1 de cada 33 bebés nace con un defecto de nacimiento

3 de marzo, 2017 por Azalia

Contemplative woman with baby

Los defectos de nacimiento son más comunes de lo que pensamos. Hoy día se estiman que 1 de cada 33 bebés nace con un defecto de nacimiento (también llamados defectos congénitos) en los Estados Unidos. Los defectos de nacimiento ocurren por múltiples razones. Algunas conocidas y otras que no se han determinado. Afortunadamente, existen algunos pasos que usted puede hacer para ayudar a reducir su riesgo de tener un bebé con un defecto congénito.

  • Consuma ácido fólico. Toda mujer en edad fértil, planifique o no, debe consumir diariamente una pastilla con 400 mcg de esta vitamina. La mitad de los embarazos no son planificados. Aun si lo son, la mujer puede demorarse un mes o más en darse cuenta de que ha concebido a un bebé. Idealmente, usted debe consumir ácido fólico ANTES de quedar embarazada.
  • Controle cualquier condición crónica, como la diabetes, fenilcetonuria o trastornos convulsivos.
  • Antes de concebir, hable con su proveedor acerca de los medicamentos que toma para ciertas enfermedades. El ajustará la dosis o le recomendará otros medicamentos más seguros.
  • Logre un peso adecuado antes de concebir. Tener un buen peso en el embarazo ayuda a reducir el riesgo de complicaciones. Asegúrese además que usted aumenta el peso indicado durante el embarazo.
  • No consuma ningún medicamento, (ya sea que se compre con o sin receta médica), ningún suplemento nutricional, ni ningún producto a base de hierbas sin antes hablar con su proveedor. Tampoco tome los medicamentos de otras personas.
  • Evite las sustancias tóxicas en su hogar y en el trabajo. Entre éstas se encuentran el plomo (en el agua y la pintura), el mercurio, los disolventes, el benceno y el formaldehido.
  • No fume y evite el humo de los fumadores.
  • No consuma alcohol ni ninguna droga ilegal como la cocaína, marihuana, o drogas ilegales sintéticas.
  • Conozca el historial médico familiar suyo y de su pareja. Si en alguna de las familias hay defectos de nacimiento, considere hablar con un asesor en genética.

Para más información sobre este tema, visite los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

Cuando el embarazo resulta en una pérdida

15 de febrero, 2017 por Azalia

Contemplative woman

La pérdida del embarazo es evento muy triste y muchas veces inesperado. Pero es algo que le ocurre a muchas mujeres, entre el 10 a 15 por ciento de los embarazos reconocidos resultan en una pérdida. Muchas pérdidas ocurren temprano, antes de que la mujer se dé cuenta de que está embarazada. Ya sea que usted tuvo un aborto espontáneo, un embarazo ectópico, un nacimiento sin vida o una condición que haga que su embarazo termine, sepa que la mayoría de las mujeres que deciden concebir de nuevo tienen un embarazo y un bebé sanos.

Es importante que usted se dé tiempo suficiente para lidiar con el duelo.  Usted puede sentirse muy triste o desolada. Puede preguntarse por qué sucedió esto. Puede sentirse defraudada o furiosa. O simplemente puede sentirse triste. Está bien tener estos sentimientos. Empiece por reconocer la validez de sus sentimientos. Considere hablar con un terapista o consejero religioso, si lo cree necesario.

A medida que enfrenta su dolor, cuídese física y emocionalmente. Después de perder al bebé, algunas mujeres pueden querer quedar embarazadas de nuevo. Algunas pueden desear esperar. Tómese el tiempo para decidir si usted y su pareja quieren volver a intentarlo. Para la mayoría de las mujeres, conviene esperar al menos 18 meses antes de quedar embarazada otra vez. De esta forma, el cuerpo tiene tiempo suficiente de reponerse entre embarazos. Además, al darse ese tiempo, quizás se sienta menos preocupada por el embarazo siguiente. Pero no todas las mujeres pueden esperar tanto, ya sea por su edad o por otros motivos. Hable con su profesional de la salud para ver qué es lo adecuado para usted.

Hable con su profesional de la salud acerca de lo que sucedió en su último embarazo. Tal vez haya algunas cosas que usted y su profesional pueden hacer para tratar de evitar problemas la próxima vez. Cuídese bien a sí misma antes de quedar embarazada otra vez. Mantener la salud antes del embarazo se llama salud preconcepcional. Tome una multivitamina con 400 microgramos de ácido fólico todos los días. El ácido fólico es una vitamina que ayuda a proteger a los bebés de los defectos de nacimiento en el cerebro o la médula espinal.

Variante MTHFR y el ácido fólico

10 de febrero, 2017 por Azalia

Vitamin

¿Alguna vez ha escuchado sobre el gen MTHFR? Hoy día los avances en genética han permitido identificar variantes de este gen y entender como esto pudiera afectar nuestro organismo y salud reproductiva. Este gen proporciona instrucciones para hacer una enzima llamada reductasa metilenetetrahidrofolato. Esta enzima desempeña un papel importante en la producción de aminoácidos, que a su vez forman las proteínas en nuestro cuerpo. La reductasa methylenetetrahydrofolate es importante para una reacción química que ayuda al cuerpo a usar la vitamina folato (también llamada vitamina B9 o ácido fólico).

Una variante de MTHFR (llamada MTHFRTT o genotipo CT) es un cambio en el gen MTHFR en su cuerpo que hace que su cuerpo use el folato de forma más lenta que lo usual.  Las variantes MTHFR son hereditarias (se pasan de padres a hijos) a través de los genes. Si usted sabe que tiene una variante MTHFR o piensa que es algo que corre en su familia, hable con su profesional de la salud. Si usted tiene una variante MTHFR, tomar 400 microgramos de ácido fólico todos los días antes y temprano en el embarazo puede ayudar a prevenir defectos del tubo neural en su bebé.

Es posible que su profesional de la salud le haga una prueba para determinar la presencia de una variante MTHFR si tiene niveles altos de una sustancia en su cuerpo llamada homocisteína. Demasiada homocisteína en su sangre puede causar condiciones del corazón, coágulos de sangre y derrame cerebral (accidente cerebrovascular). Usted puede averiguar sus niveles de homocisteína a través de un análisis de sangre. Si sus niveles son altos, se le puede hacer una prueba genética (prueba para revisar sus genes) para determinar si tiene una variante MTHFR.

Quizás haya escuchado que no debe tomar ácido fólico si tiene una variante MTHFR, porque puede aumentar su riesgo de complicaciones en el embarazo y de problemas de salud en su bebé. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recomiendan que todas las mujeres consuman 400 microgramos de ácido fólico a diario antes y temprano en el embarazo. Si usted tiene una variante MTHFR, hable con su profesional de la salud.

Defectos del corazón: enfoque en la genética

8 de febrero, 2017 por Azalia

Pregnant couple with doctor

En este Mes Nacional del Corazón, seguimos informando sobre los defectos cardíacos congénitos. Los defectos cardíacos son los defectos de nacimiento más comunes. Estos se producen en las primeras semanas del embarazo cuando se está formando el corazón, con frecuencia antes de que usted sepa que está embarazada. No se sabe con certeza qué causa la mayoría de los defectos cardíacos congénitos, pero los factores genéticos juegan un rol clave.

Algunos bebés tienen defectos cardíacos porque han surgido cambios en sus cromosomas o genes. Los cromosomas son las estructuras que contienen los genes. Los genes son parte de las células del cuerpo que guardan instrucciones sobre la forma en que su cuerpo crece y funciona. Los genes se transmiten de padres a hijos. Los investigadores han hallado alrededor de 40 cambios de genes (también llamados mutaciones) que causan defectos del corazón. Alrededor de 30 de cada 100 bebés (30 por ciento) con un defecto cardíaco también tienen un trastorno cromosómico o un trastorno genético.

Si usted, su pareja o alguno de sus hijos tienen un defecto cardíaco congénito, su bebé corre más riesgo de tener un defecto también.  Quizás le convenga consultar a un asesor genético. Es el profesional capacitado para ayudarle a entender cómo los genes, los defectos de nacimiento y otros problemas médicos se transmiten en las familias, y cómo pueden afectar su salud y la de su bebé.

Los niños con estos trastornos cromosómicos y genéticos corren riesgo de tener defectos cardíacos congénitos:

  • Síndrome de Down. Este trastorno incluye una combinación de defectos de nacimiento, como discapacidades intelectuales, defectos cardíacos, ciertas facciones faciales y problemas de la audición y de la vista.
  • Síndrome de Turner. Este trastorno afecta el desarrollo de las niñas. Las niñas son de poca estatura y sus ovarios no funcionan correctamente. Los ovarios son el órgano donde se guardan los óvulos en el cuerpo femenino.
  • Síndrome de Noonan. Este trastorno impide el crecimiento normal de distintas partes del cuerpo. Puede afectar las facciones faciales y dar lugar a corta estatura y problemas de corazón.
  • Síndrome velocardiofacial (VCF). Este trastorno puede causar una combinación de problemas, como dificultad para combatir infecciones, problemas de riñón y fisura palatina. La fisura palatina o paladar hendido es un defecto de nacimiento en el cual el paladar del bebé (el techo de la boca) no se forma por completo y tiene una abertura.
  • Síndrome de Alagille. En este trastorno, el bebé tiene menos de la cantidad normal de conductos biliares (tubos que transportan la bilis) adentro del hígado. Puede dar lugar a daño del hígado y problemas con los riñones, ojos y otras partes del cuerpo.

Hable con su profesional de la salud de este tema. Recuerde tomar una multivitamina con ácido fólico antes y durante el embarazo, algunos estudios que puede ayudar a prevenir defectos de corazón en el bebé, además de ayudar a prevenir defectos del tubo neural.

Defectos del corazón: enfoque en la prevención

6 de febrero, 2017 por Azalia

vaginal-birth

El mes de febrero se dedica a crear conciencia de la salud del corazón. Antes y durante el embarazo, usted puede tomar medidas para ayudar a disminuir el riesgo de que su bebé nazca con un defecto del corazón. Aunque no se sabe con certeza qué causa la mayoría de los defectos cardíacos congénitos, hay ciertos factores que se cree juegan un rol importante. Aprenda cómo puede controlarlos.

  • Diabetes. Sucede cuando el cuerpo tiene demasiada azúcar en la sangre o hay problemas de cómo manejarla. Si usted padece de diabetes es importante que controle los niveles de azúcar en la sangre antes de la concepción y durante el embarazo. Mientras mejor control lleve menos riesgo de defectos congénitos para su bebé. El exceso de azúcar en la sangre es muy dañino para el bebé.
  • Lupus. Esta es una condición autoinmunitario. La mayoría de los bebés cuyas madres tienen lupus son sanos, pero en algunos casos los bebés nacen con lupus neonatal. Aunque es una condición temporera, esta puede afectar a los bebés causando un problema del corazón llamado bloqueo cardíaco, el cual causa un ritmo cardíaco lento. El bloqueo cardíaco suele ser permanente. Algunos bebés necesitan un marcapasos para que el corazón pueda latir regularmente.
  • Rubéola (sarampión alemán) es especialmente peligrosa cuando ocurre en los primeros 3 meses de embarazo. Si la madre transmite la rubéola a su bebé durante el embarazo esto puede causar defectos de nacimiento, incluidos problemas del corazón. Es importante que antes de concebir tenga todas sus vacunas al día, incluyendo especialmente la vacuna del MMR.
  • Ser obesa (tener mucho sobrepeso). La persona obesa es la que tiene un índice de masa corporal (BMI) de más de 30.  Si la mujer logra un peso sano antes del embarazo, se reducen muchos riesgos, incluyendo el de tener un bebé con un defecto del corazón.
  • Cigarrillo, alcohol, medicamentos y drogas: El consumo del tabaco, el alcohol o la cocaína puede ser muy dañinos, además de que se asocia a los defectos congénitos del corazón. Si usted puede quedar embarazada, evite tomar alcohol, fumar o usar drogas.
  • Genética: En las últimas décadas se han identificado mutaciones genéticas (herencia) que pueden producir defectos en el corazón. Si los padres u otro hijo tienen defectos cardíacos, una consulta con un asesor en genética ayuda a evaluar el riesgo de tener un bebé con este defecto.
  • Fenilcetonuria (PKU) y no seguir el plan de comidas cuando se tiene esta condición se relaciona a los defectos cardíacos congénitos. Siga un plan de alimentación adecuado, si es que usted tiene esta condición.

Embarazo sano: cómo preparar su cuerpo

30 de enero, 2017 por Azalia

Couple in bed with computer and orange juice

Muchas mujeres desean preparar su cuerpo para el embarazo. Si usted es una de ellas, la felicito, usted ya va por buen camino. Su bebé necesita un ambiente sano para crecer y desarrollarse. Usted puede proveerlo, tan temprano como desde la concepción. Siga las siguientes recomendaciones:

  • Tome una multivitamina con ácido fólico todos los días: El ácido fólico es una vitamina B. Si las mujeres en edad fértil tomaran diariamente 400 microgramos de ácido fólico antes y durante las primeras etapas del embarazo podrían reducir el riesgo de que el bebé tuviera defectos del cerebro y la médula espinal, llamados defectos del tubo neural.
  • Peso sano: Si tiene un peso sano antes del embarazo, tiene menos probabilidades que las mujeres que tienen sobrepeso de sufrir complicaciones graves durante el embarazo, como presión arterial alta o diabetes. También hay menos probabilidades de que su bebé nazca prematuro o tenga defectos de nacimiento. Es menos probable que su bebé tenga problemas de peso más adelante en su vida.
  • Actividad física: Una rutina diaria de ejercicios o actividad física es una excelente forma de mantenerse sana. La actividad física regular puede reducir su riesgo de padecer enfermedades del corazón, ataque cerebral, alta presión arterial, cáncer de seno o colon, diabetes tipo 2, y otras condiciones de salud. Además la actividad física mejora el ánimo y puede ayudarle a controlar el estrés y hasta dejar el hábito de fumar.
  • Evite las sustancias peligrosas: No fume, no beba alcohol, no use drogas ilegales ni tome medicamentos recetados que no sean suyos. Manténgase alejada del humo de segunda mano. Todas estas cosas pueden causar daños en su bebé durante el embarazo. Dígale a su profesional de la salud si necesita ayuda para dejar un hábito como el cigarrillo, alcohol o drogas. Hable con su profesional de la salud de los medicamentos que toma y pregunte si es necesario cambiarlos cuando empiece a intentar concebir.

Usted también debe hacerse un chequeo preconcepcional. Éste es una revisión médica que usted recibe antes del embarazo para asegurarse de que está en el mejor estado de salud cuando conciba. Hable con su doctor acerca de las vacunas que necesita, condiciones de salud que pueda tener, historial médico familiar, medicamentos que toma y de su salud dental. Mientras más sana esté antes de concebir, mayor será la probabilidad de tener un embarazo y un bebé sanos.

Por qué es el ácido fólico importante para usted

9 de enero, 2017 por Azalia

Vitamin

Desde el 8 al 14 de enero celebramos la Semana Nacional del Ácido Fólico. Todas las mujeres deben tomar ácido fólico, aunque no estén tratando de quedar embarazadas.

El ácido fólico es importante para usted porque puede ayudar a reducir el riesgo de tener un bebé con un defecto del tubo neural, esto incluye defectos serios como la anacefalia y la espina bífida. El ácido fólico también puede ayudar a evitar los defectos de nacimiento en la boca del bebé, llamados labio leporino o hendidura del paladar. Algunos estudios demuestran que también puede ayudar a prevenir los defectos del corazón en su bebé.

El ácido fólico puede ayudar a prevenir los defectos del tubo neural solamente si se toma antes del embarazo y durante las primeras semanas después de concebir, con frecuencia antes de que la mujer siquiera sepa que está embarazada. Considerando que casi la mitad de todos los embarazos ocurren si ser planeados, es importante que todas las mujeres tomen ácido fólico todos los días.

Una buena forma de recordar tomar su multivitamina con ácido fólico todos los días es colocando el frasco en la mesa o lugar donde acostumbra desayunar. Esto puede ayudarle a que no olvide tomarlo.

Pequeños cambios, grandes beneficios

6 de enero, 2017 por Azalia

Moms walking with babies

El nuevo año sirve como un excelente momento para reflexionar y para proponernos nuevas metas. Una de las cosas que ha demostrado ser efectiva cuando de cambios se trata es empezar con cambios pequeños. A continuación puede ver ejemplos de lo que esto significa.

Si usted desea comer más saludable:

  • Evite tomar sodas o bebidas gaseosas. Si es algo que usted hace todos los días, póngase como meta no tomar más de 2 sodas a la semana. Si es algo que hace solo los fines de semana, póngase como meta hacerlo no más de dos veces al mes.
  • Coma más verduras. Haga una lista de las verduras que le gusta, busque la manera de integrar las verduras que le gustan a sus comidas y también trate nuevas recetas y otras verduras que nunca haya probado.
  • Disminuya la cantidad de azúcar que consume. Si usted tiene como hábito comer postre después de la cena, puede consumir frutas que son naturalmente dulces, sin tener azúcar añadida. Lea la etiqueta nutricional se va a sorprender con la cantidad de azúcar que tiene algunos alimentos (cereales para el desayuno, frutas secas, jugos, bebidas con sabor a frutas, etc.)
  • Cuidado con el alcohol. Hoy día se ha visto un aumento en la cantidad de alcohol que las mujeres consumen. Comience por prestar atención a esto. Tenga en mente que usted puede pasarla bien en fiestas o actividades sin la necesidad de tomar o si lo hace tome con moderación. Si usted pudiera quedar embarazada, lo mejor es que evite tomar alcohol. El alcohol puede ser muy dañino en el embarazo.
  • Tome una vitamina que contenga ácido fólico todos los días.

Si desea perder peso:

  • Evite comer fuera o solo hágalo en ocasiones especiales. Las comidas preparadas en restaurantes suelen tener más grasas, azucares o son porciones muy grandes. Si va a comer fuera no caiga en la trampa de los “mega/súper menús”, estos pueden parecer más económicos, pero a largo plazo no lo son porque le pueden costar su salud. Si la porción que le sirven en un restaurante es muy grande, solo coma la mitad, comparta parte de su comida o llévese a casa el resto.
  • Evite freír sus alimentos, opte por hornear, hervir o cocinar al vapor. Estas formas de cocinar no añaden grasas extras o calorías a sus alimentos.
  • Cuando coma ensaladas, asegúrese que sean saludables. Por ejemplo que no tengan una cantidad excesiva de aderezo, quesos o tocino. Las ensaladas deben tener bastantes verduras, alguna fuente de proteína (frijol, huevo, pollo o pescado).
  • Haga algo activo cada vez que pueda. Por ejemplo, invierta en un escritorio para trabajar de pie, camine sus mascotas antes de cada comida, tenga reuniones caminado en lugar de sentados, use las escaleras con más frecuencia, haga algunas sentadillas o lagartijas antes de darse un baño, etc.

Al prevenir las infecciones puede ayudar a prevenir los defectos del nacimiento en su bebé

3 de enero, 2017 por Azalia

health provider with patient

Enero es el mes de la prevención de los defectos congénitos. Cada año, uno de cada 33 bebés nace con un defecto de nacimiento en los EE.UU. Afortunadamente usted puede tomar precauciones para evitar infecciones en el embarazo y así ayudar a prevenir los defectos del nacimiento en su bebé.

En el embarazo hay ciertas infecciones que son de cuidado. Muchas de ellas representan mayor peligro para el bebé en desarrollo, que para la madre. Incluso, algunas pueden causar defectos del nacimiento. Durante el embarazo su sistema inmunológico se debilita un poco. Esto la puede hacer susceptible a que se enferme o a que se contagie con algunas infecciones. Las siguientes medidas de precaución pueden ayudarle a evitarlas:

  • Lávese las manos correctamente. Al tocar superficies, como la perilla de una puerta, un pasamanos, animales y personas que están enfermas, podríamos adquirir gérmenes que pueden causar enfermedades. Frote sus manos bien, hasta que haga espuma. Enjabone todas las partes, entre los dedos, debajo de las uñas, etc. estriegue sus manos por lo menos por 20 segundos. Lávese las manos antes de comer, al preparar alimentos, luego de usar el baño o de cambiar un pañal, luego de toser, estornudar o tocarse la nariz, ojos o boca, luego de estar en contacto con mascotas, sus juguetes o sus excrementos, luego de visitar o estar en contacto con alguien que está enfermo.
  • No comparta comida, cepillo de dientes, toallas, vasos ni utensilios con niños pequeños. Estas precauciones la protegen del citomegalovirus, un virus común en los niños (en la saliva y la orina) y aunque no es peligroso para los niños, es muy peligroso para el feto.
  • Sus alimentos deben ser seguros. Evite las comer carnes crudas o a medio cocer. Tampoco coma pescado crudo, como en sushi. La leche y los quesos deben ser pasteurizados. Los fiambre y las carnes frías pueden estar contaminadas con listeria, si las va a comer las debe calentar hasta que salga vapor de ellas. Esto elimina las posibles bacterias que pueden tener. Sea particularmente cuidadosa con la higiene al cocinar y manejar alimentos. Cuando use utensilios con aves y carnes crudas, lávelos antes de ponerlos en contacto con alimentos que no se van a cocinar, por ejemplo ensaladas o verduras. Tome medidas necesarias para evitar la intoxicación por alimentos.
  • Precaución con sus mascotas. No cambie la caja de arena de su gato. Pero si lo tiene que hacer, use guantes y lávese bien las manos después. No tenga roedores como mascotas (ejemplo hámster, conejillo de india o cobaya). Si tiene problemas de ratas u otras plagas en su hogar considere contratar un exterminador o alguien que sepa como deshacerse de ellas.
  • Tenga sus vacunas al día. Sepa cuales pueden colocarse en el embarazo, por ejemplo la de la influenza y cuales debe colocarse antes de concebir, por ejemplo la de la varicela.
  • Evite contagiarse en el embarazo de infecciones que otras personas pueden tener. Esto incluye enfermedades de transmisión sexual o enfermedades contagiosas como la rubéola o varicela.
  • Hágase la prueba del estreptococo grupo B. Esto es una bacteria común en el tracto genital de algunas mujeres. Cerca del parto le deben hacer una prueba para saber si la tiene o no y saber cómo proteger al bebé durante el parto.

Vitaminas prenatales, ¿pueden causarle náuseas?

14 de noviembre, 2016 por Juviza

Vitamin

Toda mujer embarazada debe tomar una multivitamina prenatal que contenga 600mcg de ácido fólico diariamente. Sin embargo, para algunas mujeres las multivitaminas prenatales pueden causar efectos desagradables como náusea o malestar estomacal, y por esta razón dejan de tomarlas. Esto no es recomendable ya que las multivitaminas prenatales contienen vitaminas y minerales que son esenciales para el desarrollo del bebé y para tener un embarazo sano. Entonces, en este caso, ¿qué  debe hacer?

Si usted está embarazada y ha notado que sus multivitaminas le están causando náuseas usted puede:

  • Leer la etiqueta en la botella de sus vitaminas para saber qué  cantidad de hierro contienen. Muchas veces cuando la cantidad de hierro es muy alta puede causar náusea. La mayoría de las mujeres necesitan  diariamente 27 miligramos de hierro en el embarazo , al menos que su doctor la ya dicho que debe tomar más.  Pregunte si puede tomar el hierro aparte. Esto puede ayudar a disminuir las náuseas.
  • Evite tomar su multivitamina con el estómago vacío. Puede tomarla con un poco de comida o de noche unas 2 horas antes de acostarse.
  • Hable con su doctor para saber si hay alguna otra marca de multivitamina que le recomienda o que le pueda recetar. Puede que esto le ayude a tener menos náuseas.

Recuerde, que siempre es ideal hablar con su doctor si tiene alguna duda durante el embarazo. Cuidar de su cuerpo durante el embarazo y tomar las vitaminas necesarias le puede ayudar a mantener un embarazo sano.