Beneficios de la lactancia materna para mamá y para el bebé

30 de Agosto, 2017 por Azalia

En agosto celebramos  el Mes Nacional de la Lactancia Materna. La lactancia  es uno de los mejores regalos que usted le puede dar a su bebé y a usted. Sus beneficios son innumerables.

Beneficios para mamá

  • Ayuda a recuperarse luego del parto. Al amamantar se liberan hormonas que hacen que el útero se contraiga y pudiera disminuir la cantidad de sangrado posparto.
  • Más salud para usted. Las mujeres que lactan, tienen menos riesgo de padecer diabetes tipo 2, alta presión arterial, enfermedades del corazón, artritis reumatoides, colesterol elevado, cáncer del seno y de los ovarios.
  • Le ayuda perder el peso que ganó durante el embarazo. Al amamantar a su bebé usted puede quemar hasta unas 500 calorías adicionales cada día.
  • Sentirse realizada como mamá. La lactancia le presenta una oportunidad única de ofrecer a su bebé, alimento, salud, amor y establecer lazos afectivos y una conexión única con su bebé.
  • Conveniencia. Al salir de casa no tiene que preparar biberones y preocuparse de cómo calentarlos o mantenerlos a la temperatura correcta. Tampoco tiene que preocuparse por esto en las madrugadas cuando vaya alimentar a su bebé. Su leche está disponible y a la temperatura adecuada -todo el tiempo.
  • Ahorra dinero. La leche materna es gratuita a diferencia de la fórmula que puede costar cientos de dólares cada mes.
  • Proteger el ambiente. Cuando usted amamanta a su bebé produce menos desperdicios al ambiente, tales como plástico, envases vacíos de fórmula, etc.

Beneficios para su bebé

  • El sistema digestivo de su bebé se lo agradecerá. La leche materna es más fácil de digerir, por ello su bebé tendrá menos gas, estreñimiento y problemas con la alimentación. No tendrá que estar cambiando fórmulas, su leche es perfecta para su bebé.
  • Menos riesgo para su bebé del Síndrome de Muerte Súbita Infantil. Amamantar provee un factor protector para su bebé contra la muerte en la cuna.
  • La leche materna provee la alimentación de más alta calidad nutricional para su bebé. Provee tiene la cantidad óptima de grasas, proteínas, agua, minerales y nutrientes que su bebé necesita para crecer y desarrollarse.
  • Menos enfermedades para su bebé. La leche materna contiene anticuerpos que protegen a su bebé contra las infecciones de oído, diarrea, infecciones respiratorias y alergias, entre otras.
  • Es altamente beneficiosa para los bebés prematuros. La leche materna ayuda a reducir los riesgos de condiciones de salud a corto y largo plazo que pueden afectar a los bebés prematuros.
  • Seguridad, amor y protección. Al usted amamantar a su bebé, la cercanía a usted y el tiempo que pasan juntos hace que su bebé se sienta protegido, seguro y siente el amor que usted lo transmite. Es una experiencia verdaderamente única.

Poder ofrecer todos estos beneficios, para usted y su bebé, es algo verdaderamente maravilloso. Recuerde que si la lactancia es algo nuevo para usted y su bebé deben darse tiempo para que logren adquirir las destrezas necesarias para lograrlo con éxito. La práctica, paciencia, apoyo e información correcta serán claves para lograrlo. Confíe en su cuerpo y su bebé, ambos serán capaces de lograrlo.

 

Apoyo para las madres que amamantan

4 de Agosto, 2017 por Azalia

Uno de los mejores regalos que usted le puede dar a su bebé es el de amamantarlo.  Al amamantar a su bebé usted le provee a su bebé los nutrientes que lo hacen crecer y desarrollarse. Es algo maravilloso. Pero primeramente usted debe confiar que su cuerpo es capaz de lograr esto.

En el proceso de lactar a su bebé usted va a sentir dudas e incertidumbre. Esto simplemente quiere decir que esto es un proceso nuevo para ambos y como toda experiencia nueva, toma tiempo adaptarse y lograr que funcione como usted espera.

Qué apoyo usted puede necesitar o puede sugerir a amigos y familiares:

  • Pida a su pareja y familiares que le ayuden. Su pareja puede ayudarle al encargarse de todas las tareas, al menos las primeras 3-4 semanas, cuando hay que establecer la producción de leche.  Esto le permitirá a usted a concentrarse en su bebé y la lactancia. También le permite tener un poco de tiempo para descansar.  Descansar y el apoyo puede ayudarle muchísimo a lograr amamantar con éxito.
  • Es importante que no le critiquen. Muchas personas desean dar su opinión, y aunque tengan las mejores intenciones éstas pueden ser percibidas como críticas. Si alguien se le acerca y le hace un comentario que le hace sentir mal usted puede de forma elegante pero enfática decirles “gracias por querer ayudarnos, pero pienso que tenemos diferentes puntos de vista, pero gracias por preocuparte”
  • Si usted está teniendo problemas al lactar a su bebé no dude en consultar con expertos en este tema. Pregunte a su doctor o en un hospital acerca de cómo ponerse en contacto con un consultor en lactancia. Usted también puede comunicarse con la Línea de Asistencia Nacional sobre la Lactancia Materna. Ellos hablan en español y pueden ofrecerle ayuda gratuita, con solo una llamada telefónica. Llame al 1-800-994-9662. También puede preguntar en un foro dedicado a ayudar a madres lactantes, como la Liga de la Leche. Una amiga que haya tenido una buena experiencia y haya lactado varias veces, también puede servirle de apoyo, pero no dude en buscar ayuda profesional si los problemas persisten.
  • Informe en su trabajo que usted está amamantando a su bebé. Pida que le apoyen al ofrecer tiempo para que usted pueda extraerse la leche o para que usted pueda amamantar a su bebé.

Nuevas recomendaciones AAP: No jugos para bebés menores de un año

23 de Mayo, 2017 por Juviza

Baby eating carrots

La Academia Americana de Pediatría (AAP, por sus siglas en inglés) acaba de publicar nuevas recomendaciones acerca del consumo de jugo hecho 100% de frutas para los bebés y niños. A continuación puntos claves sobre el nuevo reportaje:

  • La AAP recomienda no darle jugo a niños menores de 1 año, al menos haya una razón médica (por ejemplo, para ayudar con el estreñimiento).
  • Los niños de entre 1 a 3 años de edad no deben consumir más de 4 onzas de jugo. Los que tienen de entre a 4 a 6 años no deben consumir más de 4 a 6 onzas, y los que tienen más de 7 años, no deben consumir más de 8 onzas de jugo de fruta.
  • Comer fruta fresca en vez de tomar jugo de frutas siempre es lo ideal (aun el jugo sea 100% de frutas o “natural”). Comer fruta (en vez de tomar el jugo) ayuda mantener una alimentación balanceada y provee fibra adicional que no se encuentra en los jugos.
  • Para los niños que no toman leche materna después del año, la leche de vaca y el agua deben ser el líquido que se consume con mayor frecuencia.
  • Si su hijo tiene caries y toma jugo, debe hablar con su dentista para saber si el jugo está causando las caries.

Si le da jugo a su hijo (siguiendo las recomendaciones mencionadas), según la AAP, no debe de dárselo en biberones o tazas con cubiertas (“sippy cups”) para niños, use un vasito sin cubierta. Tampoco le debe dar jugo antes de dormir, para evitar la formación de caries dentales.

La AAP también afirma que el jugo no es algo necesario para la alimentación del niño en su primer año de vida, ni tampoco contiene ningún valor nutritivo. Esto incluye productos de jugo en venta que hayan sido comercializados en forma especial (por ejemplo, paquetes o botellas que digan “exclusivo para su bebé” o “solo para bebés). Tampoco le de sodas o refrescos a su bebé.

Cómo saber si su bebé se está alimentando adecuadamente

14 de Abril, 2017 por Azalia

Mom breastfeeding (2)

De forma general podemos decir que un bebé se está alimentando adecuadamente si su crecimiento es el esperado. Pero para ver el patrón de crecimiento hay que esperar cierto tiempo. Hay otras formas de saber si su bebé está recibiendo la cantidad de leche materna que necesita.

Pañales mojados y sucios en un día 

Cuando un bebé toma leche materna usted no puede medir la cantidad de leche que está tomando. A diferencia de cuando un bebé toma leche de fórmula que se puede saber cuántas onzas o gramos toma. Pero esto no debe ser un problema, ya que la cantidad de pañales que moja su bebé y que ensucia con popo le dice si su bebé ha consumido suficiente leche.

Cuándo el bebé es recién nacido y todavía a usted no le ha bajado la leche materna en cantidades abundantes se espera que el bebé moje y ensucie pañales, pero con un poco menos frecuencia de cuando el calostro cambia a leche materna. Cuando su bebé tenga entre 5-7 días de nacido se espera que moje entre 6-8 pañales y que ensucie tres o más pañales al día. Esto es un buen indicador de que el bebé está tomando suficiente leche.

Con el tiempo, si es que está alimentando con leche materna exclusivamente, es muy probable que su bebé no ensucie (haga popó) pañales con tanta frecuencia. Inclusive, es posible que pase días sin hacer popo. Esto puede ser normal, ya que la leche materna se absorbe muy fácilmente y no se desperdicia nada de ella. Sin embargo, su bebé debe continuar mojando alrededor de 8 pañales aunque no haga popo. Esto es un buen indicador de que está tomando suficiente leche materna. También deben evaluar el crecimiento.

El aumento de peso

La Academia Americana de Pediatría ofrece una guía del crecimiento esperado, de acuerdo a la edad:

  • De 0-4 meses: su bebé debe ganar entre 1.5 a 2 libras cada mes y crecer entre 1 a 1.5 pulgada.
  • De 4-7 meses: su bebé debe ganar entre 1 a 1.5 libras cada mes y crecer entre 2 a 3 pulgadas.
  • Para el primer año su bebé pudiera haber triplicado el peso con el que nació. Para hacer este cálculo multiplique el peso de nacimiento por 3.
  • Durante los primeros 4-6 meses de edad los bebés amamantados suelen ser un poco más gorditos que los que son alimentados con fórmula. Pero para los 9 a 12 meses los bebés amamantados son un poco más delgados que los que toman fórmula.

Confíe en su cuerpo. Su cuerpo es maravilloso y es capaz de producir TODA la leche materna que su bebé necesita para crecer sana y adecuadamente. Usar un diario de lactancia podría ayudarla a identificar problemas temprano. Si su bebé no está recibiendo suficiente leche, esto puede afectar la salud de su bebé y su habilidad de continuar produciendo suficiente leche. Aprenda sobre cómo usar un diario para la lactancia.

Lactancia: qué hacer cuando hay dificultades

17 de Agosto, 2016 por Azalia

Mom calming crying baby

Antes de comenzar a amamantar a mí bebé había leído bastante sobre la lactancia. Aprendí mucho, pero no fue hasta que lo practiqué que realmente supe cómo hacerlo. Lactar al bebé es una destreza que requiere práctica. Y como toda principiante, tuve algunas dificultades, pero con la práctica y con algunos buenos consejos pude resolverlos y lactar con éxito, ¡por dos años y medio!

Hoy día tenemos mucha información y ayuda disponible en línea, por teléfono y de forma convencional- hablando con un consultor en lactancia o una mamá experta, entre otros. No se desanime y siga leyendo, verá que cada situación tiene una solución.

Pecho cogestionado o demasiado lleno. Es normal que haya momentos en los cuales sus senos se llenen de leche. Pero si es demasiado, estos se van a agrandar o a sentir congestionado. Pudieran sentirse sensibles o que le molestan. Esto le indica que debe amamantar o sacarse la leche, si su bebé no está consigo. Cuando logre vaciarlos, la molestia debe desaparecer. Si pasa tiempo lejos de su bebé considere usar regularmente un saca leche, para aliviar la congestión. Pero lo ideal es pueda amamantar, trate de no saltarse ninguna toma de leche de su bebé. Tome una ducha tibia o ponga unos paños tibios en los senos para ayudarle a expresar l aleche. Luego de amamantar debe ponerse unos paños fríos.

Dolor en los pezones. Esto puede ser común, especialmente los primeros días que está amamantando. Si sus pezones están agrietados es posible que deba cambiar la posición en la cual está amamantando. Asegúrese que su bebé se ha prendido correctamente. Si no lo está, debe separarlo (usando su dedo meñique para romper la succión del bebé) y volver a posicionarlo. Coloque unas gotas de leche materna en sus pezones, esto le ayudará a cicatrizarlos. Pregunte a su médico si puede usar cremas que venden para los pezones, que son compatibles con la lactancia.

Ductos tapados. Cuando esto ocurre los pechos se sienten muy duros en un área específica, enrojecidos o irritados. También puede sentir que no se vacían, aun cuando está lactando. Póngase una toalla húmeda con agua caliente o tome una ducha en agua tibia. Cuando amamante comience con el pecho que le molesta, aunque se sienta incomodo es importante que siga lactando para que se destape el ducto. Dese un masaje en el área que se siente dura mientras lacta. Trate de extraerse un poco de leche de forma manual. Hable con el médico si le da fiebre, escalofríos o mucho dolor.

Mastitis. Esto es una infección que puede ocurrir a consecuencia de tener los ductos tapados, no haber podido amamantar o si sus pechos están congestionados. Usted puede sentir un área muy sensible y dura, que se siente caliente y puede estar enrojecida. Además puede darle fiebre, escalofríos o dolor. En estos casos debe llamar al médico, es posible que le haga falta tomar un antibiótico. Usted debe seguir amamantando, la mastitis no afecta a su bebé o la leche, al contrario le ayuda a eliminar la infección. Evite usar un sostenedor muy ajustado.

No sé quede con dudas, ni se dé por vencida si tiene dificultades. Usted puede comunicarse con la Línea de Asistencia Nacional sobre la Lactancia Materna. Ellos hablan en español y pueden ofrecerle ayuda gratuita, con solo una llamada telefónica. Llame al 1-800-994-9662 y una experta podrá ayudarle.

Alimentación y la lactancia: ¿debe seguir una dieta especial?

3 de Agosto, 2016 por Azalia

Mom breastfeeding (2)

La leche materna es el mejor alimento para su bebé. Su cuerpo produce leche materna de alta calidad, inclusive si su alimentación no es “perfecta”. Además, ¿quién lleva una perfecta? Lo que hay que tener en cuenta es que hay ciertos nutrientes que son claves mientras usted amamanta a su bebé. Pero no es necesario llevar una dieta especial mientras amamanta.

Agua

Tomar suficiente agua le ayuda a su cuerpo a recompensar los fluidos que usa al producir leche materna y le ayuda mantener una buena producción de leche materna. Una buena regla a seguir es: tome un vaso de agua cada vez que amamante.

Vitaminas y minerales

Usted puede tomar una multivitamina para ayudarle a cumplir sus necesidades nutricionales. Durante la lactancia su cuerpo necesita mayor cantidades de ciertos nutrientes como la vitamina C, vitamina A, yodo y otros. Tomar una multivitamina no recompensa una mala alimentación, pero ayuda a complementar la misma. Hable con su proveedor de cuidados de la salud para que le ayude a escoger una multivitamina adecuada para usted.

Alimentos nutritivos

Coma alimentos sanos de todos los grupos de alimentos. Evite hacer dietas que limiten grupos de alimentos, por ejemplo, dietas bajas en carbohidratos o grasas. Su alimentación deben ser balanceada y que incluya alimentos que provean buena nutrición y grasas saludables. Por ejemplo: frutas, verduras, pescado, cereales, granos, etc.

Qué debe limitar

  • Cafeína: Usted puede tomar café, pero trate de no excederse. Dos tazas de café al día no le van a hacer daño a su bebé. Pero si usted toma demasiado café puede que la cafeína que lleve a la leche materna interfiera con el sueño de su bebé. De igual forma algunos refrescos de soda y medicamentos pueden contener cafeína. Lo mejor es que no tome refrescos de soda o que los limite. Hable con su doctor antes de tomar cualquier medicamento.
  • Pescado: Coma pescados bajos en mercurio. Los pescados contienen ácidos omega 3 que son esenciales para el buen desarrollo neurólogo o y visual de su bebé. Usted puede comer 2-3 porciones de pescado bajo en mercurio. No consuma más de 6 oz de atún albacore a la semana.
  • Alimentos que no proveen buena nutrición: Algunos ejemplos son las sodas, los productos de panadería, los dulces o golosinas. Este tipo de alimentos provee mucha azúcar y grasas saturadas y pocos nutrientes. Este tipo de alimentos puede hacer que usted aumente mucho de peso y que usted tenga deficiencias nutricionales.
  • Alcohol: Lo mejor es que no tome alcohol mientras amamanta. Pero si usted va a tomar alcohol, debe esperar a que su bebé tenga más de 3 meses. La cantidad de alcohol que toma también juega un papel importante. Solo tome un trago o una bebida alcohólica y espere 2 horas luego que ha tomado una bebida alcohólica para amamantar. Si toma más de una bebida, necesita esperar más tiempo.

Todos podemos apoyar la lactancia materna y beneficiar la comunidad latina

1 de Agosto, 2016 por Azalia

mom breastfeeding

Son muchos los estudios que han mostrado el impacto positivo de la lactancia en el desarrollo físico y mental de los niños. A pesar de esto las madres latinas enfrentan diferentes barreras para lograr amamantar a sus bebés. Cada persona puede ayudar a sobrellevar estos retos y lograr que la lactancia materna se inicie y continúe por el tiempo indicado.

Esta semana celebramos la Semana Mundial de la Lactancia (#WBW2016, el hashtag en inglés) y es además el Mes Nacional de la Lactancia Materna (#NBM16, por su hashtag en inglés). Este es el perfecto momento para unirnos a discutir estas barreras y posibles soluciones. Esperamos su participación mañana, martes 2 de agosto en el Twitter Chat del anfitrión @SaludToday.

  • ¿Qué?: Twitter Chat de la lactancia materna
  • ¿Cuándo?: martes 2 de agosto de 1-2 pm hora del este de los EE.UU.
  • ¿Dónde?: En Twitter use #SaludTues para encontrar y participar en la conversación
  • Co-anfitriones: March of Dimes (@nacersanobaby), la organización WIC (@NatWICAssoc) y Breastfeeding Chef (@BreastfeedingChef).
  • Hashtags: #SaludTues #Breastfeeding #LatinoHealth , opcional #bfing #WBW2016 #NBM16

Asegúrese de usar el hashtag #SaludTues. Esperamos escuchar sus historias, cómo han manejado retos y qué estrategias le han ayudado a lograr éxito con la lactancia materna. Este twitter chat es en inglés, pero también estaremos enviando mensajes en español usando la cuenta de @nacersano y @nacersanobaby.

 

Alcohol y la lactancia: lo qué debe saber

25 de Abril, 2016 por Juviza

El alcohol suele ser parte de las actividades sociales como fiestas, reuniones familiares, o cenas con amigos. Ahora que no está embarazada, usted se preguntará si puede ingerir alcohol mientras amamanta. Esto depende de la cantidad de alcohol que usted tome y el tiempo que ha pasado luego de tomarlo. Según MotherToBaby (una organización de especialistas en exposiciones), cuando una mujer bebé alcohol éste navega por su sistema sanguíneo y se pasa a la leche materna. Por esto recomendamos que lo mejor es evitar el consumo de alcohol durante la lactancia, pero si usted opta por tomar alcohol en una cantidad moderada, debe seguir esta recomendación: espere 2 horas después de cada bebida alcohólica antes de lactar y no tome más de dos tragos por semana.

Un trago de alcohol equivale a:

  • 12 oz. de cerveza (en vaso o una botella).
  • 5oz de vino (una copa)
  • 12oz. de refresco con contenido alcohólico (“wine coolers”) (en vaso o una botella)
  • 1.5 oz. de bebida alcohólica fuerte (solo, o mezclado con jugo).

Quiere decir que si usted tomó 2 copas de vino, usted debe esperar 4 horas antes de poder amamantar a su bebé. Y si toma 3 cervezas, debe esperar 6 horas antes de poder amamantar y así sucesivamente se añaden 2 horas por cada bebida alcohólica. Algunas mujeres creen que usar un sacaleches ayuda a eliminar el alcohol más rápidamente, pero esto no es cierto. Aunque ingerir alimentos puede ayudar a minimizar el efecto del alcohol en el cuerpo, esto no hace que se elimine más rápido. La realidad es que entre más tragos tome, más tiempo tendrá que esperar para que el cuerpo elimine el alcohol.

Aunque no se sabe el efecto que el alcohol podría tener en la salud del bebé a largo plazo, algunos reportes han encontrado que esto ha causado problemas con la alimentación e interrupciones del sueño. Si usted toma con mucha frecuencia, no puede controlar la cantidad de alcohol que toma, o toma alcohol hasta que se emborracha, busque ayuda para dejar este hábito. La seguridad suya, de su bebé y de su familia puede estar en riesgo por esto. Hable con su profesional de la salud y con el pediatra de su bebé para que la orienten sobre la mejor forma de mantener su leche segura y a su bebé saludable.

El VIH, el embarazo y cómo evitar el contagio al bebé

9 de Marzo, 2016 por Azalia

El VIH es una enfermedad de transmisión sexual. Es una terrible enfermedad, no tan solo por el estigma que lleva, sino porque afecta el sistema inmunológico del cuerpo causando otras condiciones muy serias como cáncer, tuberculosis, etc. Cuando esto sucede la persona sufre de SIDA, que es el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida.

A toda mujer embarazada se le debe hacer la prueba del VIH. Aunque esto puede causar temor, es mejor estar al tanto de si esta enfermedad existe o no. De los casos de VIH en niños, la gran mayoría ocurren por qué sus madres se lo transmitieron en el embarazo, parto o la lactancia. Conocer el estatus de la madre de VIH puede ayudar a evitar que un bebé se contagie. Los medicamentos anti vírales para el VIH son muy poderosos y ayudan a evitar el contagio del VIH de las madres a sus bebés.

Los estudios muestran que se puede reducir la probabilidad de que una mujer le transmita el VIH a su bebé si tiene una cesárea, en vez de un parto vaginal, antes de que comience el parto y se rompa la fuente de agua. El Servicio de Salud Pública de EE.UU. y la Asociación Americana de Obstetras y Ginecólogos recomiendan que los profesionales ofrezcan a las mujeres con VIH una cesárea a las 38 semanas completas de embarazo.

Muy pocas veces las personas que tienen VIH tienen síntomas. Las mujeres están a mayor riesgo de contagio del VIH que los hombres. Por esa razón usted debe observar las siguientes precauciones:

  • Siempre use un condón al tener sexo con un hombre.
  • Si usted y su pareja desean concebir, es importante que usted ni su pareja estén teniendo sexo con otras personas.
  • Si usted tiene dudas del estatus de VIH de su pareja, pídale que se haga la prueba de VIH, antes de tener relaciones sexuales sin condón.
  • Solo tenga sexo con una sola pareja y hablen del tema de las infecciones de transmisión sexual. Háganse juntos la prueba del VIH.
  • No use drogas ilegales, ni comparta agujas con otras personas.

Todas las mujeres deben saber si están infectadas antes de quedar embarazadas. Los CDC recomiendan que todas las embarazadas se hagan un análisis para detectar el VIH. También recomiendan hacerse otro análisis más adelante en el embarazo si vive en un área donde el VIH es común o si sus actos la ponen en peligro de infectarse por el VIH, como tener relaciones sexuales sin protección o inyectarse drogas ilegales. Las mujeres con VIH pueden conseguir tratamiento y ayudar a proteger a sus bebés contra la infección.

Si no se hizo una prueba del VIH durante el embarazo, se la puede hacer durante el parto con una prueba rápida. Si la prueba muestra que tiene VIH, puede obtener un tratamiento para ayudar a proteger a su bebé contra el contagio.

Las embarazadas con el VIH necesitan el tratamiento con ciertos medicamentos durante el embarazo. Algunos medicamentos utilizados para tratar el VIH pueden ser perjudiciales para el bebé durante el embarazo. Y otros medicamentos son demasiado nuevos y no se sabe si se pueden tomar sin peligro durante el embarazo. Hable con su profesional de salud sobre las opciones de tratamiento para ayudar a prevenir el contagio del virus a su bebé. Si está embarazada y ya está tomando medicamentos contra el VIH, dígale a su profesional todos los medicamentos que toma.

Cómo perder peso después del embarazo: 5 pasos a seguir

4 de Noviembre, 2015 por Azalia

Moms walking with babies

Con el nuevo bebé y las restricciones de tiempo en su nueva rutina, puede que piense que no tendrá tiempo para bajar el peso que ganó en el embarazo. Eso no es necesariamente cierto, usted puede lograr un peso sano, lo importante es que confíe en que puede hacerlo y que aprenda cómo hacerlo.

5 pasos que le ayudarán a bajar el peso que aumentó durante el embarazo:

  • Amamante a su bebé a tiempo completo. La lactancia quema calorías. Aproveche este momento único donde su cuerpo quemará aproximadamente las mismas calorías que cuando hace ejercicio intenso.
  • Manténgase físicamente activa. Sea realista con el tiempo que puede dedicarle a los ejercicios. Si no puede ir al gimnasio, no se preocupe, hay muchísimos ejercicios que puede hacer en casa, claro está, una vez se haya recuperado del parto o cesáreaActividad física significa mover su cuerpo, así sean 20 minutos caminando en casa con su bebé en brazos o mientras ve un poco de tele. Puede salir al parque o de tiendas con su bebé y caminar. Invite a una amiga. Haga yoga, levantamiento de pesas u otro tipo de ejercicio que le guste y pueda ajustarse a su horario. Saque el tiempo para hacerlo.
  • Modere su alimentación. No crea que hacer ejercicio le da luz verde de comer todo lo que quiera. Tampoco es el momento de restringir demasiado su alimentación, si es que está amamantando. Haga sus tres comidas cada día y coma meriendas sanas como frutas, yogur, verduras, etc. Mire su plato y asegúrese que la mitad sean verduras, una cuarta parte proteínas (pescado, aves, carnes, frijoles) y la otra cuarta parte carbohidratos (pasta, arroz, papas).
  • Aprenda a controlar sus porciones. Use su mano como guía. La palma de su mano es la cantidad de proteínas (ej. aves, pescado, carnes, frijoles), el puño de mano los carbohidratos (pasta, arroz, panes, maíz) y la mitad de su dedo grueso es el tamaño de aceites y grasa (aderezo, cremas, mantequilla, aceite, etc).
  • Evite ciertos alimentos. Por ejemplo aquellos que son fritos (papas fritas), con salsas o cremas altas en grasas (salsa alfredo o de queso), cantidades excesivas de queso o grasa (pizza con carnes muy grasosas). Limite los postres a solo uno o dos a la semana. Elimine por completos los refrescos de soda o cualquier otra bebida azucarada (limonadas, jugos artificiales o naturales preparados con azúcar). Tome mucha agua. Sustituya el pan dulce y los productos de repostería por un desayuno completo, como huevos y avena.

Una de las claves para mantener un peso sano a través de los años, es seguir hábitos de alimentación que sean sanos, pero en los cuales usted no se sienta con demasiadas restricciones. Hable con un especialista en nutrición si necesita ayuda para lograr un peso sano.