Las vacunas y su bebé

14 de agosto, 2018 por Azalia

Las vacunas son una forma importante de proveer a su bebé un comienzo saludable en la vida. Usted puede ayudar a proteger a su bebé de enfermedades graves. Asegúrese de que su bebé reciba las vacunas a tiempo.

Tal vez se pregunte por qué necesita vacunar a su bebé, al parecer las vacunas protegen contra enfermedades que ya no son tan comunes. Estas enfermedades no son comunes, pero aún existen. Por ejemplo, muchos casos de tos ferina y sarampión se han producido en los Estados Unidos en los últimos años. Cuando su bebé recibe vacunas a tiempo, lo está protegiendo de enfermedades graves y de sus complicaciones.

Siga nuestro calendario de vacunación según las recomendaciones del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (también llamado CDC).

Qué nesecita saber:

  • Las vacunas ayudan a proteger a su bebé de enfermedades peligrosas y ayudan a evitar que propague enfermedades a otros.
  • En los primeros 2 años de vida, su bebé recibe varias vacunas para protegerlo de 14 enfermedades, incluida la tos ferina (pertussis) y el sarampión.
  • Los bebés de 6 meses en adelante necesitan la vacuna contra la influenza cada temporada. Su bebé recibe dos dosis de la vacuna contra la influenza en su primer año de vida. Luego recibe solo una dosis cada año después.
  • Las vacunas ayudan a construir el sistema inmune. El sistema inmune protege al cuerpo de infecciones y algunas enfermedades. Las vacunas ayudan al sistema inmune de su bebé a desarrollar protección contra las enfermedades.
  • Las vacunas son muy seguras. Los científicos y profesionales de la salud prueban y verifican cuidadosamente las vacunas antes de que alguien pueda recibirlas.
  • Obtener más de una inyección a la vez no dañará a su bebé. Su bebé, incluso cuando es recién nacido, está expuesto a muchos gérmenes en el medio ambiente, su sistema inmune puede manejar muchas dosis a la vez.
  • Todos los bebés, incluidos los bebés que pasan tiempo en la unidad de cuidados intensivos para recién nacidos (también llamada NICU), necesitan vacunas. La mayoria de los bebés prematuros y de bajo peso siguen el mismo calendario de vacunación de los CDC.

 

Los beneficios y las precauciones relacionadas al consumo de pescado en el embarazo

9 de agosto, 2018 por Azalia

Durante el embarazo hay ciertos alimentos que debe evitar o limitar. El pescado es un alimento que debe consumir en el embarazo, pero debe saber qué tipo de pescado puede consumir y en qué cantidades. No todos los pescados son seguros en el embarazo. A continuación le explicamos más sobre porque debe consumir pescado durante el embarazo.

Los beneficios para la salud y las precauciones que debe tener con los pescados

Probablemente ha escuchado que el pescado tiene muchos beneficios para la salud. Los estudios sugieren que comer pescado durante el embarazo puede ayudar a reducir el riesgo de un nacimiento prematuro. Las grasas saludables en los pescados también ayudan a desarrollar el cerebro y los ojos de su bebé. Estas grasas saludables se llaman ácidos grasos omega-3.

Durante el embarazo, ingiera pescado con bajo contenido de mercurio. El mercurio es un metal que puede ser peligroso. Los peces se contaminan con mercurio del agua en la que nadan y de otros peces que comen. Siguiendo estas pautas obtendrá los beneficios en su embarazo de comer pescado y sin riesgo de consumir demasiado mercurio.

¿Cuánto pescado realmente debe comer?

Durante el embarazo, debe comer de 8 a 12 onzas por semana de pescado que no tenga mucho mercurio. Si sus porciones son pequeñas, puede comer pescado 3 veces por semana, pero solo 2 veces por semana si sus porciones son más grandes. Aquí hay unos ejemplos:

Su menú para comer pescado 3 veces por semana podría verse así:

  • 4 onzas de salmón
  • 4 onzas de atún (una lata pequeña, escurrida)
  • 2 onzas de camarón (alrededor de 7 camarones medianos)

Su menú para comer 2 veces por semana podría verse así:

  • 6 onzas de tilapia
  • 3 onzas de pastel de cangrejo

Consejo práctico: para medir el tamaño de la porción, compare la palma de su mano con su porción de pescado. Un trozo de pescado de 4 onzas debe tener aproximadamente el mismo tamaño que la palma de su mano.

Los siguientes pescados no son tan bajos en mercurio, como los anteriores. Solo coma 6 onzas de pescado de esta lista en una semana.

  • atún albacora (blanco)
  • halibut
  • pargo
  • mahi-mahi

Que pescados no debe consumir en el embarazo

No coma pescados que contienen grandes cantidades de mercurio. Esos incluyen el tiburón, el pez espada, la caballa (macarela) y el blanquillo. Puede aprender más sobre los pescados y su contenido de mercurio con este visual de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés).

Para obtener más información acerca de cómo comer saludablemente durante el embarazo, visite nacersano.org

Las vacunas durante el embarazo pueden protegerla a usted y a su bebé

7 de agosto, 2018 por Azalia

Agosto es el Mes Nacional de Concientización sobre la Inmunización. El enfoque de esta semana es las vacunas para las mujeres embarazadas.

Si está embarazada, ciertas vacunas pueden ayudar a protegerla a usted y a su bebé contra infecciones. Cuando obtiene las vacunas recomendadas durante el embarazo, le pasa esta protección a su bebé.

¿Qué vacunas necesitas durante el embarazo?

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recomienda dos vacunas durante el embarazo:

  1. Influenza. La vacuna contra la influenza durante el embarazo la protege de complicaciones graves y protege a su bebé durante varios meses después del nacimiento. Usted necesita una vacuna contra la influenza cada temporada, ya que los virus de la influenza cambian cada año.
  2. Tos ferina (o la vacuna Tdap). Debe recibir la vacuna Tdap a las 27 a 36 semanas de embarazo. Lo mejor es recibirla durante la primera parte de este período de tiempo. Necesita obtener la vacuna Tdap cada vez que está embarazada. Cuando usted obtiene la vacuna Tdap durante su embarazo, su cuerpo produce anticuerpos y usted pasa algunos de ellos a su bebé en el embarazo. Estos anticuerpos le brindan a su bebé protección contra la tos ferina en los primeros meses de vida. Esto lo ayuda a mantenerse protegido hasta que pueda obtener su propia vacuna cuando tenga 2 meses.

En algunos casos especiales, su proveedor puede recomendarle otras vacunas.

  • Vacunas para viajar:  Si planifica viajar fuera de los Estados Unidos durante su embarazo, hable con su proveedor de atención médica por lo menos de 4 a 6 semanas antes de su viaje para hablar sobre precauciones especiales o vacunas que pueda necesitar.
  • Hepatitis B: Si está embarazada y tiene hepatitis B, su bebé corre el mayor riesgo de infectarse durante el parto. Hable con su proveedor sobre hacerse la prueba de hepatitis B y si debe vacunarse o no.
  • Vacunas adicionales: Hable con su proveedor acerca de otras vacunas que pueda necesitar antes, durante o después de quedar embarazada. No todas las vacunas son seguras durante el embarazo, pero hay casos en que se recomiendan algunas vacunas. Si tiene un historial de enfermedad hepática crónica, su proveedor puede pedirle que se vacune contra la hepatitis A. Además, su proveedor puede recomendarle la vacuna contra el meningococo si trabaja en un laboratorio.

Para más información visite nacersano.org

Lactancia: Algunos malestares comunes y qué puede hacer

2 de agosto, 2018 por Azalia

La leche materna es el mejor alimento para su bebé. La leche materna provee a su bebé importantes nutrientes que lo ayudan a crecer sano y fuerte. Es importante que no se desanime si tiene algunas incomodidades o dificultades en los inicios de la lactancia.  Es algo común y con un poco de información y apoyo podrá superarlo.

Estos son algunos de los problemas comunes que las mamás pueden tener y lo que puede hacer al respecto:

“Mi bebé no quiere prenderse al seno.”

Cuando su bebé se prende al seno, su boca está firmemente sujeta a su pezón mientras lo amamanta. Para ayudar a su bebé a prenderse, comience por buscar un lugar donde se sienta cómoda para amamantar. Puede ser en una silla, un sofá o en su cama. Quítese la ropa de la cintura para arriba y deje a su bebé solo con su pañal. Coloque a su bebé entre sus senos para que su panza y la de su bebé estén juntas. El contacto piel con piel es la mejor manera de ayudar a que su bebé se sienta cómodo y listo para prenderse al seno. A continuación, le indicamos cómo asegurarse que su bebé está bien prendido:

  • Cuando su bebé abra la boca, llévelo a su pecho. Tráigalo a usted, en lugar de usted acercase a él.
  • Mantenga a su bebé cerca. Tanto su nariz como su barbilla deben tocar su pecho. No se preocupe, su bebé puede respirar y comer al mismo tiempo. La boca de su bebé debe cubrir casi toda su areola (el área alrededor de su pezón).
  • Cuando su bebé esté bien prendido, sentirá que su lengua estará succionando fuertemente. Si usted solo siente su lengua en la punta de su pezón, esto indica que no está bien prendido. Si ocurre, desprendalo y trate de nuevo.

“Me duelen los pezones.”

Muchas mujeres sienten dolor en los pezones cuando empiezan a amamantar. Si sus pezones están agrietados y doloridos, es posible que necesite cambiar la posición que usa para amamantar. Si tiene dolor en el pezón:

  • Asegúrese de que su bebé esté completamente prendido. Si no está prendido,  retírelo de su seno y vuelva a intentarlo.
  • Después de alimentarlo, ponga un poco de leche fresca en sus pezones. Al igual que la leche materna es buena para su bebé, también puede ayudarle a evitar que le duelan sus pezones. Las cremas también pueden ayudar. Pregúntele a su proveedor qué tipo de crema puede usar.
  • Hable con su proveedor o asesor de lactancia si el dolor no desaparece.

“Mi pecho está hinchado y se siente duro.”

Sus senos se hinchan cuando se llenan de leche. Pueden sentirse sensibles y adoloridos. La mayoría de las veces, la incomodidad desaparece una vez que comienza a amamantar regularmente. Aquí hay algunas maneras de ayudar a sentirse mejor:

  • Amamante regularmente. Evite pasar mucho tiempo sin lactar. No se salte las alimentaciones nocturnas.
  • Exprese una pequeña cantidad de leche con un sacaleches o con la mano antes de amamantar.
  • Tome una ducha tibia o ponga toallas calientes en sus senos. Si le duelen los senos, coloque compresas frías.
  • Si sus senos permanecen hinchados, informe a su proveedor.

¡Con paciencia y práctica, usted y su bebé pronto serán expertos! Dese tiempo para aprender esta nueva destreza y confíe en sí misma. No dude en pedir ayuda. Es posible que solo necesite un poco de apoyo adicional para comenzar. Su proveedor de cuidados de la salud, un asesor de lactancia, o un grupo de apoyo para la lactancia materna pueden ayudarle. Obtenga más información sobre cómo obtener ayuda con la lactancia materna visitando nacersano.org.

El asesoramiento sobre la lactancia materna, los extractores de leche y otros suministros son servicios cubiertos por la mayoría de los seguros médicos bajo la Ley de Cuidado de Salud de Bajo Precio, sin costo adicional para usted. Obtenga más información sobre los servicios preventivos recomendados que están cubiertos bajo la Ley de Cuidado de Salud de Bajo Precio en Care Women Deserve (en inglés).

¿Puedo teñirme el cabello durante el embarazo?

31 de julio, 2018 por Azalia

Esta es una pregunta que muchas mujeres se hacen frecuentemente. Lo que sabemos es que la información sobre los efectos de la tintura de cabello y sus efectos en el bebé es limitada. Por lo que se conoce, se cree que la cantidad de tintura que absorbe el cuero cabelludo es muy poca y no es suficiente como para presentar un riesgo en su bebé. Si le preocupa teñirse el cabello durante el embarazo:

  • Use guantes para que la piel absorba menos tintura.
  • Cerciórese de que el ambiente esté bien ventilado para que no aspire los productos químicos demasiado tiempo.
  • No se deje la tintura por más tiempo de lo que recomiendan las instrucciones.

Hacerse rayitos es otra opción. Como la tintura de los rayitos (iluminaciones) normalmente no toca el cuero cabelludo, la piel no la absorberá. La tintura no se absorbe si se aplica sólo en el cabello. También puede probar tinturas vegetales o henna.

La página de la Organización de Especialistas en Información de Teratologa (también llamada Mother to baby) tiene información sobre los tratamientos para el cabello durante el embarazo.