Mitos y la infertilidad

12 de julio, 2017 por Juviza

pregnancy-loss

Como educadoras de salud recibimos preguntas todas las semanas de parejas que expresan inquietud porque no han podido tener un bebé. La realidad es que lidiar con problemas de fertilidad puede causar mucho estrés y ansiedad. Aunque hay mucha información disponible en el internet sobre la infertilidad, puede ser muy difícil distinguir lo que es un mito y lo que es un hecho.

Si usted y su pareja se encuentran en esta situación, estos puntos podrían orientarlos y serles muy útiles:

Mito #1: Los anticonceptivos causan infertilidad.

Según la información disponible, los anticonceptivos no causan problemas con la fertilidad. Algunas mujeres se embarazan luego después de haber dejado de usar anticonceptivos, pero otras tratan por más tiempo. Mucho depende del tipo de anticonceptivo que usaba.

Mito #2: La infertilidad solo afecta a las mujeres.

Tanto el hombre como la mujer pueden tener problemas con la infertilidad. Según el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG, por sus siglas en inglés), en más o menos una tercera parte del  tiempo, el problema de fertilidad viene del hombre.

Mito #3: Los problemas de fertilidad solamente afectan a mujeres mayores de 35 años.

Aunque la fertilidad en las mujeres disminuye con la edad, la infertilidad no solamente afecta a las mujeres mayores de 35 años. Los problemas de fertilidad pueden ocurrirle a cualquier persona.

Mito #4: Toda pareja con problema de fertilidad puede lograr un embarazo a través de un tratamiento de fertilidad.

La buena noticia es que en la mayoría de casos el problema se puede tratar y un embarazo es posible. Pero no siempre es el caso para toda pareja. Hay varios tipos distintos de tratamientos para la fertilidad. Usted, su pareja, y su profesional de la salud pueden decidir qué tratamiento le brinda la mejor oportunidad de quedar embarazada y tener un embarazo saludable.

Muchas parejas sienten vergüenza, o piensan estar solos en todo esto. La infertilidad no es algo raro. No teman en buscar la ayuda necesaria. Discutan sus preocupaciones con su profesional de la salud y no duden en hacer todas las preguntas que tengan.

¿Cómo se detectan los problemas de fertilidad?

22 de mayo, 2017 por Juviza

Couple with laptop

Una de las primeras señales de problemas de fertilidad es cuando una pareja lleva mucho tiempo tratando de concebir sin lograrlo. Si usted y su pareja no han logrado tener un bebé, quizás tenga muchas preguntas sobre los próximos pasos que deben tomar para poder ser padres. Estos puntos podrían ayudarles a navegar mucha de la confusión y frustración que sienten:

¿Cómo sé si necesito un tratamiento para la infertilidad?: Según la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva (ASRM, por sus siglas en inglés), si una pareja lleva más de un año tratando de concebir (no ha usado método anticonceptivo en este tiempo) deben considerar hacerse una evaluación. Tanto el hombre como la mujer pueden tener problemas con la infertilidad, así que ambos deben hacerse la evaluación.

¿Puedo hablar con mi profesional de salud (medicina general o ginecólogo) sobre esto, o necesito un especialista?: Sería prudente hacer una cita con su profesional de salud para que le haga una evaluación inicial, especialmente porque ya conoce su historial médico. A base de esta evaluación, su profesional puede recomendarle un especialista adecuado para tratar el problema. La misma recomendación aplica a su pareja.

¿Qué tipos de exámenes debo hacerme para saber si hay un problema o no?: Los problemas de fertilidad pueden tener diferentes causas, así que los exámenes que usted o su pareja necesiten dependen mucho del problema. Quizás su profesional decida hacerle algún examen básico, por ejemplo un análisis de sangre para chequear los niveles de hormonas (un factor que puede afectar la fertilidad de las mujeres y los hombres al igual). Si los niveles de hormonas son normales, el profesional podría recomendar un ultrasonido transvaginal para chequear el cuello uterino y el útero, o un análisis de semen para chequear si hay problemas con los espermatozoides. Si existe algún problema en el sistema reproductor, el profesional podrá recomendar exámenes más especializados, o tratamientos para tratar el problema.

La buena noticia es que muchas veces se logra encontrar qué es lo que causa el problema de fertilidad y la mayoría de las veces el problema es algo que se puede tratar. Los problemas de fertilidad pueden ocurrirle a cualquier persona, así que usted y su pareja no deben sentir vergüenza o pensar que esto es algo raro. No tema en buscar la ayuda necesaria si se encuentran en esta situación. Mientras más temprano reciban ayuda mejor son las posibilidades de lograr un embarazo.

Señales de problemas de fertilidad

26 de abril, 2017 por Juviza

Contemplative woman

Cada semana recibimos varias preguntas sobre temas relacionados con la fertilidad a nuestro buzón de correo electrónico, preguntas@nacersano.org. Si usted y su pareja han tenido problemas para tener un bebé es normal que sientan frustración, pero es importante que se informen bien y que busquen la ayuda adecuada. La siguiente guía puede ayudarle a identificar las señales de problemas de fertilidad:

  • Tiempo que lleva tratando: Normalmente, la mayoría de las parejas que tratan de concebir, lo logran en el periodo de un año, pero esto depende de varios factores. Si usted tiene menos de 35 años y ya tiene un año tratando de quedar embarazada, debe hablar con su profesional de la salud. Si usted tiene más de 35 años y no logra embarazarse después de 6 meses de haber empezado a intentarlo, debe de hablar con su profesional de la salud.
  • Ha tenido abortos espontáneos repetidos: Por lo general, el aborto espontáneo es algo aislado que sucede una sola vez. La mayoría de las mujeres que pierden el embarazo no tienen el mismo problema en otro embarazo. Sin embargo los problemas hormonales y el síndrome de ovario poliquístico son causas conocidas y ambos problemas afectan la fertilidad.
  • Problemas con el ciclo menstrual: La falta del periodo menstrual, periodos dolorosos, sangrado abundante (si se cambia su toalla higiénica muy frecuente), sangrado entre periodos, periodos muy frecuentes (le llega más de una vez en el mes) y periodos demasiado aparte (no le llega todos los meses), son señales que algo no anda bien.
  • Ya tiene un bebé pero no ha logrado concebir nuevamente: Esto podría ser una señal de algo conocido como la infertilidad secundaria. Este tipo de infertilidad se presenta en personas que han logrado al menos un embarazo en el pasado, pero que no logran quedar embarazadas nuevamente.

Si usted ha notado cualquiera de estas señales debe discutirlas con su profesional de la salud. Cabe mencionar que existen algunos factores de riesgo que pueden contribuir a los problemas de fertilidad, como as enfermedades de transmisión sexual, la edad, y el uso de sustancias dañinas como el cigarrillo y las drogas. Es igual de importante que usted discuta esto con su profesional también.

Si ya tuvo un bebé, pero no logra quedar embarazada de nuevo

29 de noviembre, 2016 por Azalia

newborn-loss

Usted tuvo un bebé en el pasado, pero ahora no logra quedar embarazada nuevamente. Si este es su caso, usted podría tener infertilidad secundaria. Esta se define como la dificultad en lograr otro embarazo, luego que lo han intentado por 12 meses o si usted ha logrado quedar embarazada, pero los embarazos resultan en abortos espontáneos. La infertilidad secundaria puede afectar tanto al hombre, como a la mujer.

Algunas causas en el hombre son:

  • El número de espermatozoides disminuye
  • Los espermatozoides no logran llegar al óvulo
  • Los espermatozoides no funcionan adecuadamente
  • Impotencia
  • Enfermedades de los testículos u órganos reproductivos

Algunas causas en la mujer son:

  • Una infección vaginal llamada enfermedad inflamatoria pélvica
  • Problemas auto inmunes como el síndrome antifosfolípídico
  • Enfermedades crónicas que afectan las hormonas reproductivas (diabetes tipo 2, problemas de la tiroides, síndrome de ovarios poliquísticos)
  • Obesidad
  • Algunos medicamentos (incluyendo la quimioterapia)
  • Consumo excesivo de alcohol o tabaco
  • Cicatrización del tejido del útero o de las trompas de falopio
  • Endometriosis, tumores o pólipos
  • Edad avanzada

No lograr concebir otro bebé, puede causarle mucha tristeza e incertidumbre. No duden en visitar un especialista en fertilidad que puede ayudarle a identificar qué es lo que le está impidiendo el embarazo.

¿Está teniendo problemas para quedar embarazada?

21 de octubre, 2015 por Azalia

41812381_thb

Es algo que puede suceder. Usted pudiera preguntarse si tiene problemas de fertilidad.  Puede ser que lleva algún tiempo intentando concebir y no lo ha logrado. O pudiera ser que usted padece algún tipo de condición que afecta su fertilidad. Por ejemplo, el síndrome de ovarios poliquísticos, tiene problemas con sus ciclos menstruales, padece alguna enfermedad crónica. En fin, hay varias razones por las cuales usted puede preguntarse si es fértil o no.

Primeramente, usted y su pareja deben preguntarse, ¿cuánto tiempo llevan tratando de concebir? Si usted es una mujer de menos de 35 años  y llevan al menos  12 meses intentando sin tener resultado, entonces usted y su pareja deben visitar un especialista de fertilidad. Pero si usted es una mujer de 35 años o más, no espere más de  6 meses para ver un especialista en fertilidad. Pero si solo llevan unos 2-3 meses intentando concebir, sigan intentándolo.

Puede que se le haga más difícil lograr un embarazo si:

  • Usted tiene una infección vaginal llamada enfermedad inflamatoria pélvica
  • Padece del síndrome antifosfolípídico
  • Tiene una enfermedad crónica que afecta las hormonas reproductivas (diabetes tipo 2, problemas de la tiroides, síndrome de ovarios poliquísticos)
  • Tiene obesidad
  • Tiene cicatrización del tejido del útero o de las trompas de falopio
  • No le llega la menstruación hace algunos meses o sus ciclos son muy irregulares
  • Tiene endometriosis, tumores o pólipos
  • Tiene más de 35 años
  • Si su pareja tiene varicocele o ha tenido problemas en sus testículos u órganos reproductivos
  • Alguna vez le han hecho un estudio a su pareja que indica que sus espermatozoides no funcionan adecuadamente

No lograr quedar embarazada puede causarle mucha tristeza y ansiedad. No duden en visitar un especialista en fertilidad que puede ayudarle a identificar qué es lo que está impidiendo que logren un embarazo.

La salpingitis y su salud reproductiva

16 de septiembre, 2015 por Azalia

39169112_thm

La salpingitis, es una inflamación en las trompas de Falopio, mayormente causada por una infección. Las trompas de Falopio son los tubos que conectan cada ovario al útero. También transportan el óvulo desde el ovario hacia el útero, que es dónde ocurre la fecundación. Si las trompas de Falopio tienen no están sanas, pueden haber problemas de infertilidad. Es común que la salpingitis ocurra en mujeres que tienen enfermedad inflamatoria pélvica.

Cuando las trompas están infectadas, a menudo aparece tejido cicatrizado. Este tejido cicatrizado puede crear un bloqueo evitando que el óvulo llegué al útero. Debido a esto, la salpingitis aumenta significativamente el riesgo de tener un embarazo ectópico y puede causar infertilidad, al tapar las trompas de Falopio.

La salpingitis por lo general se origina de una infección que empieza en el área de la vagina y se disemina hacia los órganos internos. Las infecciones que más frecuentemente causan la salpingitis son la clamidia y la gonorrea, (las dos son enfermedades de transmisión sexual). La salpingitis también puede producirse por una infección después de parto, o luego de aborto espontáneo.

La probabilidad de buena recuperación y evitar la infertilidad, se relaciona a cuán rápido curen la inflamación de las trompas de Falopio. Por ello es muy importante recibir tratamiento tempranamente y completarlo. Debe preguntar a su proveedor de cuidados de la salud si su pareja también necesita tratamiento.

¿Puedo quedar embarazada si solo tengo una trompa de Falopio o un solo ovario?

24 de abril, 2015 por Azalia

39164470_thb

 

Nuestro sistema reproductivo normalmente cuenta con dos ovarios y dos trompas de Falopio. Cada mes un óvulo sale de uno de sus ovarios y viaja por una de sus trompas de Falopio, hasta llegar a la matriz. Si usted queda embarazada, el óvulo se fertiliza en la trompa de Falopio y viaja a la matriz donde se implanta.

No todas las mujeres tienen dos trompas de Falopio. Puede ser que a raíz de un embarazo ectópico a usted se le haya removido una de las trompas. O puede ser que la hayan removido durante una cirugía pélvica debido a otras razones. Algunas mujeres nacen con sólo una trompa de Falopio.

Para poder lograr un embarazo, si usted tiene solo una trompa de Falopio o un solo ovario, es importante que su trompa de Falopio y ovario estén sanos. Puede quedar embarazada, pero puede tomarle un poco más tiempo de lo normal. También es necesario que la ovulación esté ocurriendo. Este típicamente es el reto mayor, que la ovulación esté ocurriendo de forma regular. Si usted tiene un solo ovario es posible que ovule menos frecuentemente y por lo tanto se demore un poco más en quedar embarazada.

Usted puede usar los métodos de la mucosidad vaginal o la temperatura, o un sistema para la predicción de la ovulación para saber si la ovulación está ocurriendo. Tenga relaciones sexuales algunos días antes y durante su ovulación, para aumentar la probabilidad de quedar embarazada.

Si usted ha perdido una de las trompas o uno de los ovarios y lleva más de un año tratando de concebir, hable con su profesional de la salud. Él puede hacerle ciertos estudios para verificar porque no logra quedar embarazada. Puede referirla a un endocrinólogo reproductivo. En algunos casos puede ser necesario un procedimiento de reproducción asistida.

 

Endometriosis

23 de enero, 2015 por Azalia

El endometrio es el tejido que recubre la parte interior del útero. Al comienzo del ciclo menstrual, se hace más grueso y se llena de conductos sanguíneos para anidar y alimentar al bebé si ocurre un embarazo. Si usted no concibe, arroja el endometrio durante la menstruación.

La endometriosis ocurre porque la mujer no arroja el endometrio; este tejido se adhiere a otras partes de su cuerpo, como la vejiga, intestinos, ovarios o trompas de Falopio. En casos severos puede bloquear las trompas de Falopio e impedir la fecundación. Cerca del 40% de las mujeres que tiene problemas de infertilidad sufre de endometriosis.

No se sabe con certeza cuáles son las causas de esta condición. Algunos factores de riesgo son las infecciones o inflamaciones pélvicas; no haber tenido hijos; tener ciclos muy cortos, menos de 27 días; o ciclos de larga duración, más de 8 días sangrando. Se cree que hay factores genéticos; es más probable que ocurra si otras mujeres en la familia tienen esta condición.

Aunque algunas mujeres con endometriosis no presentan síntomas, éstos son algunos de los más comunes:

  • Cólicos menstruales muy dolorosos o menstruaciones muy abundantes
  • Dolor crónico en la zona pélvica o en la parte baja de la espalda
  • Dolor durante o después de las relaciones
  • Sangrado entre períodos
  • Infertilidad

Si su profesional de la salud sospecha que usted puede tener esta condición, le hará un examen pélvico y tal vez un ultrasonido. La única forma de confirmar si tiene endometriosis es por medio de una laparoscopia, en la cual el  profesional de la salud introduce un pequeño instrumento dentro de su organismo y toma una muestra para hacer una biopsia.

Actualmente no hay una cura permanente para la endometriosis pero ciertos tratamientos le pueden ayudar a la mujer a concebir. Si la condición no es seria, es posible que logre un embarazo sin tratamiento o que con una laparoscopia se remuevan las adherencias de tejido. En casos más severos puede ser que se necesite una fertilización in vitro

Hay varios tratamientos hormonales para aliviar los síntomas de la endometriosis; pero éstos le impiden a la mujer concebir. Los científicos continúan investigando tratamientos hormonales que no afecten la fertilidad para que se logre un embarazo.

¿Afecta su embarazo los medicamentos y las exposiciones en el trabajo de su pareja?

14 de noviembre, 2014 por Azalia

36864484_thb

Los hombres también deben cuidarse antes de ser padres. Hay ciertas sustancias que pueden afectar los espermatozoides y por consiguiente la fertilidad. Los hombres que trabajan en tintorerías, imprentas, con pesticidas o con pinturas, barnices o disolventes, deben protegerse de los compuestos químicos que se usan en su trabajo. Estas sustancias se pueden encontrar en pequeñas cantidades en el semen. Como resultado pueden disminuir la cantidad de espermatozoides y hasta producir espermatozoides anormales. Si un espermatozoide anormal fertiliza un óvulo, el bebé puede que no se desarrolle normalmente. Esto puede resultar en un aborto espontáneo. Al presente no existe evidencia de que estas sustancias causen un defecto del nacimiento en el bebé, cuando el padre se expone a ella. El hombre no tiene una conexión sanguínea con el bebé, como la tiene la madre a través de la placenta.

El uso de guantes y equipo o ropa protectora en el trabajo, ayudan a disminuir las exposición a estas sustancias peligrosas. Lo mejor es que el hombre se cambie la ropa de trabajo y los zapatos, antes de llegar a la casa. La ropa de trabajo debe ser lavada aparte. También debe bañarse una vez llegue a la casa para evitar contaminar al resto de la familia, pero sobre todo a la pareja. Estas sustancias son peligrosas para la mujer tanto antes como durante el embarazo.

El alcohol, el tabaco, las drogas y algunas medicinas también pueden afectar espermatozoides del hombre. Lo mejor es que el hombre lleve un estilo de vida sano antes de concebir un bebé. Los tratamientos como la quimioterapia y radioterapia pueden afectar la fertilidad del hombre. En algunos casos la fertilidad se recupera luego de un tiempo, pero no siempre es así. Los médicos pueden recomendar que el hombre guarde su esperma en un banco antes de recibir tratamientos para el cáncer. De esta forma cuando quiera tener un bebé puede hacerlo con una fertilización artificial usando sus propios espermatozoides.

 

Las drogas, su pareja y su bebé

18 de junio, 2014 por Azalia

Las drogas ilegales son muy perjudiciales para la mujer embarazada y para su futuro bebé. Siempre debe mantenerse alejada de ellas. Pero, si es su pareja quien las consume, ¿puede esto afectarle a su bebé?

No hay muchos estudios sobre el efecto de las drogas que usa el padre y el desarrollo del bebé, en comparación a la cantidad de estudios que existen cuando es la mujer quien las consume. Los pocos estudios que hay disponibles no muestran evidencia de que la que las exposiciones del padre aumenten el riesgo de que el bebé nazca con un defecto de nacimiento.

Pero esto no quiere decir que las drogas no los afecten de otras maneras a usted y a su bebé. Como lo afirma la Organización de Teratología (OTIS, por sus siglas en inglés), la cocaína se adhiere a la esperma y le podría causar anormalidades. Los estudios indican que el fumar marihuana reduce la cantidad de esperma y puede afectar la fertilidad del hombre y hacer más difícil que usted conciba. No se han hecho estudios sobre los efectos del uso de las anfetaminas en el padre; por esto no podemos saber si hay un aumento en el riesgo de defectos de nacimiento en el bebé. Ya que el esperma demora cerca de 3 meses en desarrollarse, lo mejor es que su pareja deje de consumir drogas al menos 3 meses antes de que ustedes busquen un embarazo.

Una vez usted haya concebido al bebé, el consumo de drogas por parte de su pareja no llega al bebé como ocurre cuando es usted quien las consume. Esto es porque no hay una conexión sanguínea entre el padre y el bebé, como la hay entre usted y su bebé. Lo que sí es cierto es que si su pareja fuma marihuana en su presencia y usted inhala este humo, le transmite todas las sustancias que contiene al bebé. No permita que su pareja fume marihuana en su presencia, en su hogar o auto, aun si las ventanas están abiertas.

Qué puede hacer:

  • Pídale a su pareja que no use drogas.
  • Hable con su profesional de la salud sobre cómo mantenerse a sí misma y a su bebé seguros ante esta situación.
  • Busquen juntos un programa que le ayude a dejar este hábito. El Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA, por sus siglas en inglés) ofrece una serie de recursos.

Para el bienestar de su familia, lo mejor es que su pareja nunca consuma drogas. El abuso de drogas afecta la relación entre los dos y la seguridad económica del hogar. Puede ser que afecte la situación laboral de su pareja. Tiene un impacto directo sobre el bienestar emocional de sus hijos.