Archivos del weblog

Qué es la parálisis cerebral

19 de Agosto, 2016 por Azalia

Pediatrician with baby

La parálisis cerebral es un grupo de trastornos que afecta las partes del cerebro que controlan los músculos. Ocurre cuando hay daño en el cerebro del bebé, ya sea en el útero, durante el parto o inmediatamente luego del parto.  En muchos niños, no se sabe la causa exacta de la parálisis cerebral.

El daño cerebral puede ser en diferentes grados de leve, moderado o severo. Las personas con parálisis cerebral suelen tener problemas con el movimiento de su cuerpo, la postura (pararse derecho), el equilibrio, la coordinación entre otros. Por ejemplo, en un bebé se pueden ver  problemas al voltearse, no puede poner sus manos juntas, estira solo una mano para alcanzar un objeto y mantiene la otra cerrada en un puño, entre otros. Otros problemas que se pueden detectar más adelante son los de aprendizaje, de la visión, del habla o de la audición. Pero cada caso es muy diferente. El profesional de la salud puede ayudarle a entender en detalle la condición de su bebé y explicarle qué esperar en términos de desarrollo físico, aprendizaje, comunicación, cuidado personal e interacción con otras personas.

La parálisis cerebral usualmente se diagnostica en la mayoría de los niños para cuando tienen 2 años de edad. Esta condición no progresa, quiere decir que no empeora, pero tampoco se puede curar. Hay tratamientos que pueden ayudar, como la terapia física y ocupacional, algunos medicamentos, entre otros. Estos tratamientos ayudan a hacer la condición más manejable y a mejorar la calidad de vida de la persona.

Si los padres de un bebé notan que su bebé muestras dificultades con sus movimientos, el tono muscular es muy rígido o muy flácido entre otros problemas, pueden sospechar que algo no marcha bien y comunicárselo al pediatra. Esto no quiere decir que el bebé tiene parálisis cerebral, pero son señales de alerta.

El diagnóstico de la parálisis cerebral suele suceder en tres pasos.

  1. Monitoreo del desarrollo. El profesional de su bebé chequea el crecimiento y desarrollo a lo largo del tiempo. Si su bebé muestra señales y síntomas de parálisis cerebral, el profesional recomienda exámenes diagnósticos del desarrollo.
  2. Exámenes diagnósticos del desarrollo. Estos exámenes determinan si hay retrasos del desarrollo, como los problemas de movimiento. La Academia Americana de Pediatría recomienda someter a todos los niños a los exámenes de diagnóstico del desarrollo durante las visitas de rutina para bebés a los 9, 18 y 24 o 30 meses de edad.
  3. Evaluaciones del desarrollo y médicas. Si los resultados de los exámenes de diagnóstico de su bebé no son normales, el profesional recomienda las evaluaciones del desarrollo y médicas. Estas pueden ser conducidas por el profesional de su bebé o por un neurólogo de niños. Este es un médico con capacitación especial en tratar trastornos del cerebro en bebés y niños.

No se demore en hablar con el pediatra si nota señales de advertencia en su bebé.

Lactancia: qué hacer cuando hay dificultades

17 de Agosto, 2016 por Azalia

Mom calming crying baby

Antes de comenzar a amamantar a mí bebé había leído bastante sobre la lactancia. Aprendí mucho, pero no fue hasta que lo practiqué que realmente supe cómo hacerlo. Lactar al bebé es una destreza que requiere práctica. Y como toda principiante, tuve algunas dificultades, pero con la práctica y con algunos buenos consejos pude resolverlos y lactar con éxito, ¡por dos años y medio!

Hoy día tenemos mucha información y ayuda disponible en línea, por teléfono y de forma convencional- hablando con un consultor en lactancia o una mamá experta, entre otros. No se desanime y siga leyendo, verá que cada situación tiene una solución.

Pecho cogestionado o demasiado lleno. Es normal que haya momentos en los cuales sus senos se llenen de leche. Pero si es demasiado, estos se van a agrandar o a sentir congestionado. Pudieran sentirse sensibles o que le molestan. Esto le indica que debe amamantar o sacarse la leche, si su bebé no está consigo. Cuando logre vaciarlos, la molestia debe desaparecer. Si pasa tiempo lejos de su bebé considere usar regularmente un saca leche, para aliviar la congestión. Pero lo ideal es pueda amamantar, trate de no saltarse ninguna toma de leche de su bebé. Tome una ducha tibia o ponga unos paños tibios en los senos para ayudarle a expresar l aleche. Luego de amamantar debe ponerse unos paños fríos.

Dolor en los pezones. Esto puede ser común, especialmente los primeros días que está amamantando. Si sus pezones están agrietados es posible que deba cambiar la posición en la cual está amamantando. Asegúrese que su bebé se ha prendido correctamente. Si no lo está, debe separarlo (usando su dedo meñique para romper la succión del bebé) y volver a posicionarlo. Coloque unas gotas de leche materna en sus pezones, esto le ayudará a cicatrizarlos. Pregunte a su médico si puede usar cremas que venden para los pezones, que son compatibles con la lactancia.

Ductos tapados. Cuando esto ocurre los pechos se sienten muy duros en un área específica, enrojecidos o irritados. También puede sentir que no se vacían, aun cuando está lactando. Póngase una toalla húmeda con agua caliente o tome una ducha en agua tibia. Cuando amamante comience con el pecho que le molesta, aunque se sienta incomodo es importante que siga lactando para que se destape el ducto. Dese un masaje en el área que se siente dura mientras lacta. Trate de extraerse un poco de leche de forma manual. Hable con el médico si le da fiebre, escalofríos o mucho dolor.

Mastitis. Esto es una infección que puede ocurrir a consecuencia de tener los ductos tapados, no haber podido amamantar o si sus pechos están congestionados. Usted puede sentir un área muy sensible y dura, que se siente caliente y puede estar enrojecida. Además puede darle fiebre, escalofríos o dolor. En estos casos debe llamar al médico, es posible que le haga falta tomar un antibiótico. Usted debe seguir amamantando, la mastitis no afecta a su bebé o la leche, al contrario le ayuda a eliminar la infección. Evite usar un sostenedor muy ajustado.

No sé quede con dudas, ni se dé por vencida si tiene dificultades. Usted puede comunicarse con la Línea de Asistencia Nacional sobre la Lactancia Materna. Ellos hablan en español y pueden ofrecerle ayuda gratuita, con solo una llamada telefónica. Llame al 1-800-994-9662 y una experta podrá ayudarle.

Evite contagiarse por el citomegalovirus en el embarazo

8 de Junio, 2016 por Azalia

vacunas y su seguridad en el embarazo

El citomegalovirus es una infección común y no se considera peligrosa. Sin embargo para el bebé en el útero esta infección representa riesgos serios. Por ello las mujeres embarazadas deben cuidarse y evitar contagiarse con el citomegalovirus.

El citomegalovirus es una infección viral. Esto quiere decir que una vez usted la padece usted va a tener anticuerpos en su sangre por siempre. Los anticuerpos no son peligrosos para el bebé ni para usted. Simplemente es parte de la memoria que tiene su sistema inmunológico. Esto le ayuda a que no vuelva a padecer este virus en el futuro. Antes del embarazo usted se puede hacer una prueba para saber si alguna vez tuvo citomegalovirus.

Muchas mujeres tienen dudas cuando se hacen una prueba para el citomegalovirus y muestra que tiene anticuerpos. Mientras la infección no esté activa en el cuerpo, es decir es una infección del pasado, no hay peligro para el bebé. Pero si le hacen una prueba para detectar la presencia del virus (diferente a la prueba que mide anticuerpos), y se detecta el virus en la saliva, sangre, orina o fluidos corporales, esto puede ser peligroso para el bebé en el útero.

La mayoría de los adultos infectados con citomegalovirus no presentan síntomas y muchas veces no saben que han sido infectados. Cuando se presentan síntomas la persona puede tener: fiebre dolor de garganta, fatiga y glándulas inflamadas. Como esos son síntomas similares a otras enfermedades muchas personas no se dan cuenta que sean infectados con citomegalovirus.

Para usted proteger a su bebé del citomegalovirus, hágase una prueba para saber si tuvo el citomegalovirus en el pasado antes de quedar embarazada. Si usted nunca ha padecido esta enfermedad debe tomar ciertas medidas de precaución para evitar el contagio durante el embarazo. La infección se contrae de persona a persona al tener contacto con la saliva, orina y lágrimas de una persona infectada, usualmente un niño de 1-3 años. Las mujeres que trabajan con niños pequeños, como niñeras, enfermeras, y maestras de preescolares están a un riesgo mayor de enfermarse.

Siga estas medidas preventivas para evitar contagiarse con citomegalovirus:

  •  Lavarse las manos frecuentemente y luego de tener contacto  con la orina, saliva y secreciones nasales de niños pequeños.
  •  Lavarse las manos luego de cambiarle el pañal a un bebé, limpiarle la nariz y recoger los juguetes de niños pequeños.
  •  No besar a un niño pequeño en la boca.
  •  No compartir comida, cepillo de dientes, toallas, vasos ni utensilios con niños pequeños.

 

El VIH, el embarazo y cómo evitar el contagio al bebé

9 de Marzo, 2016 por Azalia

El VIH es una enfermedad de transmisión sexual. Es una terrible enfermedad, no tan solo por el estigma que lleva, sino porque afecta el sistema inmunológico del cuerpo causando otras condiciones muy serias como cáncer, tuberculosis, etc. Cuando esto sucede la persona sufre de SIDA, que es el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida.

A toda mujer embarazada se le debe hacer la prueba del VIH. Aunque esto puede causar temor, es mejor estar al tanto de si esta enfermedad existe o no. De los casos de VIH en niños, la gran mayoría ocurren por qué sus madres se lo transmitieron en el embarazo, parto o la lactancia. Conocer el estatus de la madre de VIH puede ayudar a evitar que un bebé se contagie. Los medicamentos anti vírales para el VIH son muy poderosos y ayudan a evitar el contagio del VIH de las madres a sus bebés.

Los estudios muestran que se puede reducir la probabilidad de que una mujer le transmita el VIH a su bebé si tiene una cesárea, en vez de un parto vaginal, antes de que comience el parto y se rompa la fuente de agua. El Servicio de Salud Pública de EE.UU. y la Asociación Americana de Obstetras y Ginecólogos recomiendan que los profesionales ofrezcan a las mujeres con VIH una cesárea a las 38 semanas completas de embarazo.

Muy pocas veces las personas que tienen VIH tienen síntomas. Las mujeres están a mayor riesgo de contagio del VIH que los hombres. Por esa razón usted debe observar las siguientes precauciones:

  • Siempre use un condón al tener sexo con un hombre.
  • Si usted y su pareja desean concebir, es importante que usted ni su pareja estén teniendo sexo con otras personas.
  • Si usted tiene dudas del estatus de VIH de su pareja, pídale que se haga la prueba de VIH, antes de tener relaciones sexuales sin condón.
  • Solo tenga sexo con una sola pareja y hablen del tema de las infecciones de transmisión sexual. Háganse juntos la prueba del VIH.
  • No use drogas ilegales, ni comparta agujas con otras personas.

Todas las mujeres deben saber si están infectadas antes de quedar embarazadas. Los CDC recomiendan que todas las embarazadas se hagan un análisis para detectar el VIH. También recomiendan hacerse otro análisis más adelante en el embarazo si vive en un área donde el VIH es común o si sus actos la ponen en peligro de infectarse por el VIH, como tener relaciones sexuales sin protección o inyectarse drogas ilegales. Las mujeres con VIH pueden conseguir tratamiento y ayudar a proteger a sus bebés contra la infección.

Si no se hizo una prueba del VIH durante el embarazo, se la puede hacer durante el parto con una prueba rápida. Si la prueba muestra que tiene VIH, puede obtener un tratamiento para ayudar a proteger a su bebé contra el contagio.

Las embarazadas con el VIH necesitan el tratamiento con ciertos medicamentos durante el embarazo. Algunos medicamentos utilizados para tratar el VIH pueden ser perjudiciales para el bebé durante el embarazo. Y otros medicamentos son demasiado nuevos y no se sabe si se pueden tomar sin peligro durante el embarazo. Hable con su profesional de salud sobre las opciones de tratamiento para ayudar a prevenir el contagio del virus a su bebé. Si está embarazada y ya está tomando medicamentos contra el VIH, dígale a su profesional todos los medicamentos que toma.

¿Qué significa el sangrado en las primeras semanas del embarazo?

29 de Febrero, 2016 por Azalia

pregnancy-loss

Muchas mujeres tiene un poco de sangrado en el embarazo. Esto puede causarle preocupación. Pero no debe alarmarse, hasta la mitad de todas las embarazadas tienen un poco de sangrado o manchado durante el embarazo. Un sangrado o manchado leve no significan siempre que hay un problema. En algunos casos puede ser una señal de aborto espontáneo o de otra complicación.

Un poco de manchado o sangrado al principio del embarazo puede ser causado por:

  • Relaciones sexuales
  • Una infección
  • Implantación. Cuando el óvulo fertilizado (embrión) se adhiere al revestimiento del útero (matriz) y comienza a crecer.
  • Cambios hormonales. Las hormonas son sustancias químicas producidas por el cuerpo.
  • Cambios en el cuello uterino. El cuello uterino es la abertura hacia el útero que está en la parte superior de la vagina.

A veces el sangrado o el manchado durante el primer trimestre puede ser una señal de un problema grave como:

  • Aborto espontáneo. Casi todas las mujeres que pierden al bebé tienen sangrado o manchado antes del aborto espontáneo.
  • Embarazo ectópico. Sucede cuando el óvulo fertilizado se implanta fuera del útero y comienza a crecer. El embarazo ectópico no puede dar como resultado el nacimiento del bebé. Puede causar problemas graves y peligrosos para la embarazada.
  • Embarazo molar. Sucede cuando se forma una masa de tejido, en vez de un bebé, adentro de la matriz. El embarazo molar es poco frecuente.

¿Qué debe hacer si tiene sangrado o manchado durante el embarazo?

Llame a su profesional de la salud y haga lo siguiente:

  • Lleve un control de cuán intenso es el sangrado, si aumenta o disminuye y cuántas toallas higiénicas está usando.
  • Chequee el color de la sangre. El profesional posiblemente desee saberlo. Puede ser de distintos colores, como amarronado, rojizo oscuro o rojizo brillante.
  • Cuando esté sangrando, no use tampones, no se aplique duchas vaginales ni tenga relaciones sexuales.

Llame a su profesional de la salud de inmediato o vaya a una sala de emergencia si tiene:

  • Sangrado intenso
  • Sangrado con dolor, cólicos abdominales o dolor menstrual
  • Mareos y sangrado
  • Dolor en su abdomen o pelvis

Los nacimientos sin vida prevenibles: Reporte especial

19 de Enero, 2016 por Azalia

pregnancy-loss

La pérdida de un bebé o el nacimiento sin vida son una de las experiencias más díficiles e inexplicables para una mujer y su familia. Día a día nos llegan preguntas de mujeres y familias buscando apoyo e información para lidiar con esta situación. ¿Cómo es que algo así puede suceder y qué se puede hacer?

El nacimiento sin vida (también llamado muerte fetal) es la muerte de un bebé después de las 20 semanas de embarazo.

Según el nuevo reporte “The Lancet Still Birth Series”, en el año 2015 a nivel mundial se reportaron 2.6 millones de nacimientos sin vida. Dos terceras partes de esas muertes fetales ocurrieron en sólo 10 países del mundo. Ésos son los mismos países que tienen mayores retos con mortalidad y discapacidad materna y neonatal, incluyendo el nacimiento prematuro y los defectos del nacimiento.

El reporte ofrece un poco de esperanza a muchos padres y familias, ya que 1 de cada 4 nacimientos sin vida se podría evitar al implementar ciertas intervenciones en las poblaciones de mayor riesgo. También hay un llamado de acción a todos los países a disminuir el número de muertes fetales a 12 o menos por cada 1,000 nacimientos vivos para el año 2030. Un aumento en los fondos para la investigación pudiera ayudar a entender mejor las causas de las muertes neonatales y el nacimiento prematuro, y a su vez a lograr esta meta.

March of Dimes reconoce “The Lancet Still Birth Series”, por su enfoque en la prevención y en las intervenciones de salud pública en los últimos 25 años, como aquellos factores de riesgo que se pueden modificar antes y durante el embarazo. Por ejemplo, las infecciones maternas como la malaria y sífilis, las enfermedades no infecciosas, factores relacionados a la nutrición y al estilo de vida, y la edad materna. Esos factores no sólo pudieran ayudar a prevenir el nacimiento sin vida, pero también pueden ayudar a reducir la muerte y la discapacidad  a causa de otras condiciones que comparten los mismos factores de riesgo.

En March of Dimes hemos y continuamos ofreciendo apoyo e información a las familias en duelo. ¡Su voz y su experiencia cuentan!

Quistes en el cordón umbilical y lo qué significa para su embarazo

14 de Diciembre, 2015 por Azalia

csection

Los quistes del cordón umbilical son crecimientos en el cordón. Pueden observarse durante un ultrasonido de rutina. Los quistes del cordón se producen en aproximadamente uno de cada 250 embarazos. Hay quistes verdaderos y falsos. Los quistes verdaderos persisten hasta el final del embarazo, mientras que los falsos pueden que se resuelvan por sí solos a medida que el embarazo progresa, por lo general en el primer trimestre del embarazo. Ambos tipos de quistes a veces se asocian con defectos congénitos en el bebé como, por ejemplo:

Si su doctor o profesional de la salud encuentra un quiste del cordón durante un ultrasonido, es possible que se realicen pruebas adicionales, como un ultrasonido detallado y una amniocentesis, para diagnosticar o descartar defectos congénitos.

En la mayoría de los casos, los quistes encontrados durante el primer trimestre desaparecen y el bebé nace sano. Pero es normal que usted se sienta un poco ansiosa por esto. Trate de pensar positivo. Recuerde, la mayoría de las veces el bebé nace sano cuando se detectan quiste en el cordón umbilical.

Su bebé prematuro y sus otros hijos

13 de Noviembre, 2015 por Azalia

2011d010_0308frcr_zpsde740b4b

Tener un bebé prematuro va a consumir mucho de su tiempo y energía. Dependiendo de la edad del resto de sus hijos, pueden reaccionar de distintas maneras. Si su bebé prematuro está en el hospital o la NICU (unidad de cuidado intensivo neonatal), sus hijos pequeños les preocuparán más estar separados de sus padres. Los niños más grandes quizás estén preocupados por el bebé. Para que la situación no sea tan abrumadora, conviene que los padres pasen momentos especiales con sus otros hijos y les expliquen lo que está sucediendo con su hermanito. Si sus hijos están más tranquilos y sobrellevan bien la situación, ustedes también podrán soportar mejor la experiencia.

  • Traten de dedicarles un momento especial cada día a sus otros hijos. Los encuentros breves pero significativos, como abrazarse mientras leen un cuento antes de irse a dormir, preparar el desayuno juntos o cantar canciones en el auto les ayudará a sus hijos a entender que ustedes los aman.
  • Sean honestos con sus hijos. Quizás los niños tengan muchas preguntas, pero no sepan cómo hacerlas. Explíquenles a los niños lo que sucede con el hermanito en palabras sencillas que puedan entender. Por ejemplo, pueden decirles que el bebé es demasiado pequeño o está muy enfermo como para regresar al hogar y debe permanecer en el hospital hasta que sea más grande y más fuerte. Explíquenles también que ustedes deben estar fuera de la casa más de lo habitual para acompañar al bebé en la NICU.
  • Díganles a los niños que a veces los verán apenados o llorando porque están preocupados por el bebé, pero no porque estén molestos por algo que ellos hayan hecho.
  • Traten de mantener la rutina diaria de sus hijos para que la situación sea lo menos estresante posible para ellos. Si ustedes no pueden hacerlo,  pídanle a un pariente o persona favorita de los niños que los acompañen en el parque o en otras actividades que sus hijos disfruten.
  • Calmen las ansiedades de sus hijos. Algunos niños temen que los padres no los amarán tanto ahora que el bebé ha llegado. Tranquilícenlos de que no es así y hablen de las cualidades de cada niño que hacen que sean personas tan especiales y únicas. Cerciórense de que sus hijos entiendan que nada de lo que han hecho o sentido es la causa de la enfermedad del bebé. Algunos niños también temen que tendrán que ir a la NICU si se enferman.
  • Explíquenles que sólo los bebés enfermos necesitan los cuidados especiales de la NICU y no los niños fuertes y grandes como ellos.

Labio leporino y hendidura del paladar: por qué ocurren

1 de Julio, 2015 por Azalia

2006d037_0209fnlcr_zps89272ce9

El labio leporino y el paladar hendido es un  defecto de nacimiento bastante común y que desafortunadamente afecta a muchos bebés. A veces puede ser muy serio, por ejemplo si la apertura se extiende a lo largo del paladar, desde el frente hasta la parte posterior. Otras veces es menos severa y puede ser sólo parcial. Algunas veces la hendidura del paladar va acompañada de una apertura del labio, pero a veces se da sola.

El paladar hendido se produce porque al comienzo del embarazo los tejidos del feto no se unen bien. No se conoce bien la causa de que esto ocurra. Los estudios sugieren que contribuyen factores genéticos (herencia) y el uso de ciertas sustancias como el tabaco, alcohol o ciertos fármacos. Otra posible causa es la insuficiencia de ácido fólico.

Si usted planifica quedar embarazada o está embarazada:

  • No fume, ni permita que fumen en su hogar, auto o cerca de usted.
  • No beba alcohol. Especialmente si está intentado concebir o tiene un atraso menstrual.
  • Tome una multivitamina que contenga ácido fólico todos los días.
  • Use medicamentos solo bajo la recomendación de su proveedor de la salud.

Los bebés con paladar hendido pueden tener serias complicaciones de salud, son más propensos a acumular líquido en el oído, perder la audición y tener problemas de habla. Los problemas dentales también son comunes, pueden tener dificultad con la alimentación, además de los problemas de autoestima que desarrollan.

Por la salud de su bebé y por su tranquilidad, cuídese antes y durante el embarazo. Evite el alcohol, medicamentos sin la debida recomendación de su proveedor de la salud, tabaco y consuma ácido fólico. Pase esta información a otras mujeres que se puedan beneficiar.

La diabetes y la mujer hispana

15 de Septiembre, 2014 por Azalia

2013d030_4755_zps7eb06c98

Como parte de la celebración del mes de la herencia hispana, celebremos también la buena salud. Para mantener la buena salud debemos cuidarnos de la diabetes, condición que afecta a muchos hispanos. Las mujeres latinas especialmente deben cuidarse de la diabetes, más aun si usted está embarazada o quiere quedar embarazada próximamente. Una de las formas de prevenir la diabetes es cuidando su peso. El sobrepeso puede causar diabetes tipo 2, la forma más común de diabetes en los adultos. Si usted está embarazada aumente solo el peso necesario. Para evitar el sobrepeso o aumentar demasiado de peso usted debe comer alimentos sanos. Por ejemplo verduras, frutas, frijoles, carnes, aves o pescados bajos en grasa. Tome leche descremada o libre de grasa. Al igual que el yogur y los quesos deben ser bajos en grasas. Haga algo activo todos los días. Una caminata, los quehaceres de la casa, correr, montar en bicicleta, hasta bailar, son ejemplos de formas de mantenerse activa. Tener alguien con quien ejercitarse puede ayudarle a motivarse, una amiga, su pareja o algún miembro de su familia. Casi todas las mujeres embarazadas pueden y deben hacer ejercicios, pero siempre es bueno corroborar esto con el proveedor de cuidados prenatales. La diabetes durante el embarazo se le llama diabetes gestacional. Esta es doblemente peligrosa, porque le afecta a usted y a su bebé. Este tipo de diabetes afecta a muchas mujeres latinas. Y causa serias complicaciones como:

La mejor  forma de prevenir la diabetes es teniendo un peso sano. Coma sano y ejercítese para lograrlo.  Hágalo por usted y por su bebé.