Cómo puede ayudar a los padres que han sufrido la pérdida de su bebé

23 de Febrero, 2018 por Azalia

Cuando un familiar o amigo pasa por la trágica experiencia de perder un bebé, es normal sentirnos abrumados e inclusive sin palabras para poder apoyarlos. Para poder apoyar a los padres es importante que usted también trato de entender sus propios sentimientos. Es posible que usted tenga algunos de estas reacciones:

  • Que se sienta muy triste y que recuerde a otras personas que ya no están con usted. Es normal que usted se pregunte como va poder ayudar a los padres si usted mismo se siente tan triste.
  • Quizás piense que sería más fácil si los padres escondieran su desconsuelo cuando estén con usted y pretendieran que todo está normal.
  • Es posible que se sienta que no hay nada que pueda hacer o incapaz de ayudar.
  • Tal vez se sienta enojado y quiera culpar a alguien. Quizás piense en que cosas se pudieron hacer para evitar que el bebé muriera.
  • Puede que se sienta defraudado porque usted esperaba con ansias este bebé y ya pensaba en las cosas que iban a hacer juntos.
  • También puede sentirse confundido y tener muchas preguntas, por ejemplo ¿qué sucedió qué hizo que el bebé muriera?
  • Pudiera sentirse sin una reacción. Quizás está evitando pensar en la muerte del bebé a toda costa.

No hay una forma correcta o incorrecta de reaccionar. Pero entender sus propias emociones puede ayudarle mejor a apoyar a la familia en duelo, y a validar que es normal lo que está sintiendo.

¿Qué puede decirle a los padres que están pasando por el duelo?

  • Puedes decir palabras muy sencillas como por ejemplo “siento mucho la muerte de su bebé”.
  • Sea honesto: “No sé que decir, solo me puedo imaginar lo difícil que este momento para ustedes”.
  • Exprese palabras amorosas: “Siento gran cariño por ustedes y su familia. Dígame por favor que puedo hacer para ayudar”.

No se olviden del papá. El padre pudiera sentir que no recibe apoyo ni atención,porque mayormente la dirigimos a la mamá. Pero recuerde, el padre también está pasando por la pérdida de su bebé.

Evite decir lo siguiente a los padres en duelo

  • “Ya lo superarás con el tiempo”.
  • “Dios sabe lo que hace”.
  • “Puedes tener otro bebé más adelante”.
  • “Da gracias por lo que tienes”.

Si les difícil encontrar las palabras adecuadas es preferible no decir nada. Usted puede brindar su apoyo con su presencia y escuchando.

Cosas que puede hacer para ayudar

  • Sea paciente. Algunas personas le toma mucho tiempo regresar a sus actividades usuales, mientras a otras no. Cada persona es diferente.
  • Escucha pacientemente. Deje que le cuente lo que sucedió tantas veces como deseen contarlo.
  • Pregunte a los padres si puede decir el nombre del bebé, a veces esto puede ser reconfortante.
  • Ofrezca su ayuda con las tareas del hogar, haciendo mandados y ayudando con los otros niños. Pregunte si desean que les deje saber a otras personas o familiares lo que ha sucedido.
  • Vaya al servicio funeral o conmemorativo del bebé. Ofrezca su apoyo en fechas especiales como la Navidad, el cumpleaños del bebé o el aniversario de muerte del bebé.
  • Comprenda si los padres no se alegra cuando otras personas anuncian su embarazo nacimiento de su bebé.
  • Aconséjeles visitar compartasuhistoria.org, la comunidad en línea de March of Dimes donde los padres que perdieron a un bebé pueden hablar y compartir experiencias.
  • Pida nuestra guía ( a través de este formulario) Del dolor a la recuperación y compartirla con los padres.

¿Tiene preguntas? Envíe un correo o texto a preguntas@nacersano.org.

Proteja a su bebé de las infecciones durante el embarazo

21 de Febrero, 2018 por Juviza

El mes de febrero es el Mes Internacional de la Prevención de Infección Prenatal. Creamos conciencia sobre este importante tema porque durante el embarazo, tener una infección puede causarle daño a su bebé. La buena noticia es que hay muchas cosas que usted puede hacer para protegerse, tanto a usted, como a su bebé.

Si usted está embarazada, o planea quedar embarazada, esto es lo que debe saber sobre las infecciones:

  • Una infección no siempre produce síntomas. Aunque ciertas infecciones pueden producir síntomas, no siempre es el caso. Las prueba de laboratorio y una revisión médica puede ser la única forma de detectarlas. No falle a sus revisiones médicas de rutina anuales.
  • Existen diferentes tipos de infecciones. Algunas infecciones son causadas por bacterias y otras son causadas por un virus. Por ejemplo, ciertas infecciones de transmisión sexual (ITS), como la sífilis y la clamidia,  e infecciones de las vías urinarias y el estreptococo grupo B (GBS), son bacterianas. Ejemplos de  infecciones virales son la influenza, el virus del Zika, y el citomegalovirus (CMV).
  • Algunas infecciones se pueden tratar con antibióticos, pero no todas. Si usted tiene una infección bacteriana, su profesional puede darle un medicamento conocido como un antibiótico. En el caso de una infección viral, ciertos medicamentos (antivirales) pueden ayudarle con los síntomas, pero mucho depende del tipo de infección que usted tenga y si su profesional crea que sea adecuado. Discuta la seguridad de estos medicamentos en el embarazo con su profesional de la salud.

Las infecciones pueden causar complicaciones serias si no son tratadas. Como ejemplo, pueden causar aborto espontáneo, defectos de nacimiento, parto prematuro, y hasta el nacimiento sin vida. Para ayudar a reducir su riesgo siga estas recomendaciones:

  • Vaya a todas sus visitas prenatales. Su profesional le hace pruebas prenatales durante estas visitas que le ayudan saber si usted tiene alguna infección. Si tuvo una infección como el Zika, o toxoplasmosis, su profesional puede monitorear el desarrollo de su bebé.
  • Siga una buena higiene personal. Lávese las manos frecuentemente y mantenga prácticas de seguridad alimentaria. Esto ayuda a evitar que se contagie con gérmenes y microbios que causan diferentes enfermedades.
  • Evite las picaduras de mosquitos. Una picadura de un mosquito infectado con Zika puede hacer que su bebé nazca con serios defectos del nacimiento, como por ejemplo la microcefalia
  • Tenga relaciones sexuales seguras. Use un preservativo o condón si no está segura si su pareja tiene una ITS. Pida a su pareja que se haga una prueba para detectar ITS y se someta al tratamiento.

Llame a su profesional de la salud si nota síntomas que le preocupan. Estos pueden ser: sangrado vaginal, flujo vaginal verde, amarillo o con mal olor, dolor en el vientre, dolores musculares, fiebre, y cansancio excesivo.

¿Tiene preguntas? Envíe un correo o texto a preguntas@nacersano.org.

Medicamentos antivirales durante el embarazo

16 de Febrero, 2018 por Azalia

Esta temporada la influenza ha sido muy intensa. Las complicaciones de la influenza continúan causando muchas hospitalizaciones y lamentablemente muchas personas han fallecido. La influenza es particularmente peligrosa en el embarazo y para los bebés recién nacidos que aún no cuentan con inmunidad.  Si usted no se ha vacunado, todavía puede hacerlo. La vacunación contra la influenza sigue siendo la mejor forma para protegerse. Pero si usted sospecha que tiene la influenza, comuniquese de inmediato con su profesional de la salud. El tratamiento rápido con medicamentos antivirales puede ayudar a prevenir complicaciones serias en el embarazo.

¿Cuáles son las señales y los síntomas de la influenza?

  • Congestión o goteo nasal
  • Dolor muscular o dolor de cuerpo
  • Dolores de cabeza
  • Escalofríos
  • Fiebre
  • Sentirse muy cansada
  • Tos o dolor de garganta
  • Vómitos y diarrea (es más común en los niños)

La fiebre y la mayoría de los otros síntomas pueden durar una semana o más. Pero algunas personas pueden sufrir los síntomas de la influenza durante un tiempo largo, incluidos los niños, los adultos mayores de 65 años, las embarazadas y las mujeres que acaban de tener un bebé.

¿Por qué se considera la influenza peligrosa en el embarazo?

  • Durante el embarazo, el sistema inmunitario no responde tan rápidamente a las enfermedades como lo hacía antes del embarazo. Por lo tanto es más fácil que usted se contagie con la influenza.
  • Las complicaciones de salud causadas por la influenza, como la neumonía, pueden ser graves e incluso mortales, en especial si está embarazada.
  • Es más probable que las embarazadas con influenza tengan un parto prematuro y que el bebé nazca prematuro que aquellas que no se enferman.
  • Si está embarazada o tuvo un bebé en las últimas 2 semanas, corre más riesgo que otras mujeres de padecer graves problemas de salud por la influenza.

¿Qué tratamientos hay disponible?

Si cree que tiene influenza, su proveedor de cuidados de la salud puede recetarle un medicamento antiviral. Los antivirales matan las infecciones causadas por virus. Pueden hacer que los síntomas sean más leves y ayudarle a sentirte mejor más rápido. Los antivirales pueden ayudar a prevenir complicaciones graves, como la neumonía. Los antivirales funcionan mejor si los toma dentro de los 2 días posteriores a la aparición de los síntomas de la influenza. Pero aún pueden ser útiles si se comienzan más tarde, así que asegúrese de hablar con su proveedorde cuidados de la salud, incluso si ha estado enferma por más de 2 días.

En los Estados Unidos hay dos medicamentos aprobados para prevenir o tratar la influenza en embarazadas y mujeres que acaban de tener un bebé. Hable con su profesional de la salud para ver cuál es el adecuado para usted:

  • Oseltamivir (nombre de marca Tamiflu®)
  •  Zanamivir (nombre de marca Relenza®). Este medicamento es un polvo que usted respira por boca. No es recomendada para personas con problemas respiratorios, como el asma.

¿Todavía puede vacunarse?

Si usted no se ha vacunado, todavía puede hacerlo. La vacunación contra la influenza sigue siendo la mejor forma para protegerse.

¿Tiene preguntas? Envíe un correo o texto a preguntas@nacersano.org.

¿Qué deben contener sus vitaminas prenatales?

14 de Febrero, 2018 por Azalia

¿Sabe cuáles son las vitaminas que necesita para un embarazo sano? ¿Conoce las cantidades que requiere su cuerpo? Estas son preguntas que yo me hacía cuando estaba embarazada y de seguro usted también. La nutrición adecuada es importante en todas las etapas de la vida, pero aún más cuando su bebé depende de ello para crecer y desarrollarse sanamente.

Ácido fólico

El ácido fólico es una vitamina B, si usted lo toma antes y durante el comienzo del embarazo, puede ayudar a prevenir defectos de nacimiento del cerebro y la médula espinal llamados defectos del tubo neural. Algunos estudios muestran que tomar ácido fólico también podría ayudar a prevenir defectos cardíacos y el labio leporino y hendidura palatina.

Cuánto necesita:

  • Antes del embarazo usted necesita tomar una multivitamina que contenga 400 microgramos de ácido fólico todos los días. Durante el embarazo, su multivitamina prenatal debe proveer 600 microgramos de ácido fólico.

Alimentos que lo contienen:

  • Algunas harinas, panes, cereales y pastas tienen ácido fólico añadido. Busque las palabras “fortificado” o “enriquecido” en la etiqueta del producto.
  • Otras fuentes: vegetales de hojas verde, como la espinaca y el brécol, lentejas y frijoles (habichuelas) y jugo de naranja

Hierro

El hierro es un mineral. Su cuerpo usa el hierro para elaborar hemoglobina, una proteína que ayuda a transportar oxígenos desde sus pulmones hasta el resto del cuerpo. Usted necesita el doble de hierro cuando está embarazada que antes del embarazo. Este le ayuda a producir más sangre para poder transportar oxígeno al bebé. Su bebé necesita hierro para producir su propia sangre.

Cuánto necesita:

  • 27 miligramos. La mayoría de las vitaminas prenatales tiene esa cantidad.

Alimentos que lo contienen:

  • Carnes, aves y pescados bajos en grasa
  • Panes, cereales y pastas con hierro añadido (revise la etiqueta del producto)
  • Vegetales de hojas verde
  • Frijoles, nueces, pasas y frutas secas

Calcio

El calcio es un mineral que ayuda a que los huesos, el corazón, los músculos y los nervios de su bebé se desarrollen.

Cuánto necesita:

  • 1,000 miligramos. No es aconsejable que tome 1,00o miligramos de calcio de una sola vez, porque su cuerpo no lo puede absorber en esta cantidad. Es mejor que consuma unos 300-600 mg en su vitamina prenatal o suplemento de calcio. Idealmente debe completar el resto con los alimentos.

Alimentos que lo contienen:

  • Leche, queso y yogur
  • Brócoli y col rizada
  • Jugo de naranja con calcio añadido (revise la etiqueta del producto)

Si usted no ingiere suficiente calcio, el cuerpo se lo saca de sus huesos para dárselo a su bebé. Esto puede causar condiciones de salud, como osteoporosis, más tarde en la vida.

Vitamina D

La vitamina D ayuda a su cuerpo a absorber calcio. También ayuda a que los nervios, músculos y el sistema inmune funcionen bien. Su bebé necesita vitamina D para ayudar al crecimiento de sus huesos y dientes.

Cuánto necesita:

  •  600 UI (unidades internacionales). Usted puede obtener esta cantidad al tomar su vitamina prenatal y comiendo alimentos que tienen vitamina D.

Alimentos que lo contienen:

  • Pescados con contenido graso, como el salmón
  • Leche y cereales con vitamina D añadido (revise la etiqueta del producto)

Su cuerpo también produce vitamina D cuando su piel está en contacto con los rayos solares. Pero tomar demasiado sol puede resultar en el envejecimiento prematuro de la piel y cáncer, por lo que es bueno obtener la mayoría  de la vitamina D de los alimentos o su vitamina prenatal.

DHA

DHA es el ácido docosahexaenoico. Es un tipo de grasa que pertenece al grupo de ácido graso omega 3, que ayuda con el crecimiento y el desarrollo. El cerebro de su bebé y los ojos de su bebé los necesitan para formarse y funcionar adecuadamente.

Cuánto necesita:

  • 200 miligramos. No todas las vitaminas prenatales contienen DHA. Pregúntele a su profesional de la salud si necesita tomar un suplemento de DHA. También puede comer alimentos con DHA.

Alimentos que lo contienen:

  • Pescados bajos en mercurio, como el arenque, trucha, anchoas, y el halibut. Durante el embarazo, coma de 8 a 12 onzas de esos tipos de pescados por semana.
  • Jugo de naranja, leche y huevos con DHA añadido (revise la etiqueta del producto).

Yodo

El yodo es un mineral que su cuerpo necesita para elaborar las hormonas de la tiroides. Usted necesita yodo durante el embarazo para ayudar al desarrollo del cerebro y el sistema nervioso del bebé. El sistema nervioso (cerebro, médula espinal y nervios) ayudan a que su bebé se mueva, piense y sienta.

Cuánto necesita:

  • 220 microgramos. No todas las vitaminas prenatales contienen yodo, por lo que debe asegurarse de comer alimentos que lo contengan. Pregúntele a su profesional de la salud si necesita tomar un suplemento de yodo.

Alimentos que lo contienen:

  • Pescado
  • Leche, queso y yogur
  • Panes y cereales enriquecidos o fortificades (revise la etiqueta del producto)
  • Sal yodada (sal con yodo añadido; revise la etiqueta del producto)

Sobre la vitamina A

Su bebé necesita vitamina A para crecer y desarrollarse sanamente durante el embarazo. Algunos estudios sugieren que altas dosis de vitamina A pueden causar defectos de nacimiento. Esto se refiere a vitamina A preformada (retinol o retinol palmitate) en cantidades excesivas. Debe asegurarse de usted no consume más de 10,000 UI de vitamina A preformada. También debe limitar el consumo de hígado a una porción pequeña y solo ocasionalmente. No consumir suplementos de aceite de hígado de pescado.

El beta-caroteno es otra forma de la vitamina A, llamada provitamina. Puede encontrarlo en las verduras de color anaranjado, verde y amarillas. Esta forma no se asocia con defectos de nacimiento y es segura de consumir en el embarazo.

Hable con su profesional de la salud sobre consumir una cantidad adecuada de vitamina A como parte de una alimentación sana y sus vitaminas prenatales.

¿Tiene preguntas? Envíe un correo o texto a preguntas@nacersano.org.

¿Puedo quedar embarazada durante el periodo menstrual?

12 de Febrero, 2018 por Juviza

Una de las preguntas que recibimos con más frecuencia es sobre el riesgo de quedar embarazada durante el periodo menstrual (conocido como el periodo, menstruación, o “la regla”). La realidad es que siempre hay riesgo si una pareja tiene relaciones sexuales sin protección, incluyendo si tiene relaciones durante el periodo menstrual de la mujer.

Generalmente, todos los meses los ovarios de la mujer liberan un óvulo. A eso se lo conoce como ovulación. Si la mujer tiene ciclos menstruales regulares, la ovulación ocurre más o menos aproximadamente 14 días antes del primer día de su período. Durante este tiempo, la pareja tiene mayores probabilidades de embarazo. Sin embargo, puede quedar embarazada en cualquier momento desde los 5 días antes del día de la ovulación hasta el día de la ovulación.

Si sus periodos son irregulares, por ejemplo le llega un mes pero no le llega el mes siguiente, o tiene periodos muy frecuentes (pasan menos de 21 días entre ciclos) o demasiado aparte (pasan más de 35 días entre ciclos), puede sospechar que la ovulación ocurre de forma irregular. En casos como estos, la mujer podría ovular justo antes, o después, del fin del sangrado menstrual. Si esto sucede, usted pudiera quedar embarazada si es que tiene relaciones sexuales en su periodo menstrual.

Otras cosas que debe considerar es que el óvulo es fértil (puede convertirse en un embrión) durante 12 a 24 horas después de la ovulación. Adicionalmente, el esperma del hombre puede vivir adentro de la vagina por hasta 72 horas después de haber tenido relaciones sexuales. Esto quiere decir que hasta 3 días después de tener relaciones sexuales los espermatozoides pudieran fecundar el ovulo, y usted quedar embarazada.

Si usted y su pareja no están listos para tener un bebé, hable con su profesional de la salud sobre los métodos anticonceptivos disponibles para ustedes. Ejemplos de anticonceptivos incluyen: dispositivos intrauterinos ( IUD, en inglés)), implantes, la píldora y condones (preservativos). Usen un anticonceptivo hasta que se sientan preparados. Hable con su proveedor de cuidados de la salud acerca de los métodos anticonceptivos y decidan el mejor que se ajusta a sus necesidades y de su pareja.

¿Tiene preguntas? Envíe un correo o texto a preguntas@nacersano.org.