¿Cuál es la diferencia entre alta presión arterial y preeclampsia?

La preeclampsia es un tipo de alta presión arterial que ocurre en el embarazo y más peligrosa que la alta presión arterial.

La alta presión arterial, también conocida como hipertensión, es una condición en la cual la presión que ejerce su sangre en sus venas es muy alta. La alta presión arterial puede causar complicaciones en el embarazo. Principalmente hay dos tipos, la alta presión crónica (ocurre antes y durante el embarazo) y la alta presión gestacional (ocurre en el embarazo y casi siempre desaparece después del parto).

Alta presión crónica 

Si usted tiene alta presión arterial antes de quedar embarazada es muy importante que controle su condición. Esto quiere decir tener un peso sano y que toma su medicamento para controlar su condición tal y como es indicado. Debe revisar que el medicamento que toma es compatible con un embarazo, antes de que quede embarazada. Algunas medicinas para la alta presión arterial no son compatibles con el embarazo. Si usted tiene sobrepeso lograr un peso sano antes del embarazo puede ayudarle a evitar complicaciones relacionadas a la alta presión arterial, entre otras.

Alta presión gestacional

Algunas mujeres desarrollan alta presión alteridad durante el embarazo. A esto se le conoce alta presión arterial gestacional. Usualmente ocurre luego de que la mujer tiene 20 semanas de embarazo. Cuando esto ocurre deben de hacerle una evaluación para determinar si es necesario que utilice medicinas para controlar la presión. La alta presión gestacional suele desaparecer luego del parto. Pero es posible que esto aumente su riesgo de padecer alta presión arterial en el futuro.

Preeclampsia

La preeclampsia  sucede cuando la mujer embarazada tiene alta presión arterial y señales de que algunos de sus órganos, como los riñones y el hígado, no están funcionando bien. Las señales y los síntomas de la preeclampsia incluyen tener proteína en la orina, cambios en la visión y dolores de cabeza severos. La preeclampsia puede ser una condición de salud grave. Aunque tenga preeclampsia leve, usted necesita tratamiento para que no empeore. Sin tratamiento, la preeclampsia puede causar daño renal, del hígado y del cerebro. La preeclampsia es muy peligrosa ya que puede hacer que tanto la madre como el bebé tengan complicaciones muy serias. Por ejemplo evita que el bebé reciba suficiente sangre y oxígeno, también puede dañar el hígado los riñones y el cerebro de la madre. La preeclampsia es una de las causas principales de parto prematuro. No se sabe exactamente lo que causa la preeclampsia pero si usted tiene alta presión arterial crónica o gestacional, debe hablar con su profesional de la salud acerca de las formas en las cuales usted puede ayudar a controlar sus riesgos y ayudar a evitar la preeclampsia.

La preeclampsia leve usualmente no muestra síntomas. Es a través de sus chequeos prenatales que su doctor pudiera detectar alta presión arterial o proteínas en la orina. Algunas mujeres tienen señales o síntomas que indican que tienen preeclampsia, debe estar alerta a ellas. Si ocurre cualquiera de ellas, hable de inmediato con su profesional de la salud.

Las señales y los síntomas de la preeclampsia incluyen:

  • Alta presión arterial y proteína en la orina. Se las chequearán haciéndole pruebas en sus chequeos de cuidado prenatal. El cuidado prenatal es la atención médica durante el embarazo.
  • Cambios en la vista, como vista borrosa, luces centelleantes, ver puntos o estar sensible a la luz
  • Náuseas (sentirse mal del estómago), vómitos o mareos
  • Dolores de cabeza que no desaparecen
  • Dolor en la parte superior derecha del abdomen o en el hombro
  • Aumento de peso repentino (2 a 5 libras en una semana)
  • Hinchazón en las piernas, las manos o la cara
  • Problemas para respirar

COMMENTS