Cómo pueden los hombres cuidar de su salud

12 de junio, 2017 por Azalia

African American couple

Es una realidad, las mujeres suelen cuidar más de su salud que los hombres. Pero no debe ser así, tanto los hombres como las mujeres necesitan cuidarse, especialmente si están buscando tener un bebé. Cuando el padre tiene buena salud ayuda a proteger a la pareja, al bebé y también a sí mismo.

Aunque el padre no tiene un vínculo directo sanguíneo con el bebé, como lo tiene la madre, el padre puede pasar sustancias a la mujer por el medio ambiente y a través del contacto directo. Hay ciertas enfermedades y exposiciones que pueden afectar su salud y la de su futuro bebé. Los hombres pueden mejorar su calidad de vida y evita enfermarse cuando cuidan de su salud.

¿Qué pasos deben seguir los hombres para cuidar su salud?

  • Hacerse un examen médico anual. Este examen debe incluir una revisión completa y evaluar si necesita alguna vacuna o refuerzo.
  • Conocer sus antecedentes familiares. Si hay alguna enfermedad hereditaria en su familia hay que evaluar si hay riesgo de pasarla a sus hijos
  • Evitar las enfermedades de trasmisión sexual. Si contagia a su pareja, esto puede causarle al bebé serias complicaciones o inclusive la muerte.
  • No fumar cerca de su pareja para evitar exponerla a ella y a su bebé al humo del cigarrillo. Tampoco debe fumar dentro del hogar ni en el auto, aun si las ventanas estén abiertas.
  • Cuidar de su salud mental y evitar el estrés. Esto le permite lidiar mejor con los cambios que ocurren en las diferentes etapas de la vida y en su rol de padre.
  • Protegerse contra las sustancias tóxicas usando ropa protectora en el trabajo y quitándosela antes de llegar a casa. Lave su ropa por separado.
  • Dormir lo suficiente, alimentarse de forma sana y hacer algo activo casi todos los días, le ayudará a gozar de buena salud para así disfrutar de su familia.

Semana Nacional de Inmunización Infantil

24 de abril, 2017 por Azalia

niiw-logo-color-spanish

 

La Semana Nacional de Inmunización Infantil se celebra cada año para enfatizar la importancia de proteger a su bebé contra 14 enfermedades que pueden ser muy peligrosas, pero totalmente prevenibles. Puede que estas enfermedades no sean familiares para usted esto gracias al éxito de la vacunación. Esta semana, del 22 al 29 de abril, celebre la Semana Nacional de Inmunización Infantil, aprenda sobre cómo proteger a su bebé a través de la vacunación.

Los centros para el Control y Prevención de las Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) en los EE.UU. recomiendan que siempre lleve a su niño a vacunar. Esta es la mejor forma de protegerlo, especialmente hoy día que se han registrados brotes de diferentes enfermedades, por ejemplo: tosferina, sarampión y paperas. Asegúrese que sigue las recomendaciones del calendario de vacunación. El mismo está diseñado para proteger a su bebé a una temprana edad, cuando son más vulnerables, y antes de que tenga exposición a enfermedades potencialmente mortales.

Tos ferina: Los brotes de tosferina (pertussis) son un ejemplo de la importancia de vacunar a todos los niños.  Durante el año 2015, se reportaron más de 18 000 casos de tos ferina a los CDC y se cree que este número será mayor en los años más recientes. En los bebés muy pequeños esta enfermedad puede ser mortal. Las muertes por tos ferina pudieran prevenirse si todos los bebés recibieran la primera dosis de DTaP a los 2 meses de edad, según el calendario de vacunación lo indica.

Sarampión: Es muy contagioso y peligroso. Una de las complicaciones del sarampión es la pulmonía. Esta es la causa más común de muerte por sarampión en niños pequeños, según Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés). Protéjase a usted y a su bebé recibiendo la vacuna contra el sarampión (MMR en los EE.UU.)

Paperas: Usted puede proteger a su bebé contra las paperas al vacunarlo con la vacuna triple vírica o MMR (protege contra el sarampión, las paperas y la rubéola). En la mayoría de los niños, las paperas son bastante leves. Sin embargo, pueden causar problemas graves como: la meningitis, sordera, encefalitis, entre otros.

Asegúrese que su bebé está al día con todas sus vacunas. Llame al pediatra o al centro de vacunación más cercano y aclare sus dudas. Siempre esté al tanto de cuando es el momento de ponerle las vacunas a su bebé y no falle a su cita.

Para más información:

Calendario de vacunación de los CDC (fácil de leer)

Cómo evitar la meningitis

21 de abril, 2017 por Azalia

Pediatrician with baby

La meningitis es una inflamación de las membranas del cerebro y la médula espinal. La meningitis puede ser una infección seria si no se trata a tiempo. La mejor forma de prevenir la meningitis es recibiendo las siguientes vacunas: Haemophilus influenzae tipo B y la del neumococo y la del meningococo.

Existen principalmente dos tipos de meningitis, bacteriana y otra de tipo viral. Por lo general la infección viral suele ser menos agresiva que la bacteriana. La bacteriana suele ser una emergencia médica y puede ser muy peligrosa. Las vacunas protegen contra ambas formas de meningitis, bacteriana y viral. Es importante que su bebé reciba todas sus vacunas en el tiempo indicado y que no falle con ninguna dosis.

Los bebés son principalmente vulnerables a este tipo de infección. El sistema inmunológico de un bebé apenas se va desarrollando y necesita recibir las vacunas que protegen contra la meningitis empezando desde los dos meses. La lactancia materna también le ofrece cierta protección a su bebé contra ciertas infecciones, es importante que amamante a su bebé para que ayude a fortalecer su sistema inmunológico, pero esto no sustituye la vacunación apropiada y a tiempo.

Algunos bebés y niños son más susceptibles que otros a padecer meningitis, por ejemplo, aquellos que padecen sinusitis frecuentemente, los que han tenido una lesión en la cabeza o fracturas del cráneo. Reconocer los síntomas de la meningitis y tratarla rápido (preferiblemente dentro de las primeras horas) ayuda a disminuir el riesgo de complicaciones serias, incluyendo la muerte. Esta enfermedad puede ser mortal en tan solo 24 horas.

Estos son los síntomas más comunes de la meningitis:

  • fiebre
  • disminución en el apetito
  • llanto que no se calma y que es fuerte (especialmente importante en bebé de menos de 12 meses)
  • dificultad para despertarse
  • convulsiones
  • salpullido
  • dolor de cabeza y espalda (se puede saber en niños de 2-5 años)
  • cuello rígido
  • sensibilidad a la luz
  • mareos
  • vomitos
  • frente hinchada

Estos síntomas pueden ser difíciles de reconocer en etapas tempranas, pero si usted tiene dudas u observa varios de ellos en su bebé, póngase en contacto con el doctor o lleve a su bebé a la sala de emergencia más cercana.

Defectos del corazón: enfoque en la prevención

6 de febrero, 2017 por Azalia

vaginal-birth

El mes de febrero se dedica a crear conciencia de la salud del corazón. Antes y durante el embarazo, usted puede tomar medidas para ayudar a disminuir el riesgo de que su bebé nazca con un defecto del corazón. Aunque no se sabe con certeza qué causa la mayoría de los defectos cardíacos congénitos, hay ciertos factores que se cree juegan un rol importante. Aprenda cómo puede controlarlos.

  • Diabetes. Sucede cuando el cuerpo tiene demasiada azúcar en la sangre o hay problemas de cómo manejarla. Si usted padece de diabetes es importante que controle los niveles de azúcar en la sangre antes de la concepción y durante el embarazo. Mientras mejor control lleve menos riesgo de defectos congénitos para su bebé. El exceso de azúcar en la sangre es muy dañino para el bebé.
  • Lupus. Esta es una condición autoinmunitario. La mayoría de los bebés cuyas madres tienen lupus son sanos, pero en algunos casos los bebés nacen con lupus neonatal. Aunque es una condición temporera, esta puede afectar a los bebés causando un problema del corazón llamado bloqueo cardíaco, el cual causa un ritmo cardíaco lento. El bloqueo cardíaco suele ser permanente. Algunos bebés necesitan un marcapasos para que el corazón pueda latir regularmente.
  • Rubéola (sarampión alemán) es especialmente peligrosa cuando ocurre en los primeros 3 meses de embarazo. Si la madre transmite la rubéola a su bebé durante el embarazo esto puede causar defectos de nacimiento, incluidos problemas del corazón. Es importante que antes de concebir tenga todas sus vacunas al día, incluyendo especialmente la vacuna del MMR.
  • Ser obesa (tener mucho sobrepeso). La persona obesa es la que tiene un índice de masa corporal (BMI) de más de 30.  Si la mujer logra un peso sano antes del embarazo, se reducen muchos riesgos, incluyendo el de tener un bebé con un defecto del corazón.
  • Cigarrillo, alcohol, medicamentos y drogas: El consumo del tabaco, el alcohol o la cocaína puede ser muy dañinos, además de que se asocia a los defectos congénitos del corazón. Si usted puede quedar embarazada, evite tomar alcohol, fumar o usar drogas.
  • Genética: En las últimas décadas se han identificado mutaciones genéticas (herencia) que pueden producir defectos en el corazón. Si los padres u otro hijo tienen defectos cardíacos, una consulta con un asesor en genética ayuda a evaluar el riesgo de tener un bebé con este defecto.
  • Fenilcetonuria (PKU) y no seguir el plan de comidas cuando se tiene esta condición se relaciona a los defectos cardíacos congénitos. Siga un plan de alimentación adecuado, si es que usted tiene esta condición.

Las vacunas y sus hijos

22 de agosto, 2016 por Azalia

banner_preteens_teens (1)

Si usted tiene un hijo adolescente o preadolescente sabe cuánto seguimiento hay que darles: recordarles la importancia de comer bien, dormir suficiente, vacunarse…Sí vacunarse es importante también.

A medida que crecen, los preadolescentes y adolescentes están en mayor riesgo de algunas infecciones. Incluso, la protección que brindan algunas de las vacunas de la infancia comienza a desaparecer. Es por eso que los preadolescentes necesitan una dosis adicional (refuerzo) de algunas vacunas. Puede que haya escuchado acerca de los brotes recientes de la tos ferina (pertussis). Esta es una enfermedad que se previene con la vacunación, pero aún así hoy día hay muchos casos. En parte porque las personas no están recibiendo sus refuerzos. Las vacunas para los preadolescentes y adolescentes pueden ayudar a proteger a los bebés y la comunidad, al evitar contagiar a más personas.

Las vacunas recomendadas para los preadolescentes en edades de 11 a 12 años de edad:

  • Vacuna conjugada meningocócica tetravalente. Protege contra cuatro tipos de la bacteria que causa la enfermedad meningocócica. La enfermedad meningocócica es una enfermedad poco frecuente pero grave que puede causar infecciones de las membranas que recubren el cerebro y la médula espinal (meningitis) y la sangre (bacteriemia). Dado que la protección disminuye con el tiempo, una dosis de refuerzo se recomienda a los 16 años para que los adolescentes siguen teniendo la protección durante las edades cuando están en mayor riesgo de enfermedad meningocócica.
  • Vacuna contra el VPH. Protege contra los tipos de VPH que más comúnmente causan cáncer. El VPH puede causar futuros cánceres de cuello uterino, vulva y la vagina en las mujeres y los cánceres de pene en los hombres. En ambos hombres y mujeres, el VPH también causa cáncer en la parte posterior de la garganta (incluyendo la base de la lengua y las amígdalas), cáncer anal y verrugas genitales.
  • Vacuna Tdap. Protege contra el tétano, la difteria y la tos ferina. Hoy día es muy raro ver un caso de tétano o difteria gracias a la vacunación. La tos ferina es común y está en aumento en los Estados Unidos. Cuando ocurre los niños pierden semanas de clases en la escuela y actividades, pero es más peligroso- incluso mortal para los bebés que puede contraer la tos ferina de un miembros de la familia, incluyendo los hermanos mayores.
  • Vacuna contra la influenza. Previene complicaciones graves por esta enfermedad, que puede ocurrir a muchos, incluyendo niños sanos. Todos los niños, incluyendo los preadolescentes y adolescentes, deben recibir la vacuna contra la influenza cada año. Los padres también deben vacunarse para protegerse a sí mismos y para ayudar a proteger a sus hijos de la gripe.

Los adolescentes y adultos jóvenes (16 a 23 años de edad) también pueden ser vacunados con una vacuna meningocócica del serogrupo B (MenB), preferiblemente a 16 a 18 años de edad. Se puede utilizar cualquier consulta de atención de la salud, incluyendo exámenes físicos para deportes o campamentos, para recibir las vacunas que sus hijos necesitan. Hable con su profesional de atención médica de su hijo para averiguar qué vacunas a sus preadolescentes y adolescentes necesitan. Las vacunas son un paso crucial para mantener a sus hijos sanos.

Como puede ver, mantener las vacunas al día es importante para todos, incluso los preadolescentes y adolescentes. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades tienen información adicional sobre las vacunas.

Vacunación infantil: preguntas frecuentes

15 de agosto, 2016 por Azalia

Family with nurse

El tema de las inmunizaciones y su bebé puede traer consigo algunas preguntas. Estos son algunas de las preguntas más comunes que pueden surgir.

Mi bebé no recibió la vacuna que le tocaba este mes porque no había (o estaba enfermo), ¿cuándo se la deben poner?

Tan pronto como la vacuna esté disponible o su bebé se mejore deben aplicarle la vacuna que no recibió. Tenga en mente que este atraso en recibir una vacuna específica puede alterar el resto de las vacunas que reciba en esa serie. Es decir quizás la próxima dosis ya no le toque a los 4 meses, sino que le toque a los 5 meses. Hay un tiempo mínimo que se debe esperar entre una dosis y otra de una misma vacuna. Su proveedor de la salud le podrá dar detalles más específicos.

Estoy alarmada, a mi bebé le dieron una misma vacuna dos veces, ¿es esto peligroso?

Recibir una dosis “extra” de una vacuna, por lo regular, no debe causar problemas en su bebé. Lo ideal es que esto no suceda, pero si sucede no debe alarmarse. Siempre tenga la tarjeta de vacunación de su bebé consigo y pida que le expliquen que vacuna van a aplicarle a su bebé. Trate de estar al tanto de cual vacuna es la que le toca a su bebé, para que pueda estar alerta ante un posible error.  Con ciertas vacunas la recomendación es que so no hay evidencia de haberla recibido, hay que aplicarla, aunque usted piense que ya la recibió en el pasado. Hable con su profesional de la salud si tiene preguntas sobre este tema.

¿Es cierto que las vacunas pueden causar autismo?

No hay evidencia o estudios clínicos que hayan comprobado que las vacunas causan autismo. Las vacunas son seguras y necesarias para su bebé. Millones de bebés reciben vacunas cada año, mostrando la seguridad de las mismas. Las vacunas protegen a su bebé de enfermedades muy serias que pueden causar la muerte si ocurren, por ejemplo el tétano, tos ferina, hepatitis B, rotavirus, etc.

Mi bebé recibió la primera dosis de la vacuna contra la poliomielitis (Sabin) de forma oral, pero ahora le quieren dar su segunda dosis de forma inyectable, ¿eso está bien?

Sí, un bebé puede recibir la vacuna contra la polio inyectable o intramuscular, aún si recibió en el pasado la vacuna de la polio en gotas (oral). La recomendación que hace el Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización (ACIP, en inglés)  es que se use la vacuna de polio inyectable.

Son tantas las vacunas que debe recibir mi bebé, tengo temor que le cargue demasiado su sistema inmunológico.

Los bebés reciben muchas vacunas, pero las mismas contienen cantidades mínimas y purificadas de una parte del virus. Esta pequeña partícula no puede dar la  enfermedad al niño, pero si hace que el cuerpo la recuerde y que no se enferme con dicha enfermedad. Muchos expertos creen un bebé se expone a más bacterias y virus en el día a día (al usar chupete, biberón, juguetes etc.) que por la vacunación. Las vacunas no sobrecargan el sistema inmunológico del bebé.

Las vacunas son seguras y es la mejor forma de proteger a su bebé de enfermedades que son serias. Si tiene otra pregunta sobre las vacunas y su bebé, comuníquese con Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, (CDC, en inglés) llenando el siguiente formulario: https://wwwn.cdc.gov/dcs/

Las mujeres embarazadas necesitan tener sus vacunas al día

8 de agosto, 2016 por Azalia

pregnant woman smiling

El mes de Agosto es el Mes Nacional de Concienciar sobre las Inmunizaciones (NIAM, por sus siglas en inglés). Toda mujer embarazada debe tener sus vacunas al día. Planifique su embarazo y sus vacunaciones.

  • Antes de quedar embarazada asegúrese que está al día con todas sus vacunaciones. Su médico puede verificar esto en una visita preconcepcional, es aquella que se hace ANTES de quedar embarazada.
  • Es muy importante que esté al día antes del embarazo con la vacuna triple vírica que la protege contra el sarampión, paperas y rubéola (SPR, en español; MMR, en inglés). La infección por rubéola en las mujeres embarazadas puede causar defectos de nacimiento graves en el bebé. Esto trae consecuencias devastadoras a lo largo de la vida, y hasta la muerte.
  • Las vacunas que contienen virus vivos atenuados, como la triple vírica o MMR, se deben aplicar al menos UN MES antes del embarazo.
  • Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan que todas las mujeres embarazadas reciban una vacuna contra la tos ferina llamada Tdap, lo ideal es entre 27 y 36 semanas de cada embarazo. Esta vacuna le ayudará a proteger a su bebé contra la tos ferina en los primeros meses de vida, periodo en el cual es demasiado pequeño para ser vacunado. La tos ferina puede ser muy grave para los bebés, y puede provocar que dejen de respirar e incluso morir. Alrededor del 80 por ciento de los bebés que contraen la  tos ferina es de su madre u otro miembro de la familia. Vacúnese para que proteja a su bebé.
  • Todas las mujeres embarazadas o que planean quedar embarazadas durante la temporada de la influenza pueden recibir la vacuna contra la influenza. La vacuna puede ayudar a protegerla contra la influenza y evitar que la contagie a otras personas. También puede ayudar a proteger a su bebé durante el embarazo y los primeros meses de vida hasta que tenga la edad suficiente para que lo vacunen. Es menos probable que los bebés nacidos de mujeres que se vacunaron durante el embarazo se enfermen por la influenza.

¿Es la salud preconcepcional importante para el padre?

13 de junio, 2016 por Azalia

Couple in bed with computer and orange juice

La salud preconcepcional se refiere a la salud antes del embarazo. El padre también debe cuidar su salud antes de buscar un embarazo. La buena salud del padre es beneficiosa para él, además que también protege a la madre y al bebé que viene en camino.

• Protéjase contra las enfermedades de trasmisión sexual. Si contagia a su pareja, esto puede causarle al bebé serias complicaciones o inclusive la muerte.
• Asegúrese de tener sus vacunas al día. Así evita contagiarse e infectar a su pareja en caso de que ella no tenga inmunidad.
• No fume cerca de su pareja para evitar exponerlos a ella y a su bebé al humo de segunda mano.
• No fume dentro del hogar ni en el auto, aun si las ventanas estén abiertas. Así evita dejar residuos peligrosos en las superficies.
• Cuide de su salud mental y evite el estrés. Esto le permite apoyar mejor a su pareja durante sus altibajos emocionales comunes en el embarazo.
• Protéjase contra las sustancias tóxicas usando ropa protectora en el trabajo y quitándosela antes de llegar a casa. Lave su ropa por separado.

El hombre también puede apoyar a la futura mamá motivándola a seguir hábitos sanos diariamente como:

  • Haga algo activo todos los días e invite a su pareja que lo acompañe. Den una caminata juntos.
  • Aliméntese sanamente y ayúdele a su pareja a que haga lo mismo. Acompáñela al mercado y seleccionen alimentos nutritivos.
  • Acompañe a su pareja a sus visitas prenatales.
  • Aprendan juntos sobre cómo tener un embarazo sano.

 

Si su bebé no pudo recibir una vacuna, ¿puede recibirla en otro momento?

22 de abril, 2016 por Azalia

calendario de vacunaciones2015

Como madre usted siempre va a hacer lo mejor por su bebé. Por ello usted se asegura que su bebé recibe todas sus vacunas. Sin embargo hay veces que esto o es posible. Por ejemplo, si hay escasez de alguna vacuna, si su  bebé se  enferma o perdió alguna cita médica, etc. No debe de estresarse por eso, es normal que a veces las cosas no salen como planificamos. Lo importante es que tan pronto pueda lleve a su bebé a recibir la vacuna que no recibió en el momento adecuado.

Sin embargo, el pediatra debe evaluar si es necesario o no aplicar la vacuna que no recibió o en qué momento hay que aplicarla. Cada vacuna tiene un tiempo específico en el cual se debe aplicar y hay un tiempo mínimo y máximo entre una dosis y otra. La verdad es que este tema del esquema de vacunación y cada cuanto aplicar una vacuna, puede ser complicado. Por ello es que siempre debe verificar con el pediatra que corresponde hacer.

Veamos por ejemplo la vacuna contra la poliomielitis y su esquema de vacunación:

  • primera dosis: 2 meses de edad
  • segunda dosis: 4 meses de edad
  • tercera dosis: entre 6 y 18 meses
  • cuarta dosis: entre los 4 y 6 años.

¿Pero qué sucede si su bebé no recibe la primera dosis a los dos meses?  Si esto sucede es probable que la segunda dosis haya que moverla un poco más tarde de los 4 meses. No tan solo hay que cumplir con cierto número de dosis, sino que hay un intervalo de tiempo mínimo y a veces máximo entre una dosis y otra. Entre la primera y segunda dosis de polio deben pasar al menos 4 semanas. Así que si un bebé recibe su primera dosis a los 4 meses, deben contar al menos 4 semanas para recibir la segunda dosis, así que será en algún momento a los 5 meses.

¿Qué debe saber?

Siempre debe consultar al doctor cuando puede aplicar la vacuna que perdió y la siguiente dosis, así se aseguran que esperan el mínimo de tiempo entre una dosis y otra.

Defectos del nacimiento o problemas de salud: ¿pueden repetirse en otro embarazo?

30 de marzo, 2016 por Azalia

newborn-loss

Es normal que una pareja sienta ansiedad e incertidumbre luego que han tenido un bebé con  un defecto de nacimiento o algún problema de salud. El simple hecho de haber tenido una experiencia como esta le puede hacer dudar si su próximo bebé será sano o no. Para poder saber si el problema se va a repetir hay que investigar a fondo porque ocurrió.

Por ejemplo, algunos problemas de salud o defectos de nacimiento tienen un origen genético. Cuando hay un problema genético conviene visitar un asesor en genética. Ellos son especialistas que evalúan su historial médico familiar y tratan de determinar cuánto riesgo hay de qué ciertos defectos de nacimiento puedan ocurrir.

Sin embargo no todos los trastornos genéticos se pasan de padres a hijos, algunos ocurren de forma espontánea. Esto lo que quiere decir es que un cromosoma en el bebé tuvo un cambio y por ello ocurrió una mutación que ocasionó el defecto de nacimiento. Hay veces que estos cambios ocurren porque hay una exposición algún medicamento, a algunas sustancias o por factores del medio ambiente.

En otros casos, un defecto del nacimiento o problema de salud ocurre y no tiene ningún tipo de asociación a la genética. En ese caso debe hablar con su doctor para que puedan evaluar si hubo una infección o una exposición a alguna sustancia que ocasionó el mismo. Tenga en mente que es importante que se eduque y que haga todas estas preguntas, pero esto no va a garantizar que usted va a tener una respuesta concreta. Hay muchas cosas tanto en la genética como en la salud que son inciertas.

¿Qué puede hacer para ayudar a que su próximo bebé y embarazo sean sanos?

Enfóquese en las cosas que usted puede controlar, por ejemplo:

  • Haga todo lo posible por mantenerse sana antes y durante el embarazo (no fume, no beba alcohol, tenga sus vacunas al día).
  • Usted y su pareja deben estar alejados de exposiciones ambientales que puedan afectarle.
  • Si usted tiene una infección antes o durante el embarazo es muy importante que reciba tratamiento.
  • Todos los días tome una multivitamina que contenga ácido fólico antes y durante el embarazo
  • Logre un peso sano antes del embarazo
  • Conozca su nivel de azúcar en sangre y si usted tiene diabetes manténgala controlada antes y durante el embarazo