Después de la NICU: cómo preparase para llevar al bebé a casa

10 de julio, 2018 por Juviza

Llevar al bebé a casa después del nacimiento es una de las experiencias más bonitas de la vida, pero también puede crear un poco de ansiedad para algunos padres. Si el bebé tuvo que permanecer en la unidad de cuidados intensivos neonatales (NICU, por sus siglas en inglés) por algún tiempo, la ansiedad podría ser mucho más intensa.

Si usted y su pareja están preparándose para llevarse a su bebé a casa finalmente, las siguientes recomendaciones podrían ayudarle a navegar esta experiencia:

  • Usted y su pareja pueden quedarse con el bebé por una o dos noches antes del alta. Muchos hospitales permiten a los padres compartir la habitación con su bebé. Puede ser una buena manera de practicar el cuidado de su bebé por sí solos teniendo al personal de la NICU cerca si necesitan ayuda.
  • Escoja al profesional de la salud de su bebé antes del alta de la NICU, si no tuvo tiempo de hacerlo antes. El cuidado de seguimiento es importante, especialmente si su bebé tuvo alguna complicación de salud (por ejemplo, ictericia o bajo peso al nacer).
  • Hable con el personal de la NICU sobre cómo cuidar a su bebé en casa. Esto es de mayor importancia si necesita administrarle medicamento a su bebé o si necesita usar equipo médico.
  • Si no tiene todo lo que necesita para su bebé (como la cuna o moisés), pídale a sus familiares que le ayuden a preparar y organizar su casa antes de la llegada del bebé a casa.
  • Si sus parientes o amigos van a estar presentes cuando usted y su bebé regresan a casa, no deje que los adultos o niños enfermos, con fiebre o expuestos a enfermedades se acerquen al bebé. Limite la cantidad de visitantes a su casa y pídales que se laven las manos antes de tocar al bebé.

La experiencia de la NICU puede ser abrumadora. No es fuera de lo común sentirse un poco inseguros sobre el cuidado del bebé. Pero es importante que reconozca que usted y su pareja están capacitados y podrán darle el cuidado que su bebé necesita. Si usted o su pareja tienen alguna preocupación no duden en hablar con el profesional de la salud de su bebé para que los oriente.

Por tercer año consecutivo, aumenta la tasa de nacimientos prematuros en los EE.UU.

7 de junio, 2018 por Azalia

Según datos recientes publicados por el Centro Nacional de Estadísticas de Salud del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, la tasa de nacimientos prematuros en los EE. UU. aumentó en el 2017. Este es el tercer año consecutivo en que aumenta la tasa de nacimientos prematuros. En 2015, la tasa aumentó a 9.63 por ciento, en 2016 a 9.85 por ciento, y en 2017 a 9.93 por ciento. Esta es una tendencia muy alarmante.

Los datos también muestran grandes disparidades entre ciertos grupos raciales y étnicos. El aumento más significativo en la tasa de nacimientos prematuros se observó entre las mujeres de raza negra* y en las mujeres hispanas, mientras que la tasa entre las mujeres blancas* se mantuvo esencialmente sin cambios. Los bebés que nacen antes de tiempo se enfrentan a más problemas de salud o necesitan permanecer en el hospital más tiempo que los bebés que nacen a tiempo. Algunos de estos bebés también tienen problemas de salud que los afectan a largo plazo, como problemas que afectan el cerebro, los pulmones, la audición o la visión. Estos problemas están ocurriendo a más en los bebés cuyas madres son negras o hispanas.

En March of Dimes, reconocemos la necesidad urgente de encontrar nuevas soluciones para abordar los graves problemas del nacimiento prematuro. Estamos trabajando arduamente para ayudar a cerrar las brechas raciales y étnicas en las tasas de nacimientos prematuros y lograr mayor equidad. No dejaremos de abogar, buscar respuestas o apoyar a todas las mamás y bebés. Todos los bebés merecen el mejor comienzo posible en la vida y la oportunidad de tener un comienzo sano.

Para obtener más información visite: nacersano.org

*excluye a los hispanos

Esté alerta a las señales de la preeclampsia posparto

30 de mayo, 2018 por Azalia

La preeclampsia es un tipo de alta presión arterial que afecta múltiples órganos en el cuerpo. Aunque es una condición que ocurre en el embarazo, en algunos casos pudiera darse después del parto, en ese caso se dice que la mujer tiene preeclampsia posparto. La mayoría de los casos de preeclampsia posparto ocurren 48 horas después del parto, pero pudieran darse casos hasta 6 semanas después del parto.

De acuerdo a la Fundación Preeclampsia, la preeclampsia posparto puede ocurrir aun en mujeres que NO tuvieron problemas de alta presión en el embarazo. La preeclampsia posparto puede sucederle a cualquier mamá. Por ello es muy importante que sepa cuáles son las señales y que sepa cómo actuar.

Los síntomas o signos de la preeclampsia posparto incluyen:

  • Cambios o problemas en la visión (como vista borrosa, luces centelleantes o sensibilidad a la luz)
  • Dolor de cabeza severo, especialmente si no se le quita
  • Problemas para respirar
  • Hinchazónde la cara y extremidades
  • Alta presión arterial (140/90 o mayor)
  • Dolor en la parte superior derecha del abdomen o en el área del hombro
  • Nauseas, vómitos o mareos
  • Orinar poco

Es importante que esté alerta a su cuerpo, usted va a tener muchos cambios después del parto. Si usted tiene aunque sea una de las señales anteriores, déjele saber de inmediato a su proveedor de cuidados de la salud. El identificar y tratar la preeclampsia posparto a tiempo es clave para evitar consecuencias serias, incluyendo la muerte.

¿Qué puede hacer?

  • Vaya a sus visitas de revisión posparto, incluso si se siente bien.
  • Aprenda a cómo identificar las señales de la preeclampsia posparto.
  • Si tiene alguno de las señales anteriores, infórmeselo a su proveedor de inmediato. Si no puede hablar con su proveedor de inmediato, llame a los servicios de emergencia (911) o pida que la lleven a la sala de emergencias.

Cómo cuidar de sí misma mientras su bebé se encuentra en la NICU

22 de mayo, 2018 por Azalia

Tener un bebé en la unidad de cuidados intensivos neonatales (NICU, por sus siglas en inglés) puede ser muy estresante para usted y su familia. Hay tanto usted debe aprender acerca de su bebe y tantas incertidumbres. Es normal que usted se enfoque principalmente en las necesidades de su bebé, pero también debe pensar en sus propias necesidades. Cuidarse puede ayudarla a mantenerse sana y sentirse mejor. Sentirse bien es vital para poder ayudar a su bebé.

Cinco cosas que puede hacer para cuidarse mientras su bebé está en la NICU:

  • Mantenga una rutina diaria. Tener una rutina puede ayudarle a reducir el estrés. Todos los días concéntrese en hacer cosas que sean buenas para usted, cómo: comer alimentos saludables y comidas regulares, tomar una ducha relajante, beber suficiente agua y dormir bien por la noche.
  • Haga conexiones con otras familias de NICU en las clases de NICU, en el salón familiar o en el pasillo de NICU. Las familias de NICU pueden entender cómo usted se siente mejor que sus amigos y familiares, que no necesariamente están pasando por una experiencia similar.
  • Visite compartasuhistoria.org, la comunidad en línea de March of Dimes para familias. Aquí puede conectarse y compartir con madres y familias que tienen un bebé en la NICU. Puede encontrar apoyo de estos padres que están pasando por experiencias similares con sus bebés.
  • Considere tomar descansos de la NICU. Está bien hacer tiempo para usted y su familia. Recuerde, debe estar bien para poder ayudar a los demás.
  • Hable con un consejero. Los consejeros son profesionales especializados en salud mental. Hablar con un consejero puede ayudarle a sobrellevar sus sentimientos. Un consejero puede ser alguien del personal de la NICU o un trabajador social. El personal de la NICU o su proveedor de cuidados de la salud pueden ayudarla a encontrar un consejero.

Para obtener más información sobre la NICU y cómo cuidarse a usted y a su bebé, visite nacersano.org

Donde puede encontrar información sobre la seguridad de los medicamentos en el embarazo

17 de mayo, 2018 por Azalia

Durante esta Semana Nacional de Salud de la Mujer, March of Dimes se une al Centro Nacional de Defectos Congénitos y Discapacidades del Desarrollo (NCBDD, por sus siglas en inglés) de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) para  crear conciencia sobre la seguridad de los medicamentos antes y durante el embarazo.

Muchas mujeres se preguntan sobre la seguridad de los medicamentos durante el embarazo. Esta es una pregunta importante y definitivamente necesitamos respuestas. Sin embargo, la información para tomar decisiones informadas a veces es limitada. Con esto en mente, los CDC renovó su sitio web Treating for Two (en inglés) para que esta información esté más accesible.

Treating for Two es un programa que brinda información y recursos para ayudar a las mujeres y a sus proveedores de cuidados de la salud a tomar decisiones sobre qué medicamento es más apropiado. Los CDC crearon este sitio web para ayudar a cerrar esta brecha de información y proporcionar orientación basada en la evidencia científica. Este programa ayuda a apoyar la toma de con respecto a la seguridad de los medicamentos antes, durante y después del embarazo.

Según los CDC, 9 de cada 10 mujeres en los Estados Unidos toman un medicamento durante el embarazo. Es probable que usted necesite tomar un medicamento durante el embarazo o durante las primeras semanas del embarazo, probablemente antes de que sepa que está embarazada. Asegúrese de siempre conversar con su médico sobre la seguridad de los medicamentos que le recete. Déjele saber si usted piensa que está embarazada o si ha estado tratando de quedar embarazada. Algunos medicamentos pueden causar nacimiento prematuro, defectos de nacimiento, síndrome de abstinencia neonatal (NAS, por sus siglas en inglés), aborto espontáneo, discapacidades del desarrollo y otros problemas de salud.

¿Qué puede hacer?

Si necesita tomar medicamentos durante el embarazo, hable con su proveedor de cuidados de la salud sobre todas sus inquietudes. También asegúrese de:

  • Tomar el medicamento exactamente como su proveedor le indique.
  • No lo tome con alcohol u otras drogas. (No consuma alcohol o drogas si está embarazada).
  • No tome el medicamento de otra persona.
  • No deje de tomar un medicamento que le han recetado sin consultar antes con su proveedor.
  • Pregúntele a su proveedor si necesita cambiar su medicamento a uno que sea más seguro durante su embarazo.

Discuta con su proveedor todos los medicamentos que toma, como: medicamentos de venta libre, suplementos herbales y dietéticos y vitaminas.

Para obtener más información sobre medicamentos recetados y de venta libre, visite nacersano.org

Conozca las señales de la preeclampsia

8 de mayo, 2018 por Azalia

La preeclampsia es una condición de la presión arterial que solo ocurre en el embarazo y durante las 6 semanas posparto. Típicamente se presenta después de las 20 semanas. Cuando ocurre durante el período de posparto, por lo general es dentro de las 48 horas de tener un bebé. Sin embargo, puede desarrollarse hasta 6 semanas después del nacimiento. Una mujer tiene preeclampsia si tiene alta presión arterial y señales  que pudieran indicar que algunos de sus órganos, como el riñón o el hígado, no están funcionando normalmente.

La preeclampsia es un serio problema de salud para las mujeres embarazadas de todo el mundo.  En los Estados Unidos, es la causa del 15 por ciento de los nacimientos prematuros. El nacimiento prematuro es el nacimiento que ocurre antes de las 37 semanas de embarazo. La mayoría de las mujeres con preeclampsia tienen bebés sanos. Pero si no se trata, puede causar graves problemas de salud para usted y su bebé.

Una de las mejores maneras de detectar la preeclampsia es acudir a todos sus chequeos de cuidado prenatal, incluso si se siente bien. La preeclampsia a veces se desarrolla sin ningún síntoma. Esto significa que puede tener preeclampsia y no saberlo. Durante sus chequeos de cuidado prenatal, su proveedor de atención médica le medirá la presión arterial y analizará su orina para ver si hay presencia de proteínas.

Los siguientes son signos y síntomas que se pueden presentar cuando hay preeclampsia:

  • Alta presión arterial y proteína en la orina. Se las van a revisar con pruebas que le harán en sus chequeos de cuidado prenatal.
  • Visión borrosa, luces centelleantes, sensibilidad a la luz, pérdida parcial o total de la vista
  • Hinchazón en las manos y la cara , especialmente alrededor de los ojos (la hinchazón de los pies es más común al final del embarazo y probablemente no es un signo de preeclampsia )
  • Aumento de peso repentino (2-5 libras o más en una semana)
  • Dolores de cabeza fuertes y que no se le quitán
  • Náusea o vómitos, especialmente si son repentinos y luego de las 20 semanas de embarazo
  • Dificultad al respirar o jadeo
  • Dolor en la parte superior derecha del abdomen o el hombro

Muchos de los síntomas de la preeclampsia se pueden confundir con los malestares comunes del embarazo. Pero es importante que vaya a ver a su proveedor de cuidados prenatales aunque tenga un solo síntoma. Sin tratamiento, la preeclampsia puede causar serios problemas de salud para usted y su bebé, incluso la muerte.

Si usted está en riesgo de tener preeclampsia, es posible que su proveedor desee que tome una dosis baja de aspirina para ayudar a prevenirla. Hable con su proveedor para ver si el tratamiento con dosis bajas de aspirina es adecuado para usted. Visite nacersano.org para obtener más información sobre cómo tener un embarazo y un bebé saludables.

Mes Nacional de la Salud de las Minorías

13 de abril, 2018 por Azalia

Abril es el Mes Nacional de la Salud de las Minorías. Nos unimos a La Oficina de Salud de las Minorías a ayudar a crear conciencia sobre la importancia de lograr equidad en la salud y reducir las disparidades en la salud.

Cuando hay equidad en la salud, todas las personas tienen una oportunidad justa de ser saludables. Sin embargo existen muchos obstáculos en los grupos minoritarios para que puedan lograr una vida sana. Algunos de estos obstáculos son: la pobreza, las limitaciones para obtener una buena educación, una vivienda de calidad, para vivir en un entorno seguro y para recibir atención médica adecuada. En los EE.UU. existe mucha disparidad en la salud de las minorías raciales y éticas.

Parto prematuro y bajo peso al nacer 

El parto prematuro es aquel que comienza demasiado temprano, antes de  las 37 semanas de embarazo. El bajo peso al nacer es cuando un bebé nace pesando menos de 5 libras y 8 onzas. Las tasas de parto prematuro, bajo peso al nacer y mortalidad infantil varían marcadamente en los grupos minoritarios en comparación a la raza blanca en los EE.UU.

  • En el 2015, la tasa de nacimiento prematuro para los bebés de la raza negra* fue un 51% más alta que la tasa para los bebés blancos.*
  • Entre el 2007 y el 2012, la tasa de nacimiento prematuro disminuyó a un ritmo más lento para los hispanos (disminuyó 5.7%) en comparación con los nacimientos de mujeres blancas* (disminuyó 12.0%) y las mujeres negras* (disminuyó 10.8% )
  •  En el 2015, la tasa de bajo peso al nacer en los partos de un solo bebé fue de 6.3%. La tasa de bajo peso al nacer en general fue de 8.1%. Sin embargo, la tasa para los bebés negros* (13.3%) fue casi el doble en comparación a los bebés blancos* (6.9%) y los bebés hispanos (7.2%).

Estas diferencias en salud son difíciles de entender y aceptar. Sabemos que hay una explicación para ello, pero aún no entendemos del todo porque suceden estas disparidades. Todos los bebés merecen la oportunidad de tener un comienzo sano, esto incluye el mejor estado de salud posible desde que están en el vientre de su mamá. March of Dimes está profundamente preocupado por el impacto que estas brechas en los resultados del parto están teniendo en la salud y el bienestar de los bebés, las familias y la sociedad en general. Luchamos por la salud de todas las mamás y bebés. Abogamos por políticas públicas para protegerlos. Estamos trabajando para mejorar radicalmente el cuidado de salud que reciben. Somos pioneros en investigaciones para encontrar soluciones. Empoderamos familias con programas, conocimiento y herramientas para que tengan embarazos más saludables.  Al unir comunidades estamos creando un mejor futuro para todos.

*excluye los hispanos.

Las últimas semanas del embarazo son importantes

23 de marzo, 2018 por Azalia

En las últimas semanas del embarazo ocurren cambios muy importantes en el desarrollo de su bebé. Estos cambios le ayudan a su bebé a tener comienzo saludable. Por eso si su embarazo es sano, lo mejor es que permanezca embarazada durante al menos 39 semanas. También es mejor esperar a que el parto comience por sí solo. Si su proveedor le recomienda inducir el parto, pregunte si puede esperar hasta que tenga al menos 39 semanas de embarazo. Inducir el trabajo de parto o programar una cesárea sólo debe ser por motivos médicos.

En las últimas semana del embarazo:

  • El cerebro de su bebé todavía está creciendo y desarrollándose. A las 35 semanas, el cerebro de su bebé pesa solo dos tercios del peso que tendrá a las 39 semanas.
  • Órganos importantes como los pulmones y el hígado necesitan este tiempo para desarrollarse y funcionar correctamente. Los bebés que nacen antes de tiempo pueden tener problemas para respirar e ictericia después del nacimiento.
  • Su bebé está aumentando de peso. Los bebés que nacen con un peso saludable tienen más facilidad para mantener la temperatura de su cuerpo estable en comparación a los bebés que nacen demasiado pequeños.
  • Su bebé todavía está aprendiendo a chupar y tragar. Aprender estas habilidades ayudará a que su bebé se alimente mejor y evitará ciertos problemas de alimentación.
  • Los ojos y oídos de su bebé están pasando por cambios importantes. Los bebés que nacen demasiado temprano tienen más probabilidades de tener problemas de visión y audición.

Su fecha de parto puede no ser correcta

Es difícil poder saber exactamente cuántas semanas de embarazo usted tiene. Un ultrasonido puede ayudar a estimar su fecha de parto, pero puede tener un error de hasta en 2 semanas. Esto significa que puede que su embarazo no esté tan avanzado como usted podría haber pensado. Por eso, si su embarazo es saludable, es mejor que su bebé nazca al menos a las 39 semanas. Esto le da a su bebé el tiempo que necesita para crecer.

Sin embargo, en algunos casos, es posible que no pueda elegir cuándo tener a su bebé. Si hay problemas con su embarazo o la salud de su bebé, es posible que deba tenerlo antes de tiempo. Si esto sucede, aquí hay algunas preguntas que debe hacer:

  • ¿Hay algún problema con mi salud o la salud de mi bebé por el que deba tener a mi bebé antes?
  • ¿Puedo esperar a tener a mi bebé hasta estar más cerca de las 39 semanas?

Sobre la inducción del parto:

  • ¿Por qué debe inducirme el parto?
  • ¿Cómo me inducirá el parto?
  • ¿La inducción del parto aumenta la probabilidad de que deba tener una cesárea?

Sobre la cesárea

  • ¿Por qué necesito tener una cesárea?
  • ¿Qué problemas puede causar la cesárea para mí y para mi bebé?
  • ¿Necesitaré tener una cesárea en embarazos futuros?

¿Puede la aspirina en dosis bajas reducir el riesgo de preeclampsia?

5 de marzo, 2018 por Azalia

La preeclampsia ocurre cuando la presión arterial es alta y hay señales de que algunos de sus órganos, como los riñones e hígado, no están funcionando bien en el embarazo.  Cuando la preeclampsia no se trata a tiempo esta  puede causar graves problemas para la mujer embarazada y su bebé. La preeclampsia también aumenta el riesgo de nacimiento prematuro (antes de las 37 semanas). Los bebés nacidos antes de tiempo pueden tener más problemas de salud que los bebés que nacen a tiempo.

La aspirina en dosis bajas

Para algunas mujeres, la aspirina en dosis bajas puede ayudar a reducir el riesgo de preeclampsia. Si su profesional cree que usted corre riesgo de tener preeclampsia, es posible que quiera que usted tome aspirina en dosis baja para ayudar a prevenirla. La aspirina en dosis baja también se llama aspirina infantil o aspirina de 81 mg (miligramos). Hable con su profesional de la salud para ver si el tratamiento con aspirina en dosis baja es adecuado para usted.

Usted puede comprar aspirina en dosis baja sin receta o su profesional de la salud puede darle una receta médica. Si su profesional desea que usted tome aspirina de dosis baja para ayudarle a prevenir la preeclampsia, tómela exactamente como se lo indique. No tome más, ni la tome con más frecuencia de lo que le indica su profesional. Tampoco comience a tomar aspirina por cuenta propia, esto solo lo debe hacer bajo la recomendación de su profesional de la salud.

Riesgo de preeclampsia

Vaya a todas sus visitas prenatales aunque se sienta bien. Usted puede tener preeclampsia sin saberlo. Si corre un alto riesgo de tener preeclampsia, su profesional puede recomendarle tomar aspirina en dosis baja después de las 12 semanas de embarazo. Algunas mujeres tienen un mayor riesgo de padecer preeclampsia, por ejemplo:

  • Tuvo preeclampsia antes.
  • Está embarazada de más de un bebé.
  • Tiene alta presión arterial, diabetes, enfermedad renal o un trastorno autoinmune, como el lupus.

Las señales o síntomas de preeclampsia usualmente ocurren durante el embarazo, pero a veces ocurren en las primeras semanas después del parto. Llame a su profesional de inmediato si ocurren cualquiera de las siguientes:

  • Hinchazón en las manos y la cara , especialmente alrededor de los ojos (la hinchazón de los pies es más común al final del embarazo y probablemente no es un signo de preeclampsia )
  • Aumento de peso repentino (5 libras o más en una semana)
  • Dolores de cabeza fuertes (que no se le quita al tomar acetaminofén)
  • Visión borrosa, luces centelleantes, pérdida parcial o total de la vista
  • Náusea o vómitos, especialmente si son repentinos y luego de las 20 semanas de embarazo
  • Dificultad al respirar o jadeo
  • Dolor en la parte superior derecha del abdomen o el hombro, sensación de quemazón en la boca del estómago
  • Confusión o simplemente sentirse mal

Día Mundial del Nacimiento Prematuro: porque es de importancia para todos

17 de noviembre, 2017 por Azalia

Cada día en los Estados Unidos…

Aproximadamente cada 8 segundos nace un bebé.

Cada hora cerca de 3 bebés mueren.

El número de muertes antes del primer año en los bebés afroamericanos es 2 veces mayor que en los bebés de la raza blanca.

Uno de cada 10 bebés nace prematuramente (menos de 37 semanas).

Aproximadamente cada minuto y medio nace un bebé bajo peso (menos 5 lbs y 8 oz).

Cada año cerca de 4,400 bebés nacen pesando menos de una libra.

El nacimiento prematuro, el bajo peso al nacer y otras condiciones relacionadas son las causantes de más muertes infantiles que cualquier otra causa (1 de cada 3).

Un parto es prematuro si ocurre antes de las 37 semanas de embarazo. Al nivel mundial 15 millones de bebés nacen prematuramente, desafortunadamente más de un millón mueren como resultado.  Los bebés que nacen antes de tiempo pudieran padecer serias condiciones que amenazan contra su vida y también pueden padecer condiciones de salud que les afectan a largo plazo. Hoy conmemoramos el Día Mundial del Nacimiento Prematuro, queremos crear conciencia de esta seria crisis que afecta millones de bebés y familias al nivel mundial.

Las causas del nacimiento prematuro son en su mayoría inciertas.  Algunas veces el parto comienza por sí solo, de forma inesperada. Aún si usted es muy cuidadosa y sigue todos los cuidados necesarios en su embarazo, su parto pudiera ocurrir antes de tiempo. Sin embargo hay ciertas cosas que usted puede hacer para reducir el riesgo de tener un parto o bebé prematuro.

  • Tengo una visita preconcepcional con su proveedor de cuidados de la salud. Un chequeo preconcepcional ayudará asegurarse que su cuerpo está listo para el embarazo.
  • Logre un peso sano antes del embarazo y gane sólo la cantidad necesaria de peso durante el embarazo.
  • Espere al menos 18 meses entre el parto y quedar embarazada nuevamente. Usen un método anticonceptivo confiable hasta que usted esté lista para quedar embarazada nuevamente.
  • Reciba tratamiento para condiciones como: alta presión arterial, diabetes, depresión y problemas de la tiroides.
  • Protéjase de las infecciones. Vacúnese, lave sus manos frecuentemente, no consuma carnes, pescado o huesos crudos. Pratique sexo seguro.
  • Reduzca su nivel de estrés. Consuma alimentos sanos y haga algo activo todos los días.
  • No fume, no beba alcohol, ni use drogas ilegales. Pregunte a su proveedor de cuidados de la salud acerca de programas que le pueden ayudar a dejar estos hábitos. Déjele saber a su proveedor de cuidados de la salud acerca de todas los medicamentos que usted toma, con y sin receta.
  • Vaya a todas sus visitas de control prenatal, o si se siente bien. El cuidado prenatal le ayuda a su proveedor de salud asegurarse que usted y su bebé están sanos.
  • Conozca los signos y señales del parto prematuro. Esto no va a reducir su riesgo de parto prematuro, pero sí le ayudará a recibir tratamiento rápidamente si ocurren y puede ayudarle a detenerlo.

El parto prematuro es una condición que tienen múltiples causas y por esto no hay una solución sencilla. En March of Dimes trabajamos para darle a cada madre la oportunidad de tener un embarazo y bebé sano y que tengan la oportunidad de sobrevivir y desarrollarse.