Detección de diabetes gestacional

26 de Marzo, 2018 por Azalia

En los Estados Unidos, 9 de cada 100 mujeres (9 por ciento) tiene diabetes. La diabetes es una condición médica en la que su cuerpo tiene demasiada azúcar (llamada glucosa) en la sangre. Las personas con diabetes deben asegurarse de que sus niveles de azúcar en la sangre no sean demasiado altos ni demasiado bajos. Esto es particularmente importante para las mujeres, porque la diabetes preexistente (tipo 1 o tipo 2) que no está bajo control antes del embarazo puede provocar complicaciones graves durante el embarazo. Algunas de estas complicaciones incluyen preeclampsia, nacimiento prematuro y defectos de nacimiento. Por lo tanto, si tiene diabetes, hable con su proveedor de cuidado de la salud sobre cómo controlarla mejor antes de intentar quedar embarazada para ayudar a prevenir estas serias complicaciones.

Hay otro tipo de diabetes que solo ocurre durante el embarazo, llamada diabetes gestacional. La diabetes gestacional generalmente se desarrolla después de las 20 semanas de embarazo y desaparece después de tener a su bebé. Sin embargo, desarrollar diabetes gestacional puede aumentar la probabilidad de que desarrolle diabetes más adelante en la vida. La buena noticia es que hay una manera de detectar la diabetes gestacional. Entre las semanas 24 y 28 del embarazo, se realiza una prueba prenatal llamada prueba de detección de glucosa. Si obtiene un resultado positivo en tu prueba de detección de glucosa, te hacen otra prueba llamada prueba de tolerancia de glucosa para ver si usted tiene diabetes gestacional.

Si tiene diabetes gestacional, aquí hay algunas cosas que puede hacer para ayudar controlar su condición:

La detección de diabetes gestacional es un servicio preventivo cubierto por la mayoría de los seguros médicos bajo la Ley de Cuidado de Salud de Bajo Precio, sin costo adicional para usted. Obtenga más información sobre los servicios preventivos recomendados que están cubiertos bajo la Ley de Cuidado de Salud de Bajo Precio en Care Women Deserve (en inglés).

Diabetes Gestacional: Cómo controlar su azúcar

13 de Marzo, 2018 por Azalia

¿Qué es la diabetes gestacional?

La diabetes gestacional es un tipo de diabetes que ocurre durante el embarazo. Significa que su cuerpo no está usando adecuadamente la insulina (hormona que ayuda a procesar las azucares) o que su cuerpo no está produciendo suficiente. Cuando esto sucede, aumenta el azúcar en la sangre. Tener niveles altos de azúcar en la sangre durante el embarazo aumenta el riesgo de ciertas complicaciones, que incluyen: preeclampsia, tener un bebé muy grande (macrosomía), nacimiento prematuro y tener una cesárea.

Qué puede hacer para ayudarlo a controlar la diabetes gestacional:

  • Cuidado prenatal: Las mujeres que tienen diabetes gestacional deben tener más visitas de control prenatal. Esto ayuda a su proveedor de atención médica a verificar que usted y su bebé están bien.
  • Verifique su nivel de azúcar: Necesitará controlar su nivel de azúcar en la sangre regularmente y mantener un registro. Esto ayudará a su proveedor a controlar su tratamiento. Es posible que necesite usar un instrumento especial para medir su nivel de azúcar en la sangre.
  • Coma alimentos saludables: Elija alimentos sanos, coma la cantidad adecuada y coma regularmente. Esto es un paso crítico para el control de su azúcar en sangre.
  • Manténgase activa: La actividad física ayuda a regular el nivel de azúcar en la sangre. Pregúntele a su proveedor cuánto y qué tipo de actividad puede hacer. Para la mayoría de las mujeres hacer 30 minutos de actividad física moderada (caminar, andar en bicicleta estática) por día es adecuado.
  • Medicamentos: Su proveedor puede recomendar el uso de insulina para controlar su nivel de azúcar en la sangre. En ciertos casos el provecho puede recomendar un medicamento oral. Su proveedor le dará más información de acuerdo a sus necesidades específicas.

La alimentación saludable y el control de la diabetes gestacional

La mejor manera de asegurarse de comer la cantidad y los alimentos adecuados es teniendo una consulta con un nutricionista dietista registrado (también llamado RDN). Un RDN puede crear un plan nutricional individualizado adaptado a sus gustos y sus necesidades específicas. Comer bien es uno de los pasos más importantes para controlar el azúcar en la sangre y reducir los riesgos asociados con la diabetes gestacional. Aquí hay algunas cosas que puede hacer:

  • No se salte sus comidas. La mejor manera de evitar que su nivel de azúcar en la sangre disminuya o aumente es comer regularmente. Asegúrese de comer desayuno, almuerzo y cena todos los días. También es posible que necesite dos o tres meriendas pequeñas al día. Esto ayuda a distribuir las calorías durante el día y así usted evitar pasar muchas horas sin comer o comer demasiado de una vez.
  • Porciones. Es importante comer con frecuencia, pero sin comer en exceso. Aprende sobre cuántas calorías necesitas comer al día y asegúrate de comer los tamaños de las porciones correctos. Por ejemplo, un plátano pequeño (alrededor de 6 “) cuenta como una porción, mientras que un plátano grande (alrededor de 9”) cuenta como dos.
  • Aprenda sobre los carbohidratos. Es recomendado que controle la cantidad de carbohidratos que consume en cada comida. Este es un paso muy importante para controlar su nivel de azúcar en la sangre. Los alimentos que contienen carbohidratos son: frutas, arroz, pasta, papas, pan, leche y frijoles, entre muchos otros. Su RDN puede hacer un plan nutricional que especifique el tamaño de las porciones que necesita de estos alimentos en sus comidas. Ciertos alimentos que contienen carbohidratos y también son ricos en fibra, como: frijoles, lentejas y avena. Estos son una buena fuente de carbohidratos para mujeres con diabetes gestacional. El contenido de fibra en estos alimentos y el tipo de carbohidratos hace que su cuerpo tarde más tiempo para digerirlos. Eso ayudará a que el nivel de azúcar en la sangre se mantenga dentro un rango deseable.
  • Proteínas y grasa. Asegúrese de comer proteínas magras como pechuga de pollo, pescado bajo en mercurio, legumbres, huevos y productos lácteos bajos en grasa, entre otros. Alrededor del 20 por ciento de sus calorías deben provenir de fuentes de proteínas. Las grasas saludables como el aguacate, el aceite de oliva, las almendras y otras nueces son buenas opciones. Limite la cantidad de mantequilla, crema, carnes con alto contenido de grasa o alimentos fritos.
  • Las verduras son su mejor aliado. Asegúrese de comer suficientes verduras y ensaladas todos los días. Sea aventurera y pruebe nuevas recetas. Es posible que se inspire mientras visita el mercado local de verduras. Si no conoce alguna verdura, pregunté cómo se prepara o si pueden compartirle una receta. Coma verduras de una variedad de colores como espinaca, jícama, calabacín, zanahorias, betabel, etc. De esta forma usted se asegura de consumir una variedad de nutriente.
  • Puede usar endulzantes artificiales. El Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG, por sus siglas en inglés) dice que los sustitutos de azúcar como el aspartamo, la estevia, la sucralosa y el acesulfame de potasio son seguros para ingerir en cantidades moderadas durante el embarazo.
    Si usted padece fenilcetonuria (también llamada PKU), no consuma aspartamo ( equal y nutrasweet). La fenilcetonuria es una condición en la cual el cuerpo no puede digerir la fenilalanina (presente en el aspartamo).
  • Limite o evite ciertos alimentos. No coma alimentos con alta concentración de azúcares añadidos o simples como refrescos, postres, galletas, dulces, jugos de fruta, frutas secas, jarabes, miel, jarabe de agave, entre otros. Estos tipos de alimentos tienen un valor nutricional muy bajo o nulo y aumentarán los niveles de azúcar en la sangre. Limítelos tanto como sea posible.

¿Puede la aspirina en dosis bajas reducir el riesgo de preeclampsia?

5 de Marzo, 2018 por Azalia

La preeclampsia ocurre cuando la presión arterial es alta y hay señales de que algunos de sus órganos, como los riñones e hígado, no están funcionando bien en el embarazo.  Cuando la preeclampsia no se trata a tiempo esta  puede causar graves problemas para la mujer embarazada y su bebé. La preeclampsia también aumenta el riesgo de nacimiento prematuro (antes de las 37 semanas). Los bebés nacidos antes de tiempo pueden tener más problemas de salud que los bebés que nacen a tiempo.

La aspirina en dosis bajas

Para algunas mujeres, la aspirina en dosis bajas puede ayudar a reducir el riesgo de preeclampsia. Si su profesional cree que usted corre riesgo de tener preeclampsia, es posible que quiera que usted tome aspirina en dosis baja para ayudar a prevenirla. La aspirina en dosis baja también se llama aspirina infantil o aspirina de 81 mg (miligramos). Hable con su profesional de la salud para ver si el tratamiento con aspirina en dosis baja es adecuado para usted.

Usted puede comprar aspirina en dosis baja sin receta o su profesional de la salud puede darle una receta médica. Si su profesional desea que usted tome aspirina de dosis baja para ayudarle a prevenir la preeclampsia, tómela exactamente como se lo indique. No tome más, ni la tome con más frecuencia de lo que le indica su profesional. Tampoco comience a tomar aspirina por cuenta propia, esto solo lo debe hacer bajo la recomendación de su profesional de la salud.

Riesgo de preeclampsia

Vaya a todas sus visitas prenatales aunque se sienta bien. Usted puede tener preeclampsia sin saberlo. Si corre un alto riesgo de tener preeclampsia, su profesional puede recomendarle tomar aspirina en dosis baja después de las 12 semanas de embarazo. Algunas mujeres tienen un mayor riesgo de padecer preeclampsia, por ejemplo:

  • Tuvo preeclampsia antes.
  • Está embarazada de más de un bebé.
  • Tiene alta presión arterial, diabetes, enfermedad renal o un trastorno autoinmune, como el lupus.

Las señales o síntomas de preeclampsia usualmente ocurren durante el embarazo, pero a veces ocurren en las primeras semanas después del parto. Llame a su profesional de inmediato si ocurren cualquiera de las siguientes:

  • Hinchazón en las manos y la cara , especialmente alrededor de los ojos (la hinchazón de los pies es más común al final del embarazo y probablemente no es un signo de preeclampsia )
  • Aumento de peso repentino (5 libras o más en una semana)
  • Dolores de cabeza fuertes (que no se le quita al tomar acetaminofén)
  • Visión borrosa, luces centelleantes, pérdida parcial o total de la vista
  • Náusea o vómitos, especialmente si son repentinos y luego de las 20 semanas de embarazo
  • Dificultad al respirar o jadeo
  • Dolor en la parte superior derecha del abdomen o el hombro, sensación de quemazón en la boca del estómago
  • Confusión o simplemente sentirse mal

Controle la diabetes y controle su riesgo de parto prematuro

29 de Noviembre, 2017 por Azalia

Si usted tiene diabetes, usted puede controlarla y así controlar su riesgo de tener un parto prematuro. Mantener un peso sano, alimentarse sanamente y mantenerse activa son factores claves para lograrlo. Controlar la azúcar en sangre de 3 a 6 meses antes de quedar embarazada le ayudará a disminuir riesgos en el embarazo.

La diabetes es una enfermedad prevenible y que se puede controlar.

  • Consuma porciones adecuadas de alimentos. Es igualmente importante controlar las cantidades y el tipo de alimentos que consumimos. Es decir no debe comerse un cantidad exagerada de almendras, porque es un alimento sano. Vigile la cantidad también ya que son altas en calorías.
  • Coma saludablemente. Aumente la cantidad de verduras que consume al día. Evite las golosinas, dulces, bebidas gaseosas o panes dulces y productos de repostería.
  • Baje de peso si está sobrepeso. Mientras más sobrepeso tenga mayor es el riesgo. Póngase metas alcanzables y visite una nutricionista o dietista que le ayude a lograrlo.
  • Haga algo activo todos los días o casi todo los días. Póngase como meta 30 minutos al día, por lo menos 5 veces a la semana.
  • Si tiene diabetes, controlarla de 3 a 6 meses antes de quedar embarazada le ayudará a disminuir riesgos en el embarazo y para su bebé.

Si usted no es diabetes, es importante estar al tanto de sus factores de riesgo.

Su riesgo de padecer diabetes es mayor si:

  • Alguien en su familia cercana (un hermano(a) o padres) padece diabetes usted tienen mayor riesgo de desarrollarla.
  • Es mayor de 40 años y es de raza Hispana.
  • Está sobrepeso, sobre todo si su cintura mide más de 80 cm (31.5 pulgadas).
  • Si padece de alta presión arterial.
  • Si usted tiene síndrome de ovarios poliquísticos.
  • Si en alguno de sus embarazos ha tenido diabetes gestacional o se le ha descontrolado la azúcar.
  • Si alguno de sus bebés ha pesado más de 10 lbs. (4.5 kilos).
  • Si alguna vez le han dicho que su azúcar en sangre está descontrolada.

 

Mes de la Herencia Hispana y nuestra salud

11 de Octubre, 2017 por Juviza

El Mes de la Herencia Hispana se celebra empezando desde el 15 de septiembre, hasta el 15 de octubre. Durante este tiempo celebramos no solamente la cultura, pero también los logros y las contribuciones de los hispanos y latinos a los Estados Unidos.

Segun la Oficina del Censo de los Estados Unidos, hay aproximadamente 57.5 millones de hispanos en los Estados Unidos– más o menos 18% de la población total del país. Esta cifra nos identifica como el grupo minoritario racial/étnico más grande en el país. A pesar de este maravilloso crecimiento, hay preocupación por el estado de salud de hispanos/latinos. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) los hispanos tenemos mayor riesgo de tener diabetes. Esta es una enfermedad que afecta el azúcar en la sangre. Con el tiempo la diabetes puede causar problemas graves y hasta la muerte, si no está controlada.

Muchas cosas pueden aumentar el riesgo de la diabetes (se conocen como factores de riesgos). Algunos factores no se pueden controlar, como historial médico familiar. Pero otros factores, como la alimentación y la actividad física, sí se pueden controlar. Hay varias cosas que podemos hacer para reducir el riesgo de esta enfermedad, vivir una vida sana, y celebrar nuestra cultura día a día. Por ejemplo:

  • Hacerse un chequeo médico todos los años es la clave para la prevención. Hable con su profesional de la salud si alguien en su familia tiene diabetes (por ejemplo, sus abuelos, padres, o hermanos). Pregúntele sobre sus factores de riesgo y pídale que le haga una prueba de diabetes.
  • Cocine sus comidas favoritas de forma saludable. Use vegetales y hierbas para sazonar su comida. Los pimientos, la cebolla, el ajo, y el cilantro son algunos de los ingredientes básicos y comunes de la cocina latina. Éstos le dan un sabor muy rico a cualquier comida, y puede ayudarle a cocinar con menos sal. En vez de postres o galletas, coma fruta fresca.
  • No necesita ser miembro de un gimnasio para ser activa. Usted puede hacer cosas en su casa o comunidad. Por ejemplo, bailar es una actividad que le ayuda a mantenerse físicamente activa. Puede organizar actividades con otras personas que disfruten bailar, o puede bailar en su casa con sus niños, sola, o con su pareja.
  • Evite el cigarrillo, y el humo de los fumadores. No permita que fumen en su auto o en el hogar. Tenga cuidado con la cantidad de alcohol que consume o evítelo por completo. Esto puede causarle problemas de salud serios y causar complicaciones si ya tiene diabetes.

Si usted y su pareja desean tener un bebé, estas recomendaciones le podrían ser bastante útiles. La diabetes antes del embarazo es algo que puede hacerle más difícil quedar embarazada; afecta al hombre tanto como a la mujer. Durante el embarazo, la diabetes puede causar complicaciones como nacimiento prematuro. Por eso es importante que piense en la salud de su futuro bebé antes de concebir. Una de las formas de ayudarle a nacer sano es asegurar que usted y su pareja estén sanos.

Si tiene preguntas sobre estos temas, escríbanos a preguntas@nacersano.org. Tenemos educadoras de salud que son bilingües, disponibles para orientarle y proveerle información y consejos que puede discutir con su profesional en detalle.

Preeclampsia: Preguntas frecuentes

3 de Mayo, 2017 por Azalia

pregnancy-complications

El mes de mayo se dedica a concienciar sobre la preeclampsia. La preeclampsia es una seria complicación que afecta a muchas mujeres en el embarazo y hasta aún después del parto. La preeclampsia es una de las causas principales de parto prematuro. Le presentamos algunas de las preguntas que más frecuentemente recibimos sobre este tema.

¿La volveré a padecer?

No es fácil poder predecir si usted tendrá preeclampsia o no en un próximo embarazo. Pero sí se sabe que las mujeres que han padecido preeclampsia son más propensas a desarrollarla nuevamente. Hay algunos factores de riesgos:

  • Mientras más temprano se presentó la preeclampsia, más riesgos hay de que ocurra en otro embarazo.
  • Tener sobrepeso, diabetes o enfermedades en los riñones o hipertensión.
  • Tiene un embarazo múltiple o concibió usando técnicas de reproducción asistida.

¿Por qué me dio preeclampsia?

Al día de hoy las causas de la preeclampsia siguen siendo desconocidas. Existen diferentes teorías, siendo las más reconocidas el rol que juega la placenta y que las mujeres con alta presión arterial crónica, diabetes , una enfermedad autoinmunitara como el lupus o el síndrome de antifosfolípidos y con obesidad tienen mayor riesgo de padecerla. Las mujeres que han tenido  preeclampsia en el pasado también tienen un riesgo mayor de que vuelva a suceder. Las mujeres que están embarazada de múltiples (mellizos, trillizos o más) también tienen mayor riesgo. No obstante puede ocurrirle a una mujer sin estas características.

¿Cuales son las señales de preeclampsia?

  • Hinchazón en las manos y la cara, especialmente alrededor de los ojos (la hinchazón de los pies es más común al final del embarazo y probablemente no es un signo de preclamsia)
  • Aumento de peso repentino (5 libras o más en una semana)
  • Dolores de cabeza fuertes (que no se le quita al tomar acetaminofén)
  • Visión borrosa, luces centelleantes, pérdida parcial o total de la vista
  • Náusea o vómitos, especialmente si son repentinos y luego de las 20 semanas de embarazo
  • Dificultad al respirar o jadeo
  • Dolor en la parte superior derecha del abdomen o el hombro, sensación de quemazón en la boca del estómago
  • Confusión o simplemente sentirse mal

¿Puedo volver a quedar embarazada si tuve preeclampsia en el pasado?

Algunos médicos le recomiendan a la mujer no volver a quedar embarazada, especialmente si tuvo preeclampsia severa. Muchas veces por ser precavidos y evitar consecuencias serias. Pero la verdad es que puede ser difícil determinar si usted debe o no quedar embarazada nuevamente. Es posible que hasta un médico especialista no pueda saber con exactitud qué tan serios son los riesgos de un futuro embarazo. Si a usted le hacen esta recomendación es importante que viste a un médico especialista en salud materno-fetal y en preeclampsia o en embarazos de alto riesgo para que le hagan una evaluación.

Si tengo preeclampsia, ¿puedo tener un parto vaginal?

Sí. El parto vaginal puede ser mejor que la cesárea  si tiene preeclampsia. El parto vaginal evita el estrés de la cirugía. La epidural para manejar el dolor durante el parto es segura para la mayoría de las mujeres con preeclampsia siempre y cuando la sangre pueda coagularse normalmente.

Defectos del corazón: enfoque en la prevención

6 de Febrero, 2017 por Azalia

vaginal-birth

El mes de febrero se dedica a crear conciencia de la salud del corazón. Antes y durante el embarazo, usted puede tomar medidas para ayudar a disminuir el riesgo de que su bebé nazca con un defecto del corazón. Aunque no se sabe con certeza qué causa la mayoría de los defectos cardíacos congénitos, hay ciertos factores que se cree juegan un rol importante. Aprenda cómo puede controlarlos.

  • Diabetes. Sucede cuando el cuerpo tiene demasiada azúcar en la sangre o hay problemas de cómo manejarla. Si usted padece de diabetes es importante que controle los niveles de azúcar en la sangre antes de la concepción y durante el embarazo. Mientras mejor control lleve menos riesgo de defectos congénitos para su bebé. El exceso de azúcar en la sangre es muy dañino para el bebé.
  • Lupus. Esta es una condición autoinmunitario. La mayoría de los bebés cuyas madres tienen lupus son sanos, pero en algunos casos los bebés nacen con lupus neonatal. Aunque es una condición temporera, esta puede afectar a los bebés causando un problema del corazón llamado bloqueo cardíaco, el cual causa un ritmo cardíaco lento. El bloqueo cardíaco suele ser permanente. Algunos bebés necesitan un marcapasos para que el corazón pueda latir regularmente.
  • Rubéola (sarampión alemán) es especialmente peligrosa cuando ocurre en los primeros 3 meses de embarazo. Si la madre transmite la rubéola a su bebé durante el embarazo esto puede causar defectos de nacimiento, incluidos problemas del corazón. Es importante que antes de concebir tenga todas sus vacunas al día, incluyendo especialmente la vacuna del MMR.
  • Ser obesa (tener mucho sobrepeso). La persona obesa es la que tiene un índice de masa corporal (BMI) de más de 30.  Si la mujer logra un peso sano antes del embarazo, se reducen muchos riesgos, incluyendo el de tener un bebé con un defecto del corazón.
  • Cigarrillo, alcohol, medicamentos y drogas: El consumo del tabaco, el alcohol o la cocaína puede ser muy dañinos, además de que se asocia a los defectos congénitos del corazón. Si usted puede quedar embarazada, evite tomar alcohol, fumar o usar drogas.
  • Genética: En las últimas décadas se han identificado mutaciones genéticas (herencia) que pueden producir defectos en el corazón. Si los padres u otro hijo tienen defectos cardíacos, una consulta con un asesor en genética ayuda a evaluar el riesgo de tener un bebé con este defecto.
  • Fenilcetonuria (PKU) y no seguir el plan de comidas cuando se tiene esta condición se relaciona a los defectos cardíacos congénitos. Siga un plan de alimentación adecuado, si es que usted tiene esta condición.

Mes de la diabetes: qué debe saber

4 de Noviembre, 2016 por Azalia

antes del embarazo, doctor

Para mantener la buena salud debemos cuidarnos de condiciones de salud prevenibles, como la diabetes. Ya sea que usted está embarazada o quiere quedar embarazada, conozca cómo cuidarse de la diabetes. A continuación le ofrecemos algunos puntos claves que debe tomar en cuenta para ayudar a evitar la diabetes:

  • Peso: Una de las formas de prevenir la diabetes es cuidando su peso. El sobrepeso puede causar diabetes tipo 2, la forma más común de diabetes en los adultos. Si usted está embarazada, pregúntele a su profesional de la salud cuánto peso debe aumentar. Aumente solo el peso necesario. Para evitar el sobrepeso o aumentar demasiado de peso usted debe comer alimentos sanos y hacer algo activo todos los días.
  • Actividad física: Una caminata, los quehaceres de la casa, correr, montar en bicicleta fija, hasta bailar, son ejemplos de formas de mantenerse activa. Tener alguien, su aminga, pareja o algún familiar, con quien ejercitarse puede ayudarla a motivarse. Casi todas las mujeres embarazadas pueden y deben hacer ejercicios, pero siempre es bueno corroborar esto con su proveedor de cuidados prenatales.
  • Prueba de la diabetes: Al menos una vez al año debe hacerse un examen físico, que incluya la prueba de diabetes.
  • Alerta a las señales y los síntomas de la diabetes: Constantes deseos de orinar, mucha sed, mucha hambre, fatiga e irritabilidad, infecciones frecuentes, visión borrosa, heridas o cortes que tardan mucho en sanar, hormigueo o entumecimiento de las manos o pies. Puede que no tenga ningún síntoma y que tenga diabetes, la diabetes no siempre muestra síntomas.
  • Historial médico familiar y personal: Usted puede estar a riesgo de padecer diabetes si tiene sobrepeso, ha tenido diabetes gestacional (la que ocurre durante el embarazo), ha tenido un bebé muy grande (de 4,5 kg o más), tiene más de 45 años o familiares que tienen diabetes.

Usted puede ayudar a evitar la diabetes o retrasar su comienzo. Mientras más conozca y más se cuide, más tiempo puede pasar sin que tenga que padecer de esta condición.

Controle su azúcar en sangre a través de una alimentación sana

15 de Julio, 2016 por Azalia

El embrazo cambia la forma en la que le cuerpo maneja la azúcar en sangre. Por eso se hacen pruebas de azúcar o la prueba de diabetes en el embarazo. Si su azúcar sube en el embarazo, su profesional de la salud debe ayudarle a controlarla. La mayoría de las mujeres embarazadas pueden controlar su azúcar en sangre al seguir una alimentación sana y balanceada, haciendo ejercicios, monitoreando los niveles de azúcar en sangre y algunas veces con medicamento (puede ser medicamentos orales o insulina). La siguiente guía puede ayudarle, pero tenga en mente que no sustituye un plan de alimentación hecho para usted (individualizado) por un experto licenciado en el campo de la nutrición.

Alimentación sana y balanceada

Controle la cantidad y tipo de carbohidrato que consume
Los carbohidratos, son un tipo de nutriente que se convierte en azúcar fácilmente. Usted necesita controla la cantidad y tipo de carbohidrato que consume para que evite que le suba la azúcar en sangre. Otros nombres para los carbohidratos son almidones. Hay diferentes tipos de carbohidratos, algunos elevan la azúcar en sangre con más facilidad que otros. Debe consumir principalmente carbohidratos complejos porque no elevan la azúcar en la sangre. Algunos ejemplos de alimentos que contienen carbohidratos y que puede comer son:

  • Avena
  • Frijoles
  • Lentejas
  • Arroz integral
  • Pan integral (lea la etiqueta para asegurarse que no contiene azúcar)
  • Tortillas de maíz y productos hechos con masa de maíz
  • Galletas integrales
  • Pasta integral
  • Frutas naturales (sin azúcar añadida, por ejemplo al almíbar o en sirope)
  • Leche, quesos y yogur que no tenga azúcar añadida (debe leer la etiqueta)
  • Todo tipo de vegetales y verduras (cuidado con: papas, plátanos, yuca-contienen alta cantidad de carbohidratos)
  • Calabaza y calabacín
  • Arvejas
  • Maíz (elote, choclo, mazorca)

Tenga en mente que una de las cosas más importante al comer carbohidratos es la cantidad que consuma de ellos, no debe excederse. Por ejemplo no consuma más de 2 rebanadas de pan integral de una vez, ni más de 1 taza de avena o frijoles, o 1 vaso de leche de una vez. En segundo lugar, lea la etiqueta del producto, hoy día se le añade azúcar a muchos alimentos, por ejemplo: salsa de tomate, panes, yogur, etc.

Frutas, jugos de frutas y leche
Como las frutas son altas en azucares (que ocurren de forma natural), no consuma más de dos porciones al día. Los jugos de frutas muchas veces contienen azucares añadidas, lo mejor es que no los consuma, prefiera el agua. La leche también contiene azucares naturales (ya sea con o sin lactosa), consuma solo un vaso a la vez. Puede que un máximo de dos vasos al día sea suficiente, pero consuma otros alimentos con calcio como queso, yogur sin azúcar o verduras de hojas verdes.

Tres comidas al día y dos a tres meriendas
Haga sus tres comidas al día. No se salte el desayuno, esto puede hacer que tenga un bajón de azúcar en la mañana. Las meriendas ayudan a controlar sus niveles de azúcar, ya que divide sus calorías en pequeñas comidas, en lugar de hacer solo tres comidas al día. Esto quiere decir que su almuerzo y cena deben ser más liviano que cuando usted no hacia meriendas.

Calorías
No haga dieta para bajar de peso, ni consuma menos calorías de lo que necesita al día. Si usted está embarazada con gemelos o trillizos la cantidad de calorías (alimentos) que necesita al día aumenta. Puede hablar con su profesional de la salud sobre la cantidad de calorías que necesita por día y puede usar una aplicación en su teléfono para calcular lo que come al día.

Identifique azúcar en sus otros nombres
La azúcar tiene diferentes nombres, así que cuando lea la etiqueta de un producto la azúcar puede estar disfrazada con cualquiera de estos nombres almíbar o jarabe de maíz, sólido de jarabe de maíz, agave o néctar de agave, concentrado de jugo de fruta, jugo de caña evaporado, piloncillo, miel, maltodextrina, molasas, jarabe de arce, almidón de maíz fructosa, sucrosa, glucosa, dextrosa, (muchos otras palabras que terminan en “osa”)

No consuma azúcar, especialmente sodas y dulces
Cuando vaya a endulzar sus alimentos (café, avena, etc.) usted puede usar endulzantes artificiales como el estevia, también conocido como stevia o rebaudiana. En moderación la mayoría de los endulzantes artificiales son seguros en el embarazo, excepto la sacarina (Sweet ‘N Low®). Si usted toma refrescos de dieta, debe tener cautela. La cantidad de endulzante artificial en ellos es alta, al igual que otras bebidas dietéticas. Prefiera tomar agua, es la alternativa más saludable. Limite el uso de productos dietéticos y si los usa, consuma cantidades moderadas y que no contenga sacarina. Evite consumir dulces, productos de reposterías y postres. Estos elevan la azúcar en sangre, lo cual es peligroso para usted y su bebé.

¿Qué es la agenesia renal?

27 de Abril, 2016 por Azalia

staying-safe

La agenesia renal es un defecto del nacimiento en el cual el bebé nace con solo un riñón (en lugar de dos) o sin riñones. Este defecto de nacimiento pudiera ser serio, sin embargo es un defecto raro, quiere decir que casi nunca sucede. Muchas veces se detecta al hacer un ultrasonido en el embarazo. No se sabe por qué ocurre, pero puede ser que su origen sea genético.  A veces ocurre de forma espontánea, pero lo que si es cierto es que por alguna razón los riñones o al menos un riñón no logra desarrollarse.

¿Qui 130nes pueden tener más riesgo de tener un bebé con este defecto de nacimiento?

  • Mujeres que tienen diabetes, que son muy jóvenes o consumen alcohol en el embarazo.
  • Mujeres que han usado retinoides (medicinas para el acné), talidomida o drogas como la cocaína.
  • Cuando se detecta en un ultrasonido o al nacimiento que el bebé tiene una sola arteria umbilical o que tienen síndrome de regresión caudal

La agenesia renal unilateral sucede cuando el bebé nace con un solo riñón en vez de dos. La mayoría de los bebés con este problema crecen y se desarrollan normalmente. Pero algunos tienen otros defectos del tracto urinario que pueden causar problemas para el único riñón. Los profesionales de la salud pueden usar el ultrasonido y otras pruebas para detectar problemas que necesitan atención especial, como este. La falta de un riñón a veces se asocia a problemas en los cromosomas, pero otras veces es un defecto aislado.

Por otro lado, la agenesia renal bilateral sucede cuando el bebé nace sin los riñones. Los bebés con este problema posiblemente no sobrevivan y suelen fallecer los primeros días de vida. La mujer embarazada suele tener poco líquido amniótico, lo cual se conoce como oligohidramnios. Esto puede alertar a los médicos a que se haga un ultrasonido para determinar si el bebé tiene sus riñones. Para ayudar a un bebé a nacer sano, los profesionales de la salud podrían usar tratamientos durante el embarazo, como la infusión de amnio de serie, para intentar ayudar a que los pulmones del bebé se desarrollen antes de nacer. Estos tratamientos son muy especializados y aún se están estudiando. Hable con su profesional de la salud para averiguar si estos tratamientos podrían ayudar a su bebé. Luego del nacimiento, el bebé necesitará diálisis, para recompensar por la ausencia de riñones.

Para más información, visite rarediseases.org (en inglés).