NÁUSEAS Y VÓMITOS DEL EMBARAZO

La mayoría de las embarazadas tienen náuseas en el embarazo (sentirse mal del estómago). A veces las náuseas ocurren acompañadas de vómitos. Algunas personas se refieren a ello como náuseas matutinas, aunque no siempre ocurren en las mañanas. Ciertos olores o sabores pueden desencadenar estos malestares. Hay veces que pueden durar todo el día o pueden aparecer en cualquier momento del día o la noche. Estos síntomas por lo general suceden en los primeros meses del embarazo y luego se van.

Lo que puede hacer:

• Intente comer cinco o seis comidas pequeñas por día

• Beba tanta agua como tolere. A veces es mejor tomar el agua unos 30 minutos antes o después de las comidas. Esto le ayuda a evitar sentir demasiada llenura en su estómago.

• Coma alimentos que le tolere y sean nutritivos, como las nueces, frutas o galletas de soda. Los alimentos picantes o grasosos podrían darle malestar de estómago.

• Si le da hambre, puede comer bocadillos sanos entre las comidas para evitar tener el estómago completamente vacío.

• Coma unas galletas de soda antes de levantarse a la mañana para asentar el estómago. Manténgalas cerca de la cama.

• Trate de evitar olores que le den malestar de estómago.

No es seguro usar marihuana para tratar las náuseas y vómitos o cualquier otro síntoma del embarazo. Antes de tomar medicamentos de venta libre o suplementos a base de hierbas para tratar las náuseas del embarazo, hable con su profesional de la salud.

Cuando debe consultar a su profesional de la salud

• Si estas las sugerencias no le surten efecto para aliviar las náuseas matutinas

• Si está perdiendo peso

• Si produce muy poca orina, su orina es oscura o tiene sangre

•Si no puede aguantar alimentos ni bebidas en el estómago. Su profesional de la salud pudiera recetarle un medicamento para ayudarle a sentirse mejor, que sea seguro para usted y su bebé.

¿Qué es la hiperémesis gravídica?

Las náuseas en el embarazo cuando son leves a moderadas no son perjudiciales para usted ni para su bebé. Pero si las náuseas y vómitos se intensifican puede causar serios problemas durante el embarazo. Las náuseas y vómitos excesivos durante el embarazo se les llama hiperémesis gravídica. La hiperémesis gravídica le puede causar la pérdida de peso y deshidratación (no tener suficiente agua en el cuerpo). Este trastorno puede comenzar a principios del embarazo y durar todo el embarazo. Si tiene hiperémesis gravídica, necesita tratamiento para que usted y su bebé no corran riesgos.

Las señales y los síntomas de la hiperémesis gravídica incluyen:

  • Vomitar más de 3 o 4 veces por día 
  • Vómitos que le causan mareos o debilidad
  • Vómitos que le causan deshidratación. Las señales y los síntomas de deshidratación incluyen sentir sed, tener la boca reseca, el ritmo cardíaco acelerado o producir poco o nada de orina. 
  • Perder más de 10 libras durante el embarazo

Si tiene hiperémesis gravídica, su profesional de la salud puede tratarla con un medicamento para ayudar a aliviar las náusea y vómitos. Es posible que necesite el tratamiento en un hospital para que le administren líquidos por vía intravenosa. Los líquidos por vía intravenosa van a través de una aguja insertada en una vena. Le ayudan a mantenerse hidratada y pueden suministrarle nutrientes que normalmente obtiene de los alimentos.  Si sigue perdiendo peso, podría necesitar una sonda de alimentación para obtener suficientes nutrientes para usted y su bebé.

Para más información visite nacersano.org

COMMENTS