Romper fuente: qué debe esperar

19 de mayo, 2017 por Azalia

Pregnant woman with nurse

Durante el embarazo la mujer espera con cierta curiosidad y ansiedad que se rompa la fuente o el saco amniótico. Muchas mujeres pasan las últimas semanas del embarazo pensando en cómo es que esto va a ocurrir, especialmente si usted es primeriza. Cada mujer es diferente y puede que la experiencia de una sea muy diferente a la experiencia de otra.

La ruptura de las membranas o fuente algunas veces sucede de forma dramática. Es decir un escape muy grande de líquidos. Otras veces solo hay escapes muy pequeños del líquido amniótico y se siente una sensación como si se salieran orines o que le ha bajado la menstruación. También hay casos intermedios donde la mujer puede sentir la ruptura de la membrana y el escape de líquido y luego el líquido sale de poco a poco.

Es normal que usted le preocupe pasar una vergüenza en público si esto sucede. Pero trate de no preocuparse demasiado por esto, la ruptura de fuente es algo normal y cuando sucede lo menos que se piensa es en vergüenza. Sino que la mujer debe notificarle a su doctor, pareja o alguna persona cercana que pueda asistirla. Le servirá de ayuda tener consigo toallas sanitarias extra absorbentes y usarlas en caso de emergencia. Tenga una toalla en el auto o en su oficina, en el caso de que le haga falta ponerla debajo de usted si sale mucho líquido de una vez.

Tenga en mente que cuando se rompe la fuente el parto es inminente. Es decir si usted tiene 37 semanas de embarazo o si ya está cerca de la fecha de parto, quiere decir que el parto va a ocurrir en cualquier momento. Si rompe fuente antes de las 37 semanas eso se considera una señal de parto prematuro. En ambos casos usted debe apresurarse e irse al hospital. El saco y líquido amniótico ofrecen protección a su bebé contra infecciones. Cuando el mismo se rompe su profesional de la salud debe asistirla.

Observe el color del líquido amniótico. El líquido amniótico debe ser de color transparente quizás con un poco de color amarillo o rosado. Si usted observa un color verdoso o café, esto pudiera indicar que el líquido amniótico contiene meconio. El meconio es la primera excreta del bebé. Esto no siempre es motivo de preocupación, pero a veces indica que el bebé está en estrés. Es importante que le notifique a su doctor si le preocupa el color de su líquido amniótico.

 

Contracciones: lo qué debe saber

5 de agosto, 2016 por Azalia

Pregnant couple with doctor

Las contracciones en el embarazo se refieren a movimientos que hacen que su útero se endurece (contrae) y  luego se relaja. Su útero es un músculo que tienen movimientos involuntarios, es decir que usted no puede controlar. Las contracciones pueden ocurrir en cualquier momento del embarazo y no necesariamente son una señal de que el parto está por ocurrir. Es de esperarse que su útero vaya a “practicando” antes del parto.

¿Qué tipos de contracciones puede tener? 

Existen dos tipos de contracciones. Las contracciones Braxton-Hicks, también conocidas como el parto falso, el cual preparan a su cuerpo para el parto y nacimiento; y las contracciones de parto que indican el comienzo del parto y que el bebé está por nacer.

Braxton-Hicks:

  • Usted puede sentir endurecimiento de los músculos del útero a intervalos irregulares o una sensación de apretamiento en la parte baja del abdomen o ingle.
  • A veces usted no se dará cuenta de las contracciones, sintiendo solamente un endurecimiento sin dolor. En otras ocasiones, las contracciones pueden ser fuertes o dolorosas.
  • Pueden ir y venir de forma imprevisible y suelen aparecer en la tarde o en la noche. Son más comunes cuando usted se siente cansadas o luego que ha hecho muchas actividades físicas durante el día.

Contracciones de parto

  • Estas contracciones ocurren a intervalos regulares y ocurren, por lo general, desde la espalda hasta la parte baja del abdomen.
  • Duran entre 30 a 70 segundos y son más fuertes y ocurren con más frecuencia cada vez.
  • Para algunas mujeres, no hay una señal de antemano de que el parto está cerca. Otras mujeres sienten cólicos, contracciones e incomodidad unas semanas antes del parto.

¿Cuándo debe sentir contracciones?

Es normal que sienta contracciones tipo Braxton-Hicks durante el embarazo. Pero no debe tener contracciones seguidas o con un patrón definido (contracciones de parto), sino hasta que tenga al menos 37 semanas de embarazo. Si está teniendo contracciones de parto y aun no tiene 37 semanas de embarazo, esto se considera una señal de parto prematuro.  En ese caso usted debe visitar a su profesional de la salud o debe ir al hospital.

 

Cuando va a ponerse de parto

29 de junio, 2016 por Azalia

category-gallery-parto-y-nacimiento

En el inicio del embarazo su proveedor de cuidados prenatales le informará la fecha probable (FPP). Esta fecha le da un estimado o un más o menos de cuándo es que va a nacer su bebé. Esto no quiere decir que su bebé va a nacer exactamente ese día, tampoco es un problema si se acerca la fecha y no hay señales de parto. Esto es simplemente un estimado en base al tiempo que se cree que debe durar un embarazo: en promedio 40 semanas o 280 días- contando desde el primer día de la última menstruación.

Es normal que en las etapas finales del embarazo esté ansiosa por el nacimiento de su bebé. Lo mejor es que las señales del preparto o pródromos ocurran cuando ya esté cerca a las 37 semanas. No es bueno que tenga señales de parto antes de la semana 37 porque esto se puede considerar señales de parto prematuro. Así que si llega a la semana 36 y no tiene contracciones o no está liberando el tapón mucoso, esto puede ser normal.

En realidad muy pocas mujeres tienen su parto en la fecha esperada. La mayoría se ponen de parto entre 3 semanas antes a 2 semanas después de cumplir 40 semanas de embarazo.

Una vez comiencen las señales de parto puede que se confunda y no sepa cuál es la que indica que el parto va a comenzar. Aunque tenga contracciones irregulares, este liberando el tapón mucoso y haya dilatado un poco, estas señales no ayudan a predecir cuánto tiempo más falta para ponerse de parto. Usted debe esperar hasta que ocurran las siguientes señales que son las que indican que ya se ha puesto de parto:

  • Tiene contracciones fuertes y regulares cada 5 a 10 minutos.
  • Las contracciones son tan fuertes que no puede caminar ni hablar cuando las siente.
  • Se rompe la fuente o bolsa. Cuando se rompe la bolsa, algunas mujeres sienten un gran chorro de agua. Otras sienten apenas un hilito de agua.
  • Tiene un poco de sangrado vaginal, conocido como indicio de sangre.

Cuando ocurran cualquiera de estas señales vaya de inmediato al hospital.

La inducción del parto al despegar el saco amniótico o las membranas del útero

20 de junio, 2016 por Azalia

Induccion parto

Una forma que algunos médicos usan para ayudar a la mujer a ponerse de parto o para inducir el parto es despegando las membranas del saco amniótico del útero. Otro nombre para este procedimiento es la maniobra de Hamilton. Este procedimiento es diferente al de romper las membranas, en el mismo no se busca romper las membranas, sino separarlas.

Cómo se hace este procedimiento

El proveedor de cuidados de la salud inserta suavemente su dedo (que está cubierto con guantes) en el útero de la mujer para separar o despegar el saco amniótico del útero. Este procedimiento es sencillo y es parecido al examen pélvico. Usted puede sentir un pequeño dolor o cólico menstrual y tener un poco de sangrado. Este procedimiento se suele hacer en el consultorio de su proveedor de cuidados prenatales.

Qué puede esperar luego del procedimiento

Luego de despegar las membranas del saco amniótico del útero, el cuerpo libera unas hormonas llamadas prostaglandinas. Las prostaglandinas hacen que el útero se ablande o borre, lo cual puede provocar contracciones y la dilatación del útero. Esto pudiera hacer que se ponga de parto. Sin embargo este procedimiento no siempre funciona. Inclusive luego de sentir un poco de molestias y contracciones, es posible que no se ponga de parto. Algunas veces es necesario repetir el procedimiento.

La inducción del parto debe tener justificación médica

Si le recomiendan una inducción del parto es importante que se oriente bien porque le han dado esta recomendación. Por ejemplo, si usted tiene algún problema médico que pudiera perjudicar su salud o la de su bebé, o si su embarazo dura más de 42 semanas, puede que le recomienden una inducción. Pero programar una inducción del parto sin justificación médica, especialmente si se hace antes de las 39 semanas de embarazo, puede causarle problemas a la mamá y al bebé. Oriéntese bien sobre este tema con su profesional de la salud y haga todas las preguntas que entienda necesarias.

Llegar al menos a las 39 semanas de embarazo

Siempre y cuando la mujer tenga un embarazo sano sin complicaciones no se debe programar una inducción antes de las 39 semanas de embarazo. Llegar al menos a las 39 semanas le brinda al bebé el tiempo que necesita para crecer y desarrollarse. Muchos órganos importantes, como los pulmones, el cerebro y el hígado necesitan ese tiempo para desarrollarse y funcionar bien. Así es que, si su embarazo es sano, espere a que el parto comience por sí solo.

La placenta y su función

17 de junio, 2016 por Juviza

Graphic of pregnant belly

Durante el embarazo su bebé recibe nutrientes a través de usted. Cada órgano de su cuerpo contribuye a esto, pero uno de los órganos que juega un papel muy importante en la nutrición y desarrollo de su bebé es la placenta.

La placenta es un órgano que se comienza a desarrollar luego después de la fertilización. Ésta no comienza a cumplir su función hasta la semana 8 o 9 de embarazo, pero ya para la semana 12 de embarazo la placenta es funcional y totalmente activa. Su bebé dependerá más de la placenta según vaya creciendo.

Normalmente y en la mayoría de embarazos, la placenta crece en la parte superior del útero y permanece ahí hasta que nace su bebé. Además de proveer alimentación y varios nutrientes a su bebé, la placenta:

  • Suministra alimentos y oxígeno a través del cordón umbilical.
  • Protege al bebé de infecciones y sustancias peligrosas.
  • Forma conexión con el torrente sanguíneo del bebé para ayudar a eliminar los desechos; transfiere los desechos a la sangre de la madre para que sus riñones los eliminen.
  • Produce hormonas que ayudan a mantener el embarazo como también hormonas que contribuyen a iniciar el parto y el nacimiento.

Una vez haya dado a luz a su bebé, la placenta ha cumplido su tarea y por lo general se expulsa (esto puede tardar de entre 5 a 30 minutos). Después del parto es muy probable que el médico examine la placenta para asegurarse de que está completa y que no haya quedado ninguna parte dentro de su cuerpo.

Qué sucede cuando se rompe la fuente antes de que comience el parto

4 de mayo, 2016 por Azalia

DoctorPregnant_zps3ac96800

Romper fuente o que se rompa el saco amniótico donde está el bebé, es una señal de que el parto va a ocurrir. Es normal que esto ocurra cuando su embarazo ya ha llegado a su final. Cuando se rompe la fuente o saco amniótico usted puede sentir que sale un chorro de agua de su vagina. Usted no puede controlar estos escapes. Otras veces solo se siente un goteo o escapes que parecen de orina. Si usted no los puede controlar, como puede controlar los deseos de orinar,  quiere decir que ha roto fuente.  Pero, ¿qué quiere decir si se rompe el saco amniótico antes de que llegue al final del embarazo?

Si usted aún no tiene 37 de semanas de embarazo (especialmente si es mucho antes de las 37 semanas) y se rompe el saco amniótico, esto se conoce como rotura prematura de membranas. Esto se considera una complicación, si le sucede debe ir al hospital de inmediato y con toda probabilidad la deben internar. Es importante que le hagan algunos exámenes, deben verificar si usted tiene alguna infección que ha provocado este problema. Si hay una infección es muy probable que usted necesite antibióticos. También hay que ver el estado del bebé y la madurez de sus pulmones. De ser necesario, le pueden madurar los pulmones a su bebé administrando medicamentos para ello. A veces el parto se puede detener por varias semanas, para darle el mayor tiempo possible a que el bebé se desarrolle, pero no siempre se logra esto.

Aunque no se conocen las causa de la rotura prematura de membranas, pero hay ciertos factores de riesgo que se han identificado. Usted debe evitar fumar, debe recibir el tratamiento adecuado si tiene una infección y debe alimentarse bien. Esto puede ayudarle a prevenir esta complicación. La mayoría de las veces las mujeres pueden tener un bebé sano, aunque tengan rotura prematura de membranas. Lo más importante es el seguimiento cercano y el tratamiento adecuado para ayudar a evitar complicaciones a su bebé.

Si usted tiene 37 o más semanas de embarazo, esto es un cambio normal que indica que el parto está por ocurrir. Una vez usted rompa fuente debe irse al hospital, esto es una indicación de que su bebé está listo para nacer.

 

 

Cómo saber si el parto ha comenzado

27 de enero, 2016 por Azalia

Pregnant woman looking at phone

Mientras más se acerca la fecha del parto, es normal que usted esté alerta a los cambios de su cuerpo. Por ejemplo, a las contracciones, los cambios en el flujo vaginal, la presión que hace el bebé en el área de la vagina, los dolores de espalda, etc. Algunas de estas señales indican que el parto se acerca, pero no necesariamente indican el comienzo del parto. ¿Pero, como diferenciar entre los cambios normales de esta etapa y el comienzo del parto?

Las contracciones al final del embarazo son irregulares, quiere decir que no tienen un patrón específico. Sentirá que se le endurece la barriga. Este tipo de contracciones se conocen por el nombre de Braxton Hicks o contracciones de parto falso. Son las que preparan a su cuerpo para el parto y nacimiento, pero no son en sí contracciones de parto. Las contracciones de parto son regulares, o sea ocurren cada cierto tiempo y no se detienen. 

¿Cómo diferenciar entre las contracciones Braxton Hicks y las contraciones de parto?

Contracciones de parto falso o Braxton Hicks Contracciones de parto
Son irregulares Son regulares, duran de 30 a 70 segundos cada una
No ocurren una detrás de la otra con el tiempo Ocurren muy seguidas
No se vuelven fuertes con el tiempo Se vuelven fuertes o más intensas
A veces se sienten el bajo abdomen o ingle Comienzan en la espalda y luego en el bajo abdomen
Pueden parar cuando cambia de posición o al caminar No paran cuando cambia de posición o al caminar

Algunas mujeres sienten presión pélvica, como un calambre o presión que empuja hacia abajo en el área de la vagina. Su flujo vaginal también va a cambiar, se volverá más abundante y gelatinoso. Esto puede indicar que ha comenzado a liberando el tapón mucoso. Estas señales se conocen como el preparto. Son las señales que ocurren antes del parto, pero no necesariamente quiere decir que ya empezó el parto.

¿Cómo saber cuándo es el momento del parto?

  • Tiene contracciones fuertes y regulares cada 5 a 10 minutos.
  • Las contracciones son tan fuertes que no puede caminar ni hablar cuando las siente.
  • Se rompe la fuente o bolsa. Cuando se rompe la bolsa, algunas mujeres sienten un gran chorro de agua. Otras sienten apenas un hilito de agua.
  • Tiene un poco de sangrado vaginal, conocido como indicio de sangre.

Lo mejor es que tenga su maleta lista y  cuando se presenten estos síntomas pueda irse al hospital. Pase esta información a su pareja, es mejor que él esté al tanto para que la pueda apoyar mejor.

 

Parto prematuro: ¿puede disminuir el riesgo de que vuelva a suceder?

2 de noviembre, 2015 por Azalia

nurse measuring blood pressure

No se sabe a ciencia cierta porqué ocurre el parto prematuro. Pero hay ciertos factores de riesgo que hacen que esto sea más probable. Un factor de riesgo es una razón conocida por la cual algo podría terminar mal. Algunos de los factores de riesgo son cosas que usted no puede cambiar, por ejemplo, haber tenido un bebé prematuro anteriormente. Pero hay otros factores de riesgo que usted puede controlar, como por ejemplo, dejar de fumar.

El riesgo de que tenga otro parto prematuro puede ser menos si:

  • Evita quedar embarazada demasiado pronto después de tener un bebé. Espérese por lo menos 18 meses entre el nacimiento del bebé y antes de quedar embarazada otra vez. De esta forma, su cuerpo tendrá tiempo de recuperarse. Si mantiene relaciones sexuales, y no está lista para quedar embarazada pronto, use un anticonceptivo. Consulte con su profesional antes de concebir de nuevo.
  • Controla ciertas condiciones de salud como alta presión arterial o diabetes. Consulte a su profesional antes de quedar embarazada otra vez. Pregunte qué tratamientos hay para sus problemas de salud.
  • Evita las infecciones durante el embarazo. Lávese las manos con agua y jabón después de ir al baño o de sonarse la nariz. Llame a su profesional si siente ardor cuando va al baño o si nota que tiene secreciones con olor fuerte o color raro (verde o muy amarillo). Protéjase al tener relaciones sexuales para no contraer una enfermedad de transmisión sexual.
  • Tiene un peso sano antes de quedar embarazada. Hable con su profesional sobre cómo lograr un peso sano antes del embarazo. Coma alimentos sanos y haga algo activo cada día. Cuando quede embarazada, hable con su profesional de la salud sobre cuánto peso debe aumentar durante el embarazo. Evite tener sobrepeso o estar baja de peso.
  • No fuma, bebe alcohol o usa drogas. Deje esto hábitos si cree que puede quedar embarazada. Aléjese de situaciones o lugares, como fiestas o bares, donde se vea tentada. Pregúntele  a su profesional si hay programas en su área que le ayuden a dejar estos hábitos.

Hable con su profesional de la salud sobre sus factores de riesgo. Aprenda lo más que pueda sobre lo que usted puede hacer para permanecer embarazada por más tiempo la próxima vez.

Ultimas semanas del embarazo: molestias típicas y cómo sentirse mejor

14 de octubre, 2015 por Azalia

staying-safe

Es normal que en las últimas semanas del embarazo se sienta cansada y ciertas molestias empeoren. Su cuerpo ha cambiado mucho para que su bebé pueda crecer y desarrollarse sanamente dentro de usted.

Cambios típicos y que puede hacer para sentirse mejor:

Incomodidad al dormir: A medida que progresa el embarazo, el tamaño del abdomen aumenta, haciéndosele difícil encontrar una posición cómoda para dormir. A esto se suma la ansiedad y el estrés que también pueden contribuir a que le de insomnio o que no pueda descansar bien. Los ejercicios de relajamiento, la respiración profunda, o simplemente cerrar los ojos e imaginarse en un lugar sereno pueden ayudar. Tome un baño o dúchese con agua tibia antes de acostarse.

Presión pélvica: Sentir que el bebé empuja hacia abajo, “sentir al bebé muy bajito” o “sentir presión en el área de la vagina” es una molestia que ocurre por la presión que hace el bebé en el área pélvica. Esto es un síntoma normal, si ocurre cerca del final del embarazo (no antes de la semana 33). Para aliviar esta presión, trate de no pasar mucho tiempo de pie. Puede acostarse un rato y relajarse mientras eleva sus caderas. Relájese en la bañera con agua tibia. Esto ayuda a aliviar el peso en el área de la vagina y espalda.

Hinchazón: Es normal que su cuerpo produzca y retenga más líquido durante el embarazo, particularmente en los últimos meses. Esto puede causar una hinchazón leve, especialmente en las piernas, pies y tobillos, pero también en las manos y en la cara. Debe acostarse a dormir del lado izquierdo, esto ayuda a mejorar la circulación y a prevenir la hinchazón. También beber agua ayuda a reducir la hinchazón porque la mantiene hidratada y le ayuda a eliminar el sodio (sal) del cuerpo. Vaya al hospital de inmediato si la hinchazón es severa o repentina, particularmente en las manos o en su cara, alrededor de los ojos. Esto puede ser una señal de una condición seria llamada preeclampsia.

Dolores en la espalda: Mientras el dolor no sea insoportable o un dolor constante, puede ser normal tener molestias en la espalda. Los cambios de postura para compensar el peso extra del embarazo y el cambio en  el centro de gravedad (se mueve hacia adelante y ejerce más tensión en la parte inferior de la espalda) son mayormente responsables de los dolores de espalda. Algunas formas de ayudar a evitarlos es asegurándose que tiene buena postura, puede hacer ejercicios de estiramiento o para fortalecer la espalda baja (hable con su médico al respecto), use calzado cómodo y coloque una almohada pequeña detrás de la cintura.

Fatiga o cansancio: Muchas mujeres se sienten más cansadas de lo normal a finales del embarazo. En esas etapas el cuerpo está produciendo nuevas hormonas y creando muchos cambios en preparación para el trabajo arduo que le espera. Algunas formas de sentirse mejor es acostándose a dormir más temprano, tomando siestas durante el día, limitando los eventos sociales, pidiendo ayuda a amistades y familiares (ahora y luego que nazca el bebé).

Estas últimas semanas del embarazo son muy importante para el desarrollo adecuado de su bebé. El cerebro de su bebé casi se duplica en peso en estas últimas semanas. Además, en este período los pulmones, hígado, ojos, y otros órganos tienen cambios muy importantes. Este desarrollo ayudará a su bebé a ser sano y adaptarse mejor al ambiente fuera del útero. Si su embarazo es sano, lo mejor es que dure al menos las 39 semanas y que el parto comience por sí solo. De esta forma le estará ofreciendo a su bebé todo el tiempo que necesita para crecer y nacer sano.

Cómo puede controlar la ansiedad durante el embarazo

26 de mayo, 2015 por Azalia

109287375.thb

Como futura mamá es normal que a veces se sienta ansiosa. Hay muchas cosas que pueden causar preocupación:  la salud de su bebé, los cambios que su llegada implicará en su vida y la de su familia; y el no poder cumplir con sus obligaciones en casa o en el trabajo debido a los malestares del embarazo. Esto es muy normal, son muchos cambios que su vida va a tener. Hay algunas formas de controlar esta ansiedad.

Desarrollo del bebé:
Es normal que durante el embarazo usted se pregunte si su bebé se está desarrollando adecuadamente o no. La gran mayoría de las veces los bebés se desarrollan bien y son sanos. No hay porque pensar en lo peor. Si luego de una ecografía o prueba de rutina, no obtiene el resultado que usted esperaba, puede que sea necesario repetir la prueba. Pero no se desanime o piense lo peor. Es común cierto grado de incertidumbre y error con las pruebas de rutinas. También si usted ha tenido una pérdida en el pasado, ese temor puede regresar. Recuerde que cada embarazo es diferente, lo que sucedió en el pasado no necesariamente va a ocurrir de nuevo.  Hay muchas cosas que están fuera de su control, pero sus pensamientos usted puede controlarlos. Manténgase positiva, esto hará que se sienta mejor.

Labores domésticas:
Lo más importante es su salud y la de su bebé. No sienta que su casa debe brillar como una tacita de plata. Pídale a su pareja que le ayude dentro de lo posible. Si se siente ansiosa o estresada, tómese un tiempo para sí misma. Vaya a un lugar tranquilo y escuche música o lea un libro. Dé una caminata, llame a una amiga o tome una siesta. Haga ejercicios de relajación y meditación.

Asuntos laborales:
Asegúrese de que sus condiciones de trabajo sean seguras. Hable con su profesional de la salud acerca del tipo de trabajo que usted hace, por ejemplo si está expuesta a ciertas sustancias o debe permanecer mucho tiempo de pie. Según lo que su profesional le diga, hable con su jefe acerca de modificar sus responsabilidades.

Temor al parto:
Casi todas las mujeres le temen a los dolores del parto y a lo que sucederá cuando esté dando a luz. Tome una clase de preparación al parto en la cual le enseñan ejercicios de respiración. Con suficiente anterioridad hable con su profesional de la salud acerca de los narcóticos y medicamentos para manejar el dolor. Recuerde que siempre puede cambiar de opinión. Considere contratar a una “doula” quien le ayude a diseñar un plan de parto y que la apoye durante el nacimiento de su bebé.

Los cambios después de la llegada del bebé:
Su vida cambiará radicalmente una vez llegue su bebé. Pero estar preparada para estos cambios ayudará a controlar la ansiedad que este tema le produce. Hable con la oficina de recursos humanos sobre en qué consiste su licencia de maternidad, si le seguirán pagando su sueldo mientras se ausenta y qué beneficios para las nuevas madres ofrece su empleador. No se espere hasta último momento para conseguir un pediatra para su bebé y explorar arreglos para su cuidado una vez usted regrese al trabajo.