Por qué son peligrosos los opioides

Aunque haya varios motivos por los que tenga que usar opioides, estos pueden afectar a usted y a su bebé durante el embarazo.

¿Qué son los opioides?

Los opioides son una clase de medicamentos empleados para reducir el dolor. Los opioides recetados comunes son la codeína, la oxicodona, la hidrocodona y la morfina. El fentanilo es un analgésico opioide sintético recetado. Estos opioides se utilizan para calmar el dolor después de una lesión o cirugía. Para conseguir este tipo de medicamentos, usted necesita una receta de su profesional médico.

¿Cómo pueden los opioides afectar a su bebé?

Tomar opioides durante el embarazo puede causar serios problemas para su bebé, incluidos los defectos de nacimiento. Los defectos congénitos o de nacimiento son cambios estructurales presentes al nacer que pueden afectar casi cualquier parte del cuerpo. Pueden afectar la apariencia, el funcionamiento del cuerpo o las dos cosas. Los defectos de nacimiento pueden ocasionar problemas en la salud en general, y en el desarrollo o funcionamiento del cuerpo.

Los defectos de nacimiento asociados con el uso de opioides durante el embarazo incluyen:

  • Defectos cardíacos congénitos. Estas condiciones pueden afectar la forma del corazón del bebé, la manera en que funciona o ambas cosas.
  • Gastrosquisis. Se trata de un defecto de nacimiento en el vientre del bebé, en el cual los intestinos sobresalen afuera del cuerpo mediante un orificio al lado del ombligo.
  • Glaucoma. Es un grupo de condiciones del ojo que dañan el nervio óptico. Si no se trata, la glaucoma puede causar ceguera.
  • Defectos del tubo neural. Estos son defectos de nacimiento del cerebro, la espina dorsal y la médula espinal.

El uso de opioides durante el embarazo también puede causar complicaciones como por ejemplo:

  • Aborto espontáneo o muerte fetal. El aborto espontáneo es la muerte del bebé en la matriz antes de las 20 semanas de embarazo. La muerte fetal (nacimiento sin vida) es la muerte del bebé en la matriz después de las 20 semanas de embarazo.
  • Síndrome de abstinencia neonatal (NAS). El síndrome de abstinencia neonatal es un grupo de condiciones causadas cuando el bebé se abstiene de ciertas drogas a las que está expuesto en la matriz antes del nacimiento.
  • Desprendimiento de la placenta. Es un problema grave en el que la placenta se separa de la pared del útero antes del parto.
  • Preeclampsia. Se trata de una condición que puede ocurrir después de la semana 20 de embarazo o justo después del embarazo. Es cuando la embarazada tiene alta presión arterial y señales de que algunos de sus órganos, como los riñones y el hígado, no están funcionando normalmente.
  • Parto y nacimiento prematuros. Se trata del parto y nacimiento que ocurren antes de las 37 semanas de embarazo. Los bebés que nacen tan temprano pueden tener más problemas de salud al nacer y más tarde en la vida que los bebés que nacen a término completo. Los opioides también pueden causar la ruptura prematura de las membranas. Esto ocurre cuando el saco que rodea al bebé se rompe antes de que la mujer entre en trabajo de parto.
  • Problemas con el crecimiento de su bebé.
  • Síndrome de muerte súbita infantil o del lactante (también llamado SIDS o muerte de cuna). Se trata de la muerte inexplicada del bebé de menos de 1 año de edad. Por lo general ocurre cuando el bebé está durmiendo.

¿Qué es el trastorno por consumo de opioides?

Algunas personas tienen dificultad para dejar de usar los opioides. Cuando eso ocurre se dice que el opioide ha causado adicción. La mayoría de la gente que toma opioides recetados puede dejar de usarlos y no crean addición a ellos. Pero al usarlos con regularidad, es posible que se genere una dependencia aunque los use tal como se lo indicó el profesional.

La adicción a los opioides se conoce con el nombre de «trastorno por consumo de opioides». Usted puede tener un trastorno por consumo de opioides si:

  • Toma más opioide de lo que le indica su profesional médico.
  • Tiene antojos (deseo fuerte) de tomar un opioide.
  • Siente que no puede dejar de tomar opioides ni de reducir la cantidad que toma.
  • Necesita más opioides para conseguir el mismo efecto.
  • Tiene problemas en su casa, trabajo o estudios causados por los opioides.
  • Pasa tiempo consiguiendo y usando opioides.
  • Se siente enferma cuando deja de tomar opioides o cuando reduce la cantidad que toma.

Si padece el trastorno por consumo de opioides, puede tener problemas para cuidar de sí misma durante el embarazo. Si está embarazada o está pensando en quedar embarazada y toma un opioide, avise a su profesional médico. Quizás pueda cambiar a un medicamento que sea más seguro para su bebé. No deje de tomar el opioide sin consultar primero con su profesional médico. Dejar de usarlo repentinamente puede causar problemas graves para su bebé. Para más información, visite nacersano.org.

COMMENTS