Archivos del weblog

Seguridad al envolver a su bebé en una manta

30 de Junio, 2014 por Azalia

La técnica de envolver a su bebé en una manta o cobija delgada, o como se le llama en inglés “swaddling“, le ofrece a su bebé recién nacido un ambiente similar al que sentían cuando estaba en su matriz. Esto le ayuda a sentirse ceñido, calentito y seguro. Observe las siguientes precauciones cuando envuelva a su bebé en una manta:

Una vez que su bebé está envuelto para dormir la siesta o a la noche, asegúrese de que no corra riesgos verificando lo siguiente:

  • La manta esté ceñida alrededor de su bebé, pero no demasiado ajustada. Su bebé debe poder respirar fácilmente. No debe cubrirle la cabeza y ni el cuello con la manta. Deslice dos o tres dedos entre el pecho del bebé y la manta para asegurarse de que tenga lugar para respirar.
  • Su bebé pueda mover las caderas y los pies. Si envuelve ajustadamente las piernas del bebé cuando las tiene estiradas, puede aumentar el riesgo de displasia de la cadera. Esto es una articulación anormal de la cadera, en la que la parte superior del hueso de la cadera no permanece firmemente en el hueco de la cadera.
  • La manta no tenga extremos sueltos. Si la manta se desenvuelve, podría cubrirle la cara a su bebé y ponerlo en peligro de asfixia al no poder respirar, o de estrangulación.
  • Su bebé no se recaliente. Estar envuelto en una manta puede darle demasiado calor a su bebé, en especial si tiene puesta ropa gruesa y pesada. Puede estar recalentado si está respirando rápidamente, está sudando o tiene la piel con aspecto rojizo.
  • Acueste a su bebé a dormir boca arriba en una superficie plana y firme, como el colchón de una cuna, cubierto con una sábana de cajón ajustada. Fíjese que su bebé no cambie de posición y se coloque boca abajo mientras duerme.

No es riesgoso envolver a su bebé mientras él no se pueda voltear y ponerse boca abajo. Pero una vez que pueda voltearse, deje de envolverlo en una manta. Si su bebé envuelto se rueda boca abajo, aumenta el riesgo de que sufra el síndrome de muerte súbita del lactante (SIDS, por sus siglas en inglés) o de que pueda asfixiarse.

¿Pueden perjudicar su embarazo los productos de limpieza para el hogar?

25 de Junio, 2014 por Azalia

37473374_thb

Antes de su embarazo usted hacía su limpieza en el hogar y posiblemente no se preocupaba demasiado sobre la seguridad de los productos de la limpieza. Ahora usted piensa por el bienestar suyo y el de su bebé. Ésta es una buena oportunidad para utilizar productos de limpieza más seguros y naturales. Por ejemplo, use bicarbonato de sodio para cepillar superficies grasosas, ollas y cacerolas, fregaderos, bañeras y hornos. Mezcle vinagre con agua para limpiar pisos y encimeras. El peróxido de hidrógeno o agua oxigenada puede ser útil para remover manchas de la ropa y superficies de tela. Use una mezcla de 8 partes de agua y 1 de peróxido de hidrógeno.

Lo más recomendable es que lea cuidadosamente las etiquetas de los productos de limpieza que usaba antes del embarazo. No use los que puedan ser tóxicos o perjudiciales. En la etiqueta se indica si los productos son tóxicos, como lo son algunos limpiadores para el horno y las alfombras. Si la etiqueta no tiene información sobre su seguridad, no use el producto. O bien comuníquese con el fabricante del producto para verificar que sea seguro de usar durante el embarazo.

Los productos con amoníaco o cloro probablemente no perjudiquen a su bebé durante el embarazo. Pero es posible que el olor le produzca náuseas. Al usar esos productos:

  • Abra las puertas y ventanas.
  • Use guantes de goma.
  • No mezcle productos. Mezclar amoníaco con cloro puede producir gases peligrosos.

Aproveche esta etapa para que su pareja le ayude más con los quehaceres del hogar. Recuérdele que usted y su bebé deben cuidarse.

Un parque seguro para sus pequeños

23 de Mayo, 2014 por Azalia

2013d030_2075_zps3b0103b0

Ahora que se aproximan los días cálidos, sus pequeños estarán ansiosos por ir al parque. La Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos y el Consejo Nacional de Seguridad nos ofrecen varios consejos para que nuestros niños puedan disfrutar estos momentos:

  • Lleve a sus niños sólo a parques que tengan una superficie suave. Evite las áreas de concreto, asfalto, o tierra o pasto compactos.
  • El área alrededor de los equipos como rodaderos (toboganes), columpios y balancines debe ser de arena, mantillo, pedacitos de madera o caucho.
  • Permita que su hijo utilice sólo el equipo adecuado a su edad.
  • Fíjese que en las áreas donde juega su niño no haya raíces de troncos, rocas o pedazos de concreto donde él puede tropezarse.
  • Use sólo columpios de caucho o plástico. Evite los de madera o metal.
  • No se tire del tobogán con su pequeño. Cada niño debe tirarse solo y no con un amiguito. Apenas llegue abajo debe hacerse a un lado.
  • Verifique que el equipo no tenga partes filudas, tornillos que sobresalgan o ganchos que puedan herir a su pequeño.
  • En los meses muy calurosos asegúrese de que el tobogán no esté muy caliente. Aunque es poco probable que el niño se queme, puede causarle dolor.
  • Enséñeles a sus hijos a cogerse de las barandas al subir al equipo y a que suban despacio.
  • No vista a su hijo con chaquetas con cordones o capuchas que se puedan engarzar en el equipo.
  • Verifique que los espacios entre las partes de los equipos sean de menos de 3.5 pulgadas (9 centímetros) y más de 9 pulgadas cuadradas (23 centímetros) para que su hijo no se pueda quedar atorado.
  • El equipo para los niños de edad pre-escolar elevado sobre una plataforma debe tener una baranda de al menos 29 pulgadas (73.6 centímetros) de altura. En el equipo para los niños de edad escolar, ésta debe ser de al menos 38 pulgadas (96.5 centímetros) de alto.
  • No pierda a su hijo de vista mientras él juega en el parque y utiliza el equipo.
  • ¡No se olvide de protegerlo contra los rayos del sol!

Cómo mantener los alimentos seguros al refrigerarlos

2 de Mayo, 2014 por Azalia

Mantener los alimentos fríos o perecederos refrigerados es una de las formas de mantenerlos seguros para el consumo. Esto ayuda a evitar que usted o su familia se enfermen al consumirlos.

  • Mantenga el refrigerador a una temperatura de 40 grados F menos y el congelador a 0 grados F menos. Si cree que las temperatura están incorrectas, contrólelas con un termómetro para electrodomésticos. Puede comprar este tipo de termómetro en ferreterías o tiendas de artículos para el hogar.
  • Refrigere todas las frutas y verduras que están cortadas o peladas.
  • Refrigere todas las sobras dentro de las 2 horas después de comer. Use contenedores poco profundos para que la comida se enfríe rápidamente. Cuando esté lista para usar las sobras, cómalas dentro de las 2 horas de haberlas sacado del refrigerador.
  • Descongele las carnes, aves y mariscos en el refrigerador y no en la mesa o en el fregadero.
  • No llene demasiado el refrigerador. De lo contrario, será difícil mantener los alimentos fríos y seguros.
  • Cuando vaya al supermercado, regrese directo al hogar y guarde los alimentos en el refrigerador o congelador. Evite hacer mandados que atrasen demasiado el tiempo que pasan los alimentos a temperatura ambiente.
  • Los alimentos fríos se deben mantener fríos y los congelados, congelados.

Cigarrillos electrónicos y los envenenamientos

9 de Abril, 2014 por Azalia

21384022_thb

¿Ha visto los cigarrillos eléctricos? Yo al menos he conocido varias personas que los fuman. Esta nueva modalidad, trae consigo un serio peligro para nuestros pequeños, y para cualquier persona que esté en contacto con ellos.

Estos cigarrillos se recargan con un líquido (“e-liquid” en inglés) que contiene nicotina y otras neurotóxinas que son muy peligrosas. Al día de hoy se han hecho bastantes reportes de envenenamientos, especialmente en niños. Al menos una muerte ha registrado.  El número de casos ha aumentado exponencialmente desde el 2011 al día de hoy.

Los reportes indican que los niños, curiosos al fin, han tomado o derramado esta nicotina líquida. Esta sustancia que contiene toxinas muy fuertes, puede afectar, ya sea porque se absorba a través de la piel o porque un niño la ingiera. Aun una pequeña cantidad puede ser muy peligrosa, inclusive fatal para los niños.

Otro problema es que este líquido se vende en envases de colores brillantes y hasta con sabores a cereza y a goma de mascar. Todo esto los hace muy atractivo para los niños. Tan solo una cucharadita de este líquido puede causar la muerte de un niño pequeño.

Siempre tenga a la mano el número del Centro de Envenenamientos, 1-800-222-1222, y si su niño ingiere este u otro producto tóxico, llame de inmediato. Por favor, cuide bien a sus niños de este tipo de envenenamientos. Su seguridad depende de nosotros.

Fuentes: New York Times, CDC

¿Cuándo puede comenzar a hacer ejercicio luego que nazca su bebé?

25 de Febrero, 2014 por Azalia

Quizás se sienta lista para retomar el ejercicio unos días después del parto. O quizás desee esperar más tiempo. Con la aprobación de su profesional de la salud, puede comenzar ejercicios moderados cuando sienta que ya puede hacerlo.

  • Si se mantuvo activa durante el embarazo, es más fácil retomar el ejercicio después de que nazca su bebé.
  • Procure empezar lentamente.
  • Si siente dolor o tiene otros problemas durante el ejercicio, deje de hacer la actividad y hable con su profesional de la salud.
  • Cree metas realistas y no se desanime si un día no logra sacar el tiempo o no se siente con la energía para ejercitarse. Lo importante es no hacer de esto un hábito.
  • Preste atención a su cuerpo, así sabrá si se está excediendo o si puede hacer un poco más.
  • Establezca sus propias reglas. Lo que le funciona a sus amigas o a otras personas puede que no le funcione a usted. Si a usted no le gusta correr, puede que si le guste montar a bicicleta, caminar o nadar.
  • Tome suficiente agua y duerma todo cuanto le sea posible, esto le ayudará a sentirse con energía para ejercitarse.
  • Mantenga la motivación. Escriba las razones por las cuales desea ejercitarse. Incluya en esa lista su salud mental y física.
  • Escuche música o invite a una amiga a ejercitarse con usted. El tiempo pasa rápido cuando la está pasando bien.
  • Si tuvo una cesárea, no haga ejercicio hasta que su profesional se lo permita.

¿Cambia el embarazo la forma en que su cuerpo responde al ejercicio?

20 de Febrero, 2014 por Azalia

Hacer ejercicios durante el embarazo le ayudará a aliviar el estrés, controlar su aumento de peso y hacerle sentirse bien en general. Tome en consideración los cambios que ocurren en su cuerpo en el embarazo para que ajuste sus ejercicios a ellos.

  • Respiración: Necesita más oxígeno durante el embarazo, en especial en el segundo y tercer trimestres. Su abdomen en crecimiento pone presión sobre sus pulmones haciéndolos trabajar más arduamente en un espacio más pequeño. Es posible que se sienta con falta de aliento en ocasiones.
  • Ritmo cardíaco: Su corazón trabaja más y late más rápidamente durante el embarazo para que el oxígeno llegue a su bebé. Es posible que tenga menos energía para el ejercicio.
  • Temperatura corporal: Comenzará a sudar antes de lo que le sucedía antes del embarazo. Para proteger a usted y a su bebé del sobre calentamiento, su cuerpo comienza a sudar a una temperatura corporal más baja.
  • Equilibrio: A medida que su cuerpo cambia durante el embarazo, también cambia su sentido del equilibrio. Tal vez note que pierde el equilibrio con más facilidad. Use una pared para apoyarse al hacer ejercicios en los cuales pueda perder el equilibrio.
  • Articulaciones: Sus hormonas (sustancias químicas producidas por el cuerpo) están a niveles altos durante el embarazo. Eso puede causar que los tejidos del cuerpo estén más relajados. Trate de evitar movimientos que puedan esforzar o lesionar sus articulaciones.

Pregunte a su profesional de la salud si puede hacer ejercicio en estos casos:

Alimentos que pueden contaminarse con Salmonela

10 de Febrero, 2014 por Azalia

La Salmonela es una bacteria que puede causarle una intoxicación alimentaria llamada salmonelosis. Hay ciertos alimentos que pueden contaminarse con la Salmonela y enfermarla. Usualmente estos alimentos tienen aspecto y olor normales aunque estén contaminados. Evite los siguientes:

  • Carnes crudas o poco cocidas de ave, res o pescado. Al cocinarlas totalmente, se mata la Salmonela.
  • Huevos crudos o poco cocidos y alimentos elaborados con ellos. La Salmonela puede pasar de las gallinas a sus huevos. Incluso los huevos que parecen normales pueden tener Salmonela. No coma alimentos elaborados con huevos crudos, como mayonesa casera, salsa holandesa, aderezo de ensalada César, masa de galletitas, ponches hechos con huevos, coberturas o glaseados y helados caseros.
  • Leche, productos lácteos y jugos no pasteurizados o alimentos elaborados con ellos. Si un alimento se pasteurizó, significa que se calentó para matar los gérmenes perjudiciales. La leche y los jugos con frecuencia se pasteurizan. Busque la palabra “pasteurizado” en la etiqueta de los productos.
  • Alimentos que entran en contacto con excrementos de animales en la tierra o agua donde crecen. Estos incluyen hongos, frutas, verduras y brotes de verduras como alfalfa, trébol, rabanitos y frijoles mung.
  • Alimentos que entran en contacto con la Salmonela mientras los está preparando o sirviendo. Por ejemplo, si una persona está infectada y no se lava las manos después de ir al baño, puede transmitir la infección a la comida que está preparando. O si usa el mismo cuchillo para cortar pollo crudo y tomates, y no lo lava entre uno y otro, puede pasar Salmonela del pollo a los tomates. Estos son ejemplos de contaminación cruzada, que significa la transferencia de bacterias perjudiciales de una cosa a la otra.

Posiblemente escuche noticias sobre los alimentos que se han retirado del mercado (no se permite su venta) debido a la Salmonela. Si ha comido alguno de esos alimentos, llame de inmediato a su profesional de la salud.

¿Puedo usar endulzantes artificiales en el embarazo?

3 de Febrero, 2014 por Azalia

El uso de endulzantes artificiales es común en las personas con diabetes, pero también en la población general. Por ello muchas mujeres se preguntan sobre la seguridad de estos sustitutos de azúcar durante el embarazo. Los más comunes son el aspartamo (Equal®), sucralosa (Splenda®), stevia (Truvia®, Pure Via®, Sun Crystals®), acesulfamo K (Sunett® y Sweet one®) y el neotame. Estos se venden en empaques individuales para añadir al café, las bebidas y hasta a ciertas recetas, pero también se encuentran en altas cantidades en refrescos de dieta, dulces bajos en calorías, jugos, helados, gomas de mascar, yogur y otros productos dietéticos.

Según la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE.UU.) los sustitutos de azúcar antes mencionados se consideran seguros en el embarazo, pero deben ser consumidos en moderación. En estudios en animales se ha visto que la sacarina (Sweet ‘N Low®) puede causar cáncer en la vejiga. Aunque la FDA dice que es segura en los humanos, lo mejor es que las mujeres embarazadas NO CONSUMAN SACARINA. En estudios se ha comprobado que la sacarina puede a travesar la placenta y acumularse en el cuerpo del bebé. El ciclamato es otro endulzante artificial que no debe consumir, su uso está prohibido en los EE.UU. en toda la población.

Si usted toma refrescos de dieta, debe tener cautela. La cantidad de endulzante artificial en ellos es alta, al igual que otras bebidas dietéticas. Prefiera tomar agua, es la alternativa más saludable. Limite el uso de productos dietéticos y si los usa, consuma cantidades moderadas. Si usted tiene diabetes y está embarazada, es probable que dependa más de estos productos para controlar la cantidad de azúcares que consume al día, pero de todas formas úselos en moderación. Si usted padece de fenilcetonuria (PKU, por sus siglas en inglés) es una afección en la que el cuerpo no puede procesar un aminoácido llamado fenilalanina, usted no puede consumir alimentos o bebidas con aspartamo (NutraSweet® o Equal®) ya que contiene mucha fenilalanina. Si tiene preguntas específicas no dude en escribirnos. Discuta este tema con su proveedor de cuidados prenatales.

Fuentes (recopiladas 1/30/2014):  http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/007492.htm   http://www.diabetes.org/food-and-fitness/food/what-can-i-eat/understanding-carbohydrates/artificial-sweeteners/

Your Pregnancy and Childbirth: Month to Month, fifth edition, 2010 by ACOG, page 46

Detergentes que parecen dulces causan envenenamientos en miles de niños

31 de Enero, 2014 por Azalia

Detergent pods

Desde principios del año 2012 se han reportado incidentes en los cuales niños menores de 5 años han ingerido ciertos detergentes de lavar ropa que vienen en bolsitas o paquetitos individuales, también conocidos como “pods”. Cuando un niño muerde la bolsita, se traga el detergente líquido. Si muerde la parte sólida, casi de inmediato se atora, tose y escupe. Esto le puede causar vómitos excesivos, letargo y en algunos casos niños han sido admitidos al hospital porque han dejado de respirar y han necesitado usar una máquina ventiladora.

Este problema ha aumentado. Cerca de 700 casos ocurrieron en mayo del 2012, y al día de hoy esta cifra ha aumentado a 7,700 casos. Uno de los problemas es que estas bolsitas de detergentes son convenientes para el consumidor, pero muy atractivas y peligrosas para los niños. Tienen colores llamativos y parecen dulces.

¿Qué puede hacer?

Asegúrese que mantiene un hogar seguro para sus niños manteniendo todos los detergentes o productos de limpieza lejos de su alcance. Si le es posible, es mejor que sus niños ni vean estos productos. Los niños son curiosos y cuando usted no está prestando atención pueden ingerirlos. Siempre tenga a la mano el número del Centro de Envenenamientos, 1-800-222-1222, y si su niño ingiere este u otro producto tóxico, llame de inmediato.

Fuente y foto (recopilada 1/29/2014): http://www.consumerreports.org/cro/2013/03/laundry-detergent-pods-remain-a-health-hazard/index.htm