Tenga cuidado con ciertos medicamentos para el dolor

29 de junio, 2017 por Azalia

codeina, morfina, oxicodona

Si usted tuvo una lesión o tuvo una operación recientemente es posible que su doctor le recete una medicina para el dolor. Un ejemplo son los opioides, que incluyen la codeína, fentanilo, morfina y oxicodona. Estos medicamentos son muy adictivos, por ejemplo la heroína es un opioide.

Según datos recientes, un número significativo de mujeres en edad reproductiva usan este tipo de medicamento. Esto puede ser un problema si la mujer queda embarazada mientras está tomando estos medicamentos ya que aumentan los riesgos de problemas para el bebé.Cuando una mujer usa este tipo de medicamentos (opioides) en el embarazo puede causar los siguientes problemas a su bebé:

El mejor consejo a seguir es que si usted no está embarazada y necesita tomar un opioide, use un anticonceptivo efectivo hasta que esté lista para quedar embarazada. Mientras no sea necesario lo mejor es que calme su dolor con un medicamento que no creen adición. Hable con su profesional de la salud si usted cree que se necesita ayuda para dejar de la adición a este tipo de medicamentos. No sienta verguenza si esto ocurre, pero tome acción de inmediato. También puede comunicarse con:

Las migrañas y el embarazo

23 de junio, 2017 por Azalia

dolor de cabeza o migrana

Muchas madres se quejan de los dolores de cabeza durante el embarazo. Esta molestia obedece frecuentemente a los cambios hormonales y aumento del volumen y circulación de la sangre. Pero hay veces que el dolor se convierte en una migraña, lo cual es un dolor muy fuerte.

La migraña puede causar palpitaciones en un lado de la cabeza. Pudiera estar acompañada de náuseas o vómitos y una extrema sensibilidad a la luz, al sonido o algunos olores. Algunas migrañas van precedidas o acompañadas por destellos de luz, dificultad en ver, o quisquilleo en los brazos o piernas, diarrea, y un mareo que puede ir seguido por un desmayo. La migraña puede durar varias horas o inclusive días. Algunas mujeres sufren de migrañas por primera vez durante el primer trimestre del embarazo, o se hacen más fuertes, posiblemente debido a los cambios hormonales en su organismo. Generalmente los ataques son menos frecuentes en las etapas finales de la gestación.

Qué puede hacer:

• Trate de dormir lo suficiente. No dormir lo necesario, o al contrario dormir demasiado, puede desencadenar una migraña. Trate de acostarse y levantarse a la misma hora todos los días.
• Trate de evitar las situaciones de tensión, las cuales pueden provocar una migraña. Aprenda a reducir el estrés, por ejemplo haciendo técnicas de relajación y meditación. Después de hablar con su doctor, considere hacer yoga para embarazadas. Dedique un tiempo cada día a hacer algo que la relaje como leer, darse un baño en la tina (no demasiado caliente), caminar un poco.
• Considere hacerse un masaje, lo cual alivia la tensión y le ayuda a dormir bien.
• Si siente que le va a venir una migraña, retírese a un cuarto silencioso y oscuro. Coloque una bolsa con hielo envuelta en una toalla en la nuca. Aplique presión suave sobre las zonas de la cabeza que le duelen.
• Después de verificar con su doctor que sea seguro, haga un poco de ejercicio diariamente. Esto alivia la tensión.
• Logre un peso adecuado antes de concebir. Además de representar un problema para el embarazo, la obesidad es un factor de riesgo para las migrañas.
Hable con su doctor acerca de los medicamentos que puede tomar para aliviar el dolor. Algunos pueden no ser seguros para su embarazo o durante la lactancia.

Comuníquese de inmediato con su proveedor de cuidados prenatales si:

• El dolor es repentino y explosivo.
• Está acompañado de fiebre y rigidez en el cuello.
• A usted se le nubla la vista, ve doble, tiene dificultad al hablar, se siente confusa o débil, siente somnolencia o entumecimiento de los miembros.
• Sucede después de caerse o golpearse la cabeza

Si siente un dolor de cabeza fuerte por primera vez en el segundo o tercer trimestres llame de inmediato a su doctor. Éste puede ser indicio de una preeclampsia.

Las anestesias y el embarazo

12 de mayo, 2017 por Azalia

Pregnant couple with doctor

Algunas veces es necesario que una mujer embarazada se realice un procedimiento médico que requiere anestesia. Otras veces, luego del uso de anestesia la mujer se da cuenta que está embarazada. Es normal que esto le cause preocupación, sin embargo, al momento no se reconoce que el uso de anestesia en las dosis estándares cause defectos de nacimiento, esto independiente de la etapa de embarazo que se encuentre la mujer.

Según el Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG, por sus siglas en inglés) su profesional de la salud debe seguir estas recomendaciones generales sobre el uso de anestesias en el embarazo.

ACOG recomienda lo siguiente:

  • Si hay una razón médica para que usted reciba anestesia en cualquier etapa del embarazo, ésta se debe llevar a cabo. De ser posible, se debe hacer en el segundo trimestre, cuando el riesgo de un aborto espontáneo es menor.
  • Si el procedimiento no es urgente, se debe posponer hasta después del parto.

Se recomienda además que el doctor que llevará a cabo la cirugía colabore estrechamente con el  profesional de la salud que supervisa su embarazo. Un obstetra debe estar presente durante la cirugía. Durante y después del procedimiento, es posible que sea necesario controlar el ritmo cardíaco de su bebé. ACOG también recomienda que en ciertos casos el procedimiento se haga en un hospital con servicios pediátricos para bebés recién nacidos, en caso de que sea necesario hacer una cesárea de emergencia.

Nueva información publicada recientemente reporta que hay ciertos riesgos en procedimientos que usan anestesia por una duración de más de tres horas o en casos donde es necesario usar anestesia frecuentemente en el tercer trimestre de embarazo. La Administración de Drogas y Alimentos de los EE.UU. (FDA, en inglés) ha recomendado más estudios para poder entender esta relación.

Su profesional de la salud debe evaluar los beneficios y los potenciales riesgos de este o cualquier otro procedimiento en el embarazo.

La roséola y su bebé

27 de marzo, 2017 por Azalia

Pediatrician with baby

La roséola es una enfermedad viral que es común en los bebés y en los niños menores de 2 años.  También se le conoce como la sexta enfermedad. Por lo general, comienza con un ligero resfrío. Luego el niño desarrolla una fiebre elevada, y una erupción en la piel. La fiebre suele ser entre 101ºF a 105ºF (38.3ºC a 40.5ºC) y persiste entre 3 a 7 días.

Aunque muy pocas veces es una enfermedad grave, existe un leve riesgo de convulsiones febriles (relacionadas con la fiebre). Este riesgo es mayor durante la fase inicial de la enfermedad, cuando la temperatura sube rápidamente. Algunos niños con roséola tienen una ligera tos, falta de apetito, inflamación de las glándulas del cuello y diarrea leve.

Una vez que la temperatura del niño vuelve a la normalidad, aparece una erupción en la piel. Generalmente comienza en la espalda o el estómago y luego se extiende a la parte superior de los brazos y cuello. En general, no dura más de un día. Una vez que desaparece la erupción, el niño puede reanudar sus actividades normales.

A pesar de que la roséola es una enfermedad contagiosa, lo más probable es que no pueda evitar que su niño se contagie, ya que se transmite en pequeña gotas de tracto respiratorio o saliva de un niño infectado antes de que presente síntomas.

Qué puede hacer:

Llame al profesional de la salud inmediatamente si el niño:

  • Tiene menos de 3 meses de edad y tiene fiebre de más de 100.4ºF (38ºC); tiene entre 3 y 6 meses y la fiebre es de 101ºF (38.3ºC) o más; o es mayor de 6 meses y la fiebre es de 103ºF (39.4ºC).
  • Tiene una convulsión

Su niño debe comenzar a sentirse mejor en el término de una semana. Mientras tanto, usted puede ayudarle a que se sienta más cómodo:

  • Vístalo con ropa liviana.
  • Insista en que descanse más de lo acostumbrado y que beba muchos líquidos.
  • Pregúntele al profesional de la salud si puede darle acetaminofeno o ibuprofeno para bebés o niños para reducir la fiebre. Nunca le administre aspirina a un niño o adolescente sin antes consultar al profesional de la salud. La aspirina puede causar una afección poco común, con frecuencia mortal, conocida con el nombre de síndrome de Reye.
  • Para bajar la temperatura, dele baños de esponja con agua fría.

Mantenga los medicamentos fuera del alcance de sus niños

14 de diciembre, 2016 por Azalia

Hispanic mom and baby (2)

Cada año muchos niños sufren consecuencias serias por ingerir medicamentos de forma accidental. Esto es una situación que los adultos podemos prevenir. Tome algunas precauciones para así mantener todos los medicamentos fuera del alcance de los niños y evitar que se intoxiquen o envenenen.

  • Guarde todos los medicamentos (necesiten o no receta médica) y las vitaminas en un lugar donde sus niños no puedan verlos o alcanzarlos. Háblele acerca de estas medidas a la persona que cuida a sus hijos.
  • Después de consumir una vitamina o medicamento, no lo deje sobre la mesa. Si tiene que darle un medicamento a su hijo, nunca lo deje junto a la cama del pequeño.
  • Muchos medicamentos vienen con tapa de seguridad. Al cerrar el frasco, asegúrese de oír el “click” que indica que la tapa ha encajado de manera que su hijo no puede abrirla.
  • Háblele sus niños de la importancia de no consumir medicamentos sin la supervisión de un adulto.
  • Cuando le dé un medicamento a su hijo, nunca le diga que es una golosina
  • Pídale a sus visitas que todo el tiempo mantengan su cartera o abrigo en el cual haya medicamentos fuera del alcance de sus niños.
  •  Mantenga el número de control de envenenamiento junto a su teléfono y en su celular: 1–800–222–1222.

Tomando las medidas preventivas podemos evitar que nuestros niños se vayan a envenenar accidentalmente con una medicina.

Qué puede hacer para aliviar el dolor de espalda en el embarazo

20 de julio, 2015 por Azalia

El dolor de espalda es uno de los problemas más comunes de las mujeres embarazadas. Usted puede sentir este dolor en la cintura, en la zona de la pelvis o en el área de los glúteos. Recuerde que está cargando peso extra, especialmente hacia finales del embarazo. Este peso ejerce presión sobre los músculos que le dan apoyo a la columna vertebral.

Hay varias cosas que puede hacer para aliviar esta molestia:

  • Preste atención a su postura. Mantenga la espalda recta y las caderas hacia adelante.
  • Use zapatos de tacón bajo y con un apoyo en el arco del pie.
  • Evite levantar objetos pesados. Separe una carga grande en varias pequeñas.
  • Al levantar un objeto del piso, flexione las rodillas y mantenga la espalda recta. No se doble desde la cintura.
  • Evite pasar mucho tiempo de pie. Si tiene que estar parada durante un tiempo largo, descanse un pie sobre un banquito o caja.
  • Siéntese en sillas que tengan buen apoyo para la espalda. Coloque una almohada pequeña detrás de la cintura.
  • Duerma en un colchón firme. Duerma de costado. Coloque una almohada entre las piernas, lo cual ayuda a mantener recta la columna vertebral y a poyar la espalda.
  • Use pantalones para embarazadas, que tienen una banda que apoya la panza. Puede también usar una faja especial de apoyo abdominal que se compran en tiendas para mujeres embarazadas.
  • Use una almohadilla térmica en la temperatura más baja, una botella de agua tibia o una compresa fría.
  • Frótese el área adolorida o pídale a su pareja que la masajee. Considere darse un masaje especialmente diseñado para mujeres embarazadas.

Hay ciertos ejercicios que ayudan a fortalecer los músculos de la espalda. Además de aliviar el dolor de espalda, fortalecen los músculos abdominales en preparación para el parto. Antes de hacer estos ejercicios hable con su profesional de la salud.

No consuma medicamentos para el dolor de espalda sin la aprobación de su profesional. Pueden no ser seguros para su bebé.  Si el dolor es fuerte o agudo póngase en contacto con su profesional. Puede ser signo de una infección o de otra complicación, especialmente si viene acompañado de fiebre, flujo u otros síntomas.

 

 

La preeclampsia y su tratamiento

22 de mayo, 2015 por Azalia

16445295_thb

Aun no se conoce que es lo que causa la preeclampsia. Se cree que la placenta desempeña un papel clave. El parto es el que inicia el proceso de curación, al eliminar del cuerpo la placenta. Es importante reconocer que el parto no “cura” todos los casos de preeclampsia. Hay mujeres que pueden desarrollarla hasta 6 semanas luego del alumbramiento. La placenta, antes del parto, puede excretar en el cuerpo de la mujer toxinas, las cuales no se eliminan inmediatamente. Estas pueden causar preeclampia posparto. Los síntomas son: dolor de cabeza severo, alteraciones visuales, falta de aliento y hasta convulsiones después del parto. Este muy alerta a estos síntomas.

Qué pueden hacer

  • Exámenes y revisiones médicas: Es muy probable que su proveedor de cuidados prenatales le haga chequeos frecuente. Revisarán su presión arterial, le harán pruebas de sangre para verificar la función de sus riñones, hígado y coagulación sanguínea.  Algunas mujeres se les recomienda ser hospitalizada. Mucho depende de la severidad del caso y cuantas semanas de embarazo tiene. El descanso en cama no se recomienda de forma rutinaria a todas las mujeres con preeclampsia. Algunos estudios sugieren que aumenta el riesgo de coágulos sanguíneos mientras que no ofrece un beneficio claro.
  • Revisiones al bebé: Le pueden hacer ultrasonidos más frecuentes y pruebas para verificar que su bebé esté creciendo adecuadamente y que no hay señales de estrés fetal. Mientras sea posible, su proveedor tratará de esperar hasta que tenga 37 semanas de embarazo antes de que induzcan el parto o hagan una cesárea. Hay casos donde el bebé debe nacer mucho antes de las 37 semanas para asegurar que tanto la madre como el bebé pueden sobrevivir.
  • Antihipertensivos: Estas son medicinas para controlar la alta presión arterial. Se recomiendan si la presión arterial está muy alta. Hable con su médico de la seguridad de las mismas en el embarazo. Unas son más seguras que otras.
  • Corticosteroides: Estos medicamentos ayudan a madurar los pulmones de su bebé. Esto es importante si hay riesgo de parto prematuro, algo que sucede con bastante frecuencia. Los corticoesteroides también pueden ayudarle a usted a mejorar la función de su hígado y de las plaquetas, que pueden ser afectadas en casos de preeclampsia severa.
  • Medicinas para detener las convulsiones: En casos severos donde la preeclampsia la puede poner a riesgo de tener convulsiones, pudieran recetarle sulfato de magnesio u otra medicina para prevenir las convulsiones.

Si su profesional cree que usted corre un alto riesgo de tener preeclampsia, posiblemente la trate con aspirina de baja dosis para ayudar a prevenir este trastorno. Hable con su profesional de la salud para ver si el tratamiento con aspirina es adecuado para usted.

Cómo superar la ansiedad al parto

18 de mayo, 2015 por Azalia

vacunas y su seguridad en el embarazo

La mayoría de las mujeres embarazadas sienten un poco de temor o ansiedad al parto. Aprenda cómo puede superar este temor y obtener más confianza en su cuerpo.

Qué puede hacer

Aprender sobre el parto. Si usted es madre primeriza es muy normal sentir temor ante esta experiencia desconocida. Educarse sobre lo que es el parto puede ayudarle muchísimo. Considere inscribirse en unas clases de preparación para el parto. Existen varios tipos de clases de parto para escoger. Dos de las más populares son las de Lamaze y Bradley, nombradas por sus creadores. Ambas le enseñan a lidiar con el dolor de parto. Ambas técnicas alientan la participación de la pareja durante el parto y alumbramiento. También puede leer algún libro reconocido y ver la información que tenemos en nuestro sitio web sobre el parto. No dude en preguntarle a su proveedor de cuidados de la salud cada cosa que la inquiete, es mejor que aclare sus dudas antes del momento del parto. Confíe en su cuerpo, usted tiene la capacidad de lidiar con el parto.

Decidir cómo manejar los dolores de parto. Los dolores del parto, aunque son algo natural y que somos capaces de superar, pueden causarle ansiedad. Aprenda que opciones de manejo de dolor tiene usted. Por ejemplo, si usted no quiere usar medicamentos para el dolor, debe aprender sobre otras técnicas, como las de respiración, meditación, masajes, etc. También debe aprender sobre las medicinas para manejar el dolor de parto. Usted puede decidir usarlas desde el inicio o puede que usted al inicio no querías usar medicamentos y luego cambie de opinión. Por ello debe conocer sobre la epidural, el bloqueo espinal y los medicamentos narcótico.  Hable con su profesional de la salud para averiguar qué es lo mejor para usted. Escriba un plan de parto donde especifique los que desea.

Saber que el bebé está bien. Es probable que durante todo su embarazo, usted se haya preocupado por la salud de su bebé. Hay mujeres que piensan que el parto es algo traumático para el bebé. Debe confiar en que su bebé está preparado para el parto, su bebé va a estar bien. Hable con su proveedor de cuidados prenatales sobre sus temores si usted tiene complicaciones, como la preeclampsia, diabetes, disminución en los movimientos fetales, tener mucho o poco líquido amniótico, señales de parto prematuro o su embarazo está pasado de término. Mientras sea posible, el parto vaginal es mejor para su bebé que el parto por cesárea. Para el final del embarazo usted puede contar los movimientos de su bebé, esto puede ayudarle a saber que está bien. Durante el parto a través de un monitor fetal se puede corroborar que el latido del bebé es estable y que no hay estrés fetal.

¿Tiene usted otros temores? Escríbanos y déjenos saber, tal vez podamos ayudarle a superarlos.

 

Las condiciones del corazón y el embarazo

13 de febrero, 2015 por Azalia

88633454_thb

Si usted tiene un problema del corazón, puede que se pregunte cómo puede afectarle en el embarazo.  Como lo explica la Asociación Americana del Corazón, (AHA, por sus siglas en inglés) con una buena preparación antes de concebir y un cuidado prenatal adecuado, aun si usted tiene un problema del corazón es muy posible que logre tener un embarazo y un bebé sanos.

Antes del embarazo:

  • Es probable que necesite que la atienda un doctor especialista en embarazos de alto riesgo. Este profesional de la salud, junto con su cardiólogo, deben conversar para evaluar los riesgos. Deben colaborar estrechamente antes y durante su embarazo.
  • Hable con su doctor o profesional de la salud sobre los medicamentos que toma. Algunos pueden no ser seguros para el bebé. Tal vez su doctor le recomiende otros medicamentos o modifique la dosis.
  • Si usted nació con un defecto cardíaco, una consulta con un asesor en genética permite saber la probabilidad de que el bebé también nazca con este problema.
  • Según su problema cardíaco, puede ser que se le recomiende una cirugía del corazón antes de quedar embarazada.
  • Algunas condiciones cardiacas (ej. hipertensión pulmonar) ponen a riesgo la vida de la madre y la del bebé. En estos casos no se recomienda un embarazo.

Como lo explica la Clínica Mayo, durante el embarazo:

  • Tómese sus medicamentos tal como lo ha indicado su doctor o proveedor de cuidados prenatales.
  • Acuda fielmente a sus visitas de control. Su proveedor de cuidados prenatales controlará el funcionamiento de su corazón por medio de un electrocardiograma y un ecocardiograma. Alrededor de la semana 18 del embarazo, puede hacer un ultrasonido especial (ecocardiograma fetal) para detectar defectos cardíacos en el bebé.
  • Mantenga su aumento de peso dentro de los límites adecuados. Coma una dieta sana.
  • Evite las sustancias nocivas como el tabaco, alcohol, y sustancias ilegales.
  • Controle su estrés y descanse lo más que pueda. Tal vez su doctor le recomiende descanso en la cama.
  • Llame inmediatamente a su doctor si siente falta de aliento, sufre un desmayo, siente palpitaciones, tose con sangre, o tose de noche.

Durante el parto:

  • Probablemente tenga que dar a luz en un hospital especializado en embarazos de alto riesgo.
  • Muy pocas veces una condición cardiaca requiere una cesárea. Las mujeres con un problema de corazón generalmente pueden dar a luz por vía vaginal.

Medicamentos para el dolor y los defectos del nacimiento

26 de enero, 2015 por Azalia

37741961_thb

Según datos recientes, un número significativo de mujeres en edad reproductiva usan analgésicos narcóticos. Esto puede ser un problema si la mujer queda embarazada mientras está tomando estos medicamentos ya que tendrá en un mayor riesgo de tener un bebé con un defecto de nacimiento.

Los analgésicos opioides (narcóticos), como la codeína, oxicodona, hidrocodona, o la morfina, se utilizan para tratar el dolor moderado a severo. Muchas mujeres no son conscientes de que el uso de estos medicamentos durante el embarazo, incluso cuando se usa según las instrucciones, puede aumentar sus posibilidades de tener un bebé con un defecto congénito grave del cerebro, la columna vertebral o el corazón. Ellos también tienen un mayor riesgo de parto prematuro. El uso de analgésicos opioides durante el embarazo también puede causar que los bebés sufran de síntomas de abstinencia cuando nacen. Esta es una condición conocida como síndrome de abstinencia neonatal o NAS, y es un problema creciente en los Estados Unidos.

Un nuevo informe realizado por Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) encontró que en promedio, alrededor del 28 % de los seguros privados y el 39 % de Medicaid reportan que mujeres en edad reproductiva han comprado una receta de un opioide entre 2008-2012.

Dado que aproximadamente la mitad de todos los embarazos no son planificados, las mujeres pudieran estar usando estos medicamentos para el dolor a base de opioides sin saber que están embarazadas. “Esto crea una necesidad muy grande de promover tratamientos más seguros, mientras sea posible, en las mujeres en edad reproductiva. Debemos hacer lo que podamos para proteger a los bebés de la exposición a los opioides “, dijo Coleen Boyle A., PhD, MSHyg , Director del Centro Nacional de Defectos Congénitos y Deficiencias del Desarrollo (NCBDDD, por sus siglas en inglés).

“Si usted está usando un analgésico opioide, también debe usar métodos anticonceptivos eficaces”, dice José Fernando Cordero, MD , MPH, pediatra experto en defectos de nacimiento y miembro de la Junta de Síndicos de March of Dimes. “Si usted decide quedar embarazada o queda embarazada, informe a su médico acerca de todos los medicamentos que está tomando, de inmediato. Usted pudiera usar un medicamento más seguro” recomienda el Dr. Cordero.