La influenza

22 de septiembre, 2014 por Azalia

La temporada de la influenza comienza en octubre y termina en mayo. Eso quiere decir que son los meses donde hay más posibilidad de enfermarse. La influenza es una enfermedad seria, especialmente para las mujeres embarazadas y para los bebés. No tan solo causa mucosidad, congestión nasal y dolor de garganta. En cambio, los síntomas pueden hacer que se sienta muy enferma y ser serios.

Cómo se puede contagiar

La influenza se transmite fácilmente de persona a persona. Cuando una persona tose, estornuda o habla, el virus se transmite al aire. Usted o su bebé se pueden contagiar al respirar ese aire contaminado. Al igual que si toca una superficie (como un teléfono, la perrilla de una puerta o un juguete) y luego se lleva las manos a la boca, nariz u ojos.

Qué puede hacer

La mejor forma de protegerse es vacunándose contra la influenza. La vacuna de la temporada pasada no protege contra la influenza o gripe de esta temporada, por esto debe vacunarse cada año. Los investigadores determinan cuáles son los tres tipos de virus que se consideran más comunes para cada temporada, y luego se fabrica la vacuna que ofrece protección específica. Las mujeres embarazadas, las que amamantan, las que acaban de tener un bebé, las que planifican quedar embarazada y los bebés de 6 meses o más deben vacunarse. La vacuna contra la influenza en aerosol nasal NO se recomienda para mujeres embarazadas, solo la inyectable.

Es posible que tenga influenza si:

  • Tiene fiebre
  • Tiene escalofríos
  • Tiene tos
  • Tiene dolor de garganta
  • Tiene la nariz congestionada o le gotea
  • Tiene dolores musculares o en el cuerpo
  • Tiene dolores de cabeza
  • Se siente muy cansada
  • Tiene vómitos y diarrea (es más común en los niños)

¿Qué tan seria puede ser la influenza?

Las complicaciones de salud causadas por la influenza, como la neumonía, pueden ser graves e incluso mortales, en especial si está embarazada. Es más probable que las embarazadas con influenza tengan un parto prematuro y que el bebé nazca prematuro que aquellas que no se enferman. También la influenza puede ser perjudicial durante el embarazo porque el embarazo afecta su sistema inmunitario.

En los niños pequeños la influenza puede ser muy peligrosa, especialmente los que tienen problemas de salud como el asma, las enfermedades del corazón o diabetes. Para proteger a los bebés menores de 6 meses de la influenza las personas que los cuidan y estén en contacto con ellos deben estar vacunadas. Usted también lo protege al transmitirle inmunidad cuando se vacuna durante el embarazo. Especialmente en esos primeros 6 meses de vida cuando no puede recibir la vacuna.

Mononucleosis

19 de septiembre, 2014 por Catalina

La mononucleosis (también llamada “mono”) es una infección causada generalmente por el virus Epstein-Barr (EBV, por sus siglas en inglés). Normalmente se transmite a través de la saliva. Es común entre los jóvenes que se contagian al besarse; por esto se le conoce como la “enfermedad del beso”. También puede contagiarse al estornudar, toser, compartir bebidas o cepillos de dientes.

Como lo explican los Centros para la Prevención y Control de las Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), hay otras infecciones que pueden causar mononucleosis.

Los síntomas de la mononucleosis son

  • Dolor corporal y de la cabeza
  • Dolor abdominal
  • Fatiga, sentirse cansada todo el tiempo
  • Fiebre
  • Dolor de garganta
  • Inflamación de los ganglios del cuello y debajo de los brazos
  • Hígado o bazo inflamado
  • Erupción en la piel

Los CDC recomiendan que a toda mujer embarazada que presente síntomas de mononucleosis se haga una prueba para saber si está infectada con el virus del citomegalovirus, el cual puede ser un riesgo para su bebé. Según los síntomas que usted presente puede ser que su profesional le haga otras pruebas para saber la causa de la enfermedad.

No hay una vacuna contra la mononucleosis. Usted puede evitar contagiarse evitando comportamientos que la ponga a riesgo de infectarse. Esto incluye no compartir bebidas o alimentos con personas que puedan estar infectadas, protegerse durante las relaciones sexuales, y tener sus vacunas al día.

El mejor cuidado es descansar lo más posible y tomar mucho líquido. Su profesional de la salud le puede recomendar medicamentos para la fiebre y el dolor. Como siempre, no consuma ningún medicamento, aun si es de venta libre, sin su aprobación.

Enterovirus D68

17 de septiembre, 2014 por Azalia

32355108_thb

Recientemente en los EE.UU. ha surgido un brote de casos de infecciones respiratorias causadas por el enterovirus D68. Aunque los enterovirus son muy comunes, este en particular es raro. Ha llamado la atención el hecho de que ha sido responsable de muchas hospitalizaciones en las últimas semanas.

El virus se presenta al inicio como un resfriado común, con síntomas como estornudos, secreciones nasales y tos. En algunos casos empeoran causando una tos grave, dificultad al respirar, salpullido, sibilancia y en ciertos casos fiebre. Se cree que el virus se propaga a través de las secreciones respiratorias, como cualquier resfriado.

Cualquier persona puede infectarse con el enterovirus D68. Sin embargo, los bebés, los niños y los adolescentes están a mayor riesgo ya que no han estado expuestos al virus antes y todavía no han desarrollado inmunidad. También los niños con asma o antecedentes de sibilancias pueden ser muy vulnerables.

No existe un tratamiento específico para el enterovirus D68. Los médicos tratan y manejan los síntomas, de la misma forma que tratan otros virus similares. Los antibióticos no son eficaces. Tampoco hay vacunas disponibles que pueden prevenir la infección. La mejor forma de protegerse es la prevención.

Hay tres cosas que usted puede hacer para protegerse a sí mismo y a su familia del enterovirus D68:

  • Asegúrese de que usted se está lavando las manos con frecuencia con agua y jabón, especialmente después de usar el baño o cambiar pañales. Vigile a los niños pequeños mientras se están lavando las manos, para que los ayude a que lo hagan correctamente.
  • Evite el contacto cercano con personas que estén enfermas. Esto incluye besar, abrazar y compartir utensilios.
  • Limpie y desinfecte las superficies que puedan estar contaminadas.

Los resfriados y los virus son muy comunes en esta época del año. Sin embargo, si su hijo tiene un resfriado y tiene dificultad para respirar, tiene silbido en el pecho o su condición no mejora, es importante ponerse en contacto con su proveedor de atención médica inmediatamente. Esto es especialmente cierto para los niños con asma y/o alergias.

La diabetes y la mujer hispana

15 de septiembre, 2014 por Azalia

2013d030_4755_zps7eb06c98

Como parte de la celebración del mes de la herencia hispana, celebremos también la buena salud.

Para mantener la buena salud debemos cuidarnos de la diabetes, condición que afecta a muchos hispanos. Las mujeres latinas especialmente deben cuidarse de la diabetes, más aun si usted está embarazada o quiere quedar embarazada próximamente.

Una de las formas de prevenir la diabetes es cuidando su peso. El sobrepeso puede causar diabetes tipo 2, la forma más común de diabetes en los adultos. Si usted está embarazada aumente solo el peso necesario. Para evitar el sobrepeso o aumentar demasiado de peso usted debe comer alimentos sanos. Por ejemplo verduras, frutas, frijoles, carnes, aves o pescados bajos en grasa. Tome leche descremada o libre de grasa. Al igual que el yogur y los quesos deben ser bajos en grasas.

Haga algo activo todos los días. Una caminata, los quehaceres de la casa, correr, montar en bicicleta, hasta bailar, son ejemplos de formas de mantenerse activa. Tener alguien con quien ejercitarse puede ayudarle a motivarse, una amiga, su pareja o algún miembro de su familia. Casi todas las mujeres embarazadas pueden y deben hacer ejercicios, pero siempre es bueno corroborar esto con el proveedor de cuidados prenatales.

La diabetes durante el embarazo se le llama diabetes gestacional. Esta es doblemente peligrosa, porque le afecta a usted y a su bebé. Este tipo de diabetes afecta a muchas mujeres latinas. Y causa serias complicaciones como:

La mejor  forma de prevenir la diabetes es teniendo un peso sano. Coma sano y ejercítese para lograrlo.  Hágalo por usted y por su bebé.

Mes de la herencia hispana

12 de septiembre, 2014 por Catalina

Mes de herencia hispana

Cada año en los Estados Unidos, del 15 de septiembre al 15 de octubre, celebramos el mes de la herencia hispana. Cerca de 53 millones de persona (17% de la población) tenemos orígenes hispanos o latinos. Somos un grupo diverso que nos sentimos orgulloso de nuestras tradiciones. Para mantenerlas y disfrutarlas por mucho tiempo debemos cuidar nuestra salud y la de nuestros seres queridos. Un plan de vida sano nos ayuda a mantener nuestro bienestar y además a evitar algunos problemas que pueden ser más frecuentes en los hispanos.

• Mantengamos una dieta sana y variada que incluya frutas, verduras y granos integrales. Controlemos el consumo de la sal y las grasas saturadas. Nos ayuda a tener un peso sano y a evitar la diabetes y enfermedades del corazón.
• Hagamos algo activo todos los días. Puede ser algo tan sencillo como una caminata. Contribuye a evitar la diabetes y a mantener nuestra salud física y mental.
• Hagámonos un control de salud anual. Nos ayuda a detectar condiciones como hipertensión o alta presión.
• Visitemos a nuestro dentista anualmente para arreglar cualquier problema y hacernos nuestras limpiezas rutinarias.
• Evitemos el cigarrillo, y el humo de los fumadores. No permitamos que fumen en el auto o en el hogar.
• Tengamos cuidado con la cantidad de alcohol que consumimos. Como futuras madres, recordemos que cuando busquemos concebir o estemos ya embarazadas, debemos evitar el alcohol en todas sus formas.
• Coloquémonos siempre el cinturón de seguridad cuando viajemos en auto.
• Asegurémonos de tener a un profesional de la salud con el cual tengamos una buena comunicación.
• Desarrollemos con nuestra pareja un plan de vida reproductiva.

Una vez decidamos concebir, tengamos una visita preconcepcional. Pensemos en la salud de este futuro bebé que buscamos concebir. Una de las formas de ayudarle a nacer sano es tomar una multivitamina que contenga 400 mcg de ácido fólico todos los días. Las siguientes recetas, además de recordarnos los sabores de nuestra tierra y los platos que preparaban nuestras abuelas, nos ayudarán a consumir ácido fólico.