La inducción del parto al despegar el saco amniótico o las membranas del útero

20 de junio, 2016 por Azalia

Induccion parto

Una forma que algunos médicos usan para ayudar a la mujer a ponerse de parto o para inducir el parto es despegando las membranas del saco amniótico del útero. Otro nombre para este procedimiento es la maniobra de Hamilton. Este procedimiento es diferente al de romper las membranas, en el mismo no se busca romper las membranas, sino separarlas.

Cómo se hace este procedimiento

El proveedor de cuidados de la salud inserta suavemente su dedo (que está cubierto con guantes) en el útero de la mujer para separar o despegar el saco amniótico del útero. Este procedimiento es sencillo y es parecido al examen pélvico. Usted puede sentir un pequeño dolor o cólico menstrual y tener un poco de sangrado. Este procedimiento se suele hacer en el consultorio de su proveedor de cuidados prenatales.

Qué puede esperar luego del procedimiento

Luego de despegar las membranas del saco amniótico del útero, el cuerpo libera unas hormonas llamadas prostaglandinas. Las prostaglandinas hacen que el útero se ablande o borre, lo cual puede provocar contracciones y la dilatación del útero. Esto pudiera hacer que se ponga de parto. Sin embargo este procedimiento no siempre funciona. Inclusive luego de sentir un poco de molestias y contracciones, es posible que no se ponga de parto. Algunas veces es necesario repetir el procedimiento.

La inducción del parto debe tener justificación médica

Si le recomiendan una inducción del parto es importante que se oriente bien porque le han dado esta recomendación. Por ejemplo, si usted tiene algún problema médico que pudiera perjudicar su salud o la de su bebé, o si su embarazo dura más de 42 semanas, puede que le recomienden una inducción. Pero programar una inducción del parto sin justificación médica, especialmente si se hace antes de las 39 semanas de embarazo, puede causarle problemas a la mamá y al bebé. Oriéntese bien sobre este tema con su profesional de la salud y haga todas las preguntas que entienda necesarias.

Llegar al menos a las 39 semanas de embarazo

Siempre y cuando la mujer tenga un embarazo sano sin complicaciones no se debe programar una inducción antes de las 39 semanas de embarazo. Llegar al menos a las 39 semanas le brinda al bebé el tiempo que necesita para crecer y desarrollarse. Muchos órganos importantes, como los pulmones, el cerebro y el hígado necesitan ese tiempo para desarrollarse y funcionar bien. Así es que, si su embarazo es sano, espere a que el parto comience por sí solo.

Cambios en su cuerpo luego de una pérdida

25 de mayo, 2016 por Azalia

Contemplative woman

La pérdida del embarazo es una situación triste para la mujer y la pareja. Usted va a lidiar con sentimientos de tristeza, desilusión y a veces hasta coraje. No es fácil entender porque suceden los abortos espontáneos, especialmente cuando ocurren en las primeras semanas del embarazo. Es importante que no se culpe a sí misma, la mayoría de las veces la mujer ni el profesional de la salud pueden prevenir que la pérdida ocurra.

Cambios en su cuerpo después de un aborto espontáneo o una pérdida:

  • Puede tener cólicos y sangrado parecido a una menstruación por unos días.
  • Dolores leves, sangrado leve o manchado por más o menos dos semanas.
  • Su profesional de la salud pudiera recomendar un medicamento o un legrado para ayudarle a vaciar el útero.
  • La hormona del embarazo puede permanecer en su cuerpo hasta por un poco más de una semana luego de la pérdida.
  • El período menstrual por lo general regresa entre 3-6 semanas.
  • La ovulación y la posibilidad de quedar embarazada existe en cualquier momento luego de la pérdida, por ello debe usar método anticonceptivo confiable hasta que sea seguro  buscar un embarazo.
  • Evite las relaciones sexuales hasta que su médico le haga hecho un chequeo. Si ya han pasado unas dos semanas y todo marcha bien, es decir el sangrado y los cólicos se han detenido y no hay molestias, es posible que pueda tener sexo, pero es aconsejable usar un preservativo hasta que el útero se cure.
  • Evite las actividades físicas extenuantes hasta que ya haya pasado el sangrando y el dolor.

Síntomas que son de preocupación luego de un aborto espontáneo o pérdida:

En cualquiera de estas circunstancias, se debe llamar o visitar al profesional de salud.  Toda mujer debe tener al menos una visita de seguimiento luego de una pérdida. Esto le ayuda a la mujer a aclarar con el profesional de la salud todas las dudas que tenga y le permite verificar que su organismo se está recuperando adecuadamente.

Temores o preocupaciones comunes en el embarazo

11 de abril, 2016 por Azalia

Pregnant woman looking at phone

Quizás es parte de ser mamá, pero es normal que las preocupaciones por nuestros hijos comiencen desde que están en el vientre. A veces se relacionan a cambios en su cuerpo, otras veces por algo que no conoce. No es necesario que se sienta ansiosa por esto, es importante informarse para saber si es necesario visitar al profesional de la salud o no. A continuación puede ver algunas de las preocupaciones más comunes que suelen ocurrir en el embarazo.

Bienestar del bebé

  • Es común que algunas mujeres tenga un leve sangrado en el inicio del embarazo. La mayoría de las veces esto no es indicador de que hay un problema, pero en algunos casos puede ser una señal de aborto espontáneo u otra complicación. Si esto le sucede, déjeselo saber a su proveedor de cuidados prenatales. Pregunte si es necesario que le hagan un chequeo o si debe seguir instrucciones específicas (por ejemplo evitar relaciones sexuales o usar algún medicamento específico).
  • Cuando se realizan ultrasonidos muy temprano en el embarazo (usualmente antes de la semana 9 de embarazo) puede ser que no logren ver al bebé en el ultrasonido. Muchas veces es necesario repetir el ultrasonido luego que cumpla las 10 semanas de embarazo. Esto ayuda a confirmar que el bebé se está desarrollando adecuadamente, lo cual le brindará tranquilidad.

Malestares comunes en el embarazo

  • Las náuseas o vómitos, no le causarán daño a su bebé. Pero si tienen vómitos constantes, estos pueden hacer que se deshidrate. La deshidratación es peligrosa, si ocurre es importante que reciba hidratación, usualmente por vena.
  • El estreñimiento es muy común y causa muchas molestias, pero no afecta al bebé. La fuerza que usted hace para poder defecar no le hará daño al bebé. Debe tomar suficiente agua y alimentos con fibra como verduras, frutas, frijoles, etc. para ayudar a aliviarlo.
  • Los dolores de espalda pueden relacionarse a su postura o al peso del bebé. Tomar descansos frecuentes, usar zapatos cómodos y mantener buena postura puede ayudarle. Si los dolores de espalda van acompañados de contracciones y usted no tiene 37 semanas de embarazo, debe verificar si se relacionan a señales de parto prematuro.
  • Las contracciones Braxton Hick son contracciones que ocurren antes del parto y es la forma en la cual el útero practica para el parto. Estas contracciones no son reales o de parto. Pueden ir y venir de forma imprevisible y suelen aparecer en la tarde o en la noche. Son más comunes cuando usted se siente cansadas o luego que ha hecho muchas actividades físicas durante el día. Aprenda a diferenciar entre las contracciones reales y las Braxton Hicks.

¿Qué significa el sangrado en las primeras semanas del embarazo?

29 de febrero, 2016 por Azalia

pregnancy-loss

Muchas mujeres tiene un poco de sangrado en el embarazo. Esto puede causarle preocupación. Pero no debe alarmarse, hasta la mitad de todas las embarazadas tienen un poco de sangrado o manchado durante el embarazo. Un sangrado o manchado leve no significan siempre que hay un problema. En algunos casos puede ser una señal de aborto espontáneo o de otra complicación.

Un poco de manchado o sangrado al principio del embarazo puede ser causado por:

  • Relaciones sexuales
  • Una infección
  • Implantación. Cuando el óvulo fertilizado (embrión) se adhiere al revestimiento del útero (matriz) y comienza a crecer.
  • Cambios hormonales. Las hormonas son sustancias químicas producidas por el cuerpo.
  • Cambios en el cuello uterino. El cuello uterino es la abertura hacia el útero que está en la parte superior de la vagina.

A veces el sangrado o el manchado durante el primer trimestre puede ser una señal de un problema grave como:

  • Aborto espontáneo. Casi todas las mujeres que pierden al bebé tienen sangrado o manchado antes del aborto espontáneo.
  • Embarazo ectópico. Sucede cuando el óvulo fertilizado se implanta fuera del útero y comienza a crecer. El embarazo ectópico no puede dar como resultado el nacimiento del bebé. Puede causar problemas graves y peligrosos para la embarazada.
  • Embarazo molar. Sucede cuando se forma una masa de tejido, en vez de un bebé, adentro de la matriz. El embarazo molar es poco frecuente.

¿Qué debe hacer si tiene sangrado o manchado durante el embarazo?

Llame a su profesional de la salud y haga lo siguiente:

  • Lleve un control de cuán intenso es el sangrado, si aumenta o disminuye y cuántas toallas higiénicas está usando.
  • Chequee el color de la sangre. El profesional posiblemente desee saberlo. Puede ser de distintos colores, como amarronado, rojizo oscuro o rojizo brillante.
  • Cuando esté sangrando, no use tampones, no se aplique duchas vaginales ni tenga relaciones sexuales.

Llame a su profesional de la salud de inmediato o vaya a una sala de emergencia si tiene:

  • Sangrado intenso
  • Sangrado con dolor, cólicos abdominales o dolor menstrual
  • Mareos y sangrado
  • Dolor en su abdomen o pelvis

El embarazo ectópico: tratamiento y futuros embarazos

1 de junio, 2015 por Azalia

Cuando ocurre un embarazo ectópico el óvulo fecundado no llega al útero. Muchas veces se implanta en la trompa o en otro lugar fuera del útero, lo cual es muy peligroso. Si esto ocurre, usted debe recibir tratamiento de inmediato. Su médico hará lo posible por salvar su trompa de Falopio. Muchas mujeres pierden una trompa de Falopio como consecuencia de un embarazo ectópico.

¿Cómo se maneja el embarazo ectópico?

Es muy importante que un embarazo ectópico se resuelva cuanto antes. Si la trompa se revienta puede ser muy peligroso, inclusive mortal. Otro riesgo al perder una trompa de Falopio es afectar su fertilidad. Su profesional de la salud puede hacer lo siguiente:

  • Aplicarle metotrexato, que impide que siga creciendo el embrión y disuelve las células existentes. Este tratamiento surte mejor efecto si el embrión es pequeño y está en la trompa de Falopio.
  • Cirugía laparoscópica. Inserta instrumentos a través de cortes pequeños en su abdomen y saca al embrión. Trata de reparar la trompa. Pero si está muy afectada, se debe extraer.
  • Un seguimiento, controlando con frecuencia sus niveles de la hormona GCH (gonadotropina corionica humana) hasta que regresen a un nivel negativo para embarazo. Esto puede tardar unas semanas. Si sus niveles permanecen altos, puede significar que todavía tiene tejido ectópico en el cuerpo. En ese caso, puede necesitar más tratamiento con metotrexato o cirugía para retirar el tejido.

 ¿Es posible un embarazo sano en el futuro?

Entre un 50-80 por ciento de las mujeres que ha tenido un embarazo ectópico logran tener un embarazo sano en el futuro. Pero ya que hay una probabilidad de que ocurra de nuevo, su profesional debe supervisarla cuidadosamente cuando planee concebir de nuevo.

 ¿Cómo se puede evitar un embarazo ectópico?

A veces no se sabe por qué ocurre. Hay dos cosas que usted puede hacer:

  • Protegerse en contra de las enfermedades de transmisión sexual como la clamidia y gonorrea. Éstas pueden causar enfermedad inflamatoria pélvica, que puede dañar las trompas.
  • Abstenerse de fumar, lo cual que afecta la capacidad de la trompa de empujar el óvulo fertilizado hacia el útero.

 

7 síntomas que pueden ser de cuidado en el embarazo

28 de mayo, 2015 por Azalia

Pregnant woman with doctor

Son muchos los cambios que ocurren durante el embarazo. Es normal que se pregunte cuales son normales y cuales pueden indicar un problema. Oriéntese bien y llame a su médico si le ocurre cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Sangrado. Si el sangrado o manchado ocurre antes o durante las 12 semanas del embarazo y dura más de un día o si viene acompañado de cólicos o elimina tejidos, puede ser motivo de preocupación. Luego de las 12 semanas si tiene sangrado ya sea leve o más abundante debe llamar a su médico o debe ir al hospital. Un sangrado leve (que solo ocurre por algunas horas) en las primeras semanas de embarazo puede ser normal. Muchas veces ocurre luego de tener relaciones íntimas o luego de un examen pélvico.
  • Hinchazón repentina. Cuando ocurre en las manos y la cara, especialmente alrededor de los ojos. Debe dejarle saber a su médico ya que esto puede ser un signo de preeclampsia, una complicación seria. La hinchazón de los pies es más común al final del embarazo y se considera normal.
  • Fiebre. La fiebre se define como una temperatura mayor a 101 °F (38.3 °C). Es importante que su proveedor de salud le haga un chequeo. Es importante es que la fiebre se trate con prontitud, ya que es riesgosa para usted y para su bebé. Deben hacerle una revisión y si la fiebre responde a una infección deben asegurarse que la misma se trata con éxito.
  • Ardor, secreciones, picazón vaginal o dolor al orinar. Estos síntomas pueden relacionarse a una infección vaginal o urinaria. Si tiene una infección, ésta debe ser tratada con éxito, ya que puede complicar seriamente el embarazo. Si su médico le receta un medicamento, tómeselo exactamente como se lo ha indicado. Pida una cita de seguimiento donde él pueda asegurarse que el medicamento ha sido efectivo. Otros síntomas de alerta son: orinar sólo unas gotas, orina turbia o con sangre, olor o color raro en la orina.
  • Vómitos o diarreas continúas. Si los vómitos son repentinos y luego de las 20 semanas de embarazo, requieren atención médica. Las diarreas, con o sin vómitos, pueden ser peligrosas porque pueden causar deshidratación severa, esto a su vez aumente el riesgo de parto prematuro. Las señales de deshidratación incluyen tener sed, sequedad en la boca, latidos cardíacos rápidos, no orinar u orinar con menos frecuencia. Las náuseas y los vómitos leves, especialmente en las primeras semanas de embarazo, no la perjudican a usted ni al bebé.
  • Dolor de panza o cólico (cólico menstrual o en la parte superior de la panza). Los dolores o cólicos abdominales fuertes pueden indicar un problema grave. Este tipo de dolor puede ser producido por diferentes condiciones, como un embarazo ectópico, infección de las vías urinarias o señales de parto prematuro. Si el dolor que dura más de algunas horas, produce sangrado o flujo vaginal, vaya de inmediato al hospital o a ver a su proveedor de cuidados prenatales.
  • Dolor de cabeza fuerte. Un dolor de cabeza fuerte (que no se le quita al tomar acetaminofén) y que afecta la visión, es particularmente peligroso porque es una señal de preeclampsia. Llame al profesional de la salud de inmediato si el dolor de cabeza: es repentino y explosivo o produce un dolor violento que la despierta del sueño, está acompañado de fiebre y rigidez en el cuello.

¿Es peligroso el sangrado en el segundo y tercer trimestre del embarazo?

20 de mayo, 2015 por Azalia

pregnancy-complications

Una de las cosas que más le puede preocupar en el embarazo es el sangrado o manchado vaginal. Casi la mitad de las mujeres embarazadas sangran o manchan un poco, especialmente en el primer trimestre. Durante el embarazo los tejidos vaginales y del cuello uterino son más sensibles. Esto puede producir un ligero sangrado si tiene relaciones sexuales, un examen pélvico o un ultrasonido vaginal. Pero si usted tiene sangrado en el segundo y tercer trimestre, debe hablar con su médico ya que puede ser indicativo de algunas condiciones serias.

En el segundo y tercer trimestres, un sangrado intenso puede ser síntoma de una complicación:

  • Desprendimiento de la placenta. Ésta debe estar adherida a las paredes del útero hasta finales del parto. Después de dar a luz, la expulsamos.
  • Infección o inflamación del cuello uterino (cérvix)
  • Insuficiencia cervical, que hace que el cuello uterino se dilate antes de tiempo. Esto puede causar un parto prematuro sin tener contracciones.
  • Una pérdida. Después de las 20 semanas, esta pérdida se denomina nacimiento sin vida.
  • Parto prematuro, generalmente acompañado de contracciones, dolor sordo en la parte baja de la espalda y la sensación de que el bebé empuja hacia abajo (presión pélvica)
  • Placenta previa. Generalmente la placenta se adhiere a la parte superior de nuestro útero. Pero a veces se coloca en la parte baja y tapa parcial o totalmente el cuello uterino.
  • Ruptura uterina, el útero se rasga en la cicatriz de una cesárea previa. Es poco común que esto ocurra.
  • Vasa previa: el cordón umbilical se inserta en la placenta de forma que los vasos sanguíneos del bebé cubren el cuello uterino. Afortunadamente esto también es poco frecuente.

Qué hacer:

  • Llame de inmediato a su profesional de la salud, no importa si es un manchado o un sangrado más abundante. Llámelo aun si el sangrado se detiene.
  • Fíjese cuánto está sangrado – cuántas toallas sanitarias usa- y si arroja coágulos. Note el color de la sangre: rojo, marrón, rosado.
  • No use tampones y evite las relaciones.

Qué puede esperar que haga su profesional de la salud:

  • Ultrasonidos para detectar problemas de la placenta
  • Verificar si usted está teniendo un parto prematuro
  • En algunos casos, aplicar la inmunoglobulina Rh (IgRh) si usted es Rh- y su pareja es Rh+. Así se evita que ocurra intolerancia del Rh.

Posiblemente su profesional le recomendará lo siguiente:

  • Evitar las relaciones
  • Guardar reposo. Pregúntele qué tan estricto debe ser este descanso.
  • Evitar cargar objetos pesados.

En caso de duda, llame siempre a su profesional de la salud. Si no logra comunicarse con él, váyase a la sala de emergencia.

 

¿Qué es la placenta previa?

29 de abril, 2015 por Azalia

La placenta se forma a comienzos de su embarazo y se adhiere a la pared de su matriz. La placenta es el órgano que forma una conexión sanguínea entre usted y su bebé. A través de la placenta usted le transfiere oxígeno y nutrientes a su bebé.

Generalmente la placenta está localizada en la parte superior de la matriz (útero), de esta forma no interfiere con la salida del bebé al momento del parto. Pero a veces la placenta se coloca en la parte baja de su matriz y cubre total o parcialmente la apertura del cuello uterino. Esto se llama placenta previa. Hay tres tipos de placenta previa:

Marginal: está cerca de la apertura del cuello uterino, pero no lo cubre

Parcial: cubre solo un área de la apertura del cuello uterino

Total: cubre totalmente la apertura del cuello uterino, lo cual bloquea la salida del bebé.

¿Qué puede hacer si le dicen que tiene placenta previa?

Si usted tiene menos de 20 semanas de embarazo y le han hecho un ultrasonido donde se ve la placenta baja, esto no debe ser razón para alarmarse. En la mayoría de los casos la placenta sube a medida que el bebé crece y el útero se expande.

Si usted tiene más de 20 semanas de embarazo y le dicen que tiene placenta previa, aún es posible que la placenta suba. Con un seguimiento cercano su profesional de la salud podrá decirle si esto sucede y qué precauciones debe tener.

¿Cuáles son los síntomas de la placenta previa?

Algunas mujeres con placenta previa no presentan síntomas y esta condición no se detecta sino cuando se hace un ultrasonido de rutina, muchas veces a mediados del embarazo. Sin embargo, el síntoma más común de la placenta previa es un sangrado sin dolor durante la segunda mitad del embarazo. Si esto le ocurre, llame a su profesional de la salud de inmediato.

Pregúntele a su profesional qué cuidados debe tener. En general se recomienda que se abstenga de tener relaciones, limite sus viajes y se abstenga de hacer ejercicio. Su proveedor probablemente evitará hacerle exámenes pélvicos, para evitar provocar sangrado vaginal.

¿Cuáles son las posibles complicaciones?

Si la condición de la placenta previa se maneja adecuadamente es muy posible que su embarazo llegue a término y no haya complicaciones. En la gran mayoría de los casos la placenta se corrige sola hacia finales del embarazo. A medida que el vientre crece, empuja la placenta hacia arriba y usted podrá tener un parto vaginal. De lo contrario, es necesario hacer una cesárea.

Si usted tiene hemorragias, seguramente la internarán en el hospital. Su profesional hará todo lo posible por ayudarle a que su embarazo llegue a término. Pero si esto no es posible, tal vez le den ciertos medicamentos, como los corticoesteroides, para madurar los pulmones y otros órganos del bebé, ante el riesgo de que su bebé nazca antes de tiempo.

¿Qué es un embarazo ectópico?

13 de abril, 2015 por Azalia

ectopico

El embarazo ectópico es uno que se desarrolla fuera del útero, generalmente en una de las trompas trompas de Falopio. Este tipo de embarzo es una complicación seria y le causa mucho temor a la mujer.

 ¿Cuáles son los síntomas de un embarazo ectópico?

Algunas mujeres no presentan síntomas y no sospechan que están embarazadas. Otras tienen náuseas y sensibilidad en los senos, molestias comunes en casi todo embarazo. Pero si usted tiene una de las siguientes señales, llame a su profesional de la salud:

  • Sangrado vaginal, a veces de color marrón, y acompañado de dolor abdominal, generalmente en un lado
  • Dolor en uno de los hombros
  • Dolor en el área pélvica, que puede ser leve y luego volverse agudo y punzante
  • Dolor en la parte inferior de la espalda
  • Mareos o debilidad

¿Cómo se diagnostica un embrazo ectópico?

Su profesional de la salud puede hacer lo siguiente:

  • Un examen pélvico
  • Pruebas de sangre para medir los niveles de la gonadotropina coriónica humana (hCG). Suelen ser bajos en un embarazo ectópico.
  • Un ultrasonido vaginal. Si no se ve al embrión en el útero esto no quiere decir que sea un embarazo ectópico. Puede ser que le hayan hecho el ultrasonido muy temprano. Su profesional hace un seguimiento cuidadoso con pruebas de sangre y repite el ultrasonido en un par de semanas para verificar si el embrión se ha implantado en el útero. A las 6-7 semanas de embarazo usualmente se ve al embrión.

Hay veces que hacer un diagnóstico preciso de un ectópico puede ser difícil. El seguimiento cercano con exámenes de ultrasonido vaginal, pruebas de sangre para medir los niveles de la gonadotropina coriónica humana (hCG) y la evaluación de síntomas suelen ser la mejor forma de corroborar si hay un embarazo ectópico o no.

Sangrado excesivo después del parto

10 de diciembre, 2014 por Azalia

El sangrado posparto es el sangrado vaginal que ocurre después de dar a luz. Este es natural. Sin embargo, el sangrado intenso (hemorragia) puede ser una señal de otros problemas de salud.

Como lo explica la Clínica Mayo, las causas más comunes del sangrado grave e intenso después del parto son:

  • Atonía uterina: Esto sucede cuando el músculo del útero (matriz) no se contrae (endurece). Cuando el útero se contrae, ayuda a controlar el sangrado. La placenta crece en su útero y suministra alimentos y oxígeno al bebé a través del cordón umbilical. Si tiene gemelos o un bebé grande, o si está en trabajo de parto durante un tiempo largo, puede correr el riesgo de la atonía uterina.
  • Placenta retenida: Durante la tercera etapa del parto, usted expide la placenta. Si la placenta no sale dentro de los 30 minutos después del nacimiento de su bebé, es posible que tenga sangrado intenso.
  • Desgarro: Si la vagina o el cuello del útero (abertura hacia el útero que está en la parte superior de la vagina) se corta o desgarra durante el parto, es posible que tenga sangrado intenso.

Si tiene sangrado intenso después del parto, lo más probable es que suceda cuando usted todavía esté en el hospital. El profesional de la salud podrá masajearle el útero o darle líquidos por una vía intravenosa, a través de una vena. Esto puede ayudar a detener el sangrado. También es posible que le dé oxitocina, una hormona que le ayuda a su útero a contraerse. En casos muy poco comunes se necesita hacer una cirugía o una transfusión de sangre.