Cómo protegerse del coronavirus

Última revisión 26 de junio de 2020. Para información más actualizada visite cdc.gov/covid19

¿Qué es COVID-2019?

La enfermedad por coronavirus 2019 (también llamada COVID-19) es una enfermedad respiratoria causada por un nuevo coronavirus identificado por primera vez en Wuhan, China. Un nuevo coronavirus (nCoV) es un tipo nuevo que no se había identificado previamente. COVID-19 no es lo mismo que los coronavirus que generalmente ocurren entre nosotros y que causan enfermedades leves, como el resfriado común.

¿Qué está sucediendo en los Estados Unidos?

Todos los estados en los Estados Unidos están reportando casos de COVID-19, y todos los estados están reportando la propagación comunitaria de la enfermedad. La propagación comunitaria de COVID-19 es cuando las personas de una comunidad se infectan con el virus pero no saben cómo o dónde se infectaron.

El virus que causa COVID-19 se está propagando de manera muy fácil y sostenible entre las personas. Sostenible significa que va de persona a persona sin parar. La información sugiere que este virus se está propagando más rápidamente que la gripe.

El riesgo de contraer COVID-19 para la población estadounidense aumenta para aquellos que:

  • Viven en lugares donde la propagación comunitaria es continua.
  • Tienen contactos cercanos con gente que tiene COVID-19.
  • Viajaron a lugares donde está ocurriendo la propagación comunitaria.
  • Son profesionales de atención médica que atienden a pacientes con COVID-19.

El riesgo de enfermarse gravemente es más alto para:

  • Mujeres embarazadas, especialmente hispanas y de raza negra
  • Personas con:
    • Condiciones cardíacas graves
    • Enfermedad pulmonar y asma moderada a sever
    • Diabetes
    • Obesidad severa
    • Un sistema inmunitario más bajo, como los que reciben tratamiento contra el cáncer y los fumadores.
    • Personas con condiciones de salud serias, como enfermedad cardíaca, asma y diabetes.
    • Adultos mayores
    • Personas con presión arterial alta
    • Personas que viven en un hogar de envejecientes o en un centro de atención de largo plazo
    • Grupos minoritarios, incluidos personas de raza negra e hispanos, aunque se necesita más investigación en esta área.

COVID-2019 y el embarazo

En este momento, tenemos datos limitados específicos del embarazo sobre COVID-19. Sin embargo, se están publicando más estudios y estamos aprendiendo más cada día. Los grupos médicos y de salud pública vigilan de cerca la pandemia de COVID-19 y brindan actualizaciones periódicas. La información disponible en este momento sugiere que las mujeres embarazadas pueden tener el mismo riesgo que otros adultos no embarazadas.

Si está embarazada, ¿corre más riesgo de contagiarse COVID-19?

Después del nacimiento, un recién nacido puede infectarse si está en contacto cercano con una persona infectada, incluida la mamá del bebé u otros cuidadores. Un pequeño número de bebés dieron positivo al virus poco después del nacimiento. Sin embargo, no está claro si estos bebés contrajeron el virus antes, durante o después del nacimiento.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) dicen que:

Todavía no sabemos:

  • Si las mujeres embarazadas tienen una mayor probabilidad de contraer COVID-19 en comparación con la población general. Sin embargo, un estudio reciente encontró que casi el 15% de las 46 pacientes embarazadas estudiadas desarrollaron COVID-19 grave. Estos investigadores concluyeron que estos hallazgos apoyan colocar a las mujeres embarazadas en el grupo de mayor riesgo, particularmente para aquellas que tienen sobrepeso.

Sí sabemos:

  • Estudios recientes sugieren que las mujeres embarazadas tienen más probabilidades de enfermarse con COVID-19 que las mujeres no embarazadas. Estas investigaciones han encontrado que las mujeres embarazadas con COVID-19 tienen un mayor riesgo de necesitar ser ingresadas en el hospital o en la unidad de cuidados intensivos. Las mujeres embarazadas con COVID-19 también pueden ser más propensas a necesitar un ventilador automático para respirar en comparación con las mujeres no embarazadas.
  • Durante el embarazo, su sistema inmunitario no responde tan rápido a las enfermedades como lo era antes del embarazo. Tener un sistema inmunitario debilitado puede aumentar la probabilidad de enfermarse con virus como el coronavirus.
  • Enfermedades como la gripe y otros virus de la misma familia que COVID-19 han causado que las mujeres embarazadas se enfermen mucho y algunas requirieron hospitalización.
  • Protéjase contra COVID-19. Quédese en casa, tanto como pueda, lávese las manos con frecuencia y evite el contacto con personas enfermas.

¿Puede transmitir COVID-19 a su bebé durante el embarazo?

Hasta el momento no está claro si una mujer embarazada con COVID-19 puede transmitir el virus a su bebé. Al principio de la pandemia de COVID-19, los datos sugirieron que los bebés nacidos de madres con el virus no dieron positivo para COVID-19. Datos recientes publicados en el Journal of American Medical Association (JAMA) sugieren que la transmisión durante el embarazo puede ser posible. Otro pequeño estudio en JAMA sugiere que las madres pudieran transmitir anticuerpos COVID-19 a sus bebés. Los anticuerpos son células en el cuerpo que luchan contra la infección. Algunos hallazgos sugieren que las personas con anticuerpos COVID-19 están protegidas de contraer el virus. A medida que se publiquen más estudios, actualizaremos esta información.

Después del nacimiento, un recién nacido puede infectarse después de estar en contacto cercano con una persona infectada, incluida la madre del bebé u otros cuidadores. Un pequeño número de bebés dieron positivo al virus poco después del nacimiento. Sin embargo, no está claro si estos bebés contrajeron el virus antes, durante o después del nacimiento. La mayoría de los recién nacidos que dan positivo para COVID-19 no tienen síntomas o los síntomas son leves y se recuperan por completo. Sin embargo, hay algunos informes que reportan que algunos recién nacidos han estado muy enfermos.

Se ha informado una pequeña cantidad de otros problemas, como el parto prematuro, en bebés nacidos de madres que dieron positivo para el virus al final de su embarazo. No sabemos si estos problemas estaban relacionados con el virus.

¿Qué complicaciones puede tener mi bebé o yo si me contagio COVID-19 durante el embarazo?

Según los CDC:

  • Las mujeres embarazadas pueden contraer enfermedad más grave y necesitar atención en el hospital cuando tienen otros tipos de enfermedades respiratorias como la influenza y otra enfermedad por coronavirus llamada síndrome respiratorio agudo grave (SARS). 
  • Se ha observado la pérdida del embarazo con otros coronavirus, como el SARS-CoV y el MERS-CoV.  No sabemos si COVID-19 puede causar la pérdida del embarazo.
  • No se sabe con certeza si el riesgo de parto y nacimiento prematuro aumenta con COVID-19, como sucede con la influenza. Según informes limitados, ha habido algunos nacimientos prematuros entre madres con COVID-19.  No está claro si eso está relacionado con la infección materna.
  • Investigaciones recientes sugieren que las mujeres embarazadas con COVID-19 pueden experimentar síntomas más severos del virus después de dar a luz. Estos síntomas incluyen problemas pulmonares y respiratorios graves.
  • Si tiene fiebre alta durante el embarazo, el riesgo de ciertos defectos de nacimiento puede aumentar.
  • En base a otras enfermedades respiratorias, como la influenza y otros coronavirus, las embarazadas pueden correr riesgo de enfermarse gravemente e incluso de morir en comparación con el resto de la población.

¿Qué debe hacer si tiene COVID-19 y entró en trabajo de parto?

Si entró en trabajo de parto y tiene COVID-19 confirmado o cree que tiene COVID-19, llame al hospital o centro médico antes de ir. De esa forma, el personal puede tomar las precauciones adecuadas de control de la infección para proteger a su bebé y a otras personas contra la infección.

Después de tener a su bebé, es posible que su médico quiera mantenerlo en el hospital un poco más para controlar sus síntomas de COVID-19.

Si tiene COVID-19, ¿cómo puede el hospital proteger a su bebé después de nacer?

Si tiene COVID-19 (sospechado o confirmado), su bebé será examinado para detectar COVID-19, ya sea que tenga signos de infección o no.

Los CDC recomiendan que los centros médicos consideren aislar a las mamás con caso confirmado o sospechoso de COVID-19 en una habitación separada de su bebé después del parto hasta que pase el riesgo de contagiar la infección. Sus profesionales médicos pueden hablarle sobre los riesgos y beneficios de esta decisión. Los profesionales, especialistas en control de infecciones y expertos en salud pública pueden trabajar juntos para determinar cuándo dar por terminada esta separación temporal.

Si no se los separa a usted y a su bebé, reduzca el riesgo de infectarlo lavándose bien las manos y utilizando una mascarilla antes de tocarlo. Sus profesionales pueden ayudar con otras precauciones, tales como mantener una cortina entre usted y su bebé.

¿Debe amamantar a su bebé si tiene COVID-19?

Los expertos creen que la infección se transmite principalmente a través de gotitas líquidas de la nariz o la boca cuando alguien infectado tose o estornuda. No hay suficientes datos todavía para saber si el virus puede propagarse de usted a su bebé a través de la lactancia materna. Hasta ahora, no se ha encontrado el virus de COVID-19 en la leche materna de mujeres infectadas. Si se confirma que usted tiene COVID-19, los CDC recomiendan hablar con su profesional sobre la lactancia materna.

Si está separada temporalmente de su recién nacido y desea amamantar, los profesionales pueden ayudarle a usar un sacaleches para extraerse la leche materna. Lávese bien las manos antes de usar el sacaleches. Un profesional sano puede darle la leche materna a su bebé.

Si planea amamantar a su bebé directamente de su seno, lávese bien las manos y colóquese una mascarilla antes de tocar a su bebé.

¿Corren los niños y los bebé más riesgo que los adultos de contagiarse COVID-19?

Bebés:

Los datos recientes muestran que, en comparación con los adultos, los bebés y los niños en general tienen síntomas menos serios de COVID-19. Sin embargo, los niños menores de un año corren más riesgo de enfermarse gravemente con COVID-19

La mayoría de los niños con COVID-19 tienen síntomas leves o moderados. Según datos limitados, el riesgo de problemas graves en niños con COVID-19 parece ser bajo en este momento. Los niños con ciertas condiciones médicas, como enfermedad pulmonar crónica, asma, condiciones cardíacas o problemas con su sistema inmunológico pueden tener un mayor riesgo de enfermarse gravemente con COVID-19.

Datos recientes muestran que mucho de los niños con síndrome inflamatorio multisistémico (MIS-C) también han tenido COVID-19 o han estado cerca de alguien con COVID-19. MIS-C es una condición en la que diferentes partes del cuerpo pueden inflamarse, incluidos el corazón, los pulmones, los riñones, el cerebro, la piel, los ojos o el tracto digestivo.

Todavía no sabemos qué causa MIS-C. La enfermedad puede ser grave o incluso mortal, pero la mayoría de los niños que han tenido MIS-C se han mejorado. Los signos y síntomas de MIS-C incluyen fiebre durante 3 días o más, dolor abdominal, vómitos, diarrea, dolor de cuello, erupción cutánea, ojos con aspecto sangriento y sensación de cansancio. No todos los niños tienen estos síntomas.

Si su hijo tiene alguna de las señales de advertencia de emergencia de MIS-C, busque atención de emergencia de inmediato:

  • Dificultad para respirar
  • Dolor o presión en el pecho que no desaparece.

No deje de ir a las citas de su bebé por temor a contagiarse con COVID-19 o por otra razón. Si le preocupa asistir a su cita, hable con su proveedor.

¿Cuáles son los síntomas de COVID-19?

Según los CDC, los síntomas de COVID-19 pueden variar desde síntomas leves hasta enfermedad grave. Se han reportado muertes por casos confirmados de COVID-19.

Los síntomas de COVID-19 pueden aparecer de 2 a 14 días después de haberse infectado:

  • Fiebre
  • Tos
  • Dificultad para respirar (sentir que le falta aire)
  • Dolor muscular
  • Dolor de cabeza
  • Pérdida reciente del gusto o del olfato.

Busque atención médica inmediata si tiene cualquiera de estas señales de advertencia:

  • Dificultad para respirar o falta de aliento
  • Dolor o presión constante en el pecho
  • Si se empieza a sentir confundida
  • Coloración azulada en los labios o el rostro
  • Usted no responde

¿Cómo se propaga COVID-19?

Todavía estamos aprendiendo sobre cómo se propaga COVID-19.

  • Principalmente de persona a persona. Entre contacto cercano (a unos 6 pies de distancia) con alguien infectado.  El virus viaja de persona a persona a través de gotitas respiratorias cuando la persona infectada tose o estornuda.
  • Posiblemente al tocar una superficie u objeto que tiene el virus y luego tocarse la boca, la nariz o posiblemente los ojos.

Cierta propagación del virus puede ocurrir antes de que la persona presente síntomas. Pero las personas son más contagiosas cuando se sienten muy enfermas.

Mientras continuamos aprendiendo más sobre este virus, en este momento, el riesgo de propagación de COVID-19 de los animales a las personas se considera bajo. Parece que el virus puede transmitirse de personas a animales en algunas situaciones, según los CDC.

¿Cómo puede prevenir usted la propagación de COVID-19?

La mejor manera de prevenir la infección es evitar estar expuesta al virus. Para protegerse de COVID-19, puede seguir los mismos pasos que para evitar enfermarse de un resfriado o influenza. Ello incluye:  

  • Quédese en casa tanto como pueda.
  • Practique el distanciamiento social. Cuando salga con otros, manténgase al menos a 6 pies de distancia (dos brazos) de los demás. No se reúna en grupos y manténgase alejado de lugares concurridos. Mantenerse alejado de los demás es especialmente importante para las personas que corren un mayor riesgo de enfermarse gravemente. Recuerde, las personas sin síntomas pueden estar propagando el virus.
  • Obtenga vacunas de rutina recomendada para embarazada, como las vacunas contra la influenza (flu) y la vacuna Tdap. Esto puede ayudar a protegerla a usted y a su bebé. Hable con su proveedor sobre las vacunas que debe recibir. Por el momento, no existe una vacuna para prevenir COVID-19.
  • Evite el contacto con personas enfermas. Si usted se enferma, quédese en casa separada de otras personas en su familia.
  • Tosa o estornude en un pañuelo desechable o en la parte interna del codo. Tire los pañuelos usados a la basura.
  • Trate de no tocarse los ojos, la nariz o la boca.
  • Lávese las manos con agua y jabón antes de tocar a alguien. También puede usar un desinfectante de manos con al menos 60% de alcohol. Use suficiente desinfectante como para que le tome unos 20 segundos hasta tener las manos secas. 
  • Limpie y desinfecte los objetos que toca con regularidad y las superficies con un aerosol o toallita de limpieza doméstica.
  • Use agua caliente y jabón o el lavavajillas para lavar sus platos y utensilios.
  • Cuando esté cerca de otros, use una cubierta facial de tela o una mascarilla facial para proteger su nariz y boca. Todos deben cubrirse la cara, excepto los bebés menores de 2 años o cualquier persona que tenga problemas para respirar.

¿Qué puede hacer si se infecta con COVID-19?

Si cree que puede haberse infectado con el virus que causa COVID-19, llame a su profesional médico.  Su profesional puede guiarle sobre cómo hacerse la prueba de COVID-19 y trabajará con el departamento de salud pública de su estado y los CDC.
Según la información más reciente de los CDC, las personas que están levemente enfermas con el virus que causa COVID-19 pueden aislarse en el hogar durante su enfermedad. Si tiene síntomas leves, siga estos pasos recomendados:

  • Llame a un hospitalantes de presentarse. Asegúrese de decirle al personal que tiene o puede tener COVID-19.  Esto ayudará al establecimiento a tomar medidas para evitar que otras personas se infecten o se expongan. Póngase una mascarilla antes de ingresar a las instalaciones.
  • Quédese en casa excepto para obtener atención médica. No participe en actividades fuera de su hogar, excepto si está buscando atención médica. No vaya al trabajo, la escuela o las áreas públicas y evite usar el transporte público o los taxis (incluidos los viajes compartidos).
  • Manténgase separada de los demás en su hogar.  Quédese en una habitación específica y lejos de otras personas con las que vive. Use un baño separado, si es posible.
  • Lávese las manos con frecuencia.Lávese las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos. Siempre lávese las manos después de sonarse la nariz, toser o estornudar; después de ir al baño; y antes de comer o preparar comida.  Trate de no tocarse los ojos, la nariz o la boca.
  • Tosa o estornude en un pañuelo desechable o en la parte interna del codo. Tire los pañuelos usados a la basura. Asegúrese de lavarse las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos, inmediatamente después. También puede usar un desinfectante de manos con al menos 60% de alcohol. Use suficiente desinfectante como para que le lleve al menos 20 segundos que le queden las manos secas.
  • No comparta artículos personales del hogar. Use agua caliente y jabón o el lavavajillas para lavar sus platos y utensilios. No comparta toallas o ropa de cama con otras personas o mascotas en su hogar. Después de usar estos artículos, lávelos bien.
  • Limpie y desinfecte los objetos que toca regularmente. Los ejemplos incluyen encimeras, mesas, perillas de las puertas, grifos, lavabos, inodoros, teléfonos, teclados, tabletas y mesitas de noche. Use un aerosol o toallita de limpieza doméstica regular.
  • Use una mascarilla cuando esté cerca de otras personas. Si no puede usar una mascarilla, las personas que viven con usted no deben quedarse en la misma habitación que usted.  Deben usar una mascarilla si entran a su habitación.

Si se ha confirmado que tiene COVID-19, permanezca bajo aislamiento en el hogar y siga las precauciones hasta que se considere que el riesgo de transmitir la enfermedad a otros es bajo.  Hable con su profesional sobre cuándo debe suspender el aislamiento en el hogar y las precauciones.

Busque atención médica inmediata si sus síntomas empeoran. Si tiene dificultad para respirar o sus síntomas empeoran, no espere a buscar atención médica. Si necesita llamar al 911, notifíqueles que tiene o está siendo evaluado por COVID-19.

¿Qué necesita saber sobre los viajes?

  • Los CDC recomiendan evitar los viajes en cruceros, en especial si usted tiene condiciones de salud como diabetes, enfermedad cardíaca o enfermedad pulmonar.
  • Consulte los avisos sobre viajes de CDC para más información.

Última revisión 26 de junio de 2020

COMMENTS