Las vacunas protegen a su bebé de enfermedades muy serias

24 de abril, 2018 por Azalia

Del 21-28 de abril celebramos la Semana Nacional de la Inmunización Infantil, un momento para reconocer los beneficios y la importancia de las inmunizaciones. Las vacunas han demostrado ser seguras y efectivas. Cuando su bebé se vacuna, recibe protección contra enfermedades graves, y la comunidad también está protegida contra la propagación de infecciones a otros.

Lo que necesitas saber:

  • Las vacunas ayudan a proteger la salud de su bebé. En los primeros 2 años de vida, su bebé recibe vacunas para protegerlo de 14 enfermedades prevenibles por vacunación, incluida la tos ferina (pertussis) y el sarampión.
  • Las vacunas ayudan a crear inmunidad. Las vacunas funcionan con las defensas naturales del cuerpo para desarrollar de forma segura la inmunidad y ayudar a proteger contra las enfermedades.
  • Las vacunas son seguras y efectivas. Las vacunas solo se administran a los niños después de una larga y cuidadosa revisión por parte de científicos, médicos y profesionales de la salud.
  • Obtener más de una vacuna a la vez no le hará daño a su bebé. Su bebé, incluso cuando es recién nacido, está expuesto a muchos gérmenes en el medio ambiente, su sistema inmune puede manejar varias vacunas a la vez.

Debido a que las vacunas protegen contra enfermedades que ya no son comunes, tal vez se pregunte si realmente es necesario vacunar a su bebé. Estas enfermedades no son comunes, pero aún existen y pueden ser muy peligrosas. Cuando su bebé recibe una vacuna, lo protege de una enfermedad grave y sus complicaciones, pero también está ayudando a prevenir la propagación de estas enfermedades a otros.

¡Las vacunas han protegido a muchos niños de enfermedades graves durante más de 50 años! Y, por supuesto, a usted le gustaría hacer todo lo posible para proteger a su bebé. Esto incluye asegurarse de que las vacunas de su bebé estén al día. Este calendario de vacunación del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) muestra cada vacuna que su bebé necesita hasta 6 años. Asegúrese de que su bebé no se salte ni omita ninguna vacuna.

Si está embarazada o está pensando en quedar embarazada, hable con su proveedor de cuidados de la salud sobre las vacunas que pueda necesitar. Asegúrese de que sus vacunas estén al día antes de quedar embarazada. Se necesitan vacunas en diferentes etapas de su vida, especialmente antes y durante el embarazo.

Prevención de infecciones para la protección de su bebé

3 de enero, 2018 por Azalia

Enero es el mes de la prevención de los defectos congénitos. Cada año en los EE.UU. 1 de cada 33 bebés, aproximadamente, nace con un defecto de nacimiento. Los defectos de nacimiento ocurren por múltiples razones. Algunas conocidas y otras que no se han determinado. Afortunadamente, existen algunos medidas que usted puede tomar para ayudar a reducir su riesgo de tener un bebé con un defecto congénito.

En el embarazo hay ciertas infecciones que pueden hacerle daño a usted y a su bebé y ocasionar defectos del nacimiento. Durante el embarazo su sistema inmunológico se debilita un poco, esto la puede hacer susceptible a que se enferme o a que se contagie con infecciones que pudieran ser peligrosas. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés) y March of Dimes recomiendan a las mujeres que están embarazadas o que pudieran quedar embarazadas que tomen medidas preventivas para la protección de las infecciones.

Tome las siguientes medidas preventivas para protegerse a usted y a su bebé:

  • Prepare y consuma sus alimentos de forma segura. Evite comer carnes, aves, pescados  o huevos, crudos o a medio cocer. La leche y los quesos deben ser pasteurizados. Los fiambre y las carnes frías pueden estar contaminadas con listeria, si las va a comer las debe calentar hasta que salga vapor de ellas. Esto elimina las posibles bacterias que pueden tener. Evite la contaminación cruzada, es decir, cuando los utensilios tengan contacto con aves y carnes crudas, lávelos antes de ponerlos en contacto con alimentos que no se van a cocinar, por ejemplo ensaladas o verduras. Tome medidas necesarias para evitar la intoxicación por alimentos.
  • Hable con su proveedor de cuidados de la salud. Antes de quedar embarazada asegúrese que está al día con todas sus vacunaciones. Su médico puede verificar esto en una visita preconcepcional, es decir, la visita médica que se hace ANTES de quedar embarazada. Pregunte cuánto ácido fólico necesita tomar. Las mujeres deben tomar una multivitamina con ácido fólico antes y durante el embarazo para ayudar a prevenir los defectos del tubo neural.
  • Protéjase de las infecciones causadas por insectos o animales como por el ejemplo del virus del zika  y el citomegalovirus. Use repelentes de insectos con DEET, picaridina, IR3535 y aceite de eucalipto de limón; no cambie la caja sanitaria de gatos.
  • Tenga buenas prácticas de higiene. Lávese las manos con agua y jabón luego de cambiar pañales, tocar mascotas, antes y después de preparar alimentos, etc. Tenga cuidado con los roedores como los ratones, hamsters o conejillos de India. Pueden portar el virus de la coriomeningitis linfocítica. Conviene mantenerlos en otra parte de la casa y pedirle a otra persona que limpie la jaula.

 

Vacunarse contra tos ferina en el embarazo comprueba protección extraordinaria para el bebé

4 de octubre, 2017 por Azalia

La tos ferina, también conocida como tos convulsiva o pertussis, es una condición muy seria para los bebés. Los bebés recién nacido no tienen protección contra esta enfermedad y dependen de que su mamá se vacune en el embarazo para evitar contagiarse en esas primeras semanas de vida. Por ello toda mujer embarazada necesita recibir la vacuna del Tdap entre la semana 27 a 36 del embarazo para proteger a su bebé.

Un reciente estudio publicado en Clinical Infectious Disease confirma que cuando las mujeres embarazadas reciben la vacuna del Tdap en el tercer trimestre se previene, hasta un 78%, los casos que de tos ferina en bebé de hasta dos meses. Esto se considera una protección increíble y son noticias que debemos compartir para demostrar que esta vacuna puede evitar serias complicaciones en el bebé. Sin embargo el reto más grande que tenemos es que solamente el 49% de las mujeres embarazadas en este estudio recibieron la vacuna.  Queremos exhortar a todas las mujeres embarazadas a que le transmitan este gran beneficio a sus bebés al recibir la vacuna del Tdap. También es recomendable que toda persona que esté en contacto con el bebé recién nacido reciba esta vacuna. Esto incluye el padre, los hermanos y las personas que vayan a visitar o cuidar al bebé.

La tos ferina es una enfermedad muy seria. Cuando un bebé se contagia con esta condición puede causar una tos violenta y muy fuerte. Las personas que han visto a un bebé con esta condición explican que es muy desesperante ver al bebé toser constantemente. La tosferina es mucho más peligrosa en los bebés menores de un año, alrededor de la mitad de sus bebés necesitan atención médica en el hospital. En algunos casos al complicaciones muy serias, incluyendo respiración lenta o que se detiene, convulsiones, o infección pulmonar.

Vea la información del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades 

Conozca qué vacunas puede recibir durante y antes del embarazo

7 de agosto, 2017 por Azalia

Agosto es el Mes Nacional de Concienciar sobre las Inmunizaciones (NIAM, por sus siglas en inglés). Toda mujer debe tener sus vacunas al día, antes y durante el embarazo.

  • Antes de quedar embarazada asegúrese que está al día con todas sus vacunaciones. Su médico puede verificar esto en una visita preconcepcional, es decir, la visita médica que se hace ANTES de quedar embarazada.
  • Es muy importante que esté al día antes del embarazo con la vacuna triple vírica que la protege contra el sarampión, paperas y rubéola (SPR, en español; MMR, en inglés). La infección por rubéola en las mujeres embarazadas puede causar defectos de nacimiento graves en el bebé. Esto trae consecuencias devastadoras para el bebé por el resto de su vida, y hasta puede causar la muerte.
  • Las vacunas que contienen virus vivos atenuados, como la triple vírica o MMR, se deben aplicar al menos UN MES antes del embarazo.
  • Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recomiendan que todas las mujeres embarazadas reciban una vacuna contra la tos ferina, llamada Tdap, entre 27 y 36 semanas de cada embarazo. Esta vacuna le ayudará a proteger a su bebé contra la tos ferina en los primeros meses de vida, periodo en el cual es demasiado pequeño para ser vacunado. La tos ferina puede ser muy grave para los bebés, y puede provocar que dejen de respirar e incluso morir. Alrededor del 80 por ciento de los bebés que contraen la  tos ferina es de su madre u otro miembro de la familia. Vacúnese para que proteja a su bebé.
  • Todas las mujeres embarazadas o que planean quedar embarazadas durante la temporada de la influenza pueden recibir la vacuna contra la influenza. La vacuna puede ayudar a protegerla contra la influenza y evitar que la contagie a otras personas. También puede ayudar a proteger a su bebé durante el embarazo y los primeros meses de vida hasta que tenga la edad suficiente para que lo vacunen. Es menos probable que los bebés nacidos de mujeres que se vacunaron durante el embarazo se enfermen por la influenza.

¿Cuánto sabe sobre las vacunas y el embarazo? Conteste este cuestionario y compruebe sus conocimientos.

Las vacunas son la mejor protección para su bebé contra ciertas enfermedades peligrosas

2 de agosto, 2017 por Juviza

Doctor talking with mom

Como toda mamá, la salud y el bienestar de mi bebé son de las cosas más importantes para mí. Sé que lo mejor que puedo hacer para protegerlo contra ciertas enfermedades es vacunarlo. Sin embargo, como muchas mamás, he tenido preguntas. Específicamente sobre temas como el calendario de vacunación, las dosis recomendadas, y cómo lidiar con los malestares que las vacunas algunas veces pueden causarle al bebé.

Informarme sobre todo esto (a través de fuentes confiables como Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades) ha sido de gran ayuda. Si usted tiene estas preguntas o preguntas similares, estos puntos podrían serle útil:

  • Cuando vacuna a su bebé lo está protegiendo contra enfermedades que pueden ser muy peligrosas. Estas enfermedades son totalmente prevenibles.
  • Quizás se ha preocupado al ver la cantidad de vacunas que su bebé ha recibido, pero no debe preocuparse por esto. Los bebés reciben muchas vacunas en los primeros dos años de vida. Las vacunas no sobrecargan el sistema inmunológico del bebé. Contienen cantidades mínimas y purificadas de una parte del virus. Lo suficiente para hacer que el cuerpo proteja al niño contra dicha enfermedad.
  • Las vacunas tienen un tiempo mínimo y máximo a esperar entre dosis. Por esta razón los profesionales de la salud se guían por un calendario de vacunación.
  • Algunos bebés presentan un poco de dolor, inflamación, o sarpullido en el área de la inyección. Estas molestias generalmente se resuelven por sí solas. Pero si está preocupada o nota que su bebe está muy incómodo, puede preguntarle al pediatra si puede darle medicina. Pregunte sobre la dosis exacta y el tipo de medicamento que le puede dar a su hijo.

La realidad es que los beneficios de las vacunas sobrepasan los riesgos. Al vacunar a nuestros hijos los estamos protegiendo de enfermedades que pueden tener consecuencias graves. Al vacunar a nuestros hijos también ayudamos a que estas enfermedades no se propaguen y afecten otras personas. Ya dicho, si usted tiene dudas o preguntas sobre las vacunas hable con el profesional de la salud de su hijo durante su próxima visita de rutina.

Cómo pueden los hombres cuidar de su salud

12 de junio, 2017 por Azalia

African American couple

Es una realidad, las mujeres suelen cuidar más de su salud que los hombres. Pero no debe ser así, tanto los hombres como las mujeres necesitan cuidarse, especialmente si están buscando tener un bebé. Cuando el padre tiene buena salud ayuda a proteger a la pareja, al bebé y también a sí mismo.

Aunque el padre no tiene un vínculo directo sanguíneo con el bebé, como lo tiene la madre, el padre puede pasar sustancias a la mujer por el medio ambiente y a través del contacto directo. Hay ciertas enfermedades y exposiciones que pueden afectar su salud y la de su futuro bebé. Los hombres pueden mejorar su calidad de vida y evita enfermarse cuando cuidan de su salud.

¿Qué pasos deben seguir los hombres para cuidar su salud?

  • Hacerse un examen médico anual. Este examen debe incluir una revisión completa y evaluar si necesita alguna vacuna o refuerzo.
  • Conocer sus antecedentes familiares. Si hay alguna enfermedad hereditaria en su familia hay que evaluar si hay riesgo de pasarla a sus hijos
  • Evitar las enfermedades de trasmisión sexual. Si contagia a su pareja, esto puede causarle al bebé serias complicaciones o inclusive la muerte.
  • No fumar cerca de su pareja para evitar exponerla a ella y a su bebé al humo del cigarrillo. Tampoco debe fumar dentro del hogar ni en el auto, aun si las ventanas estén abiertas.
  • Cuidar de su salud mental y evitar el estrés. Esto le permite lidiar mejor con los cambios que ocurren en las diferentes etapas de la vida y en su rol de padre.
  • Protegerse contra las sustancias tóxicas usando ropa protectora en el trabajo y quitándosela antes de llegar a casa. Lave su ropa por separado.
  • Dormir lo suficiente, alimentarse de forma sana y hacer algo activo casi todos los días, le ayudará a gozar de buena salud para así disfrutar de su familia.

Semana Nacional de Inmunización Infantil

24 de abril, 2017 por Azalia

niiw-logo-color-spanish

 

La Semana Nacional de Inmunización Infantil se celebra cada año para enfatizar la importancia de proteger a su bebé contra 14 enfermedades que pueden ser muy peligrosas, pero totalmente prevenibles. Puede que estas enfermedades no sean familiares para usted esto gracias al éxito de la vacunación. Esta semana, del 22 al 29 de abril, celebre la Semana Nacional de Inmunización Infantil, aprenda sobre cómo proteger a su bebé a través de la vacunación.

Los centros para el Control y Prevención de las Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) en los EE.UU. recomiendan que siempre lleve a su niño a vacunar. Esta es la mejor forma de protegerlo, especialmente hoy día que se han registrados brotes de diferentes enfermedades, por ejemplo: tosferina, sarampión y paperas. Asegúrese que sigue las recomendaciones del calendario de vacunación. El mismo está diseñado para proteger a su bebé a una temprana edad, cuando son más vulnerables, y antes de que tenga exposición a enfermedades potencialmente mortales.

Tos ferina: Los brotes de tosferina (pertussis) son un ejemplo de la importancia de vacunar a todos los niños.  Durante el año 2015, se reportaron más de 18 000 casos de tos ferina a los CDC y se cree que este número será mayor en los años más recientes. En los bebés muy pequeños esta enfermedad puede ser mortal. Las muertes por tos ferina pudieran prevenirse si todos los bebés recibieran la primera dosis de DTaP a los 2 meses de edad, según el calendario de vacunación lo indica.

Sarampión: Es muy contagioso y peligroso. Una de las complicaciones del sarampión es la pulmonía. Esta es la causa más común de muerte por sarampión en niños pequeños, según Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés). Protéjase a usted y a su bebé recibiendo la vacuna contra el sarampión (MMR en los EE.UU.)

Paperas: Usted puede proteger a su bebé contra las paperas al vacunarlo con la vacuna triple vírica o MMR (protege contra el sarampión, las paperas y la rubéola). En la mayoría de los niños, las paperas son bastante leves. Sin embargo, pueden causar problemas graves como: la meningitis, sordera, encefalitis, entre otros.

Asegúrese que su bebé está al día con todas sus vacunas. Llame al pediatra o al centro de vacunación más cercano y aclare sus dudas. Siempre esté al tanto de cuando es el momento de ponerle las vacunas a su bebé y no falle a su cita.

Para más información:

Calendario de vacunación de los CDC (fácil de leer)

Cómo evitar la meningitis

21 de abril, 2017 por Azalia

Pediatrician with baby

La meningitis es una inflamación de las membranas del cerebro y la médula espinal. La meningitis puede ser una infección seria si no se trata a tiempo. La mejor forma de prevenir la meningitis es recibiendo las siguientes vacunas: Haemophilus influenzae tipo B y la del neumococo y la del meningococo.

Existen principalmente dos tipos de meningitis, bacteriana y otra de tipo viral. Por lo general la infección viral suele ser menos agresiva que la bacteriana. La bacteriana suele ser una emergencia médica y puede ser muy peligrosa. Las vacunas protegen contra ambas formas de meningitis, bacteriana y viral. Es importante que su bebé reciba todas sus vacunas en el tiempo indicado y que no falle con ninguna dosis.

Los bebés son principalmente vulnerables a este tipo de infección. El sistema inmunológico de un bebé apenas se va desarrollando y necesita recibir las vacunas que protegen contra la meningitis empezando desde los dos meses. La lactancia materna también le ofrece cierta protección a su bebé contra ciertas infecciones, es importante que amamante a su bebé para que ayude a fortalecer su sistema inmunológico, pero esto no sustituye la vacunación apropiada y a tiempo.

Algunos bebés y niños son más susceptibles que otros a padecer meningitis, por ejemplo, aquellos que padecen sinusitis frecuentemente, los que han tenido una lesión en la cabeza o fracturas del cráneo. Reconocer los síntomas de la meningitis y tratarla rápido (preferiblemente dentro de las primeras horas) ayuda a disminuir el riesgo de complicaciones serias, incluyendo la muerte. Esta enfermedad puede ser mortal en tan solo 24 horas.

Estos son los síntomas más comunes de la meningitis:

  • fiebre
  • disminución en el apetito
  • llanto que no se calma y que es fuerte (especialmente importante en bebé de menos de 12 meses)
  • dificultad para despertarse
  • convulsiones
  • salpullido
  • dolor de cabeza y espalda (se puede saber en niños de 2-5 años)
  • cuello rígido
  • sensibilidad a la luz
  • mareos
  • vomitos
  • frente hinchada

Estos síntomas pueden ser difíciles de reconocer en etapas tempranas, pero si usted tiene dudas u observa varios de ellos en su bebé, póngase en contacto con el doctor o lleve a su bebé a la sala de emergencia más cercana.

Defectos del corazón: enfoque en la prevención

6 de febrero, 2017 por Azalia

vaginal-birth

El mes de febrero se dedica a crear conciencia de la salud del corazón. Antes y durante el embarazo, usted puede tomar medidas para ayudar a disminuir el riesgo de que su bebé nazca con un defecto del corazón. Aunque no se sabe con certeza qué causa la mayoría de los defectos cardíacos congénitos, hay ciertos factores que se cree juegan un rol importante. Aprenda cómo puede controlarlos.

  • Diabetes. Sucede cuando el cuerpo tiene demasiada azúcar en la sangre o hay problemas de cómo manejarla. Si usted padece de diabetes es importante que controle los niveles de azúcar en la sangre antes de la concepción y durante el embarazo. Mientras mejor control lleve menos riesgo de defectos congénitos para su bebé. El exceso de azúcar en la sangre es muy dañino para el bebé.
  • Lupus. Esta es una condición autoinmunitario. La mayoría de los bebés cuyas madres tienen lupus son sanos, pero en algunos casos los bebés nacen con lupus neonatal. Aunque es una condición temporera, esta puede afectar a los bebés causando un problema del corazón llamado bloqueo cardíaco, el cual causa un ritmo cardíaco lento. El bloqueo cardíaco suele ser permanente. Algunos bebés necesitan un marcapasos para que el corazón pueda latir regularmente.
  • Rubéola (sarampión alemán) es especialmente peligrosa cuando ocurre en los primeros 3 meses de embarazo. Si la madre transmite la rubéola a su bebé durante el embarazo esto puede causar defectos de nacimiento, incluidos problemas del corazón. Es importante que antes de concebir tenga todas sus vacunas al día, incluyendo especialmente la vacuna del MMR.
  • Ser obesa (tener mucho sobrepeso). La persona obesa es la que tiene un índice de masa corporal (BMI) de más de 30.  Si la mujer logra un peso sano antes del embarazo, se reducen muchos riesgos, incluyendo el de tener un bebé con un defecto del corazón.
  • Cigarrillo, alcohol, medicamentos y drogas: El consumo del tabaco, el alcohol o la cocaína puede ser muy dañinos, además de que se asocia a los defectos congénitos del corazón. Si usted puede quedar embarazada, evite tomar alcohol, fumar o usar drogas.
  • Genética: En las últimas décadas se han identificado mutaciones genéticas (herencia) que pueden producir defectos en el corazón. Si los padres u otro hijo tienen defectos cardíacos, una consulta con un asesor en genética ayuda a evaluar el riesgo de tener un bebé con este defecto.
  • Fenilcetonuria (PKU) y no seguir el plan de comidas cuando se tiene esta condición se relaciona a los defectos cardíacos congénitos. Siga un plan de alimentación adecuado, si es que usted tiene esta condición.

Las vacunas y sus hijos

22 de agosto, 2016 por Azalia

banner_preteens_teens (1)

Si usted tiene un hijo adolescente o preadolescente sabe cuánto seguimiento hay que darles: recordarles la importancia de comer bien, dormir suficiente, vacunarse…Sí vacunarse es importante también.

A medida que crecen, los preadolescentes y adolescentes están en mayor riesgo de algunas infecciones. Incluso, la protección que brindan algunas de las vacunas de la infancia comienza a desaparecer. Es por eso que los preadolescentes necesitan una dosis adicional (refuerzo) de algunas vacunas. Puede que haya escuchado acerca de los brotes recientes de la tos ferina (pertussis). Esta es una enfermedad que se previene con la vacunación, pero aún así hoy día hay muchos casos. En parte porque las personas no están recibiendo sus refuerzos. Las vacunas para los preadolescentes y adolescentes pueden ayudar a proteger a los bebés y la comunidad, al evitar contagiar a más personas.

Las vacunas recomendadas para los preadolescentes en edades de 11 a 12 años de edad:

  • Vacuna conjugada meningocócica tetravalente. Protege contra cuatro tipos de la bacteria que causa la enfermedad meningocócica. La enfermedad meningocócica es una enfermedad poco frecuente pero grave que puede causar infecciones de las membranas que recubren el cerebro y la médula espinal (meningitis) y la sangre (bacteriemia). Dado que la protección disminuye con el tiempo, una dosis de refuerzo se recomienda a los 16 años para que los adolescentes siguen teniendo la protección durante las edades cuando están en mayor riesgo de enfermedad meningocócica.
  • Vacuna contra el VPH. Protege contra los tipos de VPH que más comúnmente causan cáncer. El VPH puede causar futuros cánceres de cuello uterino, vulva y la vagina en las mujeres y los cánceres de pene en los hombres. En ambos hombres y mujeres, el VPH también causa cáncer en la parte posterior de la garganta (incluyendo la base de la lengua y las amígdalas), cáncer anal y verrugas genitales.
  • Vacuna Tdap. Protege contra el tétano, la difteria y la tos ferina. Hoy día es muy raro ver un caso de tétano o difteria gracias a la vacunación. La tos ferina es común y está en aumento en los Estados Unidos. Cuando ocurre los niños pierden semanas de clases en la escuela y actividades, pero es más peligroso- incluso mortal para los bebés que puede contraer la tos ferina de un miembros de la familia, incluyendo los hermanos mayores.
  • Vacuna contra la influenza. Previene complicaciones graves por esta enfermedad, que puede ocurrir a muchos, incluyendo niños sanos. Todos los niños, incluyendo los preadolescentes y adolescentes, deben recibir la vacuna contra la influenza cada año. Los padres también deben vacunarse para protegerse a sí mismos y para ayudar a proteger a sus hijos de la gripe.

Los adolescentes y adultos jóvenes (16 a 23 años de edad) también pueden ser vacunados con una vacuna meningocócica del serogrupo B (MenB), preferiblemente a 16 a 18 años de edad. Se puede utilizar cualquier consulta de atención de la salud, incluyendo exámenes físicos para deportes o campamentos, para recibir las vacunas que sus hijos necesitan. Hable con su profesional de atención médica de su hijo para averiguar qué vacunas a sus preadolescentes y adolescentes necesitan. Las vacunas son un paso crucial para mantener a sus hijos sanos.

Como puede ver, mantener las vacunas al día es importante para todos, incluso los preadolescentes y adolescentes. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades tienen información adicional sobre las vacunas.