Tuve un parto prematuro, ¿puedo reducir mi riesgo de que ocurra nuevamente?

Si tuvo un parto prematuro en el pasado, es posible que le preocupe que vuelva a ocurrir.

Tener un parto prematuro es una experiencia difícil. Cambia todos sus planes y puede causar serias preocupaciones sobre la salud de su bebé. El parto prematuro se asocia con problemas de salud tanto para la mamá como para su bebé.

Nadie sabe con certeza qué causa el parto prematuro. A veces puede suceder debido a una complicación del embarazo. Otras veces sucede sin una causa conocida. Incluso aunque haga todo bien, aún puede tener un parto prematuro. Las mujeres que han tenido un parto prematuro en el pasado tienen un riesgo mayor de tener un parto prematuro en otro embarazo.

A continuación, le presentamos recomendaciones que puede seguir para ayudar a disminuir el riesgo de tener un parto prematuro:

Espere al menos 18 meses entre dar a luz y quedar embarazada otra vez. El tiempo demasiado corto entre embarazos aumenta su riesgo para el parto y nacimiento prematuro. Cuanto más corto sea el tiempo entre embarazos, mayor es su riesgo. Use un anticonceptivo confiable hasta que esté lista para quedar embarazada otra vez.

Hágase un chequeo preconcepcional. Este es el chequeo médico que se realiza antes del embarazo para asegurarse de que esté sana cuando quede embarazada. Estar lo más saludable posible cuando queda embarazada puede ayudarle a tener un embarazo saludable a término. En el chequeo preconcepcional, usted y su proveedor pueden hablar sobre:

Pida información sobre las inyecciones de progesterona. Estas inyecciones son de un tipo de progesterona que pueden ayudar a prevenir el parto prematuro. Hable con su proveedor de cuidados de la salud al respecto.

No fume, no beba alcohol, no use drogas ilegales y no  abuse de medicamentos recetados. Pregunte a su profesional de la salud qué programas pueden ayudarle a dejar esos hábitos.

Hable con su profesional antes del embarazo si tuvo problemas en el cuello uterino. Ejemplos de problemas en el cuello uterino son el cuello uterino corto y la insuficiencia cervical (cuello uterino incompetente.) Ciertos tratamientos durante el embarazo, como la progesterona vaginal y el cerclaje, le pueden ayudar a mantener el embarazo por más tiempo si tuvo uno de estos problemas.

Para más información, visite nacersano.org.

COMMENTS