Archivo de la categoría "Preconcepción"

¿Qué es la salud reproductiva?

22 de marzo, 2017 por Juviza

Cute couple

Como nos explica la Organización Mundial de la Salud, la salud reproductiva abarca no solamente la procreación y la concepción, pero también el bienestar del sistema reproductor de la mujer y el hombre.

Las siguientes recomendaciones pueden ayudarle a mantener una buena salud reproductiva:

  • Evite conductas peligrosas. Consumir sustancias dañinas como las drogas, el alcohol, y los cigarrillos, podrían causar problemas de fertilidad en el futuro.
  • El exceso de alcohol y las drogas ilegales pueden afectar la producción de espermatozoides, en el hombre. El humo del cigarrillo puede interferir con la ovulación y aumentar el tiempo que la mujer se demore en concebir.
  • Si usted y su pareja no están listos para tener un bebé, hable con su profesional de la salud sobre los métodos anticonceptivos disponibles para ustedes.
  • Hágase un chequeo médico todos los años. Se recomienda que la mujer se haga su primer Papanicolaou (examen que chequea la vagina y el cuello uterino) a los 21 años; o antes si es necesario. El Papanicolaou también es parte del chequeo preconcepcional.
  • Solamente tenga relaciones sexuales de forma segura. Tenga sexo solo con una persona que no tenga otras parejas sexuales. Esta es la mejor forma de evitar contagiarse una enfermedad de transmisión sexual (ETS), ya que éstas pueden causar problemas de fertilidad u otros problemas con la salud reproductiva. Usted puede pedir que le hagan una prueba de ETS si sospecha tener una ETS.

Asegúrese de discutir cualquier preocupación que tenga con su profesional de la salud.

1 de cada 33 bebés nace con un defecto de nacimiento

3 de marzo, 2017 por Azalia

Contemplative woman with baby

Los defectos de nacimiento son más comunes de lo que pensamos. Hoy día se estiman que 1 de cada 33 bebés nace con un defecto de nacimiento (también llamados defectos congénitos) en los Estados Unidos. Los defectos de nacimiento ocurren por múltiples razones. Algunas conocidas y otras que no se han determinado. Afortunadamente, existen algunos pasos que usted puede hacer para ayuda a reducir su riesgo de tener un bebé con un defecto congénito.

  • Consuma ácido fólico. Toda mujer en edad fértil, planifique o no, debe consumir diariamente una pastilla con 400 mcg de esta vitamina. La mitad de los embarazos no son planificados. Aun si lo son, la mujer puede demorarse un mes o más en darse cuenta de que ha concebido a un bebé. Idealmente, usted debe consumir ácido fólico ANTES de quedar embarazada.
  • Controle cualquier condición crónica, como la diabetes, fenilcetonuria o trastornos convulsivos.
  • Antes de concebir, hable con su proveedor acerca de los medicamentos que toma para ciertas enfermedades. El ajustará la dosis o le recomendará otros medicamentos más seguros.
  • Logre un peso adecuado antes de concebir. Tener un buen peso en el embarazo ayuda a reducir el riesgo de complicaciones. Asegúrese ademas que usted aumenta el peso indicado durante el embarazo.
  • No consuma ningún medicamento, (ya sea que se compre con o sin receta médica), ningún suplemento nutricional, ni ningún producto a base de hierbas sin antes hablar con su proveedor. Tampoco tome los medicamentos de otras personas.
  • Evite las sustancias tóxicas en su hogar y en el trabajo. Entre éstas se encuentran el plomo (en el agua y la pintura), el mercurio, los disolventes, el benceno y el formaldehido.
  • No fume y evite el humo de los fumadores.
  • No consuma alcohol ni ninguna droga ilegal como la cocaína, marihuana, o drogas ilegales sintéticas.
  • Conozca el historial médico familiar suyo y de su pareja. Si en alguna de las familias hay defectos de nacimiento, considere hablar con un asesor en genética.

Para más información sobre este tema, visite los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

La edad del hombre y la fertilidad

22 de febrero, 2017 por Azalia

couple with pregnancy test

Siempre hemos escuchado que el hombre puede ser papá prácticamente a cualquier edad. Principalmente porque el hombre produce sus espermatozoides continuamente, a diferencia de la mujer que nace con el número exactos de óvulos que tendrá de por vida. Pero es erróneo asumir que la edad del hombre no es un factor importante. Cada día hay más evidencia que confirma que la edad del padre tiene un impacto en la capacidad de tener un bebé y en la salud del bebé.

Infertilidad. Con la edad la fertilidad del hombre va disminuyendo. Los hombres en la década de los 40 tienen menos éxito en embarazar a su pareja, que los hombres más jóvenes. Los estudios más recientes comprueban que los espermatozoides en los hombres mayores tienen un volumen menor, una estructura diferente y la habilidad para nadar hasta el óvulo (motilidad) es menor. El impacto es mayor a medida que el hombre envejece.

Abortos espontáneos. Algunos estudios han observado que el riesgo de un aborto espontáneo es mayor cuando el papá tiene más de 35 años y empeora mientras la edad aumenta. Los científicos creen que esto se debe a daños que le ocurren al material genético (ADN) de los espermatozoides.

Problemas en el bebé. Al dañarse el ADN en los espermatozoides, existen mayores posibilidades de que el bebé tenga ciertos defectos de nacimiento, especialmente esquizofrenia y otros problemas neurológicos. Recientes estudios también han comprobado que el riesgo del síndrome de Down aumenta cuando el padre y la madre son mayores de 35 años. Así que el riesgo ocurre por ambos padres y no solo por la madre.

Pero no todo es negativo. Los hombres también pueden hacer cambios en su estilo de vida que le ayuden a mantener su salud reproductiva. Dejar de fumar, moderar el consumo de alcohol, ejercitarse y mantener un peso sano permite contra restar los efectos negativos de la edad. Además la gran mayoría de los hombres que son padres en la década de los 40, logran tener bebés sanos. De todos modos es bueno tener en cuenta que el hombre también tiene su reloj biológico.

 

Algunas sugerencias para ayudarle a dejar de fumar

13 de febrero, 2017 por Azalia

2013d030_3615_zps4dbcc108

Dejar de fumar es una de las mejores decisiones que puede tomar. Aunque es un reto grande, usted puede lograrlo. El hábito de fumar trae un sin número de consecuencias negativas en su vida. Pero para las futuras madres es especialmente peligroso, porque puede causar una serie de defectos de nacimiento graves, incluyendo defectos cardíacos, pie zambo, trastornos gastrointestinales y trastornos faciales (por ejemplo, en los ojos y labio/paladar hendido), nacimiento prematuro, entre otros.

Intente estas sugerencias para dejar de fumar:

  • Visualice su vida sin el cigarrillo, nuestra mente es muy poderosa.
  • Crea en sí misma, esto le ayudará particularmente en los momentos más difíciles.
  • Anote sus motivos para dejar de fumar. Mire la lista cuando piense en fumar.
  • Escoja una fecha para dejar. Ese día, tire a la basura todos sus cigarrillos o cigarros, encendedores y ceniceros.
  • Pídale a su pareja o a una amiga que la ayude a dejar el hábito. Llame a esa persona cuando tenga ganas de fumar. Manténgase alejada de lugares, actividades o personas que le den ganas de fumar.
  • Manténgase ocupada. Salga a caminar para ayudar a que la mente se distraiga y no piense en fumar. Use una pequeña pelota para el estrés o pruebe tejer o coser para mantener las manos ocupadas. Coma verduras o masque goma de mascar para mantener algo en la boca.
  • Beba mucha agua.
  • Pregunte a su profesional de la salud sobre lo que puede hacer para ayudarla a dejar de fumar, como parches, goma de mascar, rociador nasal y medicamentos. No empiece a usarlos sin la aprobación de su profesional de la salud, en particular si está embarazada.
  • Busque programas en su comunidad o donde trabaja para ayudarla a dejar de fumar. Esos se conocen como “programas de cesación del tabaco”. Pida información a su profesional de la salud sobre los programas ofrecidos en su área. Pregunte a su empleador qué servicios cubre su seguro de salud. Visite espanol.smokefree.gov (1-800-quit-now)

No se desanime si no puede dejar de fumar enseguida. ¡Siga intentándolo! Usted está haciendo lo que es mejor para usted y para su bebé

Variante MTHFR y el ácido fólico

10 de febrero, 2017 por Azalia

Vitamin

¿Alguna vez ha escuchado sobre el gen MTHFR? Hoy día los avances en genética han permitido identificar variantes de este gen y entender como esto pudiera afectar nuestro organismo y salud reproductiva. Este gen proporciona instrucciones para hacer una enzima llamada reductasa metilenetetrahidrofolato. Esta enzima desempeña un papel importante en la producción de aminoácidos, que a su vez forman las proteínas en nuestro cuerpo. La reductasa methylenetetrahydrofolate es importante para una reacción química que ayuda al cuerpo a usar la vitamina folato (también llamada vitamina B9 o ácido fólico).

Una variante de MTHFR (llamada MTHFRTT o genotipo CT) es un cambio en el gen MTHFR en su cuerpo que hace que su cuerpo use el folato de forma más lenta que lo usual.  Las variantes MTHFR son hereditarias (se pasan de padres a hijos) a través de los genes. Si usted sabe que tiene una variante MTHFR o piensa que es algo que corre en su familia, hable con su profesional de la salud. Si usted tiene una variante MTHFR, tomar 400 microgramos de ácido fólico todos los días antes y temprano en el embarazo puede ayudar a prevenir defectos del tubo neural en su bebé.

Es posible que su profesional de la salud le haga una prueba para determinar la presencia de una variante MTHFR si tiene niveles altos de una sustancia en su cuerpo llamada homocisteína. Demasiada homocisteína en su sangre puede causar condiciones del corazón, coágulos de sangre y derrame cerebral (accidente cerebrovascular). Usted puede averiguar sus niveles de homocisteína a través de un análisis de sangre. Si sus niveles son altos, se le puede hacer una prueba genética (prueba para revisar sus genes) para determinar si tiene una variante MTHFR.

Quizás haya escuchado que no debe tomar ácido fólico si tiene una variante MTHFR, porque puede aumentar su riesgo de complicaciones en el embarazo y de problemas de salud en su bebé. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recomiendan que todas las mujeres consuman 400 microgramos de ácido fólico a diario antes y temprano en el embarazo. Si usted tiene una variante MTHFR, hable con su profesional de la salud.

Cómo le beneficia lograr un peso sano

3 de febrero, 2017 por Azalia

2013d030_5967_zps0d059e30

Tener un buen peso tiene muchas ventajas. Usualmente pensamos en vernos bien, pero un peso sano también le ayudará a sentirse bien  y con más confianza en sí misma. Sin embargo, la mejor razón para tener un peso sano va más allá de esto, es para ayudarle a evitar problemas de salud que afectan su salud reproductiva.

Estos son algunos ejemplos de los beneficios de tener un buen peso:

  • Le ayuda a tener un corazón sano.
  • Menos riesgo de padecer diabetes, antes y durante el embarazo.
  • La probabilidad de sufrir alta presión arterial es menor. Si tiene alta presión, bajar algunos kilos le ayudará grandemente a controlar su condición.
  • También tienen menos probabilidades de sufrir problemas durante el parto, como un bebé demasiado grande o parto por cesárea, que es una cirugía mayor.
  •  Problemas de salud para el bebé. Los bebés de madres con sobrepeso u obesas pueden enfrentarse a sus propios desafíos. Tienen mayor riesgo de: nacer prematuramente, tener ciertos defectos de nacimiento, necesitar atención especial en la unidad de cuidados intensivos neonatales (NICU) y ser obesos en la niñez.
  • Su fertilidad puede mejorar si usted logra un peso sano.

Embarazo sano: cómo preparar su cuerpo

30 de enero, 2017 por Azalia

Couple in bed with computer and orange juice

Muchas mujeres desean preparar su cuerpo para el embarazo. Si usted es una de ellas, la felicito, usted ya va por buen camino. Su bebé necesita un ambiente sano para crecer y desarrollarse. Usted puede proveerlo, tan temprano como desde la concepción. Siga las siguientes recomendaciones:

  • Tome una multivitamina con ácido fólico todos los días: El ácido fólico es una vitamina B. Si las mujeres en edad fértil tomaran diariamente 400 microgramos de ácido fólico antes y durante las primeras etapas del embarazo podrían reducir el riesgo de que el bebé tuviera defectos del cerebro y la médula espinal, llamados defectos del tubo neural.
  • Peso sano: Si tiene un peso sano antes del embarazo, tiene menos probabilidades que las mujeres que tienen sobrepeso de sufrir complicaciones graves durante el embarazo, como presión arterial alta o diabetes. También hay menos probabilidades de que su bebé nazca prematuro o tenga defectos de nacimiento. Es menos probable que su bebé tenga problemas de peso más adelante en su vida.
  • Actividad física: Una rutina diaria de ejercicios o actividad física es una excelente forma de mantenerse sana. La actividad física regular puede reducir su riesgo de padecer enfermedades del corazón, ataque cerebral, alta presión arterial, cáncer de seno o colon, diabetes tipo 2, y otras condiciones de salud. Además la actividad física mejora el ánimo y puede ayudarle a controlar el estrés y hasta dejar el hábito de fumar.
  • Evite las sustancias peligrosas: No fume, no beba alcohol, no use drogas ilegales ni tome medicamentos recetados que no sean suyos. Manténgase alejada del humo de segunda mano. Todas estas cosas pueden causar daños en su bebé durante el embarazo. Dígale a su profesional de la salud si necesita ayuda para dejar un hábito como el cigarrillo, alcohol o drogas. Hable con su profesional de la salud de los medicamentos que toma y pregunte si es necesario cambiarlos cuando empiece a intentar concebir.

Usted también debe hacerse un chequeo preconcepcional. Éste es una revisión médica que usted recibe antes del embarazo para asegurarse de que está en el mejor estado de salud cuando conciba. Hable con su doctor acerca de las vacunas que necesita, condiciones de salud que pueda tener, historial médico familiar, medicamentos que toma y de su salud dental. Mientras más sana esté antes de concebir, mayor será la probabilidad de tener un embarazo y un bebé sanos.

El alcohol y la mujer

27 de enero, 2017 por Azalia

Contemplative woman

Es una realidad, hoy día muchas personas toman alcohol. Existen guías para el uso moderado de alcohol. El problema ocurre cuando la mujer toma alcohol en el embarazo. Como casi la mitad de los embarazos ocurren por sorpresa, muchas mujeres no saben que están embarazadas cuando consumen alcohol. En nuestro rol de educadores, es algo que escuchamos con cierta frecuencia: el consumo de alcohol en las primeras semanas del embarazo.  Esto le causa mucho temor a la mujer, y mucho más si es que tomó de forma excesiva. Es normal que la mujer se sienta culpable. Es algo que hemos escuchado mucho, el alcohol y el embarazo son una mala combinación.

Algunos estudios muestran que muchas campañas publicitarias están dirigidas a las mujeres, especialmente a las más jóvenes o menores de edad. Si este mal hábito comienza a una edad temprana, la mujer puede estar expuestas a los efectos del alcohol por muchos años, afectando así su salud (aumento riesgo de cáncer de mamas, embarazo no planeados y conductas de riesgo que pueden llevar a la muerte prematura, entre otras). Se ha visto que muchas mujeres toman alcohol justo en los años que conciben un bebé , entre los 20 y 30 años. Los estudios también muestran que la cantidad de alcohol que las mujeres consumen es alta, de hecho muchas beben hasta que se emborrachan. Estos son los problemas de tomar alcohol hasta emborracharse:

• Accidentes de autos y otros.
• Enfermedades del hígado, corazón, alta presión, cáncer de seno, etc.
• Embarazo sin planificar o contraer una enfermedad de transmisión sexual.
• En las embarazadas: riesgo de aborto espontáneo, parto prematuro, síndrome de muerte súbita, tener un hijo con déficit de atención, problemas de aprendizaje, físicos, de conducta o síndrome de alcohol fetal, entre otros.
• Crear dependencia al alcohol, conductas violentas y otros.

Si usted no usa un método anticonceptivo confiable y es activa sexualmente, no debe tomar alcohol. Alrededor de la mitad de los embarazos ocurre sin ser planificados, esto puede hacer que usted tome alcohol por semanas antes de saber que ha quedado embarazada. Esto puede afectar seriamente a su bebé, sin usted darse cuenta. Si usted decide tomar alcohol, lo mejor es que lo haga con moderación y que use un método anticonceptivo confiable. Hable con su profesional de la salud sobre que método es apropiado para usted y su pareja.

Si la mujer embarazada toma alcohol, su bebé toma alcohol

Cómo identificar que día va a ovular

8 de diciembre, 2016 por Azalia

Cute couple

Si usted está tratando de concebir, es importante que sepa cuando son sus días fértiles o los días en los que ovula. Aunque esto parece sencillo, a veces puede causar confusión.

Si usted tiene un ciclo regular, puede que sea algo tan simple como usar la calculadora de ovulación.  El día de su ovulación se puede calcular si usted sabe la fecha del primer día de su última menstruación y si sabe cada cuántos días le llega la menstruación. Por ejemplo, a algunas mujeres le llega cada 28 días, a otras cada 29, o cada 30 días. Cada mujer es diferente. Antes de usar la calculadora, verifique cada cuantos días le llega su menstruación.

Si sus ciclos son irregulares, es decir varían por unos cuantos días mes a mes, o le es difícil predecir cuando debe llegar su menstruación, puede ser difícil saber cuándo son sus días fértiles. Existen tres métodos para saberlo.

  • Método de la temperatura. Su temperatura aumenta 1°F (0.6° C) cuando está ovulando. En su farmacia puede comprar un termómetro especial llamado termómetro basal, que registra estos ligeros cambios de temperatura. Tenga relaciones sexuales bastante cerca al momento en que ocurre este aumento en la temperatura para aumentar las probabilidades de quedar embarazada.
  • Método de la mucosidad vaginal. Ésta se vuelve menos densa, y más resbalosa y abundante justo antes de la ovulación. Esta mucosidad nutre y protege el semen y la ayuda a moverse más rápido para llegar al óvulo y fecundarlo. Preste atención a su mucosidad vaginal. Tenga relaciones cuando note el cambio.
  • Sistema para la predicción de la ovulación. Ésta es una prueba casera que analiza su la orina para identificar una hormona llamada hormona lutenizante (LH, por sus siglas en inglés), una de cuyas funciones es estimular la ovulación. Usted sumerge un tira reactiva en una muestra de orina. Lea cuidadosamente las instrucciones sobre cómo usar esta prueba y cómo interpretar los resultados. Un resultado positivo le dirá si va a ovular en las próximas 24-36 horas. Tenga relaciones en este tiempo.

Recuerde tomar diariamente una multivitamina que contenga 400 microgramos de ácido fólico. El ácido fólico antes y durante las primeras semanas del embarazo puede ayudar a reducir el riesgo de que su bebé nazca con defectos del cerebro y la médula espinal, llamados defectos del tubo neural. Le deseo mucha suerte.

Si ya tuvo un bebé, pero no logra quedar embarazada de nuevo

29 de noviembre, 2016 por Azalia

newborn-loss

Usted tuvo un bebé en el pasado, pero ahora no logra quedar embarazada nuevamente. Si este es su caso, usted podría tener infertilidad secundaria. Esta se define como la dificultad en lograr otro embarazo, luego que lo han intentado por 12 meses o si usted ha logrado quedar embarazada, pero los embarazos resultan en abortos espontáneos. La infertilidad secundaria puede afectar tanto al hombre, como a la mujer.

Algunas causas en el hombre son:

  • El número de espermatozoides disminuye
  • Los espermatozoides no logran llegar al óvulo
  • Los espermatozoides no funcionan adecuadamente
  • Impotencia
  • Enfermedades de los testículos u órganos reproductivos

Algunas causas en la mujer son:

  • Una infección vaginal llamada enfermedad inflamatoria pélvica
  • Problemas auto inmunes como el síndrome antifosfolípídico
  • Enfermedades crónicas que afectan las hormonas reproductivas (diabetes tipo 2, problemas de la tiroides, síndrome de ovarios poliquísticos)
  • Obesidad
  • Algunos medicamentos (incluyendo la quimioterapia)
  • Consumo excesivo de alcohol o tabaco
  • Cicatrización del tejido del útero o de las trompas de falopio
  • Endometriosis, tumores o pólipos
  • Edad avanzada

No lograr concebir otro bebé, puede causarle mucha tristeza e incertidumbre. No duden en visitar un especialista en fertilidad que puede ayudarle a identificar qué es lo que le está impidiendo el embarazo.