Proteja a su bebé contra la influenza

11 de Diciembre, 2017 por Azalia

La influenza es una enfermedad respiratoria muy contagiosa y que puede ser grave. No es tan solo goteo nasal y dolor de garganta. La influenza puede enfermar gravemente a su bebé. Aunque es raro, en algunos casos la influenza puede ser mortal.  Por eso es realmente importante proteger a los bebés y niños pequeños. Los bebés de 6 meses de edad o más necesitan la vacuna contra la influenza todos los años.

La influenza se transmite fácilmente de persona a persona. Cuando alguien enfermo con influenza tose, estornuda o habla, el virus se disemina por el aire. Su bebé se puede contagiar si respira el virus o si toca algo (como un juguete) que tiene el virus de la influenza y luego se toca la nariz, los ojos o la boca.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y la Academia Americana de Pediatría (AAP) recomiendan que todas las personas de 6 meses de edad o más reciban la vacuna contra la influenza todos los años, un poco antes o durante la temporada (de octubre a mayo). Es especialmente importante que los niños menores de 5 años se vacunen porque corren mayor riesgo que los niños más grandes de sufrir graves problemas de salud por la influenza. La influenza puede ser peligrosa para todos los niños, aun los niños sanos.

Su bebé podría tener la influenza si tiene cualquiera de las siguientes señales o síntomas:

  • Congestión o goteo nasal
  • Dolor de cabeza, dolor muscular o dolores en el cuerpo
  • Fiebre (usualmente más de 101 F), escalofríos, temblor en el cuerpo
  • No tener hambre
  • Se muestra con mucho cansancio
  • Tos fuerte y seca que no desaparece, o dolor de garganta
  • Vómitos y diarrea

La fiebre y la mayoría de las señales y los síntomas pueden durar una semana o más. Mientras que su bebé no puede decirle con palabras cómo se siente, los bebés con influenza por lo general se enferman más, se sienten más irritables, y parecen estar más incómodos y descontentos que los bebés que tienen un resfriado. Si cree que su bebé tiene influenza, inclusive si ya le vacuno, llame al profesional de la salud del niño.

No dude en llamar o visitar al profesional de la salud de su bebé de inmediato si tiene alguna de estas señales o síntomas:

  • Color azulado de la piel
  • Está tan irritable que no quiere que lo tengan en brazos
  • Fiebre con sarpullido
  • No está bebiendo suficientes líquidos
  • No se está despertando ni interactuando con usted
  • Respiración rápida o dificultades para respirar
  • Síntomas de la influenza que mejoran pero regresan con fiebre y peor tos

 

El embarazo, el nuevo bebé, y el estrés de los días festivos

6 de Diciembre, 2017 por Juviza

Estamos en la temporada de celebraciones y días festivos de Navidad y fin de año. Aunque para muchas personas es un tiempo de alegría y felicidad, también es una temporada que suele causar estrés. Entre las compras, organizar o participar de reuniones familiares, viajes, etc. nos podemos sentir abrumados, ansiosos y con mucha presión de cómo manejar las expectativas individuales y de la familia. Si usted está embarazada o acaba de tener un bebé, esto se suma a la lista de estresores. Las siguientes recomendaciones puede que le sean muy útiles durante esta temporada:

  • El cansancio durante el embarazo es común y puede aumentar en las últimas semanas del embarazo. Después del parto se sentirá más cansada también. Mientras le sea posible, descanse lo más que pueda.
  • Póngase a sí misma y a su bebé como prioridad. Trate de no debe sentirse obligada a tener visitas constantes de amigos y familiares. Si está en las últimas semanas del embarazo y necesita preparar su hogar para la llegada de su bebé, usted puede limitar las visitas o programar un horario. Esta misma recomendación se aplica si acaba de tener a su bebé, o si su bebé está en la unidad de cuidados intensivos neonatales (NICU, por sus siglas en inglés).
  • Encontrar el tiempo de preparar las comidas o ir de compras puede ser difícil después del parto y nacimiento de su bebé. Usted puede pedirles a sus familiares que traigan una comida que todos puedan compartir.
  • Si necesita hacer compras, trate de ir durante un horario donde no haya mucha gente. Evite llevar al bebé a lugares con mucha gente, como centros comerciales. Si le es posible haga compras en línea o decida tener una temporada festiva más sencilla que no se centre en las compras.
  • Dado que estamos en la temporada de la influenza (llamada “flu”, en inglés), pídales a sus familiares y amistades que si tienen  influenza  u otra enfermedad contagiosa, posponer sus visitas hasta que se hayan mejorado.

Aunque haya planeado tener una alguna reunión con sus familiares y amigos, no deje de ir a sus citas de control prenatal o su visita de posparto. Su salud y la salud de su bebé siempre es lo más importante.

Semana Nacional de Vacunación contra la Influenza

4 de Diciembre, 2017 por Azalia

Del 3 al 9 de diciembre dedicamos la Semana Nacional de Vacunación contra la Influenza (NIVW) a crear conciencia de la importancia de la vacunación para evitar complicaciones y la propagación de la influenza. 

La influenza es una enfermedad viral respiratoria muy contagiosa. Este virus puede causar una enfermedad leve o grave y en ocasiones puede llevar a la muerte. La temporada de la influenza comienza en octubre y termina en mayo. Eso quiere decir que son los meses donde hay más posibilidad de enfermarse. La influenza es una enfermedad seria, especialmente para las mujeres embarazadas y para los bebés. Todavía está a tiempo para vacunarse.

¿Cómo puede protegerse?

La mejor forma de protegerse es vacunándose contra la influenza. La vacuna de la temporada pasada no protege contra la influenza o gripe de esta temporada, por esto debe vacunarse cada año. Todas las mujeres embarazadas deben recibir la vacuna contra la influenza.

¿Quiénes deben vacunarse?

Las mujeres embarazadas, las que amamantan, las que acaban de tener un bebé, las que planifican quedar embarazada y los bebés de 6 meses o más deben vacunarse.

¿Es seguro recibir la vacuna contra la influenza durante el embarazo?

Es seguro para la mayoría de las mujeres embarazadas recibir la vacuna contra la influenza. Avise a su profesional de la salud si tiene cualquier alergia severa o ha tenido una reacción alérgica a una vacuna contra la influenza. Sí. Todas las embarazadas deben recibir la vacuna contra la influenza.

¿Qué tan seria puede ser la influenza?

Las complicaciones de salud causadas por la influenza, como la neumonía, pueden ser graves e incluso mortales, en especial si está embarazada. Es más probable que las embarazadas con influenza tengan un parto prematuro y que el bebé nazca prematuro que aquellas que no se enferman. También la influenza puede ser perjudicial durante el embarazo porque el embarazo afecta su sistema inmunitario.

Otra razón por la cual enfermarse con la influenza es peligrosa en el embarazo es que sus pulmones necesitan más oxígeno, en especial durante el segundo y tercer trimestre. Su abdomen en crecimiento pone presión sobre sus pulmones haciéndolos trabajar más arduamente en un espacio más pequeño. Es posible que se sienta con falta de aliento en ocasiones. Su corazón también está trabajando mucho. Está ocupado suministrando sangre a usted y a su bebé. Todo eso significa que su cuerpo está estresado durante el embarazo. Ese estrés en el cuerpo puede crearle más riesgo de contagiarse la influenza. Si está embarazada o tuvo un bebé en las últimas 2 semanas, corre más riesgo que otras mujeres de padecer graves problemas de salud por la influenza.

En los niños pequeños la influenza puede ser muy peligrosa, especialmente los que tienen problemas de salud como el asma, las enfermedades del corazón o diabetes. Para proteger a los bebés menores de 6 meses de la influenza las personas que los cuidan y estén en contacto con ellos deben estar vacunadas. Usted también protege a su bebé al transmitirle inmunidad cuando se vacuna durante el embarazo. Especialmente en esos primeros 6 meses de vida cuando el bebé no puede recibir la vacuna. En los EE.UU. se registraron más de 100 muertes pediátricas a causa de la influenza en la temporada anterior.

 

Cómo evitar complicaciones por influenza en el embarazo

6 de Noviembre, 2017 por Azalia

Las embarazadas deben cuidarse de no contagiarse con el virus de la influenza. Cuando una mujer embarazada se contagia con la influenza, tiene mayores probabilidades de tener problemas como parto prematuro y nacimiento prematuro que las mujeres que no se enferman. La mejor forma de evitar contagiarse con la influenza, es recibiendo la vacuna inyectable contra la influenza.

La influenza es un virus que transmite fácilmente de persona a persona. Usted se puede contagiar si alguien enfermo con influenza tose, estornuda o habla, cerca de usted. También si toca algo (como la manija de una puerta o un teléfono) que tiene el virus de la influenza y luego se toca la nariz, los ojos o la boca.

Peligros de la influenza en el embarazo

Las embarazadas con influenza tienen mayor riesgo de tener un parto o nacimiento prematuro (que sucede antes de las 37 semanas de embarazo) en comparación a las mujeres que no se enferman. La fiebre causada por la influenza podría estar relacionada a defectos de nacimiento, como los defectos del tubo neural, y otros problemas para su bebé. Los defectos del tubo neural son defectos de nacimiento del cerebro y la médula espinal.

Las complicaciones de salud causadas por la influenza, como la neumonía, pueden ser graves e incluso mortales, en especial si está embarazada. Por eso es mejor recibir la vacuna contra la influenza en forma de inyección cada temporada. Se la puede poner antes de quedar embarazada o durante el embarazo. Mientras más temprano en la temporada (octubre a mayo), más pronto tendrá protección.

La protección de la vacuna sólo dura una temporada, es decir alrededor de un año, por eso es importante vacunarse cada temporada. Su profesional de la salud puede aplicarle la vacuna. Muchas farmacias y lugares de trabajo también la ofrecen en los meses de otoño. Use el Mapa de salud buscador de vacunas (en inglés) para averiguar dónde puede recibir la vacuna contra la influenza.

Además de protegerla a usted de la influenza, la vacuna también podría ayudar a reducir su riesgo de que su bebé sea natimuerto (nacimiento sin vida). El nacimiento sin vida es cuando un bebé muere dentro de la matriz después de las 20 semanas de embarazo. Si usted está embarazada y no ha recibido la vacuna contra la influenza, hable con su profesional de la salud acerca de recibirla.

Su mejor protección contra la influenza y sus complicaciones es recibir la vacuna inyectable cada temporada.

Es tiempo de vacunarse contra la influenza

29 de Septiembre, 2017 por Juviza

La influenza (también llamada flu, en inglés) no es tan solo goteo nasal y dolor de garganta. La influenza puede hacerla sentir muy mal y puede ser muy perjudicial si se contagia durante y justo después del embarazo.

La influenza se transmite fácilmente de persona a persona. Cuando alguien enfermo con influenza tose, estornuda o habla, el virus se disemina por el aire. Las complicaciones de salud causadas por la influenza, como la neumonía, pueden ser graves e incluso mortales, en especial si está embarazada. Esto es porque el embarazo afecta su sistema inmunitario. Durante el embarazo su sistema inmunitario está debilitado. De hecho, las embarazadas que se enferman con influenza corren mayor riesgo de tener un parto prematuro y que el bebé nazca prematuro, que aquellas que no se enferman.

La mejor forma de protegerse es vacunándose. Las mujeres embarazadas, las que amamantan, las que acaban de tener un bebé, las que planifican quedar embarazada, y los bebés de 6 meses o más deben vacunarse. Para la mayoría de las mujeres embarazadas es seguro recibir la vacuna contra la influenza. Avise a su profesional de la salud si tiene cualquier alergia severa o ha tenido una reacción alérgica a una vacuna contra la influenza.

La temporada de la influenza comienza en octubre y termina en mayo. Eso quiere decir que son los meses donde hay más posibilidad de enfermarse. Usted y su familia obtendrán el mejor beneficio al vacunarse a tiempo, es decir al comienzo de la temporada. Sin embargo, es seguro recibir la vacuna en cualquier momento del embarazo. Todavía está a tiempo para vacunarse. Es importante vacunarse cada año, porque la vacuna de la temporada pasada no protege contra la influenza de esta temporada. Ya dicho, es importante saber que la vacuna contra la influenza en aerosol nasal NO se debe usar durante el embarazo, solo debe aplicarse la inyectable. Si recibe la vacuna en atomizador nasal antes de quedar embarazada, espere al menos 4 semanas antes de intentar el embarazo.

Cuando la mujer embarazada se vacuna, la inmunidad que recibe la protege no tan solo a ella, sino que también a su bebé, por los primeros meses de vida. Este es un periodo muy importante donde el bebé es muy susceptible a enfermarse por influenza. Si tiene preguntas sobre la vacuna no dude en hablar con su profesional de la salud.

Conozca qué vacunas puede recibir durante y antes del embarazo

7 de Agosto, 2017 por Azalia

Agosto es el Mes Nacional de Concienciar sobre las Inmunizaciones (NIAM, por sus siglas en inglés). Toda mujer debe tener sus vacunas al día, antes y durante el embarazo.

  • Antes de quedar embarazada asegúrese que está al día con todas sus vacunaciones. Su médico puede verificar esto en una visita preconcepcional, es decir, la visita médica que se hace ANTES de quedar embarazada.
  • Es muy importante que esté al día antes del embarazo con la vacuna triple vírica que la protege contra el sarampión, paperas y rubéola (SPR, en español; MMR, en inglés). La infección por rubéola en las mujeres embarazadas puede causar defectos de nacimiento graves en el bebé. Esto trae consecuencias devastadoras para el bebé por el resto de su vida, y hasta puede causar la muerte.
  • Las vacunas que contienen virus vivos atenuados, como la triple vírica o MMR, se deben aplicar al menos UN MES antes del embarazo.
  • Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recomiendan que todas las mujeres embarazadas reciban una vacuna contra la tos ferina, llamada Tdap, entre 27 y 36 semanas de cada embarazo. Esta vacuna le ayudará a proteger a su bebé contra la tos ferina en los primeros meses de vida, periodo en el cual es demasiado pequeño para ser vacunado. La tos ferina puede ser muy grave para los bebés, y puede provocar que dejen de respirar e incluso morir. Alrededor del 80 por ciento de los bebés que contraen la  tos ferina es de su madre u otro miembro de la familia. Vacúnese para que proteja a su bebé.
  • Todas las mujeres embarazadas o que planean quedar embarazadas durante la temporada de la influenza pueden recibir la vacuna contra la influenza. La vacuna puede ayudar a protegerla contra la influenza y evitar que la contagie a otras personas. También puede ayudar a proteger a su bebé durante el embarazo y los primeros meses de vida hasta que tenga la edad suficiente para que lo vacunen. Es menos probable que los bebés nacidos de mujeres que se vacunaron durante el embarazo se enfermen por la influenza.

¿Cuánto sabe sobre las vacunas y el embarazo? Conteste este cuestionario y compruebe sus conocimientos.

La fiebre y su bebé: preguntas frecuentes

17 de Julio, 2017 por Azalia

sifilis

La fiebre es un síntoma que causa preocupación, especialmente si le ocurre a su bebé. La fiebre en sí no es una enfermedad sino una señal de alerta que se produce  cuando el cuerpo está combatiendo una infección. Pero no debe ser motivo de alarma, sino es una señal de alerta. Tampoco quiere decir que debe ir inmediatamente a la sala de urgencia o al pediatra. Sin embargo, es importante conocer ciertos aspectos básicos para que se sienta con más seguridad de que está haciendo lo correcto.

¿Qué temperatura se considera fiebre?

  • Temperatura rectal mayor de 4 grados F (38 grados C)
  • Temperatura en la boca es mayor de 99 grados F (37.2 grados C).

¿Es necesario usar un termómetro o con solo tocar al bebé es suficiente?

Sentir la piel del bebé no es suficiente para saber si tiene o no fiebre. Lo mejor es que siempre use un termómetro. Se recomienda tomarle la temperatura a su bebé si además de entirse caliente también muestra señales de enfermedad. Usar un termómetro rectal, es la forma más adecuada y precisa de tomarle la temperatura a su bebé.

¿Tengo que ir al hospital o a ver al pediatra si mi bebé tiene fiebre?

Llame al pediatra o vaya al hospital si su bebé tiene fiebre y además suceden cualquiera de los siguientes:

  • La fiebre sube sobre los 104 grados F (40 grados C)
  • Su bebé tiene menos de 3 meses y tiene una temperatura mayor de 100.4 grados F (38 grados C)
  • Su bebé muestra señales de deshidratación como: boca reseca, casi no hace pipi, no está consumiendo líquidos, se le ve la mollera hundida
  • Tiene otros síntomas, como: tiene el cuello rígido, sarpullido inexplicable, o diarrea o vómito constante
  • Ocurre una convulsión 

¿Puedo darle baños de alcohol a mi bebé o usar bolsas de hielo?

Las prácticas para reducir la fiebre de poner bolsas de hielo o hacer baños de alcohol ya no son recomendadas. De hecho se cree que pudieran provocar efectos adversos en su bebé, es mejor que no lo haga.

¿Tengo que usar una medicina para bajarle la fiebre a mi bebé?

No es necesario medicar siempre que hay fiebre, se debe hacer solo cuando su niño está muy incómodo. Por ejemplo, si su niño no desea comer, no puede dormir o le cambia su comportamiento. Esto es más importante que mantener la temperatura corporal normal. Si tiene preguntas, comuníquese con su doctor para que le diga qué debe hacer, especialmente si su hijo tiene menos de 2 años.

Semana Nacional de Inmunización Infantil

24 de Abril, 2017 por Azalia

niiw-logo-color-spanish

 

La Semana Nacional de Inmunización Infantil se celebra cada año para enfatizar la importancia de proteger a su bebé contra 14 enfermedades que pueden ser muy peligrosas, pero totalmente prevenibles. Puede que estas enfermedades no sean familiares para usted esto gracias al éxito de la vacunación. Esta semana, del 22 al 29 de abril, celebre la Semana Nacional de Inmunización Infantil, aprenda sobre cómo proteger a su bebé a través de la vacunación.

Los centros para el Control y Prevención de las Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) en los EE.UU. recomiendan que siempre lleve a su niño a vacunar. Esta es la mejor forma de protegerlo, especialmente hoy día que se han registrados brotes de diferentes enfermedades, por ejemplo: tosferina, sarampión y paperas. Asegúrese que sigue las recomendaciones del calendario de vacunación. El mismo está diseñado para proteger a su bebé a una temprana edad, cuando son más vulnerables, y antes de que tenga exposición a enfermedades potencialmente mortales.

Tos ferina: Los brotes de tosferina (pertussis) son un ejemplo de la importancia de vacunar a todos los niños.  Durante el año 2015, se reportaron más de 18 000 casos de tos ferina a los CDC y se cree que este número será mayor en los años más recientes. En los bebés muy pequeños esta enfermedad puede ser mortal. Las muertes por tos ferina pudieran prevenirse si todos los bebés recibieran la primera dosis de DTaP a los 2 meses de edad, según el calendario de vacunación lo indica.

Sarampión: Es muy contagioso y peligroso. Una de las complicaciones del sarampión es la pulmonía. Esta es la causa más común de muerte por sarampión en niños pequeños, según Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés). Protéjase a usted y a su bebé recibiendo la vacuna contra el sarampión (MMR en los EE.UU.)

Paperas: Usted puede proteger a su bebé contra las paperas al vacunarlo con la vacuna triple vírica o MMR (protege contra el sarampión, las paperas y la rubéola). En la mayoría de los niños, las paperas son bastante leves. Sin embargo, pueden causar problemas graves como: la meningitis, sordera, encefalitis, entre otros.

Asegúrese que su bebé está al día con todas sus vacunas. Llame al pediatra o al centro de vacunación más cercano y aclare sus dudas. Siempre esté al tanto de cuando es el momento de ponerle las vacunas a su bebé y no falle a su cita.

Para más información:

Calendario de vacunación de los CDC (fácil de leer)

Semana Nacional de Vacunación contra la Influenza

6 de Diciembre, 2016 por Azalia

NIVW16

 

En reconocimiento a la Semana Nacional de Vacunación contra la Influenza (NIVW) de los CDC, March of Dimes está escribiendo sobre este tema como parte del maratón de blogs para la NIVW. Puede seguir la conversación en Twitter usando el hashtag #NIVW2016

La temporada de la influenza comienza en octubre y termina en mayo. Eso quiere decir que son los meses donde hay más posibilidad de enfermarse. La influenza es una enfermedad seria, especialmente para las mujeres embarazadas y para los bebés. Todavía está a tiempo para vacunarse.

¿Cómo puede protegerse?

La mejor forma de protegerse es vacunándose contra la influenza. La vacuna de la temporada pasada no protege contra la influenza o gripe de esta temporada, por esto debe vacunarse cada año. Todas las mujeres embarazadas deben recibir la vacuna contra la influenza.

¿Quiénes deben vacunarse?

Las mujeres embarazadas, las que amamantan, las que acaban de tener un bebé, las que planifican quedar embarazada y los bebés de 6 meses o más deben vacunarse. Es seguro para la mayoría de las mujeres embarazadas recibir la vacuna contra la influenza. Avise a su profesional de la salud si tiene cualquier alergia severa o ha tenido una reacción alérgica a una vacuna contra la influenza.

¿Es seguro recibir la vacuna contra la influenza durante el embarazo?

Sí. Todas las embarazadas deben recibir la vacuna contra la influenza. La vacuna contra la influenza en aerosol nasal NO se debe usar ya que puede que no sea efectiva, solo debe aplicarse la inyectable. Si recibe la vacuna en atomizador nasal antes de quedar embarazada, espere al menos 4 semanas antes de intentar el embarazo. Si es alérgica a los huevos, usted puede vacunarse contra la influenza con vacunas aprobadas para su edad y su estado de salud. Si usted tiene historial alergia al huevo que produce dificultad al respirar y otros, es necesario que se aplique la vacuna bajo la supervisión de su profesional de la salud.

¿Qué tan seria puede ser la influenza?

Las complicaciones de salud causadas por la influenza, como la neumonía, pueden ser graves e incluso mortales, en especial si está embarazada. Es más probable que las embarazadas con influenza tengan un parto prematuro y que el bebé nazca prematuro que aquellas que no se enferman. También la influenza puede ser perjudicial durante el embarazo porque el embarazo afecta su sistema inmunitario.

Otra razón por la cual enfermarse con la influenza es peligrosa en el embarazo es que sus pulmones necesitan más oxígeno, en especial durante el segundo y tercer trimestre. Su abdomen en crecimiento pone presión sobre sus pulmones haciéndolos trabajar más arduamente en un espacio más pequeño. Es posible que se sienta con falta de aliento en ocasiones. Su corazón también está trabajando mucho. Está ocupado suministrando sangre a usted y a su bebé. Todo eso significa que su cuerpo está estresado durante el embarazo. Ese estrés en el cuerpo puede crearle más riesgo de contagiarse la influenza. Si está embarazada o tuvo un bebé en las últimas 2 semanas, corre más riesgo que otras mujeres de padecer graves problemas de salud por la influenza.

En los niños pequeños la influenza puede ser muy peligrosa, especialmente los que tienen problemas de salud como el asma, las enfermedades del corazón o diabetes. Para proteger a los bebés menores de 6 meses de la influenza las personas que los cuidan y estén en contacto con ellos deben estar vacunadas. Usted también protege a su bebé al transmitirle inmunidad cuando se vacuna durante el embarazo. Especialmente en esos primeros 6 meses de vida cuando el bebé no puede recibir la vacuna.

¿Qué tan peligroso es enfermarse con influenza en el embarazo?

19 de Octubre, 2016 por Azalia

contemplative pregnant woman

El sistema inmunitario es la forma que tiene su cuerpo de protegerse contra las enfermedades. Cuando su cuerpo detecta algo que puede perjudicar su salud, por ejemplo un virus, el sistema inmunitario trabaja arduamente para combatirlo. Durante el embarazo su sistema inmunológico está debilitado, es por esto que usted debe protegerse de diferentes tipos de infecciones. Especialmente debe protegerse contra la influenza.

La influenza puede ser perjudicial durante el embarazo porque sus pulmones, mas que nunca, necesitan más oxígeno. Esto es más crítico durante el segundo y tercer trimestre, cuando su abdomen en crecimiento pone presión sobre sus pulmones haciéndolos trabajar más arduamente en un espacio más pequeño. Es posible que se sienta con falta de aliento en ocasiones. Su corazón también está trabajando mucho. Está ocupado suministrando sangre a usted y a su bebé. Todo eso significa que su cuerpo está estresado durante el embarazo. Ese estrés en el cuerpo puede crearle más riesgo de contagiarse la influenza. Por eso las mujeres embarazadas o que han tenido un bebé recientemente (2 semanas), corren más riesgo que otras mujeres de padecer graves problemas de salud por la influenza.

Las complicaciones de salud causadas por la influenza, como la neumonía, pueden ser graves e incluso mortales. Si contrae la influenza durante el embarazo, tiene más probabilidades que otros adultos de sufrir complicaciones graves. Por eso es mejor recibir la vacuna contra la influenza en forma de inyección antes o durante el embarazo. La vacuna inyectable es segura en el embarazo. No debe aplicarse la vacuna en spray nasal o atomizador.

Contagiarse con influenza también aumenta su riesgo de tener un parto o nacimiento prematuro (que sucede antes de las 37 semanas de embarazo). La fiebre que causa la influenza puede dar lugar a defectos de nacimiento y a otros problemas para su bebé. El defecto de nacimiento es un problema de salud que está presente al nacer. Esos defectos cambian la forma o función de una o más partes del cuerpo. Pueden causar problemas en la salud en general, en cómo se desarrolla el cuerpo o cómo funciona.

La mejor forma de protegerse es vacunándose contra la influenza. La vacuna de la temporada pasada no protege contra la influenza o gripe de esta temporada, por esto debe vacunarse cada año. Todas las mujeres embarazadas deben recibir la vacuna contra la influenza.