¿Puede usted ayudar a prevenir el labio leporino?

7 de julio, 2017 por Azalia

premature-baby

Como madre siempre queremos lo mejor para nuestros hijos. Hay veces que usted puede tomar precauciones para ayudar a prevenir los defectos de nacimientos. Otras veces no se puede lograr. Pero lo más importante es que usted haga todo lo posible porque su embarazo y bebé sean sanos.

No siempre se puede prevenir el labio leporino y el paladar hendido en su bebé. Pero hay cosas que puede hacer para ayudar a reducir el riesgo:

  • Tome ácido fólico. El ácido fólico es una vitamina que ayuda a prevenir defectos del nacimiento. Antes de quedar embarazada, tome una multivitamina que contenga 400 microgramos de ácido fólico todos los días. Durante el embarazo, tome una vitamina prenatal con 600 microgramos de ácido fólico todos los días.
  • No fume ni beba alcohol. El alcohol incluye cerveza, vino y bebidas alcohólicas fuertes. Ninguna cantidad de alcohol es segura en el embarazo. Manténgase alejada de personas que fuman y no permita que fumen en su casa o en su auto.
  • Hágase un chequeo preconcepcional. Es un chequeo médico antes del embarazo para asegurarse de tener buena salud cuando quede embarazada.
  • Logre un peso sanoantes del embarazo y hable con su profesional de la salud sobre cuál es el peso sano que conviene aumentar durante el embarazo.
  • Hable con su profesional de la salud para asegurarse de que los medicamentos que toma sean seguros para el embarazo. Quizás deba dejar de tomar un medicamento o cambiar a otro que sea seguro durante el embarazo. No deje de tomar ningún medicamento sin consultar primero con su profesional de la salud.
  • Cuando quede embarazada, empiece su cuidado prenatal temprano y hágalo con regularidad. El cuidado prenatal es la atención médica que usted recibe durante el embarazo.
  • Protéjase de las infecciones. Hable con su profesional de la salud para asegurarse de que sus vacunas estén al día, en especial la de la rubéola. Las vacunas ayudan a protegerle de ciertas enfermedades. Manténgase alejada de la gente infectada. Lávese las manos con frecuencia.

Preeclampsia: Preguntas frecuentes

3 de mayo, 2017 por Azalia

pregnancy-complications

El mes de mayo se dedica a concienciar sobre la preeclampsia. La preeclampsia es una seria complicación que afecta a muchas mujeres en el embarazo y hasta aún después del parto. La preeclampsia es una de las causas principales de parto prematuro. Le presentamos algunas de las preguntas que más frecuentemente recibimos sobre este tema.

¿La volveré a padecer?

No es fácil poder predecir si usted tendrá preeclampsia o no en un próximo embarazo. Pero sí se sabe que las mujeres que han padecido preeclampsia son más propensas a desarrollarla nuevamente. Hay algunos factores de riesgos:

  • Mientras más temprano se presentó la preeclampsia, más riesgos hay de que ocurra en otro embarazo.
  • Tener sobrepeso, diabetes o enfermedades en los riñones o hipertensión.
  • Tiene un embarazo múltiple o concibió usando técnicas de reproducción asistida.

¿Por qué me dio preeclampsia?

Al día de hoy las causas de la preeclampsia siguen siendo desconocidas. Existen diferentes teorías, siendo las más reconocidas el rol que juega la placenta y que las mujeres con alta presión arterial crónica, diabetes , una enfermedad autoinmunitara como el lupus o el síndrome de antifosfolípidos y con obesidad tienen mayor riesgo de padecerla. Las mujeres que han tenido  preeclampsia en el pasado también tienen un riesgo mayor de que vuelva a suceder. Las mujeres que están embarazada de múltiples (mellizos, trillizos o más) también tienen mayor riesgo. No obstante puede ocurrirle a una mujer sin estas características.

¿Cuales son las señales de preeclampsia?

  • Hinchazón en las manos y la cara, especialmente alrededor de los ojos (la hinchazón de los pies es más común al final del embarazo y probablemente no es un signo de preclamsia)
  • Aumento de peso repentino (5 libras o más en una semana)
  • Dolores de cabeza fuertes (que no se le quita al tomar acetaminofén)
  • Visión borrosa, luces centelleantes, pérdida parcial o total de la vista
  • Náusea o vómitos, especialmente si son repentinos y luego de las 20 semanas de embarazo
  • Dificultad al respirar o jadeo
  • Dolor en la parte superior derecha del abdomen o el hombro, sensación de quemazón en la boca del estómago
  • Confusión o simplemente sentirse mal

¿Puedo volver a quedar embarazada si tuve preeclampsia en el pasado?

Algunos médicos le recomiendan a la mujer no volver a quedar embarazada, especialmente si tuvo preeclampsia severa. Muchas veces por ser precavidos y evitar consecuencias serias. Pero la verdad es que puede ser difícil determinar si usted debe o no quedar embarazada nuevamente. Es posible que hasta un médico especialista no pueda saber con exactitud qué tan serios son los riesgos de un futuro embarazo. Si a usted le hacen esta recomendación es importante que viste a un médico especialista en salud materno-fetal y en preeclampsia o en embarazos de alto riesgo para que le hagan una evaluación.

Si tengo preeclampsia, ¿puedo tener un parto vaginal?

Sí. El parto vaginal puede ser mejor que la cesárea  si tiene preeclampsia. El parto vaginal evita el estrés de la cirugía. La epidural para manejar el dolor durante el parto es segura para la mayoría de las mujeres con preeclampsia siempre y cuando la sangre pueda coagularse normalmente.

La anorexia, bulimia y otros trastornos alimentarios

13 de marzo, 2017 por Azalia

Contemplative woman

La bulimia y la anorexia son trastornos de alimentación que afectan seriamente la vida de una persona. Cuando ocurre la bulimia, la anorexia o los atracones de comidas frecuentes, también ocurren otros problemas mentales. Por ejemplo la ansiedad y la depresión son condiciones que pueden co-existir. Es importante reconocer esto, ya que para establecer un tratamiento correcto hay que conocer la raíz de estos problemas.

Las personas con estos trastornos tienen problemas al aceptarse tal y como son. A veces piensan que están muy sobrepeso, cuando no lo están; pueden tener temor intenso en aumentar de peso o comen para aliviar sus emociones y no porque tienen hambre. Hay diferentes razones por las cuales se afecta la relación que una persona tiene con su alimentación. Hoy día tenemos mucha presión en los medios y grupos sociales sobre nuestra apariencia física. Esto altera nuestro estado mental y por consecuente puede afectar la alimentación y los sentimientos relacionados al peso y a la comida.

El embarazo y los trastornos alimentarios

  • Los trastornos de la alimentación pueden causarle más dificultad para quedar embarazada. Durante el embarazo pueden ocasionarle problemas a su bebé, como el nacimiento prematuro.
  • Si tiene un trastorno de la alimentación y está pensando en quedar embarazada, hable con su profesional para ver si puede mejorar sus probabilidades de quedar embarazada y tener un bebé sano.
  • Si está embarazada y tiene un trastorno de la alimentación, hable con su profesional de la salud sobre un plan de comidas para ayudarla a aumentar la cantidad adecuada de peso durante el embarazo.
  • Si tuvo un trastorno de la alimentación en el pasado, avísele a su profesional. Es común que esos trastornos se presenten otra vez durante el embarazo.

Es importante que si usted sospecha tener un trastorno alimentario que lo consulte con su profesional de la salud. Pregunte si pueden darle apoyo emocional y si es necesario un tratamiento para ayudarla a tener conductas sanas de alimentación y prevenir graves problemas de salud.

Para más información:

Trastornos de alimentación y el embarazo

Cómo le beneficia lograr un peso sano

3 de febrero, 2017 por Azalia

2013d030_5967_zps0d059e30

Tener un buen peso tiene muchas ventajas. Usualmente pensamos en vernos bien, pero un peso sano también le ayudará a sentirse bien  y con más confianza en sí misma. Sin embargo, la mejor razón para tener un peso sano va más allá de esto, es para ayudarle a evitar problemas de salud que afectan su salud reproductiva.

Estos son algunos ejemplos de los beneficios de tener un buen peso:

  • Le ayuda a tener un corazón sano.
  • Menos riesgo de padecer diabetes, antes y durante el embarazo.
  • La probabilidad de sufrir alta presión arterial es menor. Si tiene alta presión, bajar algunos kilos le ayudará grandemente a controlar su condición.
  • También tienen menos probabilidades de sufrir problemas durante el parto, como un bebé demasiado grande o parto por cesárea, que es una cirugía mayor.
  •  Problemas de salud para el bebé. Los bebés de madres con sobrepeso u obesas pueden enfrentarse a sus propios desafíos. Tienen mayor riesgo de: nacer prematuramente, tener ciertos defectos de nacimiento, necesitar atención especial en la unidad de cuidados intensivos neonatales (NICU) y ser obesos en la niñez.
  • Su fertilidad puede mejorar si usted logra un peso sano.

Riesgo de padecer diabetes gestacional

28 de marzo, 2016 por Azalia

glucose-gestational-diabetes

La  diabetes gestacional es una forma de diabetes que se desarrolla durante el embarazo. Suele desaparecer después del parto, pero el riesgo de padecer diabetes más adelante en su vida permanece. Al igual que otros riesgos para su  bebé. Por esto es importante que usted haga todo lo que pueda por prevenir la diabetes gestacional. Algunas mujeres tienen mayor riesgo de tener diabetes gestacional que otras, algunos riesgos se pueden controlar, mientras que otros no.

¿Quiénes tienen mayor riesgo de tener diabetes gestacional?

  • Mujeres mayores de 25 años.
  • Mujeres que tienen sobrepeso.
  • Mujeres latinas o hispanas.
  • Mujeres que tienen o tuvieron un familiar cercano (padres, hermanos o hermanas) con diabetes.
  • Mujeres que tienen prediabetes o que tienen la azúcar en sangre elevada, pero no al punto de tener diabetes todavía.
  • Mujeres que han tenido diabetes en un embarazo anterior o que han tenido un bebé que pesa más de 9 lbs (4,100 gramos) o un nacimiento sin vida.
  • Mujeres que padecen del síndrome de ovarios poliquisticos.

Qué puede hacer para disminuir el riesgo de tener diabetes gestacional.

  • Tenga un peso sano antes del embarazo. Si usted está muy sobrepeso, con que baje algunos kilos puede ser suficiente para que el riesgo disminuya.
  • Coma sano. Esto incluye porciones adecuadas y alimentos sanos.
  • Manténgase activa. Hacer ejercicio regularmente le puede ayudar a bajar de peso, evitar el estrés y sentirse mejor.
  • Hágase la prueba de la diabetes. Si usted tuvo diabetes en un embarazo anterior debe hacerse la prueba de la diabetes y hablar con su doctor sobre este tema.

Cómo perder peso después del embarazo: 5 pasos a seguir

4 de noviembre, 2015 por Azalia

Moms walking with babies

Con el nuevo bebé y las restricciones de tiempo en su nueva rutina, puede que piense que no tendrá tiempo para bajar el peso que ganó en el embarazo. Eso no es necesariamente cierto, usted puede lograr un peso sano, lo importante es que confíe en que puede hacerlo y que aprenda cómo hacerlo.

5 pasos que le ayudarán a bajar el peso que aumentó durante el embarazo:

  • Amamante a su bebé a tiempo completo. La lactancia quema calorías. Aproveche este momento único donde su cuerpo quemará aproximadamente las mismas calorías que cuando hace ejercicio intenso.
  • Manténgase físicamente activa. Sea realista con el tiempo que puede dedicarle a los ejercicios. Si no puede ir al gimnasio, no se preocupe, hay muchísimos ejercicios que puede hacer en casa, claro está, una vez se haya recuperado del parto o cesáreaActividad física significa mover su cuerpo, así sean 20 minutos caminando en casa con su bebé en brazos o mientras ve un poco de tele. Puede salir al parque o de tiendas con su bebé y caminar. Invite a una amiga. Haga yoga, levantamiento de pesas u otro tipo de ejercicio que le guste y pueda ajustarse a su horario. Saque el tiempo para hacerlo.
  • Modere su alimentación. No crea que hacer ejercicio le da luz verde de comer todo lo que quiera. Tampoco es el momento de restringir demasiado su alimentación, si es que está amamantando. Haga sus tres comidas cada día y coma meriendas sanas como frutas, yogur, verduras, etc. Mire su plato y asegúrese que la mitad sean verduras, una cuarta parte proteínas (pescado, aves, carnes, frijoles) y la otra cuarta parte carbohidratos (pasta, arroz, papas).
  • Aprenda a controlar sus porciones. Use su mano como guía. La palma de su mano es la cantidad de proteínas (ej. aves, pescado, carnes, frijoles), el puño de mano los carbohidratos (pasta, arroz, panes, maíz) y la mitad de su dedo grueso es el tamaño de aceites y grasa (aderezo, cremas, mantequilla, aceite, etc).
  • Evite ciertos alimentos. Por ejemplo aquellos que son fritos (papas fritas), con salsas o cremas altas en grasas (salsa alfredo o de queso), cantidades excesivas de queso o grasa (pizza con carnes muy grasosas). Limite los postres a solo uno o dos a la semana. Elimine por completos los refrescos de soda o cualquier otra bebida azucarada (limonadas, jugos artificiales o naturales preparados con azúcar). Tome mucha agua. Sustituya el pan dulce y los productos de repostería por un desayuno completo, como huevos y avena.

Una de las claves para mantener un peso sano a través de los años, es seguir hábitos de alimentación que sean sanos, pero en los cuales usted no se sienta con demasiadas restricciones. Hable con un especialista en nutrición si necesita ayuda para lograr un peso sano.

Parto prematuro: ¿puede disminuir el riesgo de que vuelva a suceder?

2 de noviembre, 2015 por Azalia

nurse measuring blood pressure

No se sabe a ciencia cierta porqué ocurre el parto prematuro. Pero hay ciertos factores de riesgo que hacen que esto sea más probable. Un factor de riesgo es una razón conocida por la cual algo podría terminar mal. Algunos de los factores de riesgo son cosas que usted no puede cambiar, por ejemplo, haber tenido un bebé prematuro anteriormente. Pero hay otros factores de riesgo que usted puede controlar, como por ejemplo, dejar de fumar.

El riesgo de que tenga otro parto prematuro puede ser menos si:

  • Evita quedar embarazada demasiado pronto después de tener un bebé. Espérese por lo menos 18 meses entre el nacimiento del bebé y antes de quedar embarazada otra vez. De esta forma, su cuerpo tendrá tiempo de recuperarse. Si mantiene relaciones sexuales, y no está lista para quedar embarazada pronto, use un anticonceptivo. Consulte con su profesional antes de concebir de nuevo.
  • Controla ciertas condiciones de salud como alta presión arterial o diabetes. Consulte a su profesional antes de quedar embarazada otra vez. Pregunte qué tratamientos hay para sus problemas de salud.
  • Evita las infecciones durante el embarazo. Lávese las manos con agua y jabón después de ir al baño o de sonarse la nariz. Llame a su profesional si siente ardor cuando va al baño o si nota que tiene secreciones con olor fuerte o color raro (verde o muy amarillo). Protéjase al tener relaciones sexuales para no contraer una enfermedad de transmisión sexual.
  • Tiene un peso sano antes de quedar embarazada. Hable con su profesional sobre cómo lograr un peso sano antes del embarazo. Coma alimentos sanos y haga algo activo cada día. Cuando quede embarazada, hable con su profesional de la salud sobre cuánto peso debe aumentar durante el embarazo. Evite tener sobrepeso o estar baja de peso.
  • No fuma, bebe alcohol o usa drogas. Deje esto hábitos si cree que puede quedar embarazada. Aléjese de situaciones o lugares, como fiestas o bares, donde se vea tentada. Pregúntele  a su profesional si hay programas en su área que le ayuden a dejar estos hábitos.

Hable con su profesional de la salud sobre sus factores de riesgo. Aprenda lo más que pueda sobre lo que usted puede hacer para permanecer embarazada por más tiempo la próxima vez.

Cómo ayudar a sus niños a tener un peso sano

4 de septiembre, 2015 por Azalia

2013d030_5967_zps0d059e30

Ver a nuestros niños crecer nos llena de orgullo. Pudiera ser parte de nuestra cultura, pero nos hace sentir bien ver los rollitos en las piernas de los bebés. Y por otro lado, si vemos nuestros hijos muy delgados nos preocupamos.

La verdad es que a veces nuestra percepción nos lleva a enfatizar la sobrealimentación o quizás no nos damos cuenta si nuestros hijos están aumentando mucho de peso. Como madres debemos estar alerta a esto. Hoy día hay muchos problemas de sobrepeso infantil.

Cuando usted lleve a su bebé al pediatra pregunte si está en un buen peso. Su pediatra le dará una respuesta objetiva y que usted puede confiar. No compare a su bebé o hijo con otros niños.

Consejos para que sus niños tengan un buen peso:

  • Pregunte al pediatra sobre el crecimiento y peso de su bebé, confíe en lo que le diga.
  • Fomente actividades físicas con sus hijos todos los días. Vayan al parque, salgan al patio, trate de mantenerlos activos.
  • Siempre tenga frutas y alimentos sanos en el hogar (verduras, yogur sin azúcar, etc.), evite comprar golosina o bizcochos, pan dulce, pasteles, etc.
  • No compre refrescos gaseosos o sodas. Si le va a dar jugos a sus niños, limítelo a un vaso pequeño al día. El resto de los líquidos que tome debe ser agua.
  • Limite la cantidad de tiempo que pasa su niño frente a la tele, computadora o juegos electrónicos.
  • Pídale a su hijo que le ayude a preparar su merienda o comidas saludables. El hacerlo parte de la preparación lo ayuda a motivarse y a que acepte mejor los alimentos que usted le ofrece.

Diabetes y el riesgo de parto prematuro

11 de noviembre, 2014 por Azalia

P53_SR100148_08310_zps105e3b47

Las mujeres que tienen diabetes tienen un mayor riesgo de tener un parto prematuro. El mes de noviembre se dedica a concientizar sobre la diabetes, y sobre el nacimiento prematuro. Siguiendo estas recomendaciones usted puede ayudar a prevenir la diabetes lo cual le ayudará a eliminar este factor de riesgo para el parto prematuro.

Su riesgo de padecer diabetes es mayor si:

  • Alguien en su familia cercana (un hermano(a) o padres) padece diabetes usted tienen mayor riesgo de desarrollarla.
  • Es mayor de 40 años y es de raza Hispana.
  • Está sobrepeso, sobre todo si su cintura mide más de 80 cm (31.5 pulgadas).
  • Si padece de alta presión arterial.
  • Si usted tiene síndrome de ovarios poliquísticos.
  • Si en alguno de sus embarazos ha tenido diabetes gestacional o se le ha descontrolado la azúcar.
  • Si alguno de sus bebés ha pesado más de 10 lbs. (4.5 kilos).
  • Si alguna vez le han dicho que su azúcar en sangre está descontrolada.

La diabetes es una enfermedad prevenible. Aunque tenga algunos de estos factores de riesgo usted puede hacer lo siguiente para evitar padecerla o evitar que ocurra a una temprana edad.

  • Coma saludablemente. Aumente la cantidad de verduras que consume al día. Evite las golosinas, dulces, bebidas gaseosas o panes dulces y productos de repostería.
  • Baje de peso si está sobrepeso. Mientras más sobrepeso tenga mayor es el riesgo. Póngase metas alcanzables y visite una nutricionista o dietista que le ayude a lograrlo.
  • Haga algo activo todos los días o casi todo los días. Póngase como meta 30 minutos al día, por lo menos 5 veces a la semana.

La diabetes y la mujer hispana

15 de septiembre, 2014 por Azalia

2013d030_4755_zps7eb06c98

Como parte de la celebración del mes de la herencia hispana, celebremos también la buena salud. Para mantener la buena salud debemos cuidarnos de la diabetes, condición que afecta a muchos hispanos. Las mujeres latinas especialmente deben cuidarse de la diabetes, más aun si usted está embarazada o quiere quedar embarazada próximamente. Una de las formas de prevenir la diabetes es cuidando su peso. El sobrepeso puede causar diabetes tipo 2, la forma más común de diabetes en los adultos. Si usted está embarazada aumente solo el peso necesario. Para evitar el sobrepeso o aumentar demasiado de peso usted debe comer alimentos sanos. Por ejemplo verduras, frutas, frijoles, carnes, aves o pescados bajos en grasa. Tome leche descremada o libre de grasa. Al igual que el yogur y los quesos deben ser bajos en grasas. Haga algo activo todos los días. Una caminata, los quehaceres de la casa, correr, montar en bicicleta, hasta bailar, son ejemplos de formas de mantenerse activa. Tener alguien con quien ejercitarse puede ayudarle a motivarse, una amiga, su pareja o algún miembro de su familia. Casi todas las mujeres embarazadas pueden y deben hacer ejercicios, pero siempre es bueno corroborar esto con el proveedor de cuidados prenatales. La diabetes durante el embarazo se le llama diabetes gestacional. Esta es doblemente peligrosa, porque le afecta a usted y a su bebé. Este tipo de diabetes afecta a muchas mujeres latinas. Y causa serias complicaciones como:

La mejor  forma de prevenir la diabetes es teniendo un peso sano. Coma sano y ejercítese para lograrlo.  Hágalo por usted y por su bebé.