Feliz Día de Acción de Gracias

25 de noviembre, 2014 por Azalia

Este jueves 27 de noviembre es el Día de Acción de Gracias, o como le llamamos en los EE.UU., Thanksgiving. Es un buen día para reflexionar y agradecer por todas las cosas buenas con las que contamos. De parte de la familia de Nacersano, le damos las gracias por ser parte de esta comunidad. Gracias por permitirnos ser parte de uno de los momentos más importantes en su vida, la maternidad.

Dado a que este fin de semana es festivo, no estaremos disponible a través del blog para contestar sus preguntas.  Recuerde, si tiene una emergencia médica o está preocupada por su salud, póngase en contacto con su proveedor de cuidados de la salud de inmediato o visite la sala de urgencias. El lunes estaremos de regreso.

Tome unos minutos y reflexione, verá que hay mucho por lo cual puede dar gracias. Esperamos tenga un lindo fin de semana junto a sus seres queridos.

Evite la alta presión arterial

24 de noviembre, 2014 por Azalia

La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra el interior de las arterias. Cuando la presión de las arterias se eleva demasiado, se conoce como alta presión arterial o hipertensión. La hipertensión es una condición que la mayoría de las veces no causa síntomas, por ello es muy importante que usted revise su presión arterial, antes y durante el embarazo. ¿Cuándo fue la última vez que le revisaron la presión arterial? Es importante que al menos una vez al año la revise, esto ayuda a detectar la alta presión arterial a tiempo para que la pueda controlar.

Si a usted le detectan alta presión arterial, es importante que se la controlen. Especialmente si usted está embarazada  o busca quedar embarazada. Esta es la clave para evitar complicaciones serias, como la preeclampsia. Su médico va a evaluar si es necesario que usted use medicamentos para controlar la presión, en cuyo caso debe tomarlos exactamente como le indique. Los medicamentos llamados inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ECA), como el enalapril o captopril, no deben usarse si usted desea concebir o está embarazada. Estos pueden ser nocivos para el bebé. Su profesional de la salud evaluará su necesidad de medicamentos antes y durante el embarazo y debe recomendarle solo aquellos que sean compatibles con el embarazo.

Usted puede evitar la alta presión o controlarla con estos consejos:

  • Mantenga un peso sano
  • Haga algo activo casi todos los días
  • Evite los alimentos altos en sodio (sal), como la comida chatarra y procesada.
  • Aumente el consumo de frutas y verduras frescas
  • Deje de fumar
  • Si usted consume alcohol, hágalo en moderación (nunca tome alcohol, si cree que puede estar embarazada)

 

El calcio

21 de noviembre, 2014 por Azalia

El calcio es prácticamente usado por todo el cuerpo y cuando no obtenemos lo suficiente, el cuerpo obtiene el calcio que está almacenado en los huesos. Por consecuencia, esto puede debilitar los huesos y resultar en osteoporosis.

La cantidad recomendada de calcio para las mujeres entre las edades de 19 y 50 años, estén o no embarazadas, es de 1,000 miligramos (mg) por día. Para las niñas adolescentes hasta la edad de 18 años es de 1,300 mg a diario. La cantidad de calcio que necesita a diario permanece igual antes, durante y después del embarazo.

Desafortunadamente, muchas de nosotras no obtenemos suficiente calcio. En promedio obtenemos solamente 700 mg de calcio. Muchas mujeres no se dan cuenta, por ejemplo, que la mayoría de los complementos multivitamínicos y las vitaminas prenatales contienen menos de un tercio de la cantidad de calcio que se recomienda diariamente. Por esto es muy importante que consuma calcio a través de su alimentación.

Asegúrese de obtener suficiente calcio todos los días – antes, durante y después de su embarazo. Los productos lácteos, como la leche baja en grasa o descremada, el yogur, y los quesos duros (queso de papa y queso suizo), son fuentes alimenticias altas en calcio, así como el tofú procesado con sulfúrico de calcio. Algunos alimentos, como el jugo de naranja, los cereales y panes, ahora son enriquecidos con calcio.

Los suplementos de calcio pueden ayudarle a consumir la cantidad recomendada de calcio a diario, si usted no obtiene suficiente a través de su dieta. Busque complementos de calcio que contengan carbonato de calcio, porque tienen el porcentaje más alto de calcio elemental, el tipo de calcio que su cuerpo usa fácilmente.

Retinopatía del bebé prematuro

19 de noviembre, 2014 por Catalina

2006d037_0223fnlcr_zpsec4cf498

Si su bebé nace prematuro, está riesgo de sufrir una condición llamada retinopatía del prematuro (ROP). Ésta es una enfermedad de los ojos que puede afectarle su vista o inclusive producirle ceguera. Esta condición obedece a que las retinas no se desarrollan por completo en las semanas después del nacimiento. Las retinas es el tejido en la parte de atrás del ojo que convierte la luz en impulsos que se transmiten por medio del nervio óptico al cerebro, donde se convierten en imágenes.

Si su bebé tiene ROP, es muy importante que reciba tratamiento de inmediato. La enfermedad puede desarrollarse muy rápidamente y privar a su bebé de la vista si el médico no le hace un chequeo cuidadoso durante las visitas que se recomiendan después de marcharse del hospital. Por esto, no se olvide de llevar a su bebé a todas sus visitas médicas y exámenes de la vista.

Durante las últimas 12 semanas de embarazo, los ojos del bebé se desarrollan rápidamente. Si nace a término, la mayoría de los vasos sanguíneos de la retina están casi desarrollados por completo; pero terminan de crecer en las primeras semanas después del nacimiento.

Si su bebé nace demasiado temprano, esos vasos sanguíneos pueden dejar de crecer o no crecer correctamente. Pueden causar un sangrado en el ojo. Se pueden también formar cicatrices que causen un desprendimiento de la retina, la causa principal de problema de la vista y ceguera en la retinopatía.

Si su bebé nace antes de las 30 semanas, un oftalmólogo pediatra le hará un examen para saber si tiene retinopatía. Si el doctor determina que su bebé necesita tratamiento, debe comenzarlo dentro de 72 horas. El tratamiento temprano le da a su bebé la mejor oportunidad de tener una vista sana.

Las etapas iniciales de retinopatía pueden empeorar y convertirse en etapas avanzadas en unas pocas semanas. Por esto es muy importante que lleve a su bebé a todos los exámenes de la vista, y a sus visitas de seguimiento, aun después de que él abandone la NICU. El tratamiento depende de cuán grave sea la condición de su bebé. Este puede incluir, entre otros, cirugía láser, crioterapia (congelamiento) o colocar una banda de silicona en el ojo.

Cuanto más frecuentes sean los controles de su bebé y cuanto antes se le trate, menores serán las probabilidades de que tenga problemas de la vista. En cada chequeo, pregúntele al profesional de su bebé sobre los exámenes de la vista. Así se pueden diagnosticar y tratar lo antes posible la retinopatía y otros problemas de los ojos relacionados con el nacimiento prematuro.

¿Qué problemas de salud pueden tener los bebés prematuros después de nacer?

17 de noviembre, 2014 por Azalia

2006d037_0209fnlcr_zps89272ce9

Los problemas de salud de los bebés que nacen antes de tiempo pueden variar mucho. Mientras algunos solo tienen secuelas simples que se mejoran rápidamente, otros pueden tener problemas de salud más serios y a largo plazo. Es común que los bebés que nacen prematuros  deban permanecer en el hospital más tiempo. Algunos deben pasar tiempo en la unidad de cuidados intensivos neonatales (NICU, por sus siglas en inglés). Cuanto más temprano en el embarazo nazca el bebé, más probable es que tenga problemas de salud.

Los problemas de salud que pueden afectar a los prematuros incluyen:

  • Apnea. Es una pausa en la respiración de 20 segundos o más. Algunas veces los bebés prematuros tienen apnea. Puede suceder junto con una frecuencia cardíaca lenta.
  • Síndrome disneico (RDS, por sus siglas en inglés). Es un problema de la respiración que es más común en los bebés nacidos antes de las 34 semanas de embarazo. Los bebés con RDS no tienen una proteína llamada “surfactante” que evita que las pequeñas bolsas de aire de los pulmones se compriman o aplasten.
  • Hemorragia intraventricular (IVH, por sus siglas en inglés). Ésta es el sangrado en el cerebro. Suele suceder cerca de los ventrículos en el centro del cerebro. El ventrículo es un espacio en el cerebro que está lleno de líquido.
  • Conducto arterial persistente (PDA, por sus siglas en ingles). Es un problema del corazón que sucede en la conexión (llamada “conducto arterial”) entre dos vasos sanguíneos importantes cerca del corazón. Si el conducto no se cierra adecuadamente después del nacimiento, el bebé puede tener problemas de respiración o insuficiencia cardíaca. Ésta última sucede cuando el corazón no puede bombear suficiente sangre.
  • Enterocolitis necrótica (NEC, por sus siglas en inglés). Es un problema con los intestinos del bebé. Puede causar complicaciones en la alimentación, pancita inflamada y diarrea. A veces sucede de 2 a 3 semanas después del nacimiento prematuro.
  • Retinopatía del prematuro (ROP, por sus siglas en inglés). Es un desarrollo anormal de vasos sanguíneos en el ojo. Puede llevar a la pérdida de la vista.
  • Ictericia. El blanco de los ojos y la piel del bebé tienen un color amarillo. El bebé tiene ictericia cuando el hígado no está desarrollado por completo o no está funcionando bien. • Anemia. Sucede cuando el bebé no tiene suficientes glóbulos rojos sanos para transportar oxígeno al resto del cuerpo.
  • Displasia broncopulmonar (BPD, por sus siglas en inglés). Es un problema pulmonar que puede manifestarse tanto en los bebés prematuros como en los bebés que reciben tratamiento con una máquina respiradora. En los bebés con BPD a veces se presenta líquido en los pulmones, lesiones y daño pulmonar.
  • Infecciones. Los bebés prematuros suelen tener problemas para combatir los gérmenes porque su sistema inmunitario no está totalmente desarrollado. Las infecciones que pueden afectar a un bebé prematuro incluyen neumonía, una infección de los pulmones; sepsis, una infección de la sangre; y meningitis, una infección en el líquido que rodea el cerebro y la médula espinal.