Razones para inducir el parto

17 de diciembre, 2014 por Azalia

88633454_thb

Hay diferentes razones por las cuales su profesional de la salud puede recomendarle la inducción del parto. Hay veces donde el parto se demora demasiado en comenzar, otras veces hay indicaciones médicas, como por ejemplo:

  • El embarazo ha durado más de 42 semanas.
  • La placenta ha dejado de funcionar adecuadamente.
  • Tiene presión arterial elevada (hipertensión) causada por el embarazo.
  • Tiene una infección en el útero.
  • Tiene ruptura de membranas, pero las contracciones no han comenzado.
  • Tiene problemas de salud, tales como diabetes. Esto puede ponerla a usted o a su bebé en peligro.
  • Su bebé  no ha crecido adecuadamente durante el embarazo.

Mientras sea posible, las inducciones se deben hacer luego de la semana 39 de embarazo. Esto ayuda a evitar que su bebé nazca antes de tiempo o prematuramente. Hay veces que no es fácil saber con exactitud las semanas exactas de embarazo, un error de una o dos semanas puede resultar en un nacimiento prematuro. Los bebés que nacen prematuros pueden tener serios problemas de:

  • Respiración
  • Alimentación
  • Mantenimiento de su temperatura
  • Ictericia

Si su profesional de la salud recomienda una inducción antes de la semana 39 de embarazo, pregunte sobre los riesgos de que su bebé nazca prematuramente y si hay algo que se pueda hacer para ayudar al bebé a respirar. Pregunte además la razón por la cual usted necesita una inducción y si la misma se puede esperara hasta que usted cumpla 39 semanas de embarazo. Lo mejor es que esté bien informada sobre este tema.

Los resfriados y su bebé

15 de diciembre, 2014 por Azalia

41809113_thm

Cuando un bebé tiene un resfriado, o le da un catarro, va a notar que va a estar muy incómodo. El bebé no puede soplarse la nariz y le cuesta respirar por la boca. La congestión nasal dificulta la succión del bebé e interfiere con la alimentación. Y usted al ver a su bebé así va a sentirse un poco desesperada.

Desafortunadamente, los resfriados forman parte de nuestra vida. Los síntomas duran alrededor de una semana y son muy conocidos: mucosidad y congestión nasal, estornudos, dolor de garganta, tos y fiebre baja.

Llame al profesional de la salud de su bebé si es menor de 3 meses de edad y:

  • Tiene fiebre (más de 100.4 ºF) o síntomas de resfriado. Lo más probable es que el profesional de la salud quiera examinar al bebé para cerciorarse de que no está incubando una enfermedad más grave.
  • Si rechaza varias tomas de leche.
  • Si está más irritable que lo usual, o tiene mucho sueño.

Llame también si su bebé más grande o hijo:

  • Desarrolla una fiebre de más de 102 ºF
  • Tiene una tos que después de una semana no mejora o empeora. No le administre productos para la tos y la gripe de venta libre a los bebé o niños menores de 2 años de edad. De acuerdo con la Administración de los Alimentos y las Drogas de EE.UU., estos medicamentos pueden causar efectos secundarios muy peligrosos.
  • Tiene congestión nasal que perdura más de 10 a 14 días.
  • Tiene dolor de garganta que empeora.
  • Tiene dificultades al respirar.
  • Manifiesta dolor de oídos o dolor en la cara.

A pesar de que no existe una cura para el resfriado, usted puede hacer que su bebé esté más cómodo. Si tiene problemas de succión, use una pera de goma para succionarle y destaparle la nariz antes de alimentarlo. El médico puede recomendar gotas nasales de solución salina (agua salada) para despejar la congestión. Dejar que el bebé duerma en posición casi sentado también puede ayudar a disminuir la congestión. Por ejemplo, puede usar el asiento para el auto o colocar una almohada debajo del colchón del bebé (nunca coloque una almohada arriba del colchón). Siempre hable con el pediatra del bebé si se siente preocupada o nota que su bebé no mejora con el pasar del tiempo.

Sangrado excesivo después del parto

10 de diciembre, 2014 por Azalia

El sangrado posparto es el sangrado vaginal que ocurre después de dar a luz. Este es natural. Sin embargo, el sangrado intenso (hemorragia) puede ser una señal de otros problemas de salud.

Como lo explica la Clínica Mayo, las causas más comunes del sangrado grave e intenso después del parto son:

  • Atonía uterina: Esto sucede cuando el músculo del útero (matriz) no se contrae (endurece). Cuando el útero se contrae, ayuda a controlar el sangrado. La placenta crece en su útero y suministra alimentos y oxígeno al bebé a través del cordón umbilical. Si tiene gemelos o un bebé grande, o si está en trabajo de parto durante un tiempo largo, puede correr el riesgo de la atonía uterina.
  • Placenta retenida: Durante la tercera etapa del parto, usted expide la placenta. Si la placenta no sale dentro de los 30 minutos después del nacimiento de su bebé, es posible que tenga sangrado intenso.
  • Desgarro: Si la vagina o el cuello del útero (abertura hacia el útero que está en la parte superior de la vagina) se corta o desgarra durante el parto, es posible que tenga sangrado intenso.

Si tiene sangrado intenso después del parto, lo más probable es que suceda cuando usted todavía esté en el hospital. El profesional de la salud podrá masajearle el útero o darle líquidos por una vía intravenosa, a través de una vena. Esto puede ayudar a detener el sangrado. También es posible que le dé oxitocina, una hormona que le ayuda a su útero a contraerse. En casos muy poco comunes se necesita hacer una cirugía o una transfusión de sangre.

 

Semana Nacional de la Vacunación contra la Influenza 2014

8 de diciembre, 2014 por Azalia

yome_vacuno_pregnancy_432x108

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés) han establecido el 7 al 13 de diciembre como la Semana Nacional de la Vacunación contra la Influenza. El propósito es concientizar sobre la importancia de la vacunación y exhortar a las personas a que continúen vacunándose durante y después de la temporada festiva. La actividad de vacunación contra la influenza típicamente disminuye después de noviembre, lo cual no debe suceder. No vacunarse contra la influenza es un riesgo para todos, pero especialmente deja vulnerables a muchos niños, bebés y mujeres embarazadas.

Como parte de las actividades de esta semana tuvimos la oportunidad de entrevistar al Dr. Carlos Rodríguez Fierro, Presidente de la Asociación Médica Hispana Americana de Louisiana. El Dr. Fierro nos habló de las barreras que deben sobrellevar la comunidad Hispana para vacunarse. Nos mencionó que hoy día todavía muchas personas tienen temor, piensan que la vacuna puede causarles un problema de salud. También la falta de dinero o cobertura médica impide que nuestra comunidad se vacune cada año.

¿Qué puede hacer usted?

Sepa que la vacuna contra la influenza es segura para usted y su familia. Además es muy importante para las mujeres embarazadas. La vacuna que recibe la mujer embarazada le provee protección al bebé los primeros meses de vida, hasta que pueda recibir su vacuna (después de los 6 meses de nacido).

Poder pagar por la vacuna puede ser un reto para muchas personas. Si usted tiene seguro médico, la gran mayoría cubre el costo de la vacuna. Llame a compañía y pregunte antes de visitar a su proveedor de atención médica. Si usted no tiene seguro médico o este no cubre la vacuna visite el sitio del CDC que le indica sobre las ayudas que puede obtener para pagar por la vacuna.

¿Por qué debe vacunarse?

Prevenir enfermarse con la influenza lo protege a usted y las personas cercanas a usted. La influenza puede ser muy peligrosa en especial para las personas que padecen enfermedades crónicas, como nos dijo el Dr. Carlos Rodríguez-Fierro, Director médico del The Cardiology Center, LLC y presidente de la Hispanic American Medical Association de Lousiana, “[por ejemplo] diabetes, cualquier problema que tengan de salud puede causar que la diabetes se ponga mucho peor, problema del corazón, problema de la presión [arterial], problemas crónicos como el asma. Estas personas están en riesgo potencial de tener complicaciones como neumonía y más alto riesgo de muerte también. Las mujeres embarazadas están en alto riesgo, la única manera de proteger al bebé es vacunarse la mamá.”

¿Debe vacunarse cada año?

También tuvimos la oportunidad de entrevistar al Dr. Eduardo Azziz-Baumgartner médico epidemiólogo de la División de Influenza de los CDC. Él nos explicó que los CDC están al tanto de cómo cambia el virus de la influenza de temporada en temporada. Cada año la vacuna de la influenza es diferente a la del año anterior. Por ello usted debe vacunarse cada año y mientras más pronto en la temporada lo haga mejor protección tendrá para usted y su familia.

El asma y su bebé

4 de diciembre, 2014 por Azalia

 41807484_thb

El asma es una condición en la cual los conductos respiratorios se inflaman e impiden que el aire llegue a los pulmones adecuadamente. No se entiende bien porque los conductos respiratorios de las personas con esta condición son más sensibles a ciertos irritantes. El asma es una de las enfermedades más comunes en los niños y puede ser especialmente seria; sus conductos respiratorios son más pequeños. La mitad de los niños que presentan asma lo hacen antes de cumplir 5 años.

No se sabe por qué algunos niños desarrollan asma y otros no. Se conocen algunos factores de riesgo:

  • Historial familiar de asma o alergias
  • Una alergia especifica en el niño o el sufrir de eccema
  • El que la madre fume durante el embarazo
  • Un virus respiratorio – ésta es la causa más común de asma en los niños menores de 6 meses.

Puede ser difícil distinguir el asma de otras condiciones repiratorias. Éstos son algunos de los síntomas más comunes en un niño menor de 2 años. Si su niño presenta uno de estos síntomas, llame inmediatamente al pediatra.

  • Respiración sibilante o jadeo
  • Letargo y no responder a los estímulos normales
  • Un llanto más suave o diferente al común
  • Dificultad en succionar o alimentarse, o negarse a comer
  • Color azulado en la piel, labios o las uñas

Para reducir los síntomas del asma en su pequeño:

  • Cubra las almohadas, colchón y soporte del colchón con cobertores anti alergénicos.
  • Remueva bien el moho en su casa.
  • Lave su ropa de cama en agua caliente semanalmente.
  • Dele a su bebé sólo peluches que se puedan lavar.
  • No permita que nadie fume en ninguna parte de la casa, ni en el auto y mucho menos cerca de su niño.

Para saber qué alimentos le producen alergia a su hijo, introduzca uno solo a la vez. Hoy en día se reportán más reacciones alérgicas a ciertos alimentos que en el pasado.

Desarrolle con su pediatra un plan sobre cómo manejar el asma de su bebé. La persona que cuida a su hijo o la guardería debe tener este plan a la mano.

Los niños con asma están a mayor riesgo de sufrir serias enfermedades, como neumonía, si se contagian de la influenza. Por esto, todo niño de 6 meses o más debe recibir la vacuna de influenza anualmente.