¿Por qué hay más nacimientos prematuros en las minorías?

28 de abril, 2017 por Azalia

12_zps20c65823

En los Estados Unidos, las tasas de parto prematuro, bajo peso al nacer y mortalidad infantil son más altas para los niños negros* y para los hispanos, que para no para los blancos*. Estas son noticias que son difíciles de entender. Sabemos que hay una explicación a ello, pero aún no entendemos del todo porque suceden estas disparidades. March of Dimes está trabajando arduamente y está apoyando investigaciones que se dedican específicamente a entender estas diferencias. Es nuestro compromiso, el de entender y finalmente ayudar a que todos los bebés nazcan sanos y a término, sin importar su raza.

Tasas de nacimiento prematuro para el 2013 en los EE.UU.

  • La tasa de nacimientos prematuros para la población en general fue de un 11.4%
  • Para los bebés negros* fue de 16.3%, para los bebés hispanos fue de 11.3% y la más baja fue para los bebés blancos* 10.2%

¿Qué significan estos números?

Primeramente la tasa de nacimiento prematuro para los bebés de raza negra es mucho más alta, con una diferencia muy significativa en comparación a todos los grupos y la población general. Para los bebés hispanos la tasa de nacimiento prematuro es mayor que para los bebés de raza blanca. Como en los EE.UU. muchos bebés nacen de mamás hispanas, esto contribuye a un gran número de bebés prematuros hispanos. Alrededor de 1 de cada 4 nacimientos prematuros en los Estados Unidos (23.2%) es un bebé hispano.

Aunque la tasa de nacimientos prematuros entre las mujeres hispanas está disminuyendo, esta disminución ocurre más lentamente que en la población blanca* y la población negra*. Pudiera ser que los avances, intervenciones y factores de protección no llegan a la población hispana de igual forma que llega al resto de la población. Esto crea un sin número de preguntas y muy pocas respuestas.

Los investigadores del Centro de Investigación de la Prematuridad de March of Dimes, Ohio Collaborative, están tratando de comprender mejor las disparidades en la salud. Ellos creen que hay una variedad de factores genéticos, ambientales y sociales que están involucrados en el parto prematuro. Entre ellos mencionan el estrés, la resiliencia (capacidad de adaptarse), la alimentación, el estilo de vida, las bacterias vaginales e intestinales. Esperemos que este y otros esfuerzos ayuden a que los bebés de todas las razas nazcan a término.

March of Dimes apoya la investigación, los programas comunitarios y las políticas de promoción que intentan reducir las disparidades en la salud para asegurarse de que todos los bebés tengan un comienzo sano.

*excluye los hispanos

Señales de problemas de fertilidad

26 de abril, 2017 por Juviza

Contemplative woman

Cada semana recibimos varias preguntas sobre temas relacionados con la fertilidad a nuestro buzón de correo electrónico, preguntas@nacersano.org. Si usted y su pareja han tenido problemas para tener un bebé es normal que sientan frustración, pero es importante que se informen bien y que busquen la ayuda adecuada. La siguiente guía puede ayudarle a identificar las señales de problemas de fertilidad:

  • Tiempo que lleva tratando: Normalmente, la mayoría de las parejas que tratan de concebir, lo logran en el periodo de un año, pero esto depende de varios factores. Si usted tiene menos de 35 años y ya tiene un año tratando de quedar embarazada, debe hablar con su profesional de la salud. Si usted tiene más de 35 años y no logra embarazarse después de 6 meses de haber empezado a intentarlo, debe de hablar con su profesional de la salud.
  • Ha tenido abortos espontáneos repetidos: Por lo general, el aborto espontáneo es algo aislado que sucede una sola vez. La mayoría de las mujeres que pierden el embarazo no tienen el mismo problema en otro embarazo. Sin embargo los problemas hormonales y el síndrome de ovario poliquístico son causas conocidas y ambos problemas afectan la fertilidad.
  • Problemas con el ciclo menstrual: La falta del periodo menstrual, periodos dolorosos, sangrado abundante (si se cambia su toalla higiénica muy frecuente), sangrado entre periodos, periodos muy frecuentes (le llega más de una vez en el mes) y periodos demasiado aparte (no le llega todos los meses), son señales que algo no anda bien.
  • Ya tiene un bebé pero no ha logrado concebir nuevamente: Esto podría ser una señal de algo conocido como la infertilidad secundaria. Este tipo de infertilidad se presenta en personas que han logrado al menos un embarazo en el pasado, pero que no logran quedar embarazadas nuevamente.

Si usted ha notado cualquiera de estas señales debe discutirlas con su profesional de la salud. Cabe mencionar que existen algunos factores de riesgo que pueden contribuir a los problemas de fertilidad, como as enfermedades de transmisión sexual, la edad, y el uso de sustancias dañinas como el cigarrillo y las drogas. Es igual de importante que usted discuta esto con su profesional también.

Semana Nacional de Inmunización Infantil

24 de abril, 2017 por Azalia

niiw-logo-color-spanish

 

La Semana Nacional de Inmunización Infantil se celebra cada año para enfatizar la importancia de proteger a su bebé contra 14 enfermedades que pueden ser muy peligrosas, pero totalmente prevenibles. Puede que estas enfermedades no sean familiares para usted esto gracias al éxito de la vacunación. Esta semana, del 22 al 29 de abril, celebre la Semana Nacional de Inmunización Infantil, aprenda sobre cómo proteger a su bebé a través de la vacunación.

Los centros para el Control y Prevención de las Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) en los EE.UU. recomiendan que siempre lleve a su niño a vacunar. Esta es la mejor forma de protegerlo, especialmente hoy día que se han registrados brotes de diferentes enfermedades, por ejemplo: tosferina, sarampión y paperas. Asegúrese que sigue las recomendaciones del calendario de vacunación. El mismo está diseñado para proteger a su bebé a una temprana edad, cuando son más vulnerables, y antes de que tenga exposición a enfermedades potencialmente mortales.

Tos ferina: Los brotes de tosferina (pertussis) son un ejemplo de la importancia de vacunar a todos los niños.  Durante el año 2015, se reportaron más de 18 000 casos de tos ferina a los CDC y se cree que este número será mayor en los años más recientes. En los bebés muy pequeños esta enfermedad puede ser mortal. Las muertes por tos ferina pudieran prevenirse si todos los bebés recibieran la primera dosis de DTaP a los 2 meses de edad, según el calendario de vacunación lo indica.

Sarampión: Es muy contagioso y peligroso. Una de las complicaciones del sarampión es la pulmonía. Esta es la causa más común de muerte por sarampión en niños pequeños, según Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés). Protéjase a usted y a su bebé recibiendo la vacuna contra el sarampión (MMR en los EE.UU.)

Paperas: Usted puede proteger a su bebé contra las paperas al vacunarlo con la vacuna triple vírica o MMR (protege contra el sarampión, las paperas y la rubéola). En la mayoría de los niños, las paperas son bastante leves. Sin embargo, pueden causar problemas graves como: la meningitis, sordera, encefalitis, entre otros.

Asegúrese que su bebé está al día con todas sus vacunas. Llame al pediatra o al centro de vacunación más cercano y aclare sus dudas. Siempre esté al tanto de cuando es el momento de ponerle las vacunas a su bebé y no falle a su cita.

Para más información:

Calendario de vacunación de los CDC (fácil de leer)

Cómo evitar la meningitis

21 de abril, 2017 por Azalia

Pediatrician with baby

La meningitis es una inflamación de las membranas del cerebro y la médula espinal. La meningitis puede ser una infección seria si no se trata a tiempo. La mejor forma de prevenir la meningitis es recibiendo las siguientes vacunas: Haemophilus influenzae tipo B y la del neumococo y la del meningococo.

Existen principalmente dos tipos de meningitis, bacteriana y otra de tipo viral. Por lo general la infección viral suele ser menos agresiva que la bacteriana. La bacteriana suele ser una emergencia médica y puede ser muy peligrosa. Las vacunas protegen contra ambas formas de meningitis, bacteriana y viral. Es importante que su bebé reciba todas sus vacunas en el tiempo indicado y que no falle con ninguna dosis.

Los bebés son principalmente vulnerables a este tipo de infección. El sistema inmunológico de un bebé apenas se va desarrollando y necesita recibir las vacunas que protegen contra la meningitis empezando desde los dos meses. La lactancia materna también le ofrece cierta protección a su bebé contra ciertas infecciones, es importante que amamante a su bebé para que ayude a fortalecer su sistema inmunológico, pero esto no sustituye la vacunación apropiada y a tiempo.

Algunos bebés y niños son más susceptibles que otros a padecer meningitis, por ejemplo, aquellos que padecen sinusitis frecuentemente, los que han tenido una lesión en la cabeza o fracturas del cráneo. Reconocer los síntomas de la meningitis y tratarla rápido (preferiblemente dentro de las primeras horas) ayuda a disminuir el riesgo de complicaciones serias, incluyendo la muerte. Esta enfermedad puede ser mortal en tan solo 24 horas.

Estos son los síntomas más comunes de la meningitis:

  • fiebre
  • disminución en el apetito
  • llanto que no se calma y que es fuerte (especialmente importante en bebé de menos de 12 meses)
  • dificultad para despertarse
  • convulsiones
  • salpullido
  • dolor de cabeza y espalda (se puede saber en niños de 2-5 años)
  • cuello rígido
  • sensibilidad a la luz
  • mareos
  • vomitos
  • frente hinchada

Estos síntomas pueden ser difíciles de reconocer en etapas tempranas, pero si usted tiene dudas u observa varios de ellos en su bebé, póngase en contacto con el doctor o lleve a su bebé a la sala de emergencia más cercana.

Cuando el bebé está en la NICU- el rol de papá

19 de abril, 2017 por Juviza

your-baby-in-the-hospital

Todo padre siente felicidad cuando nace su bebé. Pero cuando el bebé necesita quedarse en la unidad de cuidados intensivos neonatales (NICU), esto puede ser bastante estresante y puede causar varios diferentes sentimientos.

Es normal sentirse abrumado durante esta etapa y frustrado porque no sabe cómo ayudar a su bebé. Es también muy común sentir tristeza al ver a su bebé en la NICU y no en casa como todo papá lo planea. Seguramente su pareja estará pasando por muchas emociones fuertes también. Muchas veces los padres preguntan, ¿qué puedo hacer durante la estadía de mi bebé en la NICU? Los siguientes puntos pueden servirle de guía durante este momento difícil:

  • Si su pareja no puede ir a la NICU, vaya usted. Es posible que ella no pueda ir a la NICU, porque se siente cansada, incómoda o triste cuando pasa tiempo en la NICU. Usted puede ir a la NICU y pasar tiempo con su bebé. Esto también le ayuda a conocer al equipo médico que cuida de su bebé y darle oportunidad para preguntar sobre el progreso de su bebé. Comparta las buenas noticias que reciba con su pareja para animarla.
  • Ayude a su pareja con la leche materna para su bebé. Ayude a preparar los biberones, asegúrese de que la leche materna se almacene correctamente y llévela al hospital para que esté lista cuando su bebé la necesite.
  • Anime a su pareja de cuidar de sí misma. Quizás su pareja no esté descansando lo suficiente ni esté comiendo alimentos sanos. Usted puede traer una comida sana u ofrecerse a quedarse con su bebé para que ella pueda tomarse tiempo para sí misma.
  • La comunicación con su pareja es clave. Hable con su pareja. No tema decirle lo que usted siente. Por mucho tiempo que tengan juntos, es importante recordar que cada persona puede reaccionar de forma diferente y sentir diferentes emociones a la misma situación.
  • Decidan juntos la información que se sienten cómodos compartiendo con amigos y familiares. No es fuera de lo común que la madre se sienta responsable de la condición del bebé. Quizás no se sienta cómoda compartiendo ciertos detalles.
  • Hable con su jefe. Avísele sobre la condición de su bebé en caso de que usted deba dejar el trabajo inesperadamente o que tenga que atender llamadas del profesional de la salud de su bebé.

Es importante que el papá se cuide de sí mismo. El trastorno de estrés postraumático (PTSD) le puede suceder a cualquier persona expuesta o que ha sufrido una crisis o situación muy difícil. La experiencia en la NICU puede traumatizante (casi 60% de los padres corren riesgo para el PTSD). No tenga vergüenza de preguntarle al personal de la NICU que le ayude a buscar un consejero o grupo de apoyo.