Su salud mental y su rol de mamá

20 de Enero, 2017 por Azalia

Mom and dad with baby in car seat

Ser madre es uno de los roles más significativos en la vida de una mujer. Adoramos a nuestros hijos, damos el todo por ello y muchas veces ponemos nuestras propias necesidades en un segundo o tercer lugar. Para usted sentirse bien, sus necesidades también deben llenarse. Esto ayuda a que usted recargue su energía y que se mantenga saludable a nivel físico, mental y social. Es una excelente forma de limitar el estrés y ayuda a cuidar su salud mental.

Luego del nacimiento del bebé

  • Duerma. Descanse lo más que pueda, donde y cuando le sea posible. Duerma cuando el bebé duerme. Si viaja en auto como pasajero, duerma una siesta corta. Coordine el horario de alimentación nocturna con su pareja para que ambos puedan atender al bebé y también descansar.
  • Coma alimentos nutritivos. Los alimentos adecuados pueden ayudarle a tener más energía. Trate de no excederse con la cafeína. Consuma una dieta sana y bien balanceada y tome mucha agua.
  • Haga ejercicio. Quizás no tenga tiempo de hacer una sesión larga de ejercicio. Pero incluso unos minutos aquí y allá distribuidos durante el día podrán ayudarle a tener más energía. Saque al bebé de paseo. Haga unos minutos de actividad física en su casa cuando el bebé duerme siestas. Pruebe una clase de ejercicio especial para nuevas mamás y bebés en su zona.
  • Espere sentir una ola de emociones luego del parto. La falta de sueño, el aumento de estrés y la preocupación pueden hacerle sentir una montaña rusa de sentimientos al tiempo.  Tranquilícese sabiendo que usted no es la única. Estos sentimientos son totalmente normales. Algunas mamás sienten angustias alrededor de 3 a 5 días después del parto. Estos sentimientos suelen terminar para el 10º día después del nacimiento del bebé. Pero si sus sentimientos duran más de 2 semanas o empeoran, podría ser una señal de depresión. Hable con su profesional de la salud.

Lista de prioridades

  • Su salud es importante. Tenga sus chequeos médicos anualmente, ello incluye un examen cervical, chequeo de mamas, un examen médico físico completo, aplicación de vacunas y visitas regulares al dentista.
  • Saque tiempo para su pareja. Cuando hay niños la vida puede ser más agitada. Programen momentos solos para que usted y su pareja se conecten. Puede ser cuando se están preparando para irse a dormir, al lavar los platos juntos o cuando ya los niños se han acostado a dormir.
  • Usted necesita tiempo que sea solo suyo. El bebé necesita mucho amor y atención, ¡pero usted también! Cada vez que pueda, programe un momento para si  misma. Pídale a su pareja o a un ser querido que cuide al bebé. Aunque sea unos minutos para escribir en su diario, leer un libro sin que nadie la moleste, llamar a una amiga lejana o tomarse un café con una vecina amiga, permítase estos momentos para sí misma que tanto necesita.
  • Delegue tareas. Haga participar a sus hijos mayores en el cuidado del bebé y las tareas del hogar. Asignarles pequeñas tareas que puedan hacer como doblar la ropita del bebé, ir a buscar un pañal o empujar el cochecito o carriola.

Deje un comentario