Preeclampsia: Preguntas frecuentes

3 de mayo, 2017 por Azalia

pregnancy-complications

El mes de mayo se dedica a concienciar sobre la preeclampsia. La preeclampsia es una seria complicación que afecta a muchas mujeres en el embarazo y hasta aún después del parto. La preeclampsia es una de las causas principales de parto prematuro. Le presentamos algunas de las preguntas que más frecuentemente recibimos sobre este tema.

¿La volveré a padecer?

No es fácil poder predecir si usted tendrá preeclampsia o no en un próximo embarazo. Pero sí se sabe que las mujeres que han padecido preeclampsia son más propensas a desarrollarla nuevamente. Hay algunos factores de riesgos:

  • Mientras más temprano se presentó la preeclampsia, más riesgos hay de que ocurra en otro embarazo.
  • Tener sobrepeso, diabetes o enfermedades en los riñones o hipertensión.
  • Tiene un embarazo múltiple o concibió usando técnicas de reproducción asistida.

¿Por qué me dio preeclampsia?

Al día de hoy las causas de la preeclampsia siguen siendo desconocidas. Existen diferentes teorías, siendo las más reconocidas el rol que juega la placenta y que las mujeres con alta presión arterial crónica, diabetes , una enfermedad autoinmunitara como el lupus o el síndrome de antifosfolípidos y con obesidad tienen mayor riesgo de padecerla. Las mujeres que han tenido  preeclampsia en el pasado también tienen un riesgo mayor de que vuelva a suceder. Las mujeres que están embarazada de múltiples (mellizos, trillizos o más) también tienen mayor riesgo. No obstante puede ocurrirle a una mujer sin estas características.

¿Cuales son las señales de preeclampsia?

  • Hinchazón en las manos y la cara, especialmente alrededor de los ojos (la hinchazón de los pies es más común al final del embarazo y probablemente no es un signo de preclamsia)
  • Aumento de peso repentino (5 libras o más en una semana)
  • Dolores de cabeza fuertes (que no se le quita al tomar acetaminofén)
  • Visión borrosa, luces centelleantes, pérdida parcial o total de la vista
  • Náusea o vómitos, especialmente si son repentinos y luego de las 20 semanas de embarazo
  • Dificultad al respirar o jadeo
  • Dolor en la parte superior derecha del abdomen o el hombro, sensación de quemazón en la boca del estómago
  • Confusión o simplemente sentirse mal

¿Puedo volver a quedar embarazada si tuve preeclampsia en el pasado?

Algunos médicos le recomiendan a la mujer no volver a quedar embarazada, especialmente si tuvo preeclampsia severa. Muchas veces por ser precavidos y evitar consecuencias serias. Pero la verdad es que puede ser difícil determinar si usted debe o no quedar embarazada nuevamente. Es posible que hasta un médico especialista no pueda saber con exactitud qué tan serios son los riesgos de un futuro embarazo. Si a usted le hacen esta recomendación es importante que viste a un médico especialista en salud materno-fetal y en preeclampsia o en embarazos de alto riesgo para que le hagan una evaluación.

Si tengo preeclampsia, ¿puedo tener un parto vaginal?

Sí. El parto vaginal puede ser mejor que la cesárea  si tiene preeclampsia. El parto vaginal evita el estrés de la cirugía. La epidural para manejar el dolor durante el parto es segura para la mayoría de las mujeres con preeclampsia siempre y cuando la sangre pueda coagularse normalmente.

¿Ha tenido un bebé en los últimos 5 años?

9 de mayo, 2016 por nacersano

HH4M 5 years (2)

Si tuvo preeclampsia en un embarazo, recientemente o 5 años atrás, tiene un riesgo más alto de sufrir enfermedad del corazón o cardiovascular más tarde en la vida. Los médicos y científicos aún no saben por qué ocurre esto, pero se cree que la alta presión asociada con la preeclampsia tiene algo que ver. Sin embargo, hay ciertas cosas que una mujer puede hacer para ayudar a disminuir su riesgo de sufrir enfermedad cardiovascular en el futuro, como cambios en la alimentación. Pero, para poder determinar si esos cambios son efectivos, se necesitan ser estudiados.

La Fundación de Preeclampsia y el Brigham and Women’s Hospital están llevando a cabo un estudio en línea de investigación para mujeres que han tenido un embarazo afectado por la preeclampsia en los últimos 5 años. El estudio tiene como meta mejorar la salud de estas mujeres y de las futuras mamás a través de cambios que se pueden hacer en el estilo de vida, como la nutrición, la actividad física, el apoyo de la pareja y familia, y la importancia de controlar la alta presión para ayudar a evitar problemas del corazón en el futuro.

Usted puede jugar un papel muy importante en este estudio. Si usted piensa que es una buena candidata para este estudio, visite hh4m.org. Allí podrá aprender más sobre este estudio importante. La página se encuentra en inglés y español. Tiene que vivir en uno de los 50 estados de los EEUU o uno de los territorios de los EEUU y tener un teléfono inteligente (smartphone) o tableta con acceso al internet para ser elegible. Recibirá un estipendio de hasta $250.00 dólares.

¿Qué le parece? ¿Se anima a participar y ayudar a otras mamás y a usted misma?

Visite www.hh4m.org para más información.

¿Cuál es la diferencia entre alta presión arterial y preeclampsia?

2 de mayo, 2016 por Azalia

nurse measuring blood pressure

La alta presión arterial, también conocida como hipertensión, es una condición en la cual la presión que ejerce su sangre en sus venas es muy alta. La alta presión arterial puede causar complicaciones en el embarazo. Principalmente hay dos tipos, la alta presión crónica (ocurre antes y durante el embarazo) y la alta presión gestacional (ocurre en el embarazo y casi siempre desaparece después del parto).

La preeclampsia es una condición en la cual la mujer tiene alta presión arterial, pero también tiene proteínas en la orina. Aunque ambas condiciones presentan alta presión arterial, la preeclampsia es un tipo de alta presión más seria porque la presencia de proteínas en la orina indica que ciertos órganos del cuerpo están teniendo problemas que pueden volverse graves.

Alta presión antes del embarazo

Si usted tiene alta presión arterial antes de quedar embarazada es muy importante que controle su condición. Esto quiere decir tener un peso sano y que toma su medicamento para controlar su condición tal y como es indicado. Debes revisar que el medicamento que toma es compatible con un embarazo, antes de que quede embarazada. Algunas medicinas para la alta presión arterial no son compatibles con el embarazo. Si usted tiene sobrepeso lograr un peso sano antes del embarazo puede ayudarle muchísimo a evitar complicaciones relacionadas a la alta presión arterial, entre otras.

Alta presión gestacional

Algunas mujeres desarrollan alta presión alteridad durante el embarazo. A esto se le conoce alta presión arterial gestacional. Usualmente ocurre luego de que la mujer tiene 20 semanas de embarazo. Cuando esto ocurre deben de hacerle una evaluación para determinar si es necesario que utilice medicinas para controlar la presión. La alta presión gestacional suele desaparecer luego del parto. Pero es posible que esto aumente su riesgo de padecer alta presión arterial en el futuro.

Preeclampsia

La preeclampsia es una condición seria que se caracteriza por alta presión arterial y presencia de proteínas en la orina. Las mujeres que tienen alta presión arterial ya sea crónica o gestacional tienen mayor riesgo de padecer preeclampsia. Pero la preeclampsia puede ocurrirle a cualquier mujer, inclusive las que nunca han tenido alta presión arterial. La preeclampsia es muy peligrosa ya que puede hacer que tanto la madre como el bebé tengan complicaciones muy serias. Por ejemplo evita que el bebé reciba suficiente sangre y oxígeno, también puede dañar el hígado los riñones y el cerebro de la madre. La preeclampsia es una de las causas principales de parto prematuro. No se sabe exactamente lo que causa la preeclampsia pero si usted tiene alta presión arterial crónica o gestacional, debe hablar con su profesional de la salud acerca de las formas en las cuales usted puede ayudar a controlar sus riesgos y ayudar a evitar la preeclampsia.

La preeclampsia leve usualmente no muestra síntomas. Es a través de sus chequeos prenatales que su doctor pudiera detectar alta presión arterial o proteínas en la orina. Algunas mujeres tienen señales o síntomas que indican que tienen preeclampsia, debe estar alerta a ellas. Si ocurre cualquiera de ellas, hable de inmediato con su profesional de la salud.

Señales de preeclampsia:

  • Hinchazón en las manos y la cara , especialmente alrededor de los ojos (la hinchazón de los pies es más común al final del embarazo y probablemente no es un signo de preeclampsia )
  • Aumento de peso repentino (5 libras o más en una semana)
  • Dolores de cabeza fuertes (que no se le quita al tomar acetaminofén)
  • Visión borrosa, luces centelleantes, pérdida parcial o total de la vista
  • Náusea o vómitos, especialmente si son repentinos y luego de las 20 semanas de embarazo
  • Dificultad al respirar o jadeo
  • Dolor en la parte superior derecha del abdomen o el hombro, sensación de quemazón en la boca del estómago
  • Confusión o simplemente sentirse mal

El síndrome antifosfolípidos puede afectar su embarazo

7 de diciembre, 2015 por Azalia

Pregnant woman talking with doctor

El síndrome antifosfolípidos (SAF) es un trastorno autoinmunitario y que afecta la coagulación de la sangre. Aunque puede ocurrir a cualquier edad, esta enfermedad es más común en mujeres jóvenes (las mujeres en edad de concebir), y en mujeres de mediana edad. El tener otro trastorno inmunitario (por ejemplo, lupus) aumenta el riesgo de que una mujer desarrolle anticuerpos antifosfolípidos.

Es común que la mujers que padecen SAF tengan problemas de coagulación sanguínea, como:

  • coágulos en las piernas que producen dolor o hinchazón
  • problemas en la válvulas del corazón que impiden el flujo normal de la sangre
  • ciertas erupciones de la piel en forma de arañas vasculares o puntos rojos
  • episodios frecuentes de sangrado de la nariz o las encías

A veces la mujer no tiene síntomas sino hasta cuando queda embarazada. Este síndrome puede complicar el embarazo, aumentado el riesgo de una pérdida, nacimiento sin vida, parto prematuro y alta presión arterial durante la gestación (preeclampsia). Si usted ha tenido varias pérdidas o complicaciones que no se logran explicar, pregúntele a su profesional de la salud si conviene hacerse ciertas pruebas de sangre para detectar esta condición.

Antes de concebir:

  • En la visita preconcepcional, háblele a su profesional de la salud de cualquier síntoma o molestia que pueda tener.
  • Déjele saber las complicaciones que haya tenido en embarazos anteriores, incluyendo pérdidas repetidas.
  • Aunque no es un trastorno que se transmita por herencia, parece que el que haya habido otras personas en la familia con este desorden aumenta el riesgo. Hable con su familia acerca del historial familiar y comparta esta información con su profesional de la salud.

Una vez embarazada:

  • Acuda a todas sus citas prenatales.
  • Siga el tratamiento que su profesional de la salud le indique. Hay medicamentos que son seguros durante el embarazo y otros que se deben usar con cautela.

Aunque el manejo de este trastorno autoinmunitario durante el embarazo es complicado, con un buen manejo es muy posible que logre tener a su bebé sano y a término.

 

 

Preeclampsia y sus retos a largo plazo

24 de julio, 2015 por nacersano

 

HH4M
De seguro ha escuchado acerca de la preeclampsia y cómo puede afectar el embarazo si sucede. Pero, ¿sabía usted que si tuvo preeclampsia corre riesgo de sufrir  enfermedad cardiovascular más tarde en su vida? No se sabe exactamente por qué, pero hay ciertos pasos que se pueden tomar que podrían reducir el riesgo de enfrentar esos retos a largo plazo. De hecho, hay una nueva investigación cuya meta es ayudar a las mujeres que tuvieron preeclampsia a mejorar sus hábitos de salud.

Esta investigación, que se llama Heart Health 4 Moms (Salud Cardíaca para las Mamás), se llevará a cabo en línea y se centra en mejorar los comportamientos saludables a largo plazo de las nuevas madres que recientemente han tenido preeclampsia. Para participar, tiene que vivir en uno de los 50 estados de los EEUU o uno de los territorios de los EEUU y tener un celular (smartphone) o tableta con internet para ser elegible. La investigación está realizada por las doctoras Ellen Seely y Janet Rich-Edwards del Brigham and Women’s Hospital en Boston, una filial de la Escuela de Medicina de Harvard, y en colaboración con la Fundación de Preeclampsia.

Si recién tuvo preeclampsia y desea participar, visite HH4M.org para aprender más. Estará ayudando a muchas otras mamás a mejorar su salud.

Cómo prepararse para un nuevo embarazo luego de haber tenido preeclampsia

13 de mayo, 2015 por Azalia

pregnancy-loss

Si usted tuvo preeclampsia en un embarazo anterior puede que se sienta temerosa. La preeclampsia puede ocurrir en diferentes grados de severidad. Puede ocurrir de forma leve al final del embarazo y lograr controlarse sin mayores complicaciones. Otras veces puede ser muy severa y traer serias consecuencias a la mujer y al bebé, como nacimiento prematuro o la pérdida del embarazo.

Algunos médicos le recomiendan a la mujer no volver a quedar embarazada, especialmente si tuvo preeclampsia severa. Muchas veces por ser precavidos y evitar consecuencias serias. Pero la verdad es que puede ser difícil determinar si usted debe o no quedar embarazada nuevamente. Es posible que hasta un médico especialista no pueda saber con exactitud qué tan serios son los riesgos de un futuro embarazo. Si a usted le hacen esta recomendación es importante que viste a un médico especialista en salud materno-fetal y en preeclampsia o en embarazos de alto riesgo para que le hagan una evaluación.

Para controlar sus riesgos y tomar la mejor decisión en cuanto a si debe o no quedar embarazada nuevamente debe hacer varias cosas:

  • Debe aprender sobre su condición anterior. Saber los detalles de qué fue lo que pasó puede ayudar a determinar los riesgos que representa en un nuevo embarazo. Discuta estos en la visita de preparación al embarazo.
  • Visite a un especialista en salud materno infantil y preeclampsia, antes de quedar embarazada. Si no tiene acceso a este tipo de especialista visite un obstetra especialista en embarazos de alto riesgo para que tenga chequeo antes del embarazo
  • Considere visitar a un médico especialista en problemas de coagulación y de alta presión arterial. Deben controlar o descartar que usted tenga problemas de coagulación o alta presión, ya que son condiciones que pueden ser peligrosas si ocurre la preeclampsia nuevamente.

Hay ciertas cosas que usted puede controlar:

  • Su alimentación debe ser sana.
  • Maneje su nivel de ansiedad. Trate de mantener una mentalidad positiva, porque obtuvo preeclampsia en el pasado no quiere decir que de seguro volverá a ocurrir.
  • Mantenga la mejor condición física posible antes del embarazo, esto quiere decir que su peso debe estar controlado. Evite el sobrepeso.
  • Mantenga un balance entre estar informada, estar alerta a síntomas y estar positiva.

Los estudios indican que el riesgo de que la preeclampsia ocurra nuevamente es aproximadamente un 20%. Sin embargo los expertos dicen que el rango varía desde un 5% a un 80% dependiendo en qué momento del embarazo ocurrió la preeclampsia y cuán severa fue. Todavía hacen falta más estudios para poder determinar con exactitud el riesgo que tiene una mujer de que le vuelva a dar preeclampsia. Los riesgos de preeclampsia aumentan si usted tiene alta presión arterial o diabetes desde su embarazo anterior, si tiene un embarazo de gemelos o múltiples o si queda embarazada usando técnicas de reproducción asistida.

Por último, una vez quede embarazada comience su cuidado prenatal en las primeras semanas de embarazo (no se demore) y no falle a sus citas, aunque se sienta bien.

Conozca las señales de la preeclampsia

1 de mayo, 2015 por Azalia

nurse measuring blood pressure

La preeclampsia es una condición que solo ocurre en el embarazo y durante las 6 semanas posparto. Típicamente se presenta después de las 20 semanas, pero más frecuentemente hacía el final del embarazo. Una mujer tiene preeclampsia si tiene alta presión arterial, proteínas en la orina y algunas veces presenta algunos de estos síntomas:

  • Hinchazón en las manos y la cara , especialmente alrededor de los ojos (la hinchazón de los pies es más común al final del embarazo y probablemente no es un signo de preeclampsia )
  • Aumento de peso repentino (5 libras o más en una semana)
  • Dolores de cabeza fuertes (que no se le quita al tomar acetaminofén)
  • Visión borrosa, luces centelleantes, pérdida parcial o total de la vista
  • Náusea o vómitos, especialmente si son repentinos y luego de las 20 semanas de embarazo
  • Dificultad al respirar o jadeo
  • Dolor en la parte superior derecha del abdomen o el hombro, sensación de quemazón en la boca del estómago
  • Confusión o simplemente sentirse mal

Muchos de los síntomas de la preeclampsia se pueden confundir con los malestares comunes del embarazo, otras veces la preeclampsia NO causa síntomas. La mejor forma de detectar la preeclampsia a tiempo y poder controlarla es revisando su presión arterial y proteínas en su orina en sus controles prenatales de rutina. La preeclampsia puede ser muy seria y afecta muchos órganos en su cuerpo. Es muy importante que usted acuda a todas sus citas de control prenatal, aun si se siente bien.

  • Presión arterial.  La presión arterial sana es 110/80. Si el número superior es 140 o más, o el inferior 90 o más, esto significa que su presión arterial está alta.
  • Proteína en la orina. Le harán una prueba en la que se sumerge una tirita que mide la cantidad de proteínas en su orina.

Si a usted le detectan preeclampsia, debe llevar un control prenatal muy estricto. Esta es la mejor forma de evitar serios problemas, como la eclampsia (convulsiones que pueden producir un estado de coma) o el síndrome HELLP  (una complicación que afecta la función del hígado). Con un buen manejo y chequeos continuos, muchas veces la preeclampsia se puede controlar. Pero si la preeclampsia no se puede controlar su profesional debe inducir el parto. Esto puede causar que su bebé nazca prematuro.

 

Evite la alta presión arterial

24 de noviembre, 2014 por Azalia

39169033_thb

La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra el interior de las arterias. Cuando la presión de las arterias se eleva demasiado, se conoce como alta presión arterial o hipertensión. La hipertensión es una condición que la mayoría de las veces no causa síntomas, por ello es muy importante que usted revise su presión arterial, antes y durante el embarazo. ¿Cuándo fue la última vez que le revisaron la presión arterial? Es importante que al menos una vez al año la revise, esto ayuda a detectar la alta presión arterial a tiempo para que la pueda controlar.

Si a usted le detectan alta presión arterial, es importante que se la controlen. Especialmente si usted está embarazada  o busca quedar embarazada. Esta es la clave para evitar complicaciones serias, como la preeclampsia. Su médico va a evaluar si es necesario que usted use medicamentos para controlar la presión, en cuyo caso debe tomarlos exactamente como le indique. Los medicamentos llamados inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ECA), como el enalapril o captopril, no deben usarse si usted desea concebir o está embarazada. Estos pueden ser nocivos para el bebé. Su profesional de la salud evaluará su necesidad de medicamentos antes y durante el embarazo y debe recomendarle solo aquellos que sean compatibles con el embarazo.

Usted puede evitar la alta presión o controlarla con estos consejos:

  • Mantenga un peso sano
  • Haga algo activo casi todos los días
  • Evite los alimentos altos en sodio (sal), como la comida chatarra y procesada.
  • Aumente el consumo de frutas y verduras frescas
  • Deje de fumar
  • Si usted consume alcohol, hágalo en moderación (nunca tome alcohol, si cree que puede estar embarazada)

 

¿Se puede prevenir el parto prematuro?

5 de noviembre, 2014 por Azalia

Pregnant woman

El nacimiento prematuro es aquel que ocurre cuando el bebé nace antes de las 37 semanas de embarazo. Esto es demasiado pronto porque no le da a su bebé el tiempo necesario para crecer y desarrollarse.

El parto y nacimiento prematuros pueden ocurrirle a cualquier mujer, no es algo que se pueda evitar. Sin embargo, se han identificado algunos factores de riesgo que usted puede tratar de controlar antes de quedar embarazada.

  • La falta de cuidados preconcepcionales o comenzar el cuidado prenatal demasiado tarde
  • Infecciones en el útero, tracto urinario y vagina; e infecciones de transmisión sexual
  • Sufrir de hipertensión, diabetes o trombofilias
  • Fumar, consumir alcohol o consumir drogas ilegales
  • Estar baja de peso; o por el contrario, sufrir de obesidad
  • Quedar embarazada muy pronto después de un parto

Antes de concebir hay ciertas cosas que usted puede hacer para tratar de lograr que este bebé nazca a término:

  • Acuda a un control preconcepcional con su profesional de la salud. Háblele de su historial médico. Él le ayudará a controlar cualquier condición médica, como hipertensión o diabetes.
  • Asegúrese de tener sus vacunas al día para evitar un contagio una vez conciba a su bebé.
  • Evite fumar y aléjese del humo de las personas que fuman.
  • No tome nada de alcohol. Esto incluye abstenerse de las bebidas a base de vinos, cerveza y los licores. No hay ninguna cantidad segura de alcohol que se pueda consumir en ningún momento del embarazo.
  • No consuma drogas ilegales. Si tiene un problema en dejar de usarlas, su profesional de la salud le puede ayudar o puede referirla a un programa.
  • Adquiera un peso adecuado a su estatura antes de concebir.
  • Después de un parto, ya haya sido vaginal o por cesárea, lo ideal es esperarse al menos 18 meses antes de concebir de nuevo. Esto le da el tiempo necesario a su organismo de recuperarse. Si por su edad o algún otro motivo no puede esperar este tiempo, su profesional de la salud le dirá cuándo usted puede tratar de concebir de nuevo.

En realidad, lo ideal es que el embarazo llegue a las 39 semanas completas de gestación. Durante las últimas semanas del embarazo, el cerebro y los pulmones de su bebé todavía se están desarrollando. Cumplir 39 semanas ayuda a evitarle problemas al nacer, como problemas de la vista, del oído o para alimentarse.

 

La obesidad es un riesgo para un nacimiento sin vida

16 de abril, 2014 por Azalia

26483713_thm

Un artículo publicado recientemente dice que casi 1 de 4 nacimientos sin vida obedece a la obesidad de la madre. El nacimiento sin vida es la muerte del bebé después de 20 semanas de embarazo.

Entre más pasada de peso u obesa sea la madre, mayor es la probabilidad de que el bebé nazca sin vida. Una mujer con demasiado peso tiene un riesgo ligeramente más alto de un nacimiento sin vida. Pero si la mujer es obesa el riesgo aumenta considerablemente. Entre más obesa, mayor es riesgo.

Así mismo, a medida que progresa el embarazo, aumenta el riesgo, particularmente en las etapas finales. El 25% de los nacimientos sin vida entre las 37 y 42 semanas se atribuyen a la obesidad. A las 39 semanas el riesgo es aproximadamente 6 veces más alto. A las 41 semanas, es casi 14 veces mayor.

Además del riesgo de un nacimiento sin vida, la obesidad se ha relacionado con ciertas complicaciones, como diabetes gestacional, hipertensión, tromboembolias (coágulos sanguíneos en las venas), preeclampsia y la necesidad de hacer una cesárea.

Qué puede hacer:

  • Hágase un control preconcepcional antes de quedar embarazada. Su profesional de la salud puede darle sugerencias sobre cómo lograr un peso adecuado a su estatura antes de concebir. Nunca debe tratar de perder peso durante el embarazo ya que esto priva al bebé de los nutrientes que él necesita para crecer.
  • Consulte choosemyplate.gov, una herramienta en la red del Departamento de Agricultura de los EE.UU. Puede ayudarle con un plan de comidas sanas en función de su edad, peso, estatura y actividad física.
  • Visite este sitio de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), el cual contiene muchos recursos y sugerencias.