Archivo de la categoría "Embarazo"

Vacunarse contra tos ferina en el embarazo comprueba protección extraordinaria para el bebé

4 de Octubre, 2017 por Azalia

La tos ferina, también conocida como todos convulsiva o pertussis, es una condición muy seria para los bebés. Los bebés recién nacido no tienen protección contra esta enfermedad y dependen de que su mamá se vacune en el embarazo para evitar contagiarse en esas primeras semanas de vida. Por ello toda mujer embarazada necesita recibir la vacuna del Tdap entre la semana 27 a 36 del embarazo para proteger a su bebé.

Un reciente estudio publicado en Clinical Infectious Disease confirma que cuando las mujeres embarazadas reciben la vacuna del Tdap en el tercer trimestre se previene, hasta un 78%, los casos que de tos ferina en bebé de hasta dos meses. Esto se considera una protección increíble y son noticias que debemos compartir para demostrar que esta vacuna puede evitar serias complicaciones en el bebé. Sin embargo el reto más grande que tenemos es que solamente el 49% de las mujeres embarazadas en este estudio recibieron la vacuna.  Queremos exhortar a todas las mujeres embarazadas a que le transmitan este gran beneficio a sus bebés al recibir la vacuna del Tdap. También es recomendable que toda persona que esté en contacto con el bebé recién nacido reciba esta vacuna. Esto incluye el padre, los hermanos y las personas que vayan a visitar o cuidar al bebé.

La tos ferina es una enfermedad muy seria. Cuando un bebé se contagia con esta condición puede causar una tos violenta y muy fuerte. Las personas que han visto a un bebé con esta condición explican que es muy desesperante ver al bebé toser constantemente. La tosferina es mucho más peligrosa en los bebés menores de un año, alrededor de la mitad de sus bebés necesitan atención médica en el hospital. En algunos casos al complicaciones muy serias, incluyendo respiración lenta o que se detiene, convulsiones, o infección pulmonar.

Vea la información del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades 

Es tiempo de vacunarse contra la influenza

29 de Septiembre, 2017 por Juviza

La influenza (también llamada flu, en inglés) no es tan solo goteo nasal y dolor de garganta. La influenza puede hacerla sentir muy mal y puede ser muy perjudicial si se contagia durante y justo después del embarazo.

La influenza se transmite fácilmente de persona a persona. Cuando alguien enfermo con influenza tose, estornuda o habla, el virus se disemina por el aire. Las complicaciones de salud causadas por la influenza, como la neumonía, pueden ser graves e incluso mortales, en especial si está embarazada. Esto es porque el embarazo afecta su sistema inmunitario. Durante el embarazo su sistema inmunitario está debilitado. De hecho, las embarazadas que se enferman con influenza corren mayor riesgo de tener un parto prematuro y que el bebé nazca prematuro, que aquellas que no se enferman.

La mejor forma de protegerse es vacunándose. Las mujeres embarazadas, las que amamantan, las que acaban de tener un bebé, las que planifican quedar embarazada, y los bebés de 6 meses o más deben vacunarse. Para la mayoría de las mujeres embarazadas es seguro recibir la vacuna contra la influenza. Avise a su profesional de la salud si tiene cualquier alergia severa o ha tenido una reacción alérgica a una vacuna contra la influenza.

La temporada de la influenza comienza en octubre y termina en mayo. Eso quiere decir que son los meses donde hay más posibilidad de enfermarse. Usted y su familia obtendrán el mejor beneficio al vacunarse a tiempo, es decir al comienzo de la temporada. Sin embargo, es seguro recibir la vacuna en cualquier momento del embarazo. Todavía está a tiempo para vacunarse. Es importante vacunarse cada año, porque la vacuna de la temporada pasada no protege contra la influenza de esta temporada. Ya dicho, es importante saber que la vacuna contra la influenza en aerosol nasal NO se debe usar durante el embarazo, solo debe aplicarse la inyectable. Si recibe la vacuna en atomizador nasal antes de quedar embarazada, espere al menos 4 semanas antes de intentar el embarazo.

Cuando la mujer embarazada se vacuna, la inmunidad que recibe la protege no tan solo a ella, sino que también a su bebé, por los primeros meses de vida. Este es un periodo muy importante donde el bebé es muy susceptible a enfermarse por influenza. Si tiene preguntas sobre la vacuna no dude en hablar con su profesional de la salud.

¿Qué cuidados debo tener si estoy embarazada otra vez?

13 de Septiembre, 2017 por Juviza

Si ya es mamá pero desea tener otro bebé, se recomienda esperar al menos 18 meses entre el parto y quedar embarazada otra vez. El embarazo es un periodo de grandes cambios y su cuerpo necesita tiempo para recuperarse. Por ejemplo, después de tener un bebé, su cuerpo posiblemente no tenga suficientes cantidades de ciertos nutrientes como el ácido fólico. Adicionalmente, quedar embarazada muy pronto la pone a riesgo de tener complicaciones, como el parto prematuro.

Pero, ¿qué pasa si queda embarazada nuevamente antes de los 18 meses después de haber tenido un parto? ¿Qué pasos debe tomar para tener un embarazo sano y reducir su riesgo de complicaciones? Mire los siguientes puntos:

Tome una multivitamina con ácido fólico: El ácido fólico es muy importante porque ayuda a prevenir defectos de nacimiento del cerebro y la médula espinal llamados defectos del tubo neural. Toda mujer en edad fértil debe tomar una multivitamina todos los días con al menos 400mcg de ácido fólico antes del embarazo. Durante el embarazo, debe tomar una vitamina prenatal con 600 microgramos de ácido fólico todos los días. El hierro es igual de importante durante el embarazo. Por lo general, las mujeres necesitan 27 miligramos de hierro diariamente en el embarazo. La mayoría de las vitaminas prenatales tienen esa cantidad.

Empiece su cuidado prenatal temprano: Llame a su profesional para programar su primer chequeo prenatal en cuanto sepa que está embarazada. Recibir cuidados prenatales temprano y con frecuencia puede ayudarle a tener un embarazo sano y un bebé a término completo. No deje de ir a sus citas.

No use sustancias dañinas: No fume, beba alcohol ni use drogas ilegales durante el embarazo. Si ha consumido cualquiera de estas sustancias y necesita ayuda para dejarlas, hable con su profesional de la salud. No tema hablar de temas personales. Su profesional necesita conocerla bien para poder brindarle la mejor atención médica y ofrecerle la ayuda adecuada a tiempo.

Esté atenta a síntomas y señales de advertencia: Los malestares son comunes durante el embarazo. Es posible que tenga diferentes malestares de un embarazo a otro. Sin embargo, cuando los malestares son severos, dolorosos, o afectan su vida diaria, puede que sea algo de advertencia. Mantenga un record de sus síntomas y conozca las señales de advertencia de un parto prematuro.

Si desea tener otro bebé en el futuro, use un anticonceptivo para ayudarle a esperar al menos 18 meses entre el parto y quedar embarazada otra vez. Hable con su profesional de la salud sobre el anticonceptivo apropiado para usted.

¿Son normales mis síntomas de embarazo?

28 de Agosto, 2017 por Juviza

Los malestares como dolor de espalda y fatiga son comunes durante el embarazo y no deben preocuparla. Pero cuando los malestares son severos, dolorosos, o afectan su vida diaria, puede que sea algo de advertencia. Entonces, ¿cómo saber si el malestar o síntoma que tiene es normal, o si es algo que necesita atención médica?  Mire la siguiente guía:

  • Dolores abdominales o cólicos: A principios del embarazo estos dolores pueden ser a causa de la implantación del óvulo fertilizado. Más adelante pueden ocurrir porque los músculos y ligamentos del útero se van estirando. Si los dolores son fuertes, empeoran, o no desaparecen, debe discutirlo con su profesional de la salud.
  • Sangrado: Se estima que hasta la mitad de embarazadas tienen un poco de manchado o sangrado durante el embarazo. Temprano en el embarazo esto ocurre por los cambios en el cuello uterino o cambios hormonales. Pero podría también ocurrir después de tener relaciones sexuales. Ya dicho esto, un manchado o sangrado que es intenso, con dolor, o sangrado en el segundo o tercer trimestre, podría indicar que hay un problema más serio, como insuficiencia cervical.
  • Dolores de cabeza o hinchazón: Éstos suelen ser causados por las hormonas del embarazo y la tensión del cuerpo por el peso extra durante todo el embarazo. Dado que su cuerpo produce más líquido durante el embarazo, particularmente en los últimos meses, puede tener hinchazón leve. Sin embargo, los dolores de cabeza intensos durante el embarazo y la hinchazón de las piernas, cara, y manos podrían ser señal de preeclampsia.
  • Orinar con frecuencia, flujo vaginal, o presión pélvica: El peso de su bebé al crecer presiona sobre su vejiga y pelvis. Esto puede causar incomodidad. Los cambios en la vagina y en el cuello uterino pueden causar aumento en el flujo vaginal. Si siente dolor al orinar, ardor, o tiene flujo vaginal que tiene mal olor, comuníqueselo a su profesional de la salud, ya que esto podría ser una señal de una infección (esto puede dar lugar al parto prematuro). Presión pélvica acompañada de otros síntomas antes de la semana 37 de embarazo, pudiera ser una señal de parto prematuro.

Usted puede mantener registro de sus síntomas para estar al tanto de los cambios que note en su cuerpo. Lo mejor es ser precavida y comunicarle sus dudas a su profesional de la salud. No tiene que esperar hasta su próxima visita prenatal para hablar sobre cualquier síntoma que la preocupe.

El embarazo, los parques de diversiones y los conciertos

21 de Agosto, 2017 por Azalia

 

Antes de ir a un parque de diversiones o a un concierto sepa cómo puede mantenerse segura.

Parques de diversiones

Los parques de diversiones tienen muchas atracciones. Usted puede visitarlos, pero debe tener ciertas precauciones en el embarazo. Por ejemplo, las montañas rusas u otras atracciones que provocan o causan que haya movimientos bruscos y repetitivos que son peligrosos en el embarazo. Éste tipo de movimiento es similar al que se se produce en un accidente de auto y se cree que estos pueden causar que la placenta se despegue del útero. El desprendimiento de la placenta es una condición muy seria. Lo mejor es que posponga las montañas rusa u otro tipo de atracciones similares en el embarazo. Tampoco participe en atracciones que le causen miedo o donde se pueda caer. La mayoría de los parques tiene una advertencia para las mujeres embarazadas en las atracciones que son contraindicadas. Si va a un parque acuático, usted puede utilizar la alberca o piscina. Los toboganes en donde se puede deslizar a velocidades rápidas, es mejor posponerlos hasta luego del embarazo. Siempre consulte estos temas con su proveedor de cuidados de prenatales.

Conciertos 

Los conciertos musicales son un ambiente de mucho ruido, por ello debe tener precaución. En el vientre, su bebé está en un saco de líquido amniótico que amortigua o reduce los ruidos del ambiente. Esto lo protege parcialmente. De forma general se puede decir que puede ir a un concierto, pero debe evitar  estar cerca de amplificadores o bocinas donde el ruido es mayor. Tampoco es recomendado que vaya frecuentemente a conciertos, para evitar la exposición continua. Considere además lo siguiente, su bebé comienza a escuchar en el segundo trimestre del embarazo, pero no es hasta el tercer trimestre que su bebé es más sensitivo a los ruidos del ambiente.  Es decir, en el tercer trimestre la exposición al ruido es más fuerte para el bebé que lo que sería al principio del embarazo.

La exposición constante a un ambiente bien ruidoso (por ejemplo en el trabajo) puede afectarle a la audición del bebé en el vientre. El ruido excesivo y constante también puede causar estrés que pudiera afectar el crecimiento del bebé. Siempre hable con su proveedor de cuidados de prenatales sobre estos temas.

 

Cómo cuidarse en el trabajo durante el embarazo

18 de Agosto, 2017 por Azalia

Puede que usted se pregunte si su ambiente de trabajo es seguro durante el embarazo. Primeramente debe reconocer que el ambiente de trabajo puede presentar exposiciones que son significativas. Dado que la persona pasa mucho tiempo en su trabajo y muchas veces repitiendo actividades y exposiciones, estas pueden tener un impacto en la salud. Por ello es importante asegurarse que el ambiente de trabajo seguro, especialmente durante el embarazo.

Las radiaciones 

La radiación ionizante no es segura en el embarazo, por lo cual se debe evitar. Si usted necesita tomar radiografías o estar en contacto con pacientes que han utilizado yodo radiactivo, es probable que deba seguir medidas de seguridad muy específicas, especialmente si está embarazada. Debe hablar con su empleador para que le ayude con guías a seguir para mantenerse segura durante el embarazo. También debe consultar con su proveedor de cuidados de la salud.

Los salones de belleza

En los salones de belleza y en los salones de uñas, existe el potencial de exposición a diferentes químicos. Éstos químicos pueden pasar la leche materna y también se pueden llevar al hogar porque están en contacto con la piel, la ropa y los zapatos. Hay ciertas recomendaciones que se pueden seguir para disminuir la exposición a estos químicos. Puede leer la hoja informativa de los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades donde se detalla esto.

 Laboratorios, hospitales y centros de salud

Los laboratorios y los hospitales presentan el riesgo de que la mujer se pueda contaminar con agentes infecciosos. Debe utilizar guantes mascarillas y otros equipos de protección que sean necesarios para mantenerse segura. Su empleador debe tener una lista de las medidas a seguir para evitar contagio con material biológico.  Puede leer también nuestra hoja informativa del Zika y el embarazo donde se habla de precauciones recomendadas para evitar contagio por Zika en el trabajo.

Temperaturas altas y cocinas

Las exposiciones a calor extremo pueden ser peligrosas para la mujer y para su embarazo. Es importante que la temperatura de su cuerpo nunca sobrepase los 39 °C (102.2 °F). Si el calor es extremo usted puede sufrir de deshidratación, fatiga, sofocos y hasta podría desmayarse. Las mujeres embarazadas son más susceptibles al calor extremo por eso debe tener cuidado. Tome agua, tome descansos y pida que le den un acomodo en su trabajo si el calor es muy fuerte.

Cosas qué debe o no debe hacer en el embarazo

16 de Agosto, 2017 por Juviza

Algunas embarazadas, especialmente primerizas, podrían sentirse abrumadas con todas las recomendaciones y sugerencias que leen o reciben. A continuación proveemos una lista de recomendaciones importantes que le podría ayudar a navegar esta etapa de grandes cambios y mantenerse informada:

Atienda todas sus visitas prenatales: Vaya a todos sus chequeos prenatales aunque se sienta bien. Recibir cuidados prenatales temprano y con frecuencia puede ayudarle a tener un embarazo sano y un bebé a término completo.

Vacúnese: Las vacunas pueden ayudar a proteger a usted y a su bebé contra ciertas infecciones durante el embarazo. Éstas ayudan a mantener a su bebé a salvo de infección durante los primeros meses de vida hasta que reciba sus propias vacunas. La vacuna de la influenza y la vacuna Tdap (ésta protege contra la tos ferina) son dos vacunas recomendadas durante el embarazo.

Haga algo activo todos los días: Las embarazadas sanas necesitan al menos alrededor de 30 minutos por día de ejercicio. Puede ayudarle a prevenir problemas de salud como la preeclampsia y la diabetes gestacional. Con la aprobación de su profesional de la salud, hacer ejercicio durante el embarazo es seguro para usted y su bebé.

No ignore síntomas de advertencia: Aunque durante el embarazo ocurren varios cambios en el cuerpo, si usted tiene sangrado vaginal, dolores abdominales fuertes, hinchazón repentina, u otro síntoma fuera de lo común, llame a su profesional de la salud.

No fume, beba alcohol, o use drogas ilegales: El humo del tabaco, el alcohol y las drogas ilegales pueden pasar directamente al bebé a través de la placenta y el cordón umbilical. Esto puede provocar problemas serios durante el embarazo, incluyendo una pérdida, defectos de nacimiento o un nacimiento prematuro.

No tome medicamentos por su propia cuenta: Hable con su profesional de la salud antes de tomar cualquier medicamento, suplemento o producto herbal. Ciertos medicamentos pueden causar problemas serios si se toman durante el embarazo.

Igual de importante es mantener una comunicación abierta con su profesional de la salud. Si no está segura de algo, o si tiene complicaciones y desea saber lo que debe hacer para mantener su embarazo y bebé saludable, no dude en preguntarle a su proveedor de cuidados prenatales.

 

Conozca qué vacunas puede recibir durante y antes del embarazo

7 de Agosto, 2017 por Azalia

Agosto es el Mes Nacional de Concienciar sobre las Inmunizaciones (NIAM, por sus siglas en inglés). Toda mujer debe tener sus vacunas al día, antes y durante el embarazo.

  • Antes de quedar embarazada asegúrese que está al día con todas sus vacunaciones. Su médico puede verificar esto en una visita preconcepcional, es decir, la visita médica que se hace ANTES de quedar embarazada.
  • Es muy importante que esté al día antes del embarazo con la vacuna triple vírica que la protege contra el sarampión, paperas y rubéola (SPR, en español; MMR, en inglés). La infección por rubéola en las mujeres embarazadas puede causar defectos de nacimiento graves en el bebé. Esto trae consecuencias devastadoras para el bebé por el resto de su vida, y hasta puede causar la muerte.
  • Las vacunas que contienen virus vivos atenuados, como la triple vírica o MMR, se deben aplicar al menos UN MES antes del embarazo.
  • Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recomiendan que todas las mujeres embarazadas reciban una vacuna contra la tos ferina, llamada Tdap, entre 27 y 36 semanas de cada embarazo. Esta vacuna le ayudará a proteger a su bebé contra la tos ferina en los primeros meses de vida, periodo en el cual es demasiado pequeño para ser vacunado. La tos ferina puede ser muy grave para los bebés, y puede provocar que dejen de respirar e incluso morir. Alrededor del 80 por ciento de los bebés que contraen la  tos ferina es de su madre u otro miembro de la familia. Vacúnese para que proteja a su bebé.
  • Todas las mujeres embarazadas o que planean quedar embarazadas durante la temporada de la influenza pueden recibir la vacuna contra la influenza. La vacuna puede ayudar a protegerla contra la influenza y evitar que la contagie a otras personas. También puede ayudar a proteger a su bebé durante el embarazo y los primeros meses de vida hasta que tenga la edad suficiente para que lo vacunen. Es menos probable que los bebés nacidos de mujeres que se vacunaron durante el embarazo se enfermen por la influenza.

¿Cuánto sabe sobre las vacunas y el embarazo? Conteste este cuestionario y compruebe sus conocimientos.

¿Debe o no usar medicamentos en el embarazo?

24 de Julio, 2017 por Azalia

Pregnant woman with doctor

Muchas mujeres se hacen esta pregunta, ¿es seguro usar medicamentos en el embarazo? La respuesta no es sencilla. La mayoría de las veces es difícil poder saber si un medicamento es seguro o no en el embarazo.

Por razones éticas los estudios clínicos que se hacen antes de aprobar el uso de un medicamento, excluyen a las mujeres embarazadas. Esto quiere decir que la forma usual de saber si una medicina afecta el embarazo o no es cuando se reportan problemas. Hay veces que es difícil poder saber si los problemas reportados son realmente a causa del medicamento que la mujer tomó o si se deben a otra causa. Es una tarea difícil la de corroborar la seguridad de los medicamentos en el embarazo.

A pesar de que puede ser complicado poder conocer la seguridad de los medicamentos en el embarazo, los médicos conocen de algunos medicamentos que son seguros, esto porque se han utilizado con frecuencia comprobando su seguridad. Esta lista es mas bien corta en comparación a la lista de medicamentos que no se conoce su seguridad en el embarazo. Mientras sea posible su profesional de la salud debe escoger un medicamento que tenga seguridad comprobada en el embarazo, pero esto no siempre se puede lograr. Por ello el profesional de la salud debe hacer una evaluación de riesgos y beneficios.

¿Qué presenta mayores riesgos para él bebe/la madre, la condición médica o el medicamento?

Por ejemplo, los medicamentos para tratar el bajo nivel de la hormona de la tiroides (hipotiroidismo) se consideran seguros en el embarazo, mientras que tener bajo nivel de la hormona tiroidea, puede ser muy peligroso para el bebé. Algunos efectos que se han observado cuando la mujer no recibe tratamiento para el hipotiroidismo son las discapacidades mentales, el riesgo de nacimiento prematuro, entre otros. En estos casos se sabe que el riesgo de la enfermedad es mayor que el uso del medicamento para el hipotiroidismo.

Pero en otros casos la respuesta puede ser más complicada. Por ejemplo, cuando una mujer tiene depresión el profesional de la salud debe evaluar si es necesario o no usar medicamentos. Ciertos medicamentos para la depresión pueden poner a riesgo al bebé (ej. defectos de nacimiento, bajo peso al nacer, nacimiento prematuro, entre otros.) Pero no todos los antidepresivos tienen los mismos riesgos. Además la depresión puede ser riesgosa para la madre y para el bebé.  La decisión de usar o no usar un medicamento para la depresión no es una sencilla. La mujer y su profesional de la salud deben discutir alternativas de tratamiento y el control de la condición.  La recomendación a seguir es la siguiente: Si está tomando un antidepresivo y descubre que está embarazada, no deje de tomarlo sin hablar primero con su profesional de la salud.

Haga preguntas si le recetan un medicamento. Pregunte cuáles son los riesgos al usarlo. Pregunte los riesgos para usted y su bebé si no usan medicamentos. Pregunte si existe un medicamento más seguro al que usa actualmente. Anote todas sus preguntas, para que no se le olviden.

Tome medicamentos SOLO bajo supervisión médica. Conozca si está o no embarazada antes de usar un medicamento.

Consejos para dormir mejor durante el embarazo

20 de Julio, 2017 por Juviza

Pregnant woman resting on her left side

“¡Duerme y descansa ahora, porque cuando nazca el bebé no vas a dormir para nada!”.

Toda mujer embarazada probablemente ha escuchado este consejo, pero la realidad es que conciliar el sueño y sentir que ha dormido lo suficiente no siempre es algo fácil para una embarazada. La dificultad en dormir es una de las molestias más comunes durante el embarazo.

Los cambios físicos y hormonales que ocurren durante el embarazo son bastantes. Éstos causan muchos de los malestares del embarazo, como náuseas, vómitos, y acidez, que sin duda pueden afectarle a la hora de dormir. Por igual, a medida que progresa el embarazo nuevos malestares aparecen (como dolor de espalda u orinar con frecuencia) que también interrumpen el sueño. Hasta podría sentir insomnio.

Si usted está teniendo problemas para dormir, lea los siguientes consejos:

  • Al menos que su profesional de la salud le haya dicho lo contrario, haga un poco de ejercicio diariamente. Hacerlo puede ayudar aliviar los malestares como dolor de espalda y puede ayudarle si siente estrés (una causa común del insomnio).
  • Si sufre de acidez, coma su última comida varias horas antes de acostarse.
  • Para reducir el número de veces que se levanta a orinar, evite tomar líquidos 3 horas antes de acostarse.
  • Tome un baño o ducha tibia antes de acostarse. Esto puede ayudarle a sentirse más relajada.
  • Acuéstese cuando esté cansada. No vea televisión ni use dispositivos electrónicos (como su teléfono móvil) en la cama. La luz de las pantallas puede afectar su sueño.
  • Trate de dormir de lado izquierdo. Dormir de esta forma puede ayudarle aliviar el dolor de espalda y otros malestares.

Recuerde, nunca tome medicamentos para dormir o productos a base de hierbas. Si tiene mucha dificultad en dormir bien, hable con su profesional de la salud.