Archivo de la categoría "Embarazo"

Protéjase de las infecciones de transmisión sexual

19 de Abril, 2018 por Azalia

Abril es el Mes de Concientización sobre las Infecciones de Transmisión Sexual. En los Estados Unidos, cada año ocurren casi 20 millones de nuevas infecciones de transmisión sexual.

Las infecciones de transmisión sexual (también llamadas ITS, enfermedades de transmisión sexual o ETS) son infecciones que se pueden contraer al tener relaciones sexuales sin protección o al tener intimidad con una persona infectada.

Tener una ITS durante el embarazo puede causarle problemas serios al bebé, entre ellos: nacimiento prematuro, bajo peso al nacer, aborto espontáneo y otros problemas después del nacimiento. Muchas personas con ITS no saben que están infectadas porque algunas ITS no tienen signos ni síntomas. Por lo tanto, la mejor manera de proteger a su bebé, es evitar contagiarse con una ITS.

Esto es lo que puede hacer para evitar contagiarse con una ITS:

  • Si tiene sexo, tenga sexo seguro. Tenga relaciones sexuales con una sola persona y que no tenga otras parejas sexuales.
  • Use un condón cada vez que tenga relaciones sexuales. Los condones son un método anticonceptivo de barrera y ayudan a prevenir el embarazo, así como las ITS.
  • Hágase pruebas para saber si tiene una ITS, reciba tratamiento. Mientras más pronto se identifique una ITS y reciba tratamiento, menores son las probabilidades de tener complicaciones por la infección.
  • Pídale a su pareja que se haga pruebas y que reciba tratamiento. Si usted recibe tratamiento para una ITS, pero su pareja está infectado su infección puede regresar.
  • Vaya a todas sus visitas de cuidado prenatal, aunque se sienta bien. Si cree que puede tener una ITS, infórmeselo a su proveedor de cuidados prenatales. De esa forma, pueden hacerle pruebas y recibir tratamiento de inmediato.
  • Vacúnese. Algunas vacunas pueden ayudarlo a protegerse de ciertas ITS, como la hepatitis B y algunos tipos de virus del papiloma humano (VPH).
  • No tenga sexo. Esta es la mejor manera de prevenir una ITS.

El asesoramiento para infecciones de transmisión sexual es un servicio preventivo cubierto por la mayoría de los seguros médicos bajo la Ley de Cuidado de Salud de Bajo Precio, sin costo adicional para usted. Obtenga más información sobre los servicios preventivos recomendados que están cubiertos bajo la Ley de Cuidado de Salud de Bajo Precio en Care Women Deserve (en inglés).

Seguridad al preparar sus alimentos en el embarazo

17 de Abril, 2018 por Azalia

En su embarazo ocurren muchos cambios. Su cuerpo debe adaptarse y trabajar extra para que su bebé tenga un desarrollo sano. Uno de los cambios que ocurre en el embarazo, es que su sistema inmunológico se debilita un poco. Este cambio es normal, pero requiere que usted tenga mayor cuidado para evitar enfermarse, por ejemplo con un alimento contaminado.

Una intoxicación alimentaria puede causar, vómitos, diarrea, deshidratación, entre otros síntomas, y resultar peligrosa para usted y su bebé. Tener una intoxicación alimentaria puede causar un aborto espontáneo, defectos del nacimiento y un parto prematuro, entre otras complicaciones. Usted puede cuidarse de los gérmenes en los alimentos al seguir algunas recomendaciones.

Qué puede hacer

  • Lávese las manos con agua caliente y jabón antes y después de manipular los alimentos (por al menos 20 segundos).
  • Lave las tablas de picar, los platos y las superficies y los utensilios de cocina con jabón y agua caliente después del contacto con carne cruda, aves, mariscos, huevos o frutas y verduras frescas sin lavar.
  • Lave las frutas y las verduras crudas antes de comerla colocándola debajo del grifo y elimine la suciedad de las superficies con un cepillito.
  • Las carnes, aves y pescado crudos siempre deben colocarse separados de los alimentos cocidos o listos para consumir.
  • Quite y deseche las hojas de afuera de la lechuga y el repollo.
  • Corte las partes de las frutas y verduras que se han echado a perder (pueden contener bacterias).
  • Refrigere rápidamente cualquier resto de comida.
  • No coma nunca alimentos cocidos que hayan estado fuera del refrigerador más de dos horas.
  • Asegúrese de que la temperatura de su refrigerador sea de 40 ° F o inferior y la del congelador de 0 °F o inferior para retardar el desarrollo de bacterias.
  • Descongele sus alimentos de forma segura, por ejemplo en el refrigerador y no en el fregadero.
  • Cocine los alimentos a la temperatura adecuada. Evite comer huevos semicrudos o carnes/aves/pescado semicrudos (a).

Alimentos retirados del mercado

Cada año, muchas personas se enferman por comer alimentos contaminados. Preste especial atención a las noticias para conocer los últimos retiros y alertas de seguridad. Inspeccione su despensa y el refrigerador y elimine los alimentos que se han retirado del mercado.

Los alimentos contaminados no siempre huelen o se ven mal. Solo una cantidad muy pequeña de gérmenes es suficiente para enfermarla gravemente. Si no está seguro acerca de cualquier alimento que tenga en casa, lo mejor es no comerlo. Si tiene dudas, ¡deséchelo!

Si cree que puede tener intoxicación alimentaria, llame a su proveedor de atención médica de inmediato. Puede leer más sobre los alimentos que debe evitar durante el embarazo aquí.

Para obtener la información más reciente sobre retiros de alimentos visite:

Visite nacersano.org para obtener más información sobre cómo tener un embarazo y un bebé saludable.

Hoy es el Día Mundial del Síndrome de Down

21 de Marzo, 2018 por Azalia

¿Qué es el síndrome de Down?

El síndrome de Down es una condición cromosómica que ocurre cuando existe material genético extra en las células. Por lo general, nuestras células contienen 23 pares de cromosomas. En el caso del síndrome de Down, una persona tiene una copia extra completa o parcial del cromosoma 21. Este material genético adicional cambia la forma en que se desarrollan el cuerpo y el cerebro. Las personas con síndrome de Down tienen algunos rasgos físicos comunes, pero cada individuo es único y la muchos puede llevar una vida activa y saludable.

No sabemos con certeza por qué ocurre el síndrome de Down. Aunque es una condición genética, la mayoría de los casos no es transmitida genéticamente de los padres o la familia al bebé. La mayoría de los casos ocurren porque en las primeras etapas del desarrollo del bebé, hay un problema en la división de las células.

Existen algunos factores que pueden aumentar el riesgo de tener un bebé con síndrome de Down:

  • Edad de la madre El riesgo de síndrome de Down aumenta con la edad de la madre. Aunque el riesgo es mayor a medida que aumenta su edad, alrededor del 80 por ciento de los bebés con síndrome de Down nacen de mujeres de 35 años o menos. Esto se debe a que las mujeres más jóvenes tienen más bebés que las mujeres mayores.
  • Haber tenido un bebé con síndrome de Down. Hasta los 40 años, por cada embarazo, las posibilidades de tener otro bebé con síndrome de Down son de aproximadamente 1 en 100 (1 por ciento). Después de los 40 años, el riesgo se basa en su edad. Hable con un asesor genético para entender el riesgo de tener otro bebé con síndrome de Down.
  • Ser portador de una translocación genética. Tanto hombres como mujeres pueden pasar una translocación genética a su bebé. Estos casos no son muy comunes. Si tuvo un bebé con síndrome de Down anteriormente o si usted o su pareja tienen antecedentes familiares de síndrome de Down, lo mejor es hablar con un asesor genético.

Durante el embarazo, su proveedor de atención médica le hará pruebas de detección para ver si es más probable que su bebé tenga el síndrome de Down. Estas pruebas se ofrecen a todas las mujeres embarazadas como parte regular del cuidado prenatal. Sin embargo, una prueba de detección no le dirá con seguridad si su bebé tiene síndrome de Down. Solo le dice si hay un riesgo mayor. Para estar seguro, necesitarás una prueba de diagnóstico.

¿Cómo sabes si tu bebé tiene síndrome de Down?

Si obtiene un resultado anormal en la prueba de detección, su proveedor le recomendará una prueba de diagnóstico. Una prueba de diagnóstico confirmará si un bebé tiene síndrome de Down. Las pruebas de diagnóstico del síndrome de Down incluyen:

  • Amniocentesis (también llamada amnio). En esta prueba se saca un poco del líquido amniótico que del útero para analizarlo y verificar si su bebé tiene síndrome de Down. Se le puede hacer una amnio entre las semanas 15 y 20 de embarazo.
  • Muestra de la vellosidad coriónica o placentaria (CVS). Esta prueba examina el tejido de la placenta para ver si el bebé tiene síndrome de Down. Se le puede hacer la prueba CVS entre las semanas 10 y 13 de embarazo.
  • Cordocentesis (también llamada muestra percutánea del cordón umbilical o PUBS). Su profesional inserta una aguja delgada en una vena del cordón umbilical para tomar una pequeña muestra de sangre de su bebé y chequear si hay defectos cromosómicos. Se le puede hacer esta prueba entre las semanas 18 y 22 de embarazo. Hay un riesgo mucho mayor de aborto espontáneo con la cordocentesis que con la amnio o la prueba de CVS. Por eso, solo se le hará esta prueba si las otras no son claras y su profesional no puede confirmar si su bebé tiene síndrome de Down de otra manera.

El síndrome de Down también se identifica al nacer por rasgos físicos como: ojos almendrados que se inclinan hacia arriba, tono muscular bajo, una sola línea en el centro de la palma de la mano y el perfil de la cara aplanado. Pero estos rasgos no le dirán con seguridad si su bebé tiene síndrome de Down, se necesita una prueba cromosómica de cariotipo para confirmar este diagnóstico.

 

El aumento de peso durante el embarazo

26 de Febrero, 2018 por Juviza

“¿Cuánto peso debo aumentar durante el embarazo?”. Esta es una de las preguntas que recibimos a menudo. La realidad es que eso depende de su salud y de su índice de masa corporal (IMC, o BMI por sus siglas en inglés) antes de quedar embarazada. El IMC es una medida de la grasa corporal en función de su estatura y peso.

Aunque usted puede averiguar su IMC por su propia cuenta (visite www.cdc.gov/bmi), usted puede pedirle a su profesional que le provee esta calculación durante su chequeo preconcepcional. Si no logró hacerse un chequeo antes de quedar embarazada, su profesional le puede decir esto durante su primera visita de control prenatal.

Por lo general, si está embarazada de un solo bebé y tenía:

  • Bajo peso antes del embarazo, lo mejor es aumentar entre 28 y 40 libras durante el embarazo.
  • Peso sano antes del embarazo, lo mejor es aumentar entre 25 y 35 libras durante el embarazo.
  • Sobrepeso antes del embarazo, lo mejor es aumentar entre 15 y 25 libras durante el embarazo.
  • Obesidad antes del embarazo, lo mejor es aumentar entre 11 y 20 libras durante el embarazo.

Muchas mujeres se preocupan sobre el aumento del peso durante el embarazo, pero aumentar la cantidad adecuada durante esta etapa puede ayudar a proteger su salud y la de su bebé. De no ser así puede ser perjudicial. Como ejemplo, si usted aumenta muy poco de peso durante el embarazo, corre más riesgo que otras mujeres de tener un bebé prematuro o un bebé con bajo peso al nacer. Si usted aumenta demasiado de peso durante el embarazo, corre más riesgo que otras mujeres de tener un bebé con macrosomía (bebé demasiado grande), necesitar cesárea, o de tener problemas para perder peso después del nacimiento del bebé.

Durante el embarazo debe aumentar de peso de manera lenta y constante. Algunas mujeres aumentan varias libras en poco tiempo y luego se estabiliza. Otras no aumentan de peso en el primer trimestre pero luego aumentan. No se preocupe demasiado. En cada visita prenatal, su profesional le controla el peso. Pero si le preocupa el aumento de su peso, hable con él/ella, especialmente si está embarazada de gemelos o mellizos (o más bebés), ya que la cantidad de peso que debe aumentar (a base de su IMC) es diferente. Nunca debe intentar bajar de peso durante el embarazo, aun usted tenga sobrepeso o tenga obesidad.

Ya dicho, lo ideal es que usted esté preparada y discuta esto con su profesional antes de quedar embarazada. En sus visitas anuales de salud, hable con su profesional sobre el peso saludable y cómo lograrlo o mantenerlo. Las visitas anuales de salud son parte de los servicios preventivos que están disponible (sin costo adicional) para la mayoría de las mujeres que tienen seguro médico en los Estados Unidos. Como parte de la campaña “Care Women Deserve” (Cuidados que las Mujeres se Merecen) usted puede aprender más sobre estos servicios preventivos. ¡Visite carewomendeserve.org para más información!

 

¿Qué deben contener sus vitaminas prenatales?

14 de Febrero, 2018 por Azalia

¿Sabe cuáles son las vitaminas que necesita para un embarazo sano? ¿Conoce las cantidades que requiere su cuerpo? Estas son preguntas que yo me hacía cuando estaba embarazada y de seguro usted también. La nutrición adecuada es importante en todas las etapas de la vida, pero aún más cuando su bebé depende de ello para crecer y desarrollarse sanamente.

Ácido fólico

El ácido fólico es una vitamina B, si usted lo toma antes y durante el comienzo del embarazo, puede ayudar a prevenir defectos de nacimiento del cerebro y la médula espinal llamados defectos del tubo neural. Algunos estudios muestran que tomar ácido fólico también podría ayudar a prevenir defectos cardíacos y el labio leporino y hendidura palatina.

Cuánto necesita:

  • Antes del embarazo usted necesita tomar una multivitamina que contenga 400 microgramos de ácido fólico todos los días. Durante el embarazo, su multivitamina prenatal debe proveer 600 microgramos de ácido fólico.

Alimentos que lo contienen:

  • Algunas harinas, panes, cereales y pastas tienen ácido fólico añadido. Busque las palabras “fortificado” o “enriquecido” en la etiqueta del producto.
  • Otras fuentes: vegetales de hojas verde, como la espinaca y el brécol, lentejas y frijoles (habichuelas) y jugo de naranja

Hierro

El hierro es un mineral. Su cuerpo usa el hierro para elaborar hemoglobina, una proteína que ayuda a transportar oxígenos desde sus pulmones hasta el resto del cuerpo. Usted necesita el doble de hierro cuando está embarazada que antes del embarazo. Este le ayuda a producir más sangre para poder transportar oxígeno al bebé. Su bebé necesita hierro para producir su propia sangre.

Cuánto necesita:

  • 27 miligramos. La mayoría de las vitaminas prenatales tiene esa cantidad.

Alimentos que lo contienen:

  • Carnes, aves y pescados bajos en grasa
  • Panes, cereales y pastas con hierro añadido (revise la etiqueta del producto)
  • Vegetales de hojas verde
  • Frijoles, nueces, pasas y frutas secas

Calcio

El calcio es un mineral que ayuda a que los huesos, el corazón, los músculos y los nervios de su bebé se desarrollen.

Cuánto necesita:

  • 1,000 miligramos. No es aconsejable que tome 1,00o miligramos de calcio de una sola vez, porque su cuerpo no lo puede absorber en esta cantidad. Es mejor que consuma unos 300-600 mg en su vitamina prenatal o suplemento de calcio. Idealmente debe completar el resto con los alimentos.

Alimentos que lo contienen:

  • Leche, queso y yogur
  • Brócoli y col rizada
  • Jugo de naranja con calcio añadido (revise la etiqueta del producto)

Si usted no ingiere suficiente calcio, el cuerpo se lo saca de sus huesos para dárselo a su bebé. Esto puede causar condiciones de salud, como osteoporosis, más tarde en la vida.

Vitamina D

La vitamina D ayuda a su cuerpo a absorber calcio. También ayuda a que los nervios, músculos y el sistema inmune funcionen bien. Su bebé necesita vitamina D para ayudar al crecimiento de sus huesos y dientes.

Cuánto necesita:

  •  600 UI (unidades internacionales). Usted puede obtener esta cantidad al tomar su vitamina prenatal y comiendo alimentos que tienen vitamina D.

Alimentos que lo contienen:

  • Pescados con contenido graso, como el salmón
  • Leche y cereales con vitamina D añadido (revise la etiqueta del producto)

Su cuerpo también produce vitamina D cuando su piel está en contacto con los rayos solares. Pero tomar demasiado sol puede resultar en el envejecimiento prematuro de la piel y cáncer, por lo que es bueno obtener la mayoría  de la vitamina D de los alimentos o su vitamina prenatal.

DHA

DHA es el ácido docosahexaenoico. Es un tipo de grasa que pertenece al grupo de ácido graso omega 3, que ayuda con el crecimiento y el desarrollo. El cerebro de su bebé y los ojos de su bebé los necesitan para formarse y funcionar adecuadamente.

Cuánto necesita:

  • 200 miligramos. No todas las vitaminas prenatales contienen DHA. Pregúntele a su profesional de la salud si necesita tomar un suplemento de DHA. También puede comer alimentos con DHA.

Alimentos que lo contienen:

  • Pescados bajos en mercurio, como el arenque, trucha, anchoas, y el halibut. Durante el embarazo, coma de 8 a 12 onzas de esos tipos de pescados por semana.
  • Jugo de naranja, leche y huevos con DHA añadido (revise la etiqueta del producto).

Yodo

El yodo es un mineral que su cuerpo necesita para elaborar las hormonas de la tiroides. Usted necesita yodo durante el embarazo para ayudar al desarrollo del cerebro y el sistema nervioso del bebé. El sistema nervioso (cerebro, médula espinal y nervios) ayudan a que su bebé se mueva, piense y sienta.

Cuánto necesita:

  • 220 microgramos. No todas las vitaminas prenatales contienen yodo, por lo que debe asegurarse de comer alimentos que lo contengan. Pregúntele a su profesional de la salud si necesita tomar un suplemento de yodo.

Alimentos que lo contienen:

  • Pescado
  • Leche, queso y yogur
  • Panes y cereales enriquecidos o fortificades (revise la etiqueta del producto)
  • Sal yodada (sal con yodo añadido; revise la etiqueta del producto)

Sobre la vitamina A

Su bebé necesita vitamina A para crecer y desarrollarse sanamente durante el embarazo. Algunos estudios sugieren que altas dosis de vitamina A pueden causar defectos de nacimiento. Esto se refiere a vitamina A preformada (retinol o retinol palmitate) en cantidades excesivas. Debe asegurarse de usted no consume más de 10,000 UI de vitamina A preformada. También debe limitar el consumo de hígado a una porción pequeña y solo ocasionalmente. No consumir suplementos de aceite de hígado de pescado.

El beta-caroteno es otra forma de la vitamina A, llamada provitamina. Puede encontrarlo en las verduras de color anaranjado, verde y amarillas. Esta forma no se asocia con defectos de nacimiento y es segura de consumir en el embarazo.

Hable con su profesional de la salud sobre consumir una cantidad adecuada de vitamina A como parte de una alimentación sana y sus vitaminas prenatales.

¿Está embarazada y usando medicamentos? Aprenda cómo los registros de exposición de medicamentos pueden ayudar

29 de Enero, 2018 por Azalia

Hoy tenemos como invitada a Marjorie Jenkins, M.D., M.Ed.H.P., F.A.C.P. Directora de Compromiso Científico e Iniciativas Médicas de la Oficina de Salud de la Mujer de La Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés). La Dra. Jenkins se unió a la Oficina de la Mujer de la FDA en el 2015, como parte de su rol sirve como experta en las investigaciones, educación en salud e iniciativas en comunicaciones relacionadas a la mujer, entre muchos otros logros. Nos place compartir con ustedes tan excelente recurso en el tema de los registros de medicamentos.

Los registros de exposición de medicamentos ayudan a las mujeres embarazadas a compartir sus experiencias relacionadas al uso de medicamentos

¿Está embarazada y usando medicamentos? La FDA exhorta a las mujeres como usted a participar en estudios de registro de exposición que reportan los efectos de los medicamentos  que se usaron medicamentos durante el embarazo.

Nos acompaña hoy la Dra. Marjorie Jenkins, Directora de Compromiso Científico e Iniciativas Médicas de la Oficina de Salud de la Mujer de la FDA. La Dra. Jenkins nos dirá por qué los registros de exposición en el embarazo son tan importantes.

¿Qué son los registros de exposición durante el embarazo?

Los registros de exposición son un tipo de estudio que colectan información de salud de mujeres que han estado utilizando medicamentos o vacunas mientras están embarazadas. Los estudios también recolectan información sobre la salud del bebé recién nacido y está información se compara con información de mujeres que no han utilizado estos medicamentos durante el embarazo. La información se usa para aprender acerca de los efectos de los medicamentos y las vacunas que se han utilizado  en el embarazo.

¿Por qué se consideran importantes los registros de exposiciones?

Al menos la mitad de todas las mujeres embarazadas reportan haber utilizado al menos un medicamento durante el embarazo. Muchas mujeres tienen problemas de salud como alta presión arterial, artritis o epilepsia, y necesitan continuar utilizando sus medicamentos mientras están embarazadas. En otros casos algunas mujeres toman medicamentos aún antes de saber que están embarazadas. Los registros de exposición durante el embarazo son una forma en la cual podemos aprender acerca de la seguridad de los medicamentos y las vacunas.

Cuando una mujer participa en un registro de exposición está ayudando a otras mujeres y también al profesional de la salud a conocer más acerca de los medicamentos y las vacunas y su seguridad durante el embarazo. La información de seguridad que se recolecta en estos registros se puede utilizar para actualizar la etiqueta de los medicamentos.

¿Es la FDA quien conduce los registros de exposición en el embarazo?

No. La FDA no está a cargo de los estudios de los registros de exposición en el embarazo. La compañía que manufactura el medicamento o la vacuna o una institución de investigación es usualmente quien está a cargo de los registros de exposición en el embarazo. La FDA mantiene una lista de los registros en este enlace (en inglés) . La FDA no endorsa ningún registro en específico y no es responsable por el contenido de los registros en esta lista.

¿Dónde pueden las mujeres embarazadas encontrar más información acerca de los registros y sobre cómo participar?

Es un requisito que la etiqueta del medicamento o de la vacuna, incluir información acerca del registro para embarazadas. En la subsección embarazo se incluye la información de contacto sobre los registros de exposiciones en el embarazo.

La Oficina de Salud de la Mujer de la FDA ha creado un enlace que ayuda a conectar a las mujeres embarazadas y a los profesionales de la salud con los registros de exposiciones en el embarazo. Éste enlace incluye una lista de los registros y la información de contacto que puede utilizar al inscribirse en cada registro.

Hay instrucciones en el enlace que le ayuda a encontrar si hay un registro para un medicamento o una vacuna en específico. Usted puede buscar in registro específico utilizando el nombre del medicamento, la vacuna o la condición médica.

¿Qué sucede una vez usted se inscribe en un registro?

Cada registro tiene su propio procedimiento y la forma en la cual se comunican con usted y las cosas que usted debe hacer para participar. El registro puede que la contacte a usted varias veces durante el embarazo y también luego de que su bebé ha nacido para hacer algunas preguntas acerca de usted y de la salud de su bebé. Las llamadas suelen ser cortas, entre unos 10 a 15 minutos.

A usted no le van a pedir que utilice ningún medicamento para participar en los registros. Los registros de exposición del embarazo sólo están interesados en conocer acerca de los medicamentos que usted ya está utilizando.

Gracias por la oportunidad de presentar esta información  sobre los registros de medicamentos y vacunas en el embarazo. Esperamos que usted pueda visitarnos y aprender acerca de los registros (en inglés) y sobre cómo han sido sus experiencias.

Con una buena higiene, las infecciones se previenen

5 de Enero, 2018 por Azalia

Una de las mejores maneras de protegerse a usted y a su bebé de infecciones que pueden ocurrir en el embarazo es observando buenas prácticas de higiene. Un buen lavado de manos, mantener prácticas de seguridad alimentaria y seguir una buena higiene personal y al cuidar sus mascotas, son excelentes formas de protegerse.

Lavado de manos

Un buen lavado de manos requiere de varios pasos. Pero si lo hace correctamente puede eliminar casi el 100% de los gérmenes. Primeramente moje sus manos con agua y suficiente jabón. Frote bien sus manos, hasta que haga espuma. Enjabone bien todas las partes, entre los dedos, debajo de las uñas, etc. Ahora restriegue por al menos por 20 segundos. Enjuague bien debajo del grifo con agua tibia. Seque bien sus manos y use un pedazo de papel para cerrar el grifo.

Siempre lave sus manos bien antes de comer, antes, mientras y después de preparar alimentos, luego de usar el excusado, de cambiar un pañal o tocar cualquier objeto que puede estar sucio o que todos tocan (perilla de puertas, pasamanos, bote de basura, etc.) También toda persona que debe lavar sus manos luego de toser, estornudar o tocarse la nariz, ojos o boca. No olvide, luego de estar en contacto con mascotas, sus juguetes o sus excrementos, después de visitar o estar en contacto con alguien que está enfermo.

Si no tiene agua y jabón disponible use un limpiador de manos a base de alcohol de una concentración de al menos 60% alcohol. Aunque este no es tan efectivo como el lavado con agua y jabón, puede ser un sustituto si no hay agua y jabón disponible.

Higiene de alimentos

Evite comer carnes crudas o a medio cocer. Use un termómetro para verificar que la temperatura llega al punto seguro para comer. No coma pescado crudo, como en sushi o en ceviche. Consuma leche, quesos y sus derivados pasteurizados. Los fiambre y las carnes frías pueden estar contaminadas con listeria, si las va a comer las debe calentar hasta que salga vapor de ellas.

Al cocina y manejar alimentos separe los utensilios que han estado en contacto con aves y carnes crudas, lávelos con agua y jabón antes de ponerlos en contacto con alimentos que no se van a cocinar, por ejemplo ensaladas o verduras. Lave bien las frutas y verduras antes de consumirlas, especialmente si las va a comer crudas. Mantenga los alimentos calientes, calientes y los fríos, fríos. Evite tomar agua que podría estar contaminada.

Higiene personal y con sus mascotas

No comparta comida, cepillo de dientes, toallas, vasos ni utensilios con niños pequeños. Estas precauciones la protegen del citomegalovirus, un virus común en los niños (en la saliva y la orina) y aunque no es peligroso para los niños, es muy peligroso para el feto. Evite cambiar la caja de gato, pero si lo tiene que hacer asegúrese que usa guantes y que lava muy bien sus manos luego de hacerlo. También debe usar guantes al hacer trabajos en el jardín y debe lavar muy bien sus manos al terminar.

Al seguir estas guías usted protege a su bebé de infecciones serias como la toxoplasmosis y el citomegalovirus, entre otras que pueden causar defectos del nacimiento.

Vacunarse contra tos ferina en el embarazo comprueba protección extraordinaria para el bebé

4 de Octubre, 2017 por Azalia

La tos ferina, también conocida como tos convulsiva o pertussis, es una condición muy seria para los bebés. Los bebés recién nacido no tienen protección contra esta enfermedad y dependen de que su mamá se vacune en el embarazo para evitar contagiarse en esas primeras semanas de vida. Por ello toda mujer embarazada necesita recibir la vacuna del Tdap entre la semana 27 a 36 del embarazo para proteger a su bebé.

Un reciente estudio publicado en Clinical Infectious Disease confirma que cuando las mujeres embarazadas reciben la vacuna del Tdap en el tercer trimestre se previene, hasta un 78%, los casos que de tos ferina en bebé de hasta dos meses. Esto se considera una protección increíble y son noticias que debemos compartir para demostrar que esta vacuna puede evitar serias complicaciones en el bebé. Sin embargo el reto más grande que tenemos es que solamente el 49% de las mujeres embarazadas en este estudio recibieron la vacuna.  Queremos exhortar a todas las mujeres embarazadas a que le transmitan este gran beneficio a sus bebés al recibir la vacuna del Tdap. También es recomendable que toda persona que esté en contacto con el bebé recién nacido reciba esta vacuna. Esto incluye el padre, los hermanos y las personas que vayan a visitar o cuidar al bebé.

La tos ferina es una enfermedad muy seria. Cuando un bebé se contagia con esta condición puede causar una tos violenta y muy fuerte. Las personas que han visto a un bebé con esta condición explican que es muy desesperante ver al bebé toser constantemente. La tosferina es mucho más peligrosa en los bebés menores de un año, alrededor de la mitad de sus bebés necesitan atención médica en el hospital. En algunos casos al complicaciones muy serias, incluyendo respiración lenta o que se detiene, convulsiones, o infección pulmonar.

Vea la información del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades 

Es tiempo de vacunarse contra la influenza

29 de Septiembre, 2017 por Juviza

La influenza (también llamada flu, en inglés) no es tan solo goteo nasal y dolor de garganta. La influenza puede hacerla sentir muy mal y puede ser muy perjudicial si se contagia durante y justo después del embarazo.

La influenza se transmite fácilmente de persona a persona. Cuando alguien enfermo con influenza tose, estornuda o habla, el virus se disemina por el aire. Las complicaciones de salud causadas por la influenza, como la neumonía, pueden ser graves e incluso mortales, en especial si está embarazada. Esto es porque el embarazo afecta su sistema inmunitario. Durante el embarazo su sistema inmunitario está debilitado. De hecho, las embarazadas que se enferman con influenza corren mayor riesgo de tener un parto prematuro y que el bebé nazca prematuro, que aquellas que no se enferman.

La mejor forma de protegerse es vacunándose. Las mujeres embarazadas, las que amamantan, las que acaban de tener un bebé, las que planifican quedar embarazada, y los bebés de 6 meses o más deben vacunarse. Para la mayoría de las mujeres embarazadas es seguro recibir la vacuna contra la influenza. Avise a su profesional de la salud si tiene cualquier alergia severa o ha tenido una reacción alérgica a una vacuna contra la influenza.

La temporada de la influenza comienza en octubre y termina en mayo. Eso quiere decir que son los meses donde hay más posibilidad de enfermarse. Usted y su familia obtendrán el mejor beneficio al vacunarse a tiempo, es decir al comienzo de la temporada. Sin embargo, es seguro recibir la vacuna en cualquier momento del embarazo. Todavía está a tiempo para vacunarse. Es importante vacunarse cada año, porque la vacuna de la temporada pasada no protege contra la influenza de esta temporada. Ya dicho, es importante saber que la vacuna contra la influenza en aerosol nasal NO se debe usar durante el embarazo, solo debe aplicarse la inyectable. Si recibe la vacuna en atomizador nasal antes de quedar embarazada, espere al menos 4 semanas antes de intentar el embarazo.

Cuando la mujer embarazada se vacuna, la inmunidad que recibe la protege no tan solo a ella, sino que también a su bebé, por los primeros meses de vida. Este es un periodo muy importante donde el bebé es muy susceptible a enfermarse por influenza. Si tiene preguntas sobre la vacuna no dude en hablar con su profesional de la salud.

¿Qué cuidados debo tener si estoy embarazada otra vez?

13 de Septiembre, 2017 por Juviza

Si ya es mamá pero desea tener otro bebé, se recomienda esperar al menos 18 meses entre el parto y quedar embarazada otra vez. El embarazo es un periodo de grandes cambios y su cuerpo necesita tiempo para recuperarse. Por ejemplo, después de tener un bebé, su cuerpo posiblemente no tenga suficientes cantidades de ciertos nutrientes como el ácido fólico. Adicionalmente, quedar embarazada muy pronto la pone a riesgo de tener complicaciones, como el parto prematuro.

Pero, ¿qué pasa si queda embarazada nuevamente antes de los 18 meses después de haber tenido un parto? ¿Qué pasos debe tomar para tener un embarazo sano y reducir su riesgo de complicaciones? Mire los siguientes puntos:

Tome una multivitamina con ácido fólico: El ácido fólico es muy importante porque ayuda a prevenir defectos de nacimiento del cerebro y la médula espinal llamados defectos del tubo neural. Toda mujer en edad fértil debe tomar una multivitamina todos los días con al menos 400mcg de ácido fólico antes del embarazo. Durante el embarazo, debe tomar una vitamina prenatal con 600 microgramos de ácido fólico todos los días. El hierro es igual de importante durante el embarazo. Por lo general, las mujeres necesitan 27 miligramos de hierro diariamente en el embarazo. La mayoría de las vitaminas prenatales tienen esa cantidad.

Empiece su cuidado prenatal temprano: Llame a su profesional para programar su primer chequeo prenatal en cuanto sepa que está embarazada. Recibir cuidados prenatales temprano y con frecuencia puede ayudarle a tener un embarazo sano y un bebé a término completo. No deje de ir a sus citas.

No use sustancias dañinas: No fume, beba alcohol ni use drogas ilegales durante el embarazo. Si ha consumido cualquiera de estas sustancias y necesita ayuda para dejarlas, hable con su profesional de la salud. No tema hablar de temas personales. Su profesional necesita conocerla bien para poder brindarle la mejor atención médica y ofrecerle la ayuda adecuada a tiempo.

Esté atenta a síntomas y señales de advertencia: Los malestares son comunes durante el embarazo. Es posible que tenga diferentes malestares de un embarazo a otro. Sin embargo, cuando los malestares son severos, dolorosos, o afectan su vida diaria, puede que sea algo de advertencia. Mantenga un record de sus síntomas y conozca las señales de advertencia de un parto prematuro.

Si desea tener otro bebé en el futuro, use un anticonceptivo para ayudarle a esperar al menos 18 meses entre el parto y quedar embarazada otra vez. Hable con su profesional de la salud sobre el anticonceptivo apropiado para usted.