Espina bífida y el ácido fólico

23 de octubre, 2018 por Azalia

Vitamin

Octubre es el mes nacional de concienciar acerca de la espina bífida. Espina bífida significa columna vertebral abierta. La columna vertebral (espina dorsal) protege la médula espinal, el conjunto de nervios que corre por la mitad de la espalda. La médula espinal transmite señales entre su cuerpo y su cerebro. La espina bífida sucede cuando los huesos de la columna no se forman correctamente o cuando la médula espinal no se forma correctamente, dejando un espacio o abertura. La espina bífida, en sus manifestaciones más serias puede causar incapacidades a largo plazo y afectar grandemente la calidad de vida.

En las primeras semanas del embarazo, usualmente antes de que usted se entere, se comienza a formar el tubo neural. Para que el tubo neural se desarrolle adecuadamente, usted debe tener suficiente ácido fólico en su cuerpo. El ácido fólico es una vitamina B que cada célula de su cuerpo necesita para el crecimiento y desarrollo normales. El ácido fólico funciona sólo si se toma antes de concebir y durante las primeras semanas de embarazo. Ya que casi la mitad de todos los embarazos en los Estados Unidos no son planeados, es importante que todas las mujeres (aun si no están tratando de concebir) consuman la cantidad adecuada de ácido fólico.

Tome una vitamina que contenga 400 microgramos de ácido fólico antes del embarazo, TODOS LOS DÍAS. Esta es la mejor forma de usted ayudar a prevenir defectos de nacimiento, como la espina bífida.   Tomar 400 microgramos de ácido fólico todos los días antes y durante principios del embarazo puede ayudar a reducir el riesgo de su bebé de tener defectos del tubo neural. Usted necesita ácido fólico cuando está embarazada también. Durante el embarazo, tome todos los días una vitamina prenatal con 600 microgramos de ácido fólico.

La depresión en el embarazo: Qué puede hacer si sucede

16 de octubre, 2018 por Azalia

La depresión es una condición médica seria que puede afectar cómo se siente, piensa y actúa. Las personas con depresión se sienten tristes y pierden interés en las actividades que solían disfrutar. La depresión es mucho más común de lo que muchos de nosotros nos damos cuenta. Afecta a alrededor del 15 por ciento de las mujeres durante el embarazo y el año después de dar a luz. Las mujeres que tienen depresión antes de concebir corren un mayor riesgo de tener depresión durante el embarazo que otras mujeres.

¿Qué puede hacer?

Aprenda las señales de la depresión durante el embarazo. Tener depresión mayor es diferente a sentirse triste durante unos días. Las señales de depresión duran más de dos semanas. Estos son las señales que debe tener en cuenta:

Cambios en la forma en que se siente

  • Sentirse triste, desesperado o abrumado
  • Sentirse agitado o malhumorado
  • Sentirse sin valor o culpable
  • Llora todo el tiempo
  • Pensando en la muerte o el suicidio

Cambios en su vida diaria

  • Evitar ver sus amigos y familiares
  • Cambios en sus hábitos alimentarios y en el apetito (más o menos de lo normal)
  • Tener problemas para concentrarse, recordar cosas o tomar decisiones
  • Dormir demasiado o no poder dormir
  • Perder interés en cosas que normalmente le gustaba hacer

Cambios en su cuerpo

  • Sentirse cansado todo el tiempo o no tener energía
  • Tener problemas estomacales, dolores de cabeza u otros dolores que no desaparecen

Algunas de las señales de la depresión pueden ser similares a las que se encuentran normalmente en el embarazo. Por ejemplo, los cambios en el apetito y problemas para dormir son comunes cuando está embarazada. Sin embargo, si está embarazada y tiene aunque sea UNA  de estas señales, hable con su proveedor de cuidados de la salud de inmediato. La depresión es una condición médica seria y puede ser peligrosa para usted y su bebé si no se detecta y trata a tiempo.

Tratamiento

Su proveedor puede recomendar diferentes tratamientos o una combinación de tratamientos. Algunos de ellos son: Psicoterapia, grupos de apoyo o medicamentos. Lo mejor es que usted y su proveedor hablen de todas estas opciones y decidan en conjunto cuál es el tratamiento más seguro y mejor para usted y su bebé. También puede pedirle a su médico que hable con su proveedor de salud mental para que en conjunto decidan un plan de tratamiento de acuerdo con sus necesidades.

Nota sobre los antidepresivos: Algunas investigaciones muestran que tomar un antidepresivo durante el embarazo puede aumentar el riesgo de ciertos defectos de nacimiento en su bebé. Sin embargo, si ha estado tomando un antidepresivo, no deje de tomarlo sin antes hablar con su proveedor. No tomar su medicamento puede ser perjudicial para su bebé, y puede hacer que su depresión regrese.

Más información:

Medidas a seguir para que su bebé esté seguro al dormir

11 de octubre, 2018 por Azalia

Hay ciertas medidas  que usted puede seguir para ayudar a que su bebé duerma seguro y reducir el riesgo del síndrome de la muerte súbita del bebé.  El síndrome de muerte súbita se llama en inglés “Sudden Infant Death Syndrome”  también conocido como SIDS, por sus siglas en inglés.  El SIDS puede sucederle sin advertencia a un bebé que parece sano. Por ello debe tomar medidas de precaución cuando su bebé duerme. Es terrible pensar en esto, no deseamos alarmarle, pero sí que se informe bien para que cuide a su bebé.

El mejor lugar para que su bebé duerma es en su moisés o cuna. Si tiene bebés múltiples (gemelos, trillizos o más), ponga a cada bebé en su propio moisés o cuna. Puede hacer lo siguiente para asegurarse de que su bebé duerma en un lugar seguro:

  • Ponga a su bebé a dormir boca arriba en una superficie plana y firme, como el colchón de una cuna, cubierto con una sábana de cajón bien ajustada. Use sólo el colchón fabricado para la cuna de su bebé. El colchón debe encajar ajustadamente en la cuna para que no haya espacios entre el colchón y el armazón de la cuna.
  • Ponga al bebé a dormir en su propia cuna o moisés. No comparta la cama. Mantenga la cuna de su bebé junto a su cama para que pueda estar cerca de él durante la noche. La Academia Americana de Pediatría (AAP) dice que conviene compartir la habitación con su bebé, pero no la cama.
  • Use un moisés, cuna o corralito que cumpla con las normas de seguridad actuales. No use cunas con rieles laterales plegables. No trate de arreglar una cuna con partes rotas o faltantes.
  • No coloque en la cuna la almohadilla protectora (“bumper”), ropa de cama suelta, juguetes ni otros objetos blandos. Esas cosas ponen a su bebé en peligro de atrapamiento, estrangulamiento o asfixia. Es mejor si su bebé duerme en su propia cuna o moisés.
  • No deje que su bebé duerma en el portabebé, mochila “canguro”, asiento para el automóvil ni cochecito de niño (carriola). Los bebés que duermen en ellos pueden asfixiarse. Si su bebé se duerme en uno de ellos, sáquelo y póngalo en la cuna lo antes posible.
  • No lo ponga a dormir en una cama de agua, sofá, colchón blando ni otra superficie blanda. Los rieles de camas portátiles no siempre impiden que el bebé ruede y se caiga de la cama. Los bebés pueden quedarse atascados y ahorcarse.
  • Retire los cordones colgantes de las ventanas o cables eléctricos que estén cerca de donde duerme su bebé. Los bebés pueden quedarse atascados y ahorcarse.

¿Cómo debe poner a dormir a su bebé para que no corra riesgos?

  • Ponga a su bebé a dormir boca arriba todas las veces, hasta que tenga 1 año de edad. No es seguro para los bebés dormir de costado o boca abajo.
  • No abrigue al bebé demasiado para dormir. Retire los cordones o tiras del pijama y no le cubra la cabeza. Los pijamas mameluco gruesos pueden ayudar a mantener a su bebé abrigado sin tener que cubrirle la cabeza o la cara. Mantenga la habitación a una temperatura que le resulte cómoda a usted. Si su bebé está sudando o se le siente el pecho caliente, posiblemente esté sobrecalentado.
  • Dé a su bebé un chupón (chupete) cuando duerma siesta y a la noche. Los chupones podrían ayudar a proteger contra la muerte súbita. AAP recomienda que si usted está amamantando, espere hasta que su bebé cumpla 1 mes de nacido antes de usar un chupón. No cuelgue el chupón alrededor del cuello del bebé ni lo adhiera a la ropa de su bebé ni a un animal de peluche.
  • No use productos, como colchones especiales o cuñas, que dicen reducir el riesgo de SIDS. No hay prueba alguna de que sean efectivos.
  • No use monitores cardiorrespiratorios domésticos como forma de reducir el riesgo de muerte súbita. Esos monitores llevan un control de la frecuencia cardíaca y respiración del bebé. Algunos bebés los necesitan por problemas médicos, pero no es algo común. No hay prueba de que los monitores ayuden a reducir el riesgo de SIDS en bebés sanos.

El Día del Recuerdo de la Pérdida del Embarazo o Infantil

4 de octubre, 2018 por Azalia

La pérdida de un bebé es una de las experiencias más duras que puede enfrentar una familia. No hay palabras que puedan describir los sentimientos y la tristeza que se siente cuando esto sucede. Es como si todo fuera al revés, el embarazo y el nacimiento es el comienzo de la vida, un momento de alegría y celebración, no debe ser un momento de duelo. Lamentablemente a algunas familias le toca lidiar con la pérdida de un recién nacido, la muerte del bebé en el vientre (muerte fetal), un aborto espontáneo u otro tipo de pérdida. Mi corazón está con ustedes. Este 15 de octubre es el día oficial para conmemorar a aquellas familias que han pasado por esta terrible experiencia.

Son tantas las historias que escuchamos. Es normal que la pareja sienta mucho dolor, frustración, coraje y desconsuelo. Es importante que valide sus sentimientos. Que reconozca que eso es un momento de tristeza y que no hay nada malo es sentirse así. Debe darse tiempo para lidiar con estos sentimientos. A veces sirve de ayuda buscar un grupo o alguna persona que haya pasado una experiencia similar.  Esto puede ayudarle a no sentirse sola o que usted es la única que está pasando por este dolor.  Considere visitar nuestra sitio compartasuhistoria.org.

Aunque muchas personas van a tratar de consolarla y darle palabras de aliento, a veces es difícil para las personas ofrecer apoyo. Hay veces que las personas se sienten confundidas y no saben qué decir. Otras veces hay personas que no entienden realmente lo que eso significa porque no han pasado nunca por una experiencia similar. Inclusive puede que su pareja no lidie con el duelo de la misma forma que lo va hacer usted. Puede que ellos tarden más en reconocer o expresar sus sentimientos. Busque ayuda de un terapista o consejero si esta experiencia le trae problemas con su pareja o si usted cree que pueda estar deprimida.

Hable con su profesional de la salud si usted cree que tiene señales de depresión. Por ejemplo: tener poco interés en sus actividades o pasatiempos habituales, sentirse cansada todo el tiempo, cambios drástico de peso, tener dificultades para dormir o dormir demasiado, tener problemas para concentrarse o tomar decisiones, pensar en suicidarse o en la muerte. Existen medidas que usted y el profesional pueden tomar para que usted se sienta mejor. No sufra en silencio, es importante que busque ayuda.

Nuevo reporte sobre el estado de salud materna entre las latinas

27 de septiembre, 2018 por Juviza

Según un nuevo reporte, titulado La revisión de Salud Materno-Infantil Latina 2018, el estado de salud materna entre las latinas continúa empeorando en los EE.UU. El reporte fue publicado por la organización Urban Strategies, incluyendo entre sus autores expertos de March of Dimes. El reporte es el primero de su clase, e incluye 11 diferentes artículos escritos por académicos, investigadores y otros expertos. Esta revisión tiene como fin ayudar a proveer información de salud materno-infantil, fomentar el diálogo comunitario, investigaciones futuras y políticas de salud.

Los autores nos informan que hay una gran deficiencia en inversiones hacia programas comunitarios enfocados en la salud materno-infantil en la comunidad latina. Esta deficiencia también se ve en las investigaciones. Advierten que esto podría tener consecuencias devastadoras en la salud pública en los EE.UU.

Según Urban Strategies, la población latina en los EE.UU. continúa aumentando. Se estima que para el año 2035, casi 1 de cada 4 mujeres en los EE.UU. serán latinas. Para el año 2060 las latinas representarán un tercio (30%) de la población femenina estadounidense. Por igual, según el Centro de Estadística Perinatal de March of Dimes (Peristats, en inglés) se espera que, de entre el 2010 al 2060, el número de mujeres latinas en edad fértil (15-44 años) aumentará a un 74%.

Tal y como lo indica una de las editoras del reporte, Melissa Valerio, PhD, Profesora Asociada de la Escuela de Salud Pública de San Antonio, parte de la Universidad de Texas, este reporte es uno de mucha importancia. Como ella lo explica, este reporte sirve como un aviso importante y nos recuerda que se necesita más enfoque en la salud materna de las latinas. La Dra. Valerio explica “este reporte se enfoca en un solo grupo étnico racial, pero estos tópicos impactan la salud de todas las madres, niños, y familias, y merece nuestra atención para poder abordar los factores que afectan la salud”.

Diana N. Derige, DrPH, Directora Nacional de Iniciativas de Salud para Urban Strategies dice, “La narrativa nacional sobre la salud materno-infantil de las latinas es casi inexistente, y la falta de datos es un factor clave en esta ausencia. Esta revisión es una manera de llenar ese vacío. El informe no es un punto final, sino que procura estimular el diálogo, avanzar la investigación  y la política y programación iniciadas en la comunidad”.

La revisión de Salud Materno-Infantil Latina 2018 está disponible (en inglés) para su descarga a través del siguiente enlace: www.urbanstrategies.us/2018lmchreview.