Parto y COVID-19: ¿Cuál es el lugar más seguro para tener a su bebé?

Escoger dónde tener el parto es una decisión personal. Tal vez se replantee esa situación debido a la crisis de COVID-19 (coronavirus). Aquí le presentamos información para ayudarla a tomar la decisión correcta para usted.

¿Cuál es el lugar más seguro para tener a mi bebé durante la pandemia del coronavirus?

Según la Asociación Americana de Obstetras y Ginecólogos (ACOG), los hospitales y centros de maternidad con licencia y acreditación siguen siendo los lugares más seguros para los partos en Estados Unidos, a pesar de COVID-19. Sin embargo, en épocas recientes, ha habido más interés sobre otros entornos de parto y profesionales de cuidado prenatal, tal como el parto en casa y el cuidado de partería.

Obtener el cuidado prenatal, garantizar un parto seguro y conseguir cuidado posparto de calidad son esenciales para su salud y para la salud de su bebé. Tras la crisis de COVID-19, los profesionales médicos están adoptando las medidas necesarias para proporcionar atención médica de la manera más segura, respetuosa y apropiada posible.

¿Qué es el cuidado de partería?

«Partería» se refiere a las enfermeras-parteras certificadas (CNM), a las parteras certificadas (CM) o a las parteras cuya educación y licencia cumplen los estándares mundiales en educación de partería de la International Confederation of Midwives (ICM).

Algunos estudios han descubierto que las mujeres de raza negra han tenido experiencias negativas en entornos hospitalarios tradicionales y han reportado que recibieron un cuidado de menor calidad. El cuidado de partería ayuda a abordar esos problemas de acceso a la atención médica y a mejorar los resultados de los nacimientos, en especial en las mujeres de color, en ciertas circunstancias. Algunos estudios sugieren que el cuidado de partería puede reducir las intervenciones (como necesitar una cesárea o medicamentos para el dolor), puede reducir los costos de salud, mejorar la satisfacción del paciente (felicidad) y mejorar la atención médica.  Por eso reiteramos que es importante hablar con su profesional sobre su situación, sus factores de riesgo y asegurarse de que está recibiendo atención médica en un lugar y de manera que sean más seguros para usted y su bebé.

March of Dimes apoya el mayor acceso al cuidado de partería para las mujeres de riesgo bajo y moderado como parte de un sistema de salud integrado.

¿Debería tener el parto en casa?

Aunque los partos planeados en el hogar están asociados con menos intervenciones médicas que los partos planeados en el hospital, también conllevan un mayor riesgo de muerte, convulsiones o disfunción neurológica grave en los bebés. Un parto no planeado en el hogar es aún más inseguro, según la ACOG.

Hasta los embarazos más sanos pueden presentar problemas con muy poca advertencia o inesperadamente. Si surgen problemas y está teniendo el parto en su casa, probablemente deban llevarla al hospital.  En ese caso, es importante seguir todas las recomendaciones para protegerse lo más posible de la exposición a COVID-19.  De manera similar, los hospitales y profesionales de salud están siguiendo todas las pautas para minimizar la exposición también.

El entorno de un hospital puede ofrecerles a usted y a su bebé la mejor atención médica rápidamente si surgen problemas. El personal de los hospitales están dando pasos importantes para desinfectar y están manteniendo seguros a los pacientes, visitantes y profesionales médicos.

Si está pensando en tener un parto en su casa, la ACOG recomienda hablar con su profesional médico sobre los beneficios y riesgos en función de los datos más recientes.

¿Y si mi embarazo es de alto riesgo?

Si su embarazo es de alto riesgo, podría necesitar más atención médica antes, durante o después de tener a su bebé. Hable con su profesional médico sobre las precauciones de seguridad que podría necesitar y sobre cómo escoger un hospital o centro de maternidad certificado que pueda atender emergencias médicas.

COMMENTS