Archivo de la categoría "Embarazo"

A dónde va todo el peso que gana durante el embarazo

24 de agosto, 2018 por Azalia

Cuando usted está embarazada, su cuerpo está cambiando para prepararse para su bebé. El aumento de peso es una parte importante del embarazo y de los cambios que suceden.

Si aumenta muy poca cantidad de peso durante el embarazo, tiene más probabilidades que otras mujeres de tener ciertas complicaciones, como un parto prematuro. Es cuando su bebé nace demasiado pronto, antes de las 37 semanas de embarazo.

¿Se ha preguntando dónde va todo el peso que gana durante el embarazo? 

Si tiene un peso sano antes del embarazo y aumenta 30 libras durante el embarazo, es así como se distribuye el peso:

  • Bebé = 7.5 libras
  • Líquido amniótico = 2 libras. El líquido amniótico rodea a su bebé en la matriz.
  • Sangre = 4 libras
  • Líquidos corporales = 4 libras
  • Senos = 2 libras
  • Grasa, proteína y otros nutrientes = 7 libras
  • Placenta = 1.5 libras. La placenta crece en su útero (o matriz) y suministra nutrientes y oxígeno al bebé a través del cordón umbilical.
  • Útero = 2 libras. El útero es el lugar adentro de su cuerpo donde crece el bebé.

Aumentar de peso lenta y constantemente durante el embarazo es lo mejor. No puede ganar ningún peso en el primer trimestre. Y no se preocupe si gana un poco más o un poco menos de lo que cree que debería en cualquier semana. Si le preocupa su peso durante el embarazo, informe a su proveedor de atención médica.

Para obtener más información sobre el aumento de peso durante el embarazo, visite: nacersano.org 

Los beneficios y las precauciones relacionadas al consumo de pescado en el embarazo

9 de agosto, 2018 por Azalia

Durante el embarazo hay ciertos alimentos que debe evitar o limitar. El pescado es un alimento que debe consumir en el embarazo, pero debe saber qué tipo de pescado puede consumir y en qué cantidades. No todos los pescados son seguros en el embarazo. A continuación le explicamos más sobre porque debe consumir pescado durante el embarazo.

Los beneficios para la salud y las precauciones que debe tener con los pescados

Probablemente ha escuchado que el pescado tiene muchos beneficios para la salud. Los estudios sugieren que comer pescado durante el embarazo puede ayudar a reducir el riesgo de un nacimiento prematuro. Las grasas saludables en los pescados también ayudan a desarrollar el cerebro y los ojos de su bebé. Estas grasas saludables se llaman ácidos grasos omega-3.

Durante el embarazo, ingiera pescado con bajo contenido de mercurio. El mercurio es un metal que puede ser peligroso. Los peces se contaminan con mercurio del agua en la que nadan y de otros peces que comen. Siguiendo estas pautas obtendrá los beneficios en su embarazo de comer pescado y sin riesgo de consumir demasiado mercurio.

¿Cuánto pescado realmente debe comer?

Durante el embarazo, debe comer de 8 a 12 onzas por semana de pescado que no tenga mucho mercurio. Si sus porciones son pequeñas, puede comer pescado 3 veces por semana, pero solo 2 veces por semana si sus porciones son más grandes. Aquí hay unos ejemplos:

Su menú para comer pescado 3 veces por semana podría verse así:

  • 4 onzas de salmón
  • 4 onzas de atún (una lata pequeña, escurrida)
  • 2 onzas de camarón (alrededor de 7 camarones medianos)

Su menú para comer 2 veces por semana podría verse así:

  • 6 onzas de tilapia
  • 3 onzas de pastel de cangrejo

Consejo práctico: para medir el tamaño de la porción, compare la palma de su mano con su porción de pescado. Un trozo de pescado de 4 onzas debe tener aproximadamente el mismo tamaño que la palma de su mano.

Los siguientes pescados no son tan bajos en mercurio, como los anteriores. Solo coma 6 onzas de pescado de esta lista en una semana.

  • atún albacora (blanco)
  • halibut
  • pargo
  • mahi-mahi

Que pescados no debe consumir en el embarazo

No coma pescados que contienen grandes cantidades de mercurio. Esos incluyen el tiburón, el pez espada, la caballa (macarela) y el blanquillo. Puede aprender más sobre los pescados y su contenido de mercurio con este visual de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés).

Para obtener más información acerca de cómo comer saludablemente durante el embarazo, visite nacersano.org

Las vacunas durante el embarazo pueden protegerla a usted y a su bebé

7 de agosto, 2018 por Azalia

Agosto es el Mes Nacional de Concientización sobre la Inmunización. El enfoque de esta semana es las vacunas para las mujeres embarazadas.

Si está embarazada, ciertas vacunas pueden ayudar a protegerla a usted y a su bebé contra infecciones. Cuando obtiene las vacunas recomendadas durante el embarazo, le pasa esta protección a su bebé.

¿Qué vacunas necesitas durante el embarazo?

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recomienda dos vacunas durante el embarazo:

  1. Influenza. La vacuna contra la influenza durante el embarazo la protege de complicaciones graves y protege a su bebé durante varios meses después del nacimiento. Usted necesita una vacuna contra la influenza cada temporada, ya que los virus de la influenza cambian cada año.
  2. Tos ferina (o la vacuna Tdap). Debe recibir la vacuna Tdap a las 27 a 36 semanas de embarazo. Lo mejor es recibirla durante la primera parte de este período de tiempo. Necesita obtener la vacuna Tdap cada vez que está embarazada. Cuando usted obtiene la vacuna Tdap durante su embarazo, su cuerpo produce anticuerpos y usted pasa algunos de ellos a su bebé en el embarazo. Estos anticuerpos le brindan a su bebé protección contra la tos ferina en los primeros meses de vida. Esto lo ayuda a mantenerse protegido hasta que pueda obtener su propia vacuna cuando tenga 2 meses.

En algunos casos especiales, su proveedor puede recomendarle otras vacunas.

  • Vacunas para viajar:  Si planifica viajar fuera de los Estados Unidos durante su embarazo, hable con su proveedor de atención médica por lo menos de 4 a 6 semanas antes de su viaje para hablar sobre precauciones especiales o vacunas que pueda necesitar.
  • Hepatitis B: Si está embarazada y tiene hepatitis B, su bebé corre el mayor riesgo de infectarse durante el parto. Hable con su proveedor sobre hacerse la prueba de hepatitis B y si debe vacunarse o no.
  • Vacunas adicionales: Hable con su proveedor acerca de otras vacunas que pueda necesitar antes, durante o después de quedar embarazada. No todas las vacunas son seguras durante el embarazo, pero hay casos en que se recomiendan algunas vacunas. Si tiene un historial de enfermedad hepática crónica, su proveedor puede pedirle que se vacune contra la hepatitis A. Además, su proveedor puede recomendarle la vacuna contra el meningococo si trabaja en un laboratorio.

Para más información visite nacersano.org

¿Puedo teñirme el cabello durante el embarazo?

31 de julio, 2018 por Azalia

Esta es una pregunta que muchas mujeres se hacen frecuentemente. Lo que sabemos es que la información sobre los efectos de la tintura de cabello y sus efectos en el bebé es limitada. Por lo que se conoce, se cree que la cantidad de tintura que absorbe el cuero cabelludo es muy poca y no es suficiente como para presentar un riesgo en su bebé. Si le preocupa teñirse el cabello durante el embarazo:

  • Use guantes para que la piel absorba menos tintura.
  • Cerciórese de que el ambiente esté bien ventilado para que no aspire los productos químicos demasiado tiempo.
  • No se deje la tintura por más tiempo de lo que recomiendan las instrucciones.

Hacerse rayitos es otra opción. Como la tintura de los rayitos (iluminaciones) normalmente no toca el cuero cabelludo, la piel no la absorberá. La tintura no se absorbe si se aplica sólo en el cabello. También puede probar tinturas vegetales o henna.

La página de la Organización de Especialistas en Información de Teratologa (también llamada Mother to baby) tiene información sobre los tratamientos para el cabello durante el embarazo.

La actividad física y su estado de ánimo

27 de julio, 2018 por Azalia


Hacer algo activo todos los días o casi todos los días ofrece muchos beneficios físicos y también ayuda a mejorar su estado de ánimo. Los ejercicios aeróbicos como caminar, correr, montar bicicleta estacionaria, nadar, bailar y hasta trabajar en el jardín pueden ayudarle a reducir la ansiedad y la depresión. Otro beneficio es que le ayuda a mantenerse distraída, a sentirse auto suficiente y hasta a aumentar su interacción social, lo cual pudiera mejorar la salud mental.

En nuestro rol de mamás, esposas, hijas, amigas, empleadas, etc., las mujeres enfrentamos muchos retos. Hay veces que nosotros mismas nos ponemos mucha presión. Hay que estar alertas a esto y tener un poco más de compasión y cuidados con nosotras mismas. Siempre debe sacar tiempo para relajarse y para crear un balance entre el trabajo y su bienestar. Parte de este tiempo debe ser dedicado a la actividad física.

Si usted está embarazada y está sana, haga al menos 2½ horas de ejercicio por semana. Eso es alrededor de 30 minutos por día. Si le parece mucho, no se preocupe. No tiene que hacerlo todo al mismo tiempo. En cambio, divida el ejercicio haciendo algo activo durante 10 minutos tres veces por día.  Si no está embarazada puede hacer esta cantidad o inclusive un poco más si así lo desea. Pida la aprobación de su doctor antes de comenzar con un nuevo plan de ejercicios.

Si le parece demasiado o quizás no tenga tiempo de hacer una sesión larga de ejercicio considere actividades cotidianas con su familia que la mantenga activa. Saque al bebé de paseo. Haga unos minutos de actividad física en su casa cuando el bebé duerme siestas. Pruebe una clase de ejercicio especial para nuevas mamás y bebés. Haga una rutina de calistenia mientras ve su programa de televisión favorito. Pero tenga en mente que la meta es 2 ½ horas a la semana de actividad aeróbica moderada.

¡Usted puede lograrlo!

Si va a viajar este verano, sepa cómo protegerse del virus del Zika

5 de julio, 2018 por Azalia

El verano es temporada de viajes para muchos de nosotros. Antes de su viaje, asegúrese de estar protegida contra el Zika. El virus Zika todavía se está propagando en ciertas áreas (llamadas zonas afectadas por Zika) en todo el mundo. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades tienen un mapa mundial interactivo (en inglés) para mostrarle las áreas con riesgo de Zika. Si está embarazada o planea quedar embarazada, no viaje a un área afectada por el Zika a menos que sea absolutamente necesario.

Si se infecta con Zika durante el embarazo, puede pasárselo a su bebé. La infección por Zika durante el embarazo causa un defecto congénito llamado microcefalia y otros problemas cerebrales y de salud. Puede infectarse con el virus del Zika a través de fluidos corporales, como sangre y semen, y a través de las picaduras de mosquitos.

Si planea viajar a un área afectada por el Zika, hable con su proveedor de cuidados de la salud antes y obtenga información sobre cómo protegerse del Zika. Esto es lo que puede hacer:

  • Si tiene relaciones sexuales, use un método anticonceptivo de barrera (como un condón o protector para la boca) todo el tiempo. También puede abstenerse de tener relaciones sexuales.
  • Protéjase de los mosquitos. Use un repelente de insectos, como repelente de insectos o loción, que esté registrado en la Agencia de Protección Ambiental. Utilice uno con uno o más de estos ingredientes: DEET, picaridin, aceite de eucalipto de limón, para-mentano-diol, IR3535 y 2-undecanona. Estos ingredientes son seguros de usar durante el embarazo.
  • Permanezca en lugares que tengan aire acondicionado o con mosquiteros en las puertas y ventanas para impedir la entrada de los mosquitos. Si se encuentra en una zona afectada por el Zika y duerme al aire libre o en una habitación que no tiene mosquiteros en las puertas y ventanas, duerma debajo de un mosquitero en su cama.
  • Use un sombrero, una camisa de manga larga, pantalones largos, zapatos y calcetines.

Si ha visitado una zona afectada por el Zika, utilice un repelente de insectos durante 3 semanas después de que regrese para ayudar a prevenir que el Zika se transmita a otras personas.

Para más información

Parrilladas, picnics y el embarazo: Cómo mantener los alimento seguros

3 de julio, 2018 por Azalia

Las parrilladas y los picnic son excelentes formas de aprovechar el buen clima del verano. Este tipo de actividad al aire libre nos presenta un reto, cómo mantener los alimentos seguros en el calor.  En el embarazo usted debe tener especial cuidado y evitar ingerir alimentos contaminados. Por ejemplo alimentos que se han contaminado al exponerse a temperaturas inadecuadas en el calor o que no se han cocinado adecuadamente. Su sistema inmunológico está un poco debilitado en el embarazo y por ello usted está a mayor riesgo de enfermarse al ingerir un alimento contaminado.

Las siguientes recomendaciones pueden ayudarle a evitar una complicación en su embarazo por ingerir un alimento que puede hacerle daño:

Hot dogs (salchichas o perros calientes), fiambres y otros.

Riesgos: Estos alimentos pueden estar contaminados con una bacteria llamada listeria, que causa la listeriosis.  Si una mujer embarazada se enferma con esta bacteria puede correr el riesgo de sufrir un aborto espontáneo, parto prematuro o su bebé puede nacer sin vida o muy enfermo.

Cómo mantenerse segura:

  • Si va a comer perros calientes, fiambres o embutidos (ej. jamón, pavo, salami y “bologna”) calientes hasta que les salga vapor. El calor elimina la bacteria que causa la listeriosis.
  • No coma patés refrigerados ni productos para untar a base de carne. Como la listeria se propaga a la temperatura del refrigerador, estos mismos productos envasados en lata o en conserva son seguros, mientras que los refrigerados no.

Carnes de res, cerdo, huevos, aves y pescados

Riesgos: Evite consumir carnes, cerdo, aves, huevos o pescados a medio cocer. Estos pueden causar  enfermedades que son serias en el embarazo como salmonelosis, listeriosis, toxoplasmosis o infección por Campylobacter y E .Coli. La toxoplasmosis puede causar serios defectos de nacimiento en el bebé. La salmonelosis y la infección por Campylobacter y  E.Coli pueden causar diarreas severas y deshidratación. La salmonela puede transmitirse al bebé durante el embarazo, lo cual la hace muy peligrosa.

Cómo mantenerse segura:

  • Consuma las hamburguesas, los filetes de res y todas las carnes de cerdo bien cocidas. Que no tengan sangre visible ni áreas rosadas.
  • Las aves no deben verse rosadas en el centro ni con jugos rosados.
  • El pescado y los mariscos deben ser bajos en mercurio y deben estar completamente cocidos.
  • Evite usar mayonesas caseras, salsa holandesa u otros productos preparados con huevos crudos o a medio cocer.

Mantenga los alimentos fríos en la hielera

Riesgos: Cuando los alimentos que deben estar refrigerados se colocan a temperatura ambiente las bacterias y los gérmenes se empiezan a multiplicar rápidamente. Aunque los alimentos tengan buen aspecto y buen olor, estos pueden estar contaminados y enfermarla.

Cómo mantenerse segura:

  • Siempre coloque las ensaladas de pasta o papas en la hielera. Nunca las deje a temperatura ambiente por periodos prolongados de tiempo porque pueden contaminarse con listeria.
  • Mantenga suficiente hielo en su hielera. Coloque todos los alimentos que requieren refrigeración en la hielera todo el tiempo.
  • Cualquier alimento que permanezca a temperatura ambiente por más de dos horas debe ser descartado porque pudiera estar contaminado y la puede enfermar.

Para más información visite:

Trabajar mientras está embarazada

22 de junio, 2018 por Azalia

Es algo normal que muchas mujeres continúen trabajando durante su embarazo. Algunas mujeres trabajan hasta que llega o se acerca la fecha de su parto. Una de las primeras cosas que piensan muchas mujeres es cuándo es el mejor momento para compartir la noticia de su embarazo con su jefe y colegas de trabajo. Aquí hay algunas otras cosas para pensar mientras usted trabaja en el embarazo.

Su seguridad. Es importante mantenerse sana y segura en el trabajo, especialmente durante el embarazo. Si trabaja con productos químicos o tiene que levantar o llevar objetos pesados, hable con su jefe sobre cómo cambiar las responsabilidades de su trabajo. Estar todo el día de pie o trabajar con sustancias como pesticidas o radiación puede poner en riesgo su salud y la de su bebé.

Sacar tiempo para chequeos de cuidado prenatal. Las visitas de cuidado prenatal le permiten corroborar que usted y su bebé se encuentran en buen estado de salud. Vaya a todos sus chequeos de cuidado prenatal, incluso si se siente bien.  Hable con su jefe con anticipación sobre el tiempo que necesita para asistir a sus visitas de cuidado prenatal. Pregunte como puede compensar por el tiempo ausente o las tareas que le corresponden.

Planifique su licencia de maternidad. La licencia de maternidad es el momento en que se retira del trabajo luego que tiene su bebé. Cuando planifique su licencia de maternidad, piense en una fecha de inicio y en cuánto tiempo piensa quedarse en casa una vez que nazca su bebé. Hable con su jefe o el departamento de recursos humanos de su empresa.Bajo la Ley de Ausencia Familiar y Médica de los EE.UU. (FMLA, por sus siglas en inglés), los empleados pueden tomarse tiempo libre sin sueldo por asuntos de salud relacionados con la familia y el embarazo. Puede tomarse hasta 12 semanas de licencia sin sueldo por año. Investigue cómo funciona esto como parte de su licencia de maternidad. Tenga en mente que el embarazo y el nacimiento del bebé ocurren sin problemas para la mayoría de las mujeres. Pero a veces las cosas no salen según lo planeado, por ejemplo si hay complicaciones en el embarazo. Si esto sucede, es posible que deba ajustar el tiempo de su ausencia.

La Ley contra la Discriminación por Embarazo establece que los empleadores no pueden discriminar por motivo del embarazo, nacimiento de un hijo u otros problemas de salud afines. Si está embarazada o afectada por problemas relacionados con el embarazo, su empleador debe tratarla como a cualquier empleado con un problema similar.

El embarazo nunca debe ser la causa de que una mujer sea discriminada, se le niegue una oportunidad, se la trate injustamente o se le recompense menos. Apoyar embarazos saludables es fundamental para reducir el nacimiento prematuro, los defectos de nacimiento y la mortalidad infantil (muerte). March of Dimes lucha por la salud de todas las madres y bebés y trabaja con el gobierno, los empleadores y los proveedores de cuidados de la salud para realizar cambios positivos para cada madre y cada bebé.

La depresión en el embarazo: Qué puede hacer si sucede

25 de mayo, 2018 por Azalia

La depresión es una condición médica seria que puede afectar cómo se siente, piensa y actúa. Las personas con depresión se sienten tristes y pierden interés en las actividades que solían disfrutar. La depresión es mucho más común de lo que muchos de nosotros nos damos cuenta. Afecta a alrededor del 15 por ciento de las mujeres durante el embarazo y el año después de dar a luz. Las mujeres que tienen depresión antes de concebir corren un mayor riesgo de tener depresión durante el embarazo que otras mujeres.

¿Qué puede hacer?

Aprenda las señales de la depresión durante el embarazo. Tener depresión mayor es diferente a sentirse triste durante unos días. Las señales de depresión duran más de dos semanas. Estos son las señales que debe tener en cuenta:

Cambios en la forma en que se siente

  • Sentirse triste, desesperado o abrumado
  • Sentirse agitado o malhumorado
  • Sentirse sin valor o culpable
  • Llora todo el tiempo
  • Pensando en la muerte o el suicidio

Cambios en su vida diaria

  • Evitar ver sus amigos y familiares
  • Cambios en sus hábitos alimentarios y en el apetito (más o menos de lo normal)
  • Tener problemas para concentrarse, recordar cosas o tomar decisiones
  • Dormir demasiado o no poder dormir
  • Perder interés en cosas que normalmente le gustaba hacer

Cambios en su cuerpo

  • Sentirse cansado todo el tiempo o no tener energía
  • Tener problemas estomacales, dolores de cabeza u otros dolores que no desaparecen

Algunas de las señales de la depresión pueden ser similares a las que se encuentran normalmente en el embarazo. Por ejemplo, los cambios en el apetito y problemas para dormir son comunes cuando está embarazada. Sin embargo, si está embarazada y tiene aunque sea UNA  de estas señales, hable con su proveedor de cuidados de la salud de inmediato. La depresión es una condición médica seria y puede ser peligrosa para usted y su bebé si no se detecta y trata a tiempo.

Tratamiento

Su proveedor puede recomendar diferentes tratamientos o una combinación de tratamientos. Algunos de ellos son: Psicoterapia, grupos de apoyo o medicamentos. Lo mejor es que usted y su proveedor hablen de todas estas opciones y decidan en conjunto cuál es el tratamiento más seguro y mejor para usted y su bebé. También puede pedirle a su médico que hable con su proveedor de salud mental para que en conjunto decidan un plan de tratamiento de acuerdo con sus necesidades.

Nota sobre los antidepresivos: Algunas investigaciones muestran que tomar un antidepresivo durante el embarazo puede aumentar el riesgo de ciertos defectos de nacimiento en su bebé. Sin embargo, si ha estado tomando un antidepresivo, no deje de tomarlo sin antes hablar con su proveedor. No tomar su medicamento puede ser perjudicial para su bebé, y puede hacer que su depresión regrese.

Más información:

Diez cosas que puede hacer para ayudar a reducir el estrés en el embarazo

4 de mayo, 2018 por Azalia

El estrés es muy común y afecta a todos. Durante el embarazo, pudiera sentir que su nivel de estrés aumenta. Es entendible. Su cuerpo y muchos aspectos de Su vida están cambiando al mismo tiempo. La anticipación, la emoción y los ajustes asociados con tener un bebé también pueden influir en cómo se siente y cómo lidia con el estrés. Es una buena idea encontrar maneras de reducir sus niveles de estrés. Sentir mucho estrés y por tiempo prolongado puede causar problemas de salud como alta presión arterial. También puede aumentar las posibilidades de tener un bebé prematuro.

Aquí hay 10 cosas que puede hacer para ayudar a reducir el estrés:

  • Descubra qué le causa estrés y hable con su pareja, una amiga o su profesional de la salud sobre su problema.
  • Sepa que los malestares del embarazo son sólo temporales. Pregunte a su profesional cómo manejar esos malestares.
  • Mantenga su salud y buen estado físico. Coma alimentos sanos, duerma lo suficiente y haga ejercicio (con la aprobación de su profesional). El ejercicio puede ayudar a reducir el estrés y también contribuye a prevenir los malestares comunes del embarazo.
  • Reduzca las actividades que no necesita hacer.
  • Forme una buena red de apoyo, incluyendo a su pareja, familia y amigos. Pida a su profesional recursos en la comunidad que puedan ayudarla.
  • Pida ayuda a las personas de su confianza. Acepte la ayuda cuando se la ofrezcan. Por ejemplo, puede necesitar ayuda para limpiar la casa o quizás desee que alguien la acompañe a sus visitas prenatales.
  • Pruebe actividades de relajación, como yoga prenatal o meditación.
  • Tome una clase de preparación para el parto para que sepa qué esperar durante el embarazo y cuando su bebé llegue. Practique las técnicas de respiración y relajación que le enseñaron en la clase.
  • Si trabaja, planee con anticipación para ayudar a usted y a su empleador a prepararse para su ausencia del trabajo.
  • Si cree que puede estar deprimida, hable de inmediato con su profesional de la salud. Hay muchas maneras de enfrentar la depresión. Conseguir tratamiento y psicoterapia temprano puede resultarle de ayuda.