Las pruebas de orina durante el embarazo

23 de abril, 2014 por Catalina

AA010680Durante su embarazo, una de las pruebas que le hará rutinariamente su doctor es una prueba de orina, llamada urinálisis. Ésta controla si hay enfermedades o infecciones en el tracto urinario: riñón, uréteres, vejiga y uretra.

• La presencia de glóbulos rojos es un indicio de una enfermedad del tracto urinario.
• Células blancas indican que hay una infección del tracto urinario.
• Se miden los niveles de glucosa (azúcar) en la orina. Altos niveles de glucosa pueden indicar que usted sufre de una diabetes que no se ha diagnosticado anteriormente o que usted ha desarrollado diabetes gestacional.
• Se miden los niveles de proteína. Altos niveles pueden indicar usted sufre de preeclampsia. Esta condición puede ocurrir después de 20 semanas de embarazo o después de que haya nacido el bebé.

Otra de las pruebas de orina que hace el doctor se llama cultivo, el cual se puede hacer durante la primera visita prenatal. A veces se hace entre las semanas 12-16 de embarazo; puede ser que se repita en el tercer trimestre. Esta prueba detecta una infección bacteriana de tracto urinario. Ésta puede producir una infección de los riñones, la cual aumenta el riesgo de un parto prematuro o un bebé de bajo peso al nacer. Una vez que se trate la infección, es posible que se repita el cultivo para verificar que todas las bacterias se han eliminado.

Fuentes:
• AACC:  http://labtestsonline.org/understanding/wellness/pregnancy  (2/12/2014)
• ACOG: http://www.acog.org/~/media/For%20Patients/faq133.pdf?dmc=1&ts =20140212T1510480073 (2/11/2014)
• NLM: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/003751.htm  (2/13/2014)

 

Descansar luego que nace el bebé

21 de abril, 2014 por Azalia

Cuando hay un bebé recién nacido en casa, ¡todos añoran dormir! Los recién nacidos duermen alrededor de 16 horas por día, generalmente en períodos de 3 horas. Durante las primeras semanas de vida del bebé es muy difícil, si no imposible, que la mamá pueda dormir de 6 a 8 horas ininterrumpidas a la noche. Pruebe estos pasos para ayudar a descansar lo necesario.

  • Duerma cuando el bebé duerme, aunque sea una siesta corta. Apague el teléfono y la televisión, cierre las persianas y trate de dormir unos minutos cada vez que pueda.
  • Acueste al bebé en el cuarto de él. Al principio, puede ser conveniente que el bebé duerma en el mismo cuarto que usted. Pero si la respiración, los arrullos o los movimientos del bebé la desvelan, pruebe mover al bebé a su cuarto para que usted pueda dormir. Use el monitor para escuchar al bebé en su cuarto.
  • Postergue otras responsabilidades domésticas, como el lavado de la ropa y los platos, la limpieza, etc. Su preocupación principal es cuidarse a usted misma y a su bebé. Esto incluye hacer tiempo para dormir, aunque signifique reducir las tareas domésticas.
  • Limite las visitas. Sólo porque ha tenido un bebé no significa que esté obligada a recibir y a atender visitas. Limite las visitas lo mejor que pueda para descansar lo necesario.

 

 

 

Retiro de los broches para los asientos de seguridad Evenflo

17 de abril, 2014 por Catalina

La compañía Evenflo ha anunciado el retiro voluntario de más de 1.3 millones de broches que se usan en los cinturones de seguridad de los asientos infantiles para el auto, y los asientos para elevar a los bebés (“booster seats”). Si estos broches se atoran debido a contaminación con alimentos, bebidas u otras sustancias, puede ser difícil abrirlos. Esto puede ser peligroso en caso de una emergencia.

En este sitio usted puede ver los modelos en los cuales puede haber un problema con el broche. Los padres pueden ir a este enlace para pedir un nuevo broche y las instrucciones cómo remplazarlo. También pueden llamar a la compañía Evenflo al 1-800-490-7591.

Mientras llega el equipo de remplazo, los padres pueden limpiar el broche actual siguiendo estas instrucciones (en inglés).

 

La obesidad es un riesgo para un nacimiento sin vida

16 de abril, 2014 por Catalina

Un artículo publicado recientemente dice que casi 1 de 4 nacimientos sin vida obedece a la obesidad de la madre. El nacimiento sin vida es la muerte del bebé después de 20 semanas de embarazo.

Entre más pasada de peso u obesa sea la madre, mayor es la probabilidad de que el bebé nazca sin vida. Una mujer pasada de peso tiene un riesgo ligeramente más alto de un nacimiento sin vida. Pero si la mujer es obesa el riesgo aumenta considerablemente. Entre más obesa, mayor es riesgo.

Así mismo, a medida que progresa el embarazo, aumenta el riesgo, particularmente en las etapas finales. El 25% de los nacimientos sin vida entre las 37 y 42 semanas se atribuyen a la obesidad. A las 39 semanas el riesgo es aproximadamente 6 veces más alto. A las 41 semanas, es casi 14 veces mayor.

Además del riesgo de un nacimiento sin vida, la obesidad se ha relacionado con ciertas complicaciones, como diabetes gestacional, hipertensión, tromboembolias (coágulos sanguíneos en las venas), preeclampsia y la necesidad de hacer una cesárea.

Qué puede hacer:

• Hágase un control preconcepcional antes de quedar embarazada. Su profesional de la salud puede darle sugerencias sobre cómo lograr un peso adecuado a su estatura antes de usted quedar embarazada. Nunca debe tratar de peder peso durante el embarazo.
• Consulte choosemyplate.gov, una herramienta por Internet del Departamento de Agricultura de EE.UU. Puede ayudarle con un plan de comidas sanas en función de su edad, peso, estatura y actividad física.
• Visite este sitio de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), el cual contiene muchos recursos y sugerencias.

Fuente:
Yao, R. et al. Obesity and the risk of stillbirth. Am J Obstet Gynecol 2014.
http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S000293781400115X
(3/17/2014)

Maneje en forma segura para proteger a sus pequeños

14 de abril, 2014 por Catalina

Los accidentes automovilísticos son la principal cause de muerte de los niños en los Estados Unidos. Muchos otros resultan heridos. Afortunadamente muchas de estas tragedias se pueden evitar.

• Siempre coloque a sus niños en un asiento de seguridad. Esto reduce en casi un 75% que un niño menor de un año muera. Para los niños entre 1-4 años, la probabilidad se reduce en más de la mitad.
• No se distraiga visualmente. No quite su vista de la carretera. Esto quiere decir que no debe leer ni enviar mensajes de texto.
• No se distraiga mentalmente. No hable por el celular. Los teléfonos celulares de manos libres le dan al conductor un sentido falso de seguridad y son un factor de riesgo para un accidente serio. Hay un fenómeno llamado “ceguera de la falta de atención”. Los estudios comprueban que las personas que hablan por el celular miran un objeto pero no lo “ven”. Esto hace que reaccionen más lentamente,  lo cual puede causar un choque. Las estadísticas dicen que usar un teléfono celular, aun si es el de manos libres, aumenta en un 400% la probabilidad de un accidente.
• Si tiene preocupaciones, respire profundo antes de arrancar el coche y concéntrese en conducir. Piense en algo agradable y aproveche este tiempo para hablarle a su pequeño.
• Mantenga ambas manos sobre el volante. No tome café, ni coma, mientras conduce.
• No deje de llevar su auto al mecánico a las revisiones periódicas para verificar que las llantas y los frenos estén en buen estado.

Fuentes: • CDC:http://www.cdc.gov/motorvehiclesafety/child_passenger_safety/cps-factsheet.html
• Cornell: http://evidencebasedliving.human.cornell.edu/2013/06/17/the-evidence-on-hands-free-cell-phone-devices-while-driving/