Cuidado del ombligo de su bebé

27 de agosto, 2014 por Catalina

26336230_thm

Cuando usted está embarazada, el cordón umbilical conecta la placenta a su bebé. Es a través del cordón como usted le trasmite oxígeno y nutrientes a su bebé para que él crezca sano. También lleva los deshechos de su bebé hacia la placenta para que luego usted los elimine.

Después del parto, el profesional de la salud corta el cordón umbilical. En la barriguita de su bebé queda una pequeña parte del cordón. Ésta se cae alrededor de 10 días después del nacimiento. Hasta que esto ocurra, mantenga el ombliguito limpio y seco.

  • Doble el pañal debajo del ombligo para dejarlo expuesto al aire.
  • Asegúrese de que el área alrededor del ombligo esté limpio y seco. Si se ensucia, límpiela suavemente con una toallita para bebés o con un hisopo mojado en alcohol fino.
  • Hasta cuando el ombliguito cicatrice, dele a su bebé un baño de esponja.

Llame al profesional de la salud de su bebé si usted ve pus o enrojecimiento o si el bebé llora cuando le toca el área del ombligo. Estos síntomas pueden ser indicios de una infección.

El baño de su bebé recién nacido

25 de agosto, 2014 por Catalina

30903606_thb

Su bebé recién nacido no necesita un baño a diario, usted lo puede bañar cada 2 o 3 días. Bañarlo con más frecuencia le puede resecar la piel.

Baño de esponja: hasta que se le seque su ombliguito, o su pene si lo han circuncidado, dele al bebé un baño de esponja. Así estas áreas pueden cicatrizar mejor.

• Acuéstelo sobre una toalla suave.
• Moje una bolita de algodón o una toallita suave con solo agua y límpiele suavemente los ojos.
• Con una toallita mojada (sin jabón) lávele la cara. Luego lávele el cuerpo con agua y un jabón suave para bebés. A lo último, para evitar diseminar los gérmenes, lave el área del pañal. Limpie entre los pliegues de la piel. Mantenga las partes que no está lavando envueltas en una toalla para que su bebé no se enfríe.
• Enjuáguelo con agua y séquelo suavemente sin frotar.

Baño de tina: una vez que se cicatrice el ombligo o el pene de su bebé, puede darle un baño en una tina pequeña para bebés o el lavabo.

• Llene la tina con 2 o 3 pulgadas de agua tibia. Sumerja el codo para comprobar que el agua no esté demasiado caliente. Sostenga la cabeza del bebé con una mano y use la otra para sostenerle el cuerpo mientras lo coloca en la tina. Colóquelo metiendo primero los pies.
• Vierta agua tibia sobre el bebé para que él no se enfríe.
• Lávele suavemente la cara sólo con agua.
• Lávele el cuerpo con agua jabonosa.
• Use champú para bebé para lavarle la cabeza. Tenga cuidado de que no le entre champú en los ojos.
• Por último, lávele el área del pañal por último. Limpie entre los pliegues de la piel.
• Enjuáguelo con agua limpia y tibia.
• Envuélvalo en una toalla y séquelo sin frotarlo.

Recuerde: Nunca deje a su bebé solo en el agua ni por un segundo. Los bebés pueden ahogarse muy rápido en sólo unas pocas pulgadas de agua. Más tarde, usted lo podrá bañar en la bañera, donde también debe vigilarlo todo el tiempo.

Qué llevar al hospital cuando se ponga de parto

22 de agosto, 2014 por Azalia

 85620866_thb

El momento del parto se acerca y ya está deseosa de conocer a su bebé. Ya el cuarto del bebé está listo y ya ha comprado el equipo que necesita para su bebé. Todo esto es muy emocionante. Ahora debe empacar las cosas que debe llevar al hospital para usted y para su bebé. Cada hospital en cada país es diferente, aquí le proveemos una lista bastante básica. Usted puede también preguntar a sus amigas que ya han pasado por esta experiencia.

Para usted:

  • Su información de seguro de salud
  • Un camisón o una camisa grande para usar durante el parto, aunque el hospital le proporcionará una bata
  • Calcetines
  • Toallas
  • Pantuflas
  • Algunos camisones, pijamas o camisetas y pantalones de gimnasia (si va a lactar a su bebé pueden resultarles más cómodas las camisetas sueltas o las batas para amamantar al bebé)
  • Una bata o salto de cama
  • Varios pares de ropa interior, incluya sostén para amamantar.
  • Compresas o toallas sanitarias grandes autoadhesivas (las que provee el hospital pueden ser pequeñas y difíciles de usar)
  • Jabón
  • Desodorante
  • Champú
  • Cepillo para el pelo
  • Cepillo de dientes y pasta dentífrica
  • Cualquier otro artículo de tocador, cosméticos o artículos para el cabello que desee
  • Números de teléfono de las personas a quienes desea llamar (si es que no los tiene guardados en su teléfono móvil)
  • Su teléfono móvil y su cargador eléctrico, si es que permiten usarlo en el hospital.
  • Ropa para ponerse el día en que regrese a su casa (asegúrese de que sea holgada)

También puede llevar su plan de parto. Un plan de parto es un conjunto de instrucciones que usted escribe sobre el nacimiento de su bebé. Llénelo con su pareja. Comparta su plan de parto con su profesional de la salud, sus familiares y otras personas de apoyo. Es importante que todos sepan con anticipación si usted planea amamantar.

Para su bebé:

La mayoría de los hospitales proporciona todo lo básico que necesitan los recién nacidos durante su internación: una gorrita tejida, una camiseta, pañales y mantas. Cuando sea hora de llevar a casa al bebé, necesitará sus propias cosas.

  • Una manta pequeña
  • Ropa para usar el día de ir a casa, incluidos una camiseta, una gorrita y escarpines
  • Pañales desechables (la mayoría de los hospitales los suministra)
  • Tenga instalada una sillita en el automóvil (para cuando lleve al bebé a casa)

Remedios a base de hierbas o “naturales” en el embarazo

20 de agosto, 2014 por Azalia

24708881_thb

El embarazo trae consigo muchos cambios, algunos de ellos puede que le causen mucha incomodidad. Por ejemplo las dificultades al dormir, las náuseas, el estreñimiento, los gases, entre otros. Usted pudiera pensar que un remedio a base de hierbas o “natural” es una buena opción para controlar estos y otros síntomas en el embarazo. Pero no es así.

Los productos a base de hierbas o “naturales” pudieran ser peligrosos para usted y su bebé en el embarazo. Una hierba es una planta que se usa para cocinar o en una medicina. Por ejemplo, el té verde y el Gingko biloba.

A diferencia de las medicinas que le puede recetar su profesional de la salud, los remedios a base de hierbas, naturales o caseros no son evaluados rigurosamente por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés). Por ello no se sabe con certeza si estos productos son seguros para las embarazadas. Además hay muy pocas investigaciones sobre el efecto que tienen en el embarazo. Por ese motivo, conviene no tomarlos mientras está embarazada.

Recuerde que la palabra “natural” realmente no garantiza seguridad. Al contrario, no se sabe si los componentes son seguros o no porque no se han estudiados. Esto es algo que asumimos, pero es una percepción errónea. Hay muchos compuestos en la naturaleza que son muy dañinos.

Si usted necesita tomar un medicamento o remedio durante el embarazo, hable con su profesional de la salud al respecto. Nunca use medicinas o productos por cuenta propia.

Cuidado con los carritos del supermercado

18 de agosto, 2014 por Catalina

7322559_thb

Hoy en día es muy común que vayamos al supermercado con nuestros pequeños y los coloquemos en el carrito de las compras. Un estudio publicado recientemente dice que a diario cerca de 70 niños deben ir a la sala de emergencia por heridas asociadas con estos carros. Esto es aproximadamente un niño cada 20 minutos. Casi el 80% de las heridas son en la cabeza. Los niños también puede quebrarse los huesos y tener golpes graves.

A pesar del énfasis que se ha hecho en que los padres tengan cuidado, el número de niños afectados está en aumento. La mayoría de este incremento en los accidentes ocurre en pequeños menores de 4 años de edad.

  • Si hay uno disponible, utilice un carro que tenga un asiento especial para colocar al niño.
  • Asegúrese de que el carro sea estable.
  • Coloque a su pequeño en el asiento del carro. No lo siente en la parte inferior, o en la parte principal donde también se colocan las compras. Fíjese que sus piernecitas pasen por las aperturas correctas.
  • Siempre colóquele a su pequeño el cinturón de seguridad del carro.
  • No coloque al bebé en un moisés o portabebés encima del carro de las compras. Si su pequeño no es suficientemente grande para sentarse en el carro de las compras, llévelo en una carreola, o cárguelo en un cabestrillo.
  • Asegúrese de que su pequeño no se pare.
  • Si va con un hijo mayorcito, no deje que éste empuje o se cuelgue del carro ya que puede voltearlo muy fácilmente.
  • No deje que su pequeño se acerque a las ruedas del carro, para evitar que se machuque sus deditos.
  • No deje a su niño solo ni por un momento.