuro. Por muy abrumadora que fue la experiencia de tener un parto y nacimiento prematuro, me siento aún más conectada con la misión de March of Dimes, con todas las mujeres y familias que comparten su historia, y con todos que luchan y crean conciencia sobre el nacimiento prematuro.

El bebé prematuro y el reflujo

10 de noviembre, 2017 por Azalia

El reflujo es común en los bebés prematuros. El reflujo ocurre cuando ocurre el contenido del estómago del bebé vuelve a salir del estómago, sube por el esófago (en lugar de bajar) y se devuelve por la boca. El esófago es el tubo que conecta el estómago y la boca del bebé. En la mayoría de los bebés el reflujo (también conocido como reflujo gastroesofágico o GERD, por sus siglas en inglés) se alivia luego del primer mes.

Es probable que si su bebé estuvo en la NICU, las enfermeras le habrán mostrado cómo alimentarlo y en qué posición colocarlo para que escupa y devuelva lo menos posible. Estas sugerencias le pueden ser útiles:

  • Sostenga al bebé verticalmente al alimentarlo.
  • Alimente a su bebé con menos cantidad y mayor frecuencia.
  • Haga eructar al bebé con frecuencia, en especial si le da biberón.
  • Pruebe una tetina distinta en el biberón para que el bebé trague menos aire.
  • Mantenga al bebé inmóvil después de darle de comer.

Si su bebé es alimentado con fórmula y devuelve más de lo usual, es posible que el profesional de la salud le sugiera que añada una pequeña cantidad de cereal para bebés para espesar la fórmula. Siempre hable con su profesional de la salud antes de espesar la fórmula de bebé.

Póngase en contacto con el profesional de la salud de su bebé si observa lo siguiente:

  • Lo que el bebé devuelve es de color amarillo o verde brillante.
  • La cantidad devuelta es bastante grande.
  • El bebé se arquea o llora al comer.
  • El bebé vomita con gran fuerza (propulsa la comida como proyectil).
  • El bebé no quiere comer o se siente irritable.

 

Tuve un parto prematuro, ¿puedo reducir mi riesgo de que ocurra nuevamente?

8 de noviembre, 2017 por Juviza

Cualquier mujer puede tener un parto y bebé prematuro aunque haya hecho todo bien durante el embarazo. Sin embargo, algunas mujeres corren más riesgo que otras de que esto le suceda. Desafortunadamente, haber tenido un parto y bebé prematuro en el pasado (historial de parto prematuro) es un factor de riesgo. Pero, la buena noticia es que hay ciertas cosas que puede hacer para reducir el riesgo de tener un bebé antes de tiempo otra vez.

A continuación, le presentamos recomendaciones que le pueden ser muy útiles:

Espere al menos 18 meses entre dar a luz y quedar embarazada otra vez. El tiempo demasiado corto entre embarazos aumenta su riesgo para el parto y nacimiento prematuro. Cuanto más corto sea el tiempo entre embarazos, mayor es su riesgo. Use un anticonceptivo confiable hasta que esté lista para quedar embarazada otra vez.

Si tuvo problemas en el cuello uterino, como el cuello uterino corto o insuficiencia cervical (cuello uterino incompetente), hable con su profesional. Ciertos tratamientos, como la progesterona vaginal y el cerclaje, le pueden ayudar a mantener el embarazo por más tiempo si tuvo uno de estos problemas.

Cuide de cualquier condición de salud crónica que tenga. Si padece de diabetes o presión alta, es importante mantenerlas bajo control. Hable con su profesional sobre el mejor tratamiento para éstas.

Pida información sobre las inyecciones de progesterona. Estas inyecciones son de un tipo de progesterona que pueden ayudar a prevenir el parto prematuro si usted: 1) tuvo un parto prematuro espontáneo antes, cuando estuvo embarazada de un solo bebé, y 2) está embarazada de un solo bebé. “Espontáneo” significa que el trabajo de parto comenzó solo (no fue inducido o provocado) o si la bolsa se le rompió antes de tiempo.

No fume, no beba alcohol, no use drogas ilegales y no se abuse de medicamentos recetados. Pregunte a su profesional de la salud qué programas pueden ayudarle a dejar esos hábitos.

Protéjase de las infecciones. Hable con su profesional sobre las vacunas que pueden protegerle de ciertas infecciones.

Lo ideal es hacerse un chequeo preconcepcional (antes de quedar embarazada) para discutir sus preocupaciones con su profesional. Esto le dará la oportunidad de hacerle preguntas específicas y preguntar sobre los factores de riesgo que tenga. Si no logra hacer esto, vaya a su primer chequeo de cuidado prenatal en cuanto piense que está embarazada. Durante el embarazo, acuda a todos sus chequeos de cuidado prenatal, aunque se sienta bien. El cuidado prenatal ayuda a su profesional a asegurarse de que usted y su bebé están sanos.

Queremos que todos los bebés celebren su primer añito

15 de septiembre, 2017 por Azalia

Cuidar de su bebé es su prioridad. Ayudarle a lograr esto es nuestra meta. Los bebés son particularmente frágiles en su primer año de vida. La salud de su bebé comienza con un embarazo sano. Conozca los factores que impactan la sobrevivencia de un bebé en su primer año y tome medidas para ofrecerle seguridad y protección.

Cuidado de salud antes y entre embarazos

  • Visite a su profesional de la salud regularmente. Póngase vacunas o refuerzos que necesite, revise su azúcar en sangre, presión arterial, tiroides, etc. Hable sobre el uso de anticonceptivos confiables.
  • Mantenga un peso sano. Si aún no ha podido perder los kilos que ganó en su último embarazo, póngase como meta perder peso, especialmente si planifica tener más bebés.
  • Evite fumar, beber alcohol excesivamente o las drogas ilegales.
  • Una vez embarazada, reciba cuidado prenatal temprano. Esta es una de las mejores formas de proteger su salud y la de su bebé.

Aprenda como reducir el riesgo de la muerte súbita del infante

No fume, ni permita que otros fumen cerca de usted

  • Fumar se relaciona a muchos problemas de salud, incluyendo el parto prematuro, los defectos de nacimiento y la Síndrome de Muerte Súbita Infantil o muerte en la cuna. Lo mejor es que la mujer no fume, antes, durante o después del embarazo.
  • Evite el humo de segunda mano. No permita que otros fumen cerca de usted.
  • Si necesita ayuda para dejar de fumar visite o llame a smokefree.gov (1-800-quit-now).

Nacimiento Prematuro

Las causas del parto prematuro son inciertas hasta en la mitad de los embarazos. El nacimiento prematuro, es a su vez una de las causas principales de la muerte infantil en el primer año, por ello usted debe conocer si hay algo que usted puede hacer. Principalmente, reconocer las señales del parto prematuro y actuar con prontitud si ocurren.

Si usted presenta aunque sea uno de los siguientes síntomas o señales, y tiene menos de 37 semanas de embarazo debe visitar a su profesional de la salud  lo antes posible:

  • Cambio en su flujo vaginal (acuoso, mucoso o con sangre) o más flujo vaginal de lo usual
  • Presión en su pelvis o bajo vientre, como que su bebé empuja hacia abajo
  • Dolor leve y constante en la espalda baja
  • Dolor de vientre con o sin diarrea
  • Contracciones regulares o frecuentes que hacen que su vientre se ponga duro como un puño. Las contracciones pueden o no causar dolor.
  • Rompe fuente

Por último, si su embarazo es sano, es mejor que la mujer permanezca embarazada hasta que el parto comience por sí solo. Durante las últimas semanas del embarazo suceden cosas increíbles, por ejemplo, el cerebro de su bebé crece mucho y establece las conexiones necesarias para la coordinación y el aprendizaje. Los pulmones de su bebé también están creciendo y se están desarrollando, al igual que otros órganos importantes.

Tenga cuidado con ciertos medicamentos para el dolor

29 de junio, 2017 por Azalia

codeina, morfina, oxicodona

Si usted tuvo una lesión o tuvo una operación recientemente es posible que su doctor le recete una medicina para el dolor. Un ejemplo son los opioides, que incluyen la codeína, fentanilo, morfina y oxicodona. Estos medicamentos son muy adictivos, por ejemplo la heroína es un opioide.

Según datos recientes, un número significativo de mujeres en edad reproductiva usan este tipo de medicamento. Esto puede ser un problema si la mujer queda embarazada mientras está tomando estos medicamentos ya que aumentan los riesgos de problemas para el bebé. Cuando una mujer usa este tipo de medicamentos (opioides) en el embarazo puede causar los siguientes problemas a su bebé:

El mejor consejo a seguir es que si usted no está embarazada y necesita tomar un opioide, use un anticonceptivo efectivo hasta que esté lista para quedar embarazada. Mientras no sea necesario lo mejor es que calme su dolor con un medicamento que no cree adición. Hable con su profesional de la salud si usted cree que se necesita ayuda para dejar de la adición a este tipo de medicamentos. No sienta vergüenza si esto ocurre, pero tome acción de inmediato. También puede comunicarse con: