Archivo de la categoría "Complicaciones y riesgos"

Cómo protegerse contra las infecciones durante el embarazo

16 de Octubre, 2017 por Juviza

Las infecciones siempre son de cuidado, pero durante el embarazo ciertas infecciones pueden ser peligrosas para su salud y la salud de su bebé. Hay muchos tipos de infecciones. Algunas son causadas por bacterias (infecciones bacterianas) y otras son causadas por un virus (infecciones virales). Muchas veces no hay síntomas, y quizás ni sepa que tiene una infección. Sin embargo, hay varias cosas que usted puede hacer para proteger su salud y la de su bebé y reducir su riesgo.

A continuación le proveemos recomendaciones y sugerencias:

Vacúnese. Se recomienda que toda mujer embarazada se aplique la vacuna de la influenza y la vacuna del TDap. Las vacunas que se le dan durante el embarazo protegen a su bebé hasta que él pueda recibir sus propias vacunas. Si está planeando un embarazo, pregunte al profesional de la salud si necesita vacunas (como la del MMR o varicela) o refuerzos.

No comparta comida, utensilios, u otros objetos personales como cepillos de dientes. Estas precauciones la protegen del citomegalovirus, un virus común en los niños (en la saliva y la orina) y aunque no es peligroso para los niños, es muy peligroso para su bebé.

Lávese las manos con agua y jabón frecuentemente y asegúrese que sus alimentos estén bien lavados y cocinados. Hacer esto la puede proteger contra la toxoplasmosis, una infección causada por un parásito. Comer carne cruda o poco cocida, comer frutas y vegetales no lavados, o tocar los excrementos de los gatos son algunas cosas que pueden ponerla a riesgo de contraer esta enfermedad. Las carnes, pescado y huevos crudos pueden contener gérmenes que pueden causar intoxicación, como la infección por salmonela. Cocine sus alimentos por completo. Si tiene un gato, evite cambiar la arena en la caja. Si necesita hacerlo, use guantes y lávese bien las manos después.

Evite contagiarse en el embarazo de infecciones que otras personas pueden tener. Esto incluye infecciones de transmisión sexual o enfermedades contagiosas como la rubéola o varicela.

Hágase la prueba del estreptococo grupo B. Esto es una bacteria común en el tracto genital de algunas mujeres. Cerca del parto le deben hacer una prueba para saber si la tiene o no y saber cómo proteger al bebé durante el parto.

Protéjase contra el virus del Zika. Si usted está embarazada o intentando quedar embarazada, no viaje a áreas afectadas por Zika. Si usted viaja, hable con su profesional de la salud sobre cómo protegerse del Zika. Esto incluye evitar las picaduras de mosquitos y usar un método anticonceptivo de barrera (como un condón o un protector para la boca) si tiene sexo. La infección por Zika durante el embarazo causa un defecto de nacimiento llamado microcefalia y otros problemas del cerebro. También podría estar relacionado a otros problemas serios para un bebé.

Tomar estas medidas de precaución puede ayudarle a mantener un embarazo sano. Si tiene alguna preocupación sobre esto, hable con su profesional de la salud durante su visita de control prenatal.

 

 

Mes de la Herencia Hispana y nuestra salud

11 de Octubre, 2017 por Juviza

El Mes de la Herencia Hispana se celebra empezando desde el 15 de septiembre, hasta el 15 de octubre. Durante este tiempo celebramos no solamente la cultura, pero también los logros y las contribuciones de los hispanos y latinos a los Estados Unidos.

Segun la Oficina del Censo de los Estados Unidos, hay aproximadamente 57.5 millones de hispanos en los Estados Unidos– más o menos 18% de la población total del país. Esta cifra nos identifica como el grupo minoritario racial/étnico más grande en el país. A pesar de este maravilloso crecimiento, hay preocupación por el estado de salud de hispanos/latinos. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) los hispanos tenemos mayor riesgo de tener diabetes. Esta es una enfermedad que afecta el azúcar en la sangre. Con el tiempo la diabetes puede causar problemas graves y hasta la muerte, si no está controlada.

Muchas cosas pueden aumentar el riesgo de la diabetes (se conocen como factores de riesgos). Algunos factores no se pueden controlar, como historial médico familiar. Pero otros factores, como la alimentación y la actividad física, sí se pueden controlar. Hay varias cosas que podemos hacer para reducir el riesgo de esta enfermedad, vivir una vida sana, y celebrar nuestra cultura día a día. Por ejemplo:

  • Hacerse un chequeo médico todos los años es la clave para la prevención. Hable con su profesional de la salud si alguien en su familia tiene diabetes (por ejemplo, sus abuelos, padres, o hermanos). Pregúntele sobre sus factores de riesgo y pídale que le haga una prueba de diabetes.
  • Cocine sus comidas favoritas de forma saludable. Use vegetales y hierbas para sazonar su comida. Los pimientos, la cebolla, el ajo, y el cilantro son algunos de los ingredientes básicos y comunes de la cocina latina. Éstos le dan un sabor muy rico a cualquier comida, y puede ayudarle a cocinar con menos sal. En vez de postres o galletas, coma fruta fresca.
  • No necesita ser miembro de un gimnasio para ser activa. Usted puede hacer cosas en su casa o comunidad. Por ejemplo, bailar es una actividad que le ayuda a mantenerse físicamente activa. Puede organizar actividades con otras personas que disfruten bailar, o puede bailar en su casa con sus niños, sola, o con su pareja.
  • Evite el cigarrillo, y el humo de los fumadores. No permita que fumen en su auto o en el hogar. Tenga cuidado con la cantidad de alcohol que consume o evítelo por completo. Esto puede causarle problemas de salud serios y causar complicaciones si ya tiene diabetes.

Si usted y su pareja desean tener un bebé, estas recomendaciones le podrían ser bastante útiles. La diabetes antes del embarazo es algo que puede hacerle más difícil quedar embarazada; afecta al hombre tanto como a la mujer. Durante el embarazo, la diabetes puede causar complicaciones como nacimiento prematuro. Por eso es importante que piense en la salud de su futuro bebé antes de concebir. Una de las formas de ayudarle a nacer sano es asegurar que usted y su pareja estén sanos.

Si tiene preguntas sobre estos temas, escríbanos a preguntas@nacersano.org. Tenemos educadoras de salud que son bilingües, disponibles para orientarle y proveerle información y consejos que puede discutir con su profesional en detalle.

La depresión durante el embarazo

6 de Octubre, 2017 por Juviza

Prepararse para ser mamá puede hacerla sentir muchas diferentes emociones. Durante el embarazo puede sentirse feliz, emocionada, triste, y ansiosa todo al mismo tiempo. Por igual, los malestares del embarazo (como cansancio, nauseas, y problemas para dormir), pueden tener un impacto fuerte en su estado de ánimo. Sin embargo, si usted nota que estas emociones son fuertes y han causado cambios en su vida diaria, pudiera tener depresión.

Estos son los puntos principales que debe saber sobre la depresión durante el embarazo:

  • La depresión no es tan sólo sentirse abatida o triste durante unos pocos días. Puede tener depresión si tiene uno o más de los siguientes síntomas por más de dos semanas: sentirse triste o sin esperanzas, llorar mucho, sentirse culpable, cambios en su apetito, tener poca energía, o perder interés en las cosas que normalmente le gustan hacer.
  • Hay muchos tipos tratamientos que pueden ayudarle a sentirse mejor y que son seguros para usted y su bebé durante el embarazo. La depresión puede tratarse de varias maneras incluyendo, terapia, grupos de apoyo, y medicamentos. Un equipo de profesionales pueden trabajar juntos para asegurarse de que usted y su bebé reciban la mejor atención.
  • No tratar la depresión durante el embarazo puede poner la salud de su bebé en riesgo. Si está embarazada y tiene depresión que no se está tratando, corre más riesgo de tener complicaciones como nacimiento prematuro o un bebé de bajo peso al nacer.
  • Algunos factores la hacen más propensa que otras personas a tener depresión. Los factores de riesgo incluyen, haber tenido depresión grave en el pasado, historial familiar de depresión o enfermedades mentales, o si fuma, bebe alcohol o usa drogas ilegales.
  • Si le preocupa que está pensando en hacerse daño a sí misma, llame al servicio de emergencias al 911.

La depresión durante el embarazo la pone a mayor riesgo de tener depresión posparto. Esto es depresión que se presenta después del embarazo y puede resultarle difícil cuidar a su bebé. Sin embargo, el tratamiento para la depresión durante el embarazo puede ayudar a prevenir esos problemas. Hable con su profesional sobre sus síntomas o si tiene dudas o preocupaciones sobre su estado de ánimo durante el embarazo.

Es tiempo de vacunarse contra la influenza

29 de Septiembre, 2017 por Juviza

La influenza (también llamada flu, en inglés) no es tan solo goteo nasal y dolor de garganta. La influenza puede hacerla sentir muy mal y puede ser muy perjudicial si se la contagia durante y justo después del embarazo.

La influenza se transmite fácilmente de persona a persona. Cuando alguien enfermo con influenza tose, estornuda o habla, el virus se disemina por el aire. Las complicaciones de salud causadas por la influenza, como la neumonía, pueden ser graves e incluso mortales, en especial si está embarazada. Esto es porque el embarazo afecta su sistema inmunitario. Durante el embarazo su sistema inmunitario está debilitado. De hecho, las embarazadas que se enferman con influenza corren mayor riesgo de tener un parto prematuro y que el bebé nazca prematuro, que aquellas que no se enferman.

La mejor forma de protegerse es vacunándose. Las mujeres embarazadas, las que amamantan, las que acaban de tener un bebé, las que planifican quedar embarazada, y los bebés de 6 meses o más deben vacunarse. La temporada de la influenza comienza en octubre y termina en mayo. Eso quiere decir que son los meses donde hay más posibilidad de enfermarse. Usted y su familia obtendrán el mejor beneficio al vacunarse a tiempo, es decir al comienzo de la temporada. Sin embargo, es seguro recibir la vacuna en cualquier momento del embarazo. Todavía está a tiempo para vacunarse.

Es importante vacunarse cada año, porque la vacuna de la temporada pasada no protege contra la influenza de esta temporada. Ya dicho, es importante saber que la vacuna contra la influenza en aerosol nasal NO se debe usar durante el embarazo, solo debe aplicarse la inyectable. Si recibe la vacuna en atomizador nasal antes de quedar embarazada, espere al menos 4 semanas antes de intentar el embarazo.

Cuando la mujer embarazada se vacuna, la inmunidad que recibe la protege no tan solo a ella, sino que también a su bebé, por los primeros meses de vida. Este es un periodo muy importante donde el bebé es muy susceptible a enfermarse por influenza. Si tiene preguntas sobre la vacuna no dude en hablar con su profesional de la salud.

La anemia y el embarazo

25 de Septiembre, 2017 por Juviza

Si siente fatiga, debilidad, mareo, dolor de cabeza, o si ha notado que se ve pálida y siente frio en las manos o pies, es importante que hable con su profesional de la salud. Estos síntomas pueden obedecer a una falta de hierro. No tener suficiente hierro en la sangre es la causa más común de la anemia.

Aunque hay algunas condiciones que producen anemia, la principal causa de esta condición es no consumir suficiente hierro. El cuerpo necesita hierro para producir hemoglobina, una proteína que le da a su sangre el color rojo. La hemoglobina es la que transporta el oxígeno de sus pulmones al resto de su organismo. Durante el embarazo se necesita tener suficiente hemoglobina para transportar oxígeno de su organismo a su bebé. Aunque la anemia es común en las embarazadas, debe ser controlada cuidadosamente. Esto es porque la anemia se ha vinculado con un mayor riesgo de un nacimiento prematuro y bajo peso al nacer.

Si usted sospecha tener anemia, o le han dicho que tiene anemia, hay ciertas cosas que usted puede hacer. Por ejemplo:

Coma alimentos que contengan hierro. Estos  incluyen carnes rojas, aves (carne oscura), pescados y mariscos. Los cereales, pasta y panes enriquecidos, los granos integrales y la espinaca, brócoli, y verduras de hojas verdes también son ricos en hierro. Los frijoles, garbanzos y lentejas también contienen este mineral importante.

Consuma alimentos que contienen vitamina C. Estos incluyen el jugo de naranja y toronja, los tomates y las fresas. Éstos pueden aumentar la cantidad de hierro que su cuerpo absorbe.

Cuidado con ciertos alimentos. Hay algunos alimentos que son ricos en hierro pero con los cuales se debe tener cuidado durante el embarazo. Uno de ellos es el hígado, el cual puede hacer que usted consuma demasiada vitamina A. Los mariscos también son ricos en hierro pero los debe evitar si están crudos o poco cocidos.

Tome su vitamina prenatal a diario. La cantidad de hierro que necesita ingerir en su alimentación diaria casi se duplica, de 18 miligramos a 27 miligramos en el embarazo. Es difícil lograr consumir esta cantidad de hierro solo con su alimentación. Pero la mayoría de las vitaminas prenatales tienen esa cantidad.

Hable con su profesional de la salud sobre suplementos de hierro. Si le dice que necesita un suplemento, asegúrese de estar al tanto de ciertos cambios, ya que algunos suplementos pueden producir acidez, estreñimiento o náuseas. Si esto le ocurre, tómese la pastilla con las comidas. Evite tomársela a la hora de dormir. Combata el estreñimiento tomando más agua. Consuma alimentos de grano integral, cereales para el desayuno, frutas y verduras.

Es probable que su doctor le haga una prueba para la anemia durante su primera visita prenatal y luego entre la semanas 24 a 28. Hable con su profesional si tiene alguna duda o preocupación sobre su salud o la de su bebé.

 

¿Qué cuidados debo tener si estoy embarazada otra vez?

13 de Septiembre, 2017 por Juviza

Si ya es mamá pero desea tener otro bebé, se recomienda esperar al menos 18 meses entre el parto y quedar embarazada otra vez. El embarazo es un periodo de grandes cambios y su cuerpo necesita tiempo para recuperarse. Por ejemplo, después de tener un bebé, su cuerpo posiblemente no tenga suficientes cantidades de ciertos nutrientes como el ácido fólico. Adicionalmente, quedar embarazada muy pronto la pone a riesgo de tener complicaciones, como el parto prematuro.

Pero, ¿qué pasa si queda embarazada nuevamente antes de los 18 meses después de haber tenido un parto? ¿Qué pasos debe tomar para tener un embarazo sano y reducir su riesgo de complicaciones? Mire los siguientes puntos:

Tome una multivitamina con ácido fólico: El ácido fólico es muy importante porque ayuda a prevenir defectos de nacimiento del cerebro y la médula espinal llamados defectos del tubo neural. Toda mujer en edad fértil debe tomar una multivitamina todos los días con al menos 400mcg de ácido fólico antes del embarazo. Durante el embarazo, debe tomar una vitamina prenatal con 600 microgramos de ácido fólico todos los días. El hierro es igual de importante durante el embarazo. Por lo general, las mujeres necesitan 27 miligramos de hierro diariamente en el embarazo. La mayoría de las vitaminas prenatales tienen esa cantidad.

Empiece su cuidado prenatal temprano: Llame a su profesional para programar su primer chequeo prenatal en cuanto sepa que está embarazada. Recibir cuidados prenatales temprano y con frecuencia puede ayudarle a tener un embarazo sano y un bebé a término completo. No deje de ir a sus citas.

No use sustancias dañinas: No fume, beba alcohol ni use drogas ilegales durante el embarazo. Si ha consumido cualquiera de estas sustancias y necesita ayuda para dejarlas, hable con su profesional de la salud. No tema hablar de temas personales. Su profesional necesita conocerla bien para poder brindarle la mejor atención médica y ofrecerle la ayuda adecuada a tiempo.

Esté atenta a síntomas y señales de advertencia: Los malestares son comunes durante el embarazo. Es posible que tenga diferentes malestares de un embarazo a otro. Sin embargo, cuando los malestares son severos, dolorosos, o afectan su vida diaria, puede que sea algo de advertencia. Mantenga un record de sus síntomas y conozca las señales de advertencia de un parto prematuro.

Si desea tener otro bebé en el futuro, use un anticonceptivo para ayudarle a esperar al menos 18 meses entre el parto y quedar embarazada otra vez. Hable con su profesional de la salud sobre el anticonceptivo apropiado para usted.

Señales que pudieran indicar que está teniendo una pérdida

14 de Agosto, 2017 por Azalia

Muchas mujeres tienen señales y síntomas que le preocupan al principio del embarazo, pero esto no siempre significa que se relaciona a un aborto espontáneo, un ectópico u otro tipo de pérdida. Aprenda cuales son los síntomas más comunes asociados a la pérdida del embarazo.

Señales y los síntomas relacionados a un aborto espontáneo:

  • Sangrado o manchado vaginal
  • Cólicos como los que siente cuando tiene el período
  • Dolor abdominal agudo

Muchas mujeres tienen esas señales y síntomas al principio del embarazo y no pierden al bebé. Si tiene alguna de esas señales o síntomas, llame a su profesional de la salud. Es posible que él desee hacerle algunas pruebas para chequear que todo esté bien. Estas pruebas pueden incluir análisis de sangre, un examen pélvico y un ultrasonido. El ultrasonido es una prueba que usa ondas sonoras para formar una imagen del bebé en una computadora.

Señales y los síntomas relacionados a un embarazo ectópico:

  • Sangrado de la vagina
  • Sentirse mareada o débil. Esto puede ser causado por la pérdida de sangre lo cual puede causar una disminución en la presión arterial. La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de sus arterias. Las arterias son vasos sanguíneos que transportan sangre del corazón a otras partes del cuerpo.
  • Dolor en parte baja de la espalda o hasta en sus hombros
  • Dolor en el área pélvica,( la parte del cuerpo entre el estómago y las piernas). El dolor puede sentirlo principalmente de un lado. Puede comenzar como dolor leve y luego sentirse como dolor agudo y punzante.

El embarazo ectópico puede comenzar con las señales o síntomas usuales del embarazo, como no tener un período menstrual, sentir náuseas o dolor en los senos. O quizás no tenga señales ni síntomas de embarazo y no saber que está embarazada.

Señales y los síntomas relacionados a un embarazo molar:

El embarazo molar puede parecer como un embarazo normal al principio. Pero si tiene algunos de estos síntomas y señales, llame de inmediato a su profesional de la salud:

  • Sangrado de la vagina en los primeros 3 meses de embarazo
  • Quistes que se asemejan a un racimo de uvas (sacos llenos de líquido) que salen de la vagina
  • Náuseas y vómitos intensos
  • Presión o dolor en la pelvis. Esto rara vez sucede.

La mujer puede tener un sangrado marrón oscuro. Puede notar que algunos síntomas del embarazo desaparecen. Si se hace una prueba de embarazo, ésta puede decir que está embarazada. Inclusive los niveles de la gonadotropina coriónica humana pueden seguir aumentando. Esto obedece a que la placenta sigue produciendo esta hormona. Es importante darle seguimiento a esto.

Envíe sus preguntas a preguntas@nacersano.org  Nuestras educadoras en salud están disponibles para ofrecer tranquilidad y apoyo al resolver sus dudas.

Cuando la cesárea es inesperada

11 de Agosto, 2017 por Juviza

Algunas veces es necesario que una mujer embarazada necesite una cesárea. Una cesárea es una operación mayor que puede tener más complicaciones que el parto vaginal. Esto puede causar mucha preocupación y ansiedad en cualquier mamá, especialmente si la cesárea es inesperada. Es exactamente lo que sentí cuando me dijeron que iba a necesitar una cesárea.

El día del nacimiento de mi hijo, y en los días después, enfrenté muchos retos, incluyendo:

  • No poder tener el contacto piel a piel: Estaba muy ilusionada con la idea de poder tener este primer contacto con mi hijo al poco tiempo de nacer. El contacto piel a piel (método canguro) es muy beneficioso para la mamá y bebé. Afortunadamente pude tener contacto con él a la hora de haber nacido. Hable con su profesional de la salud para aprender cuán pronto podrá tener contacto piel a piel.
  • Dificultad con la lactancia: El dolor de la herida, los efectos del medicamento, o la separación de la madre y él bebe puede crear obstáculos y crear retos con la lactancia . Pida ayuda durante este tiempo. Casi todos los hospitales tienen una consultora en lactancia, o consejera de apoyo en lactancia. También puede pedirles ayuda a las enfermeras que le proveen cuidado después de dar a luz.
  • Dolor e incomodidad: La cesárea es una cirugía en la que su bebé nace mediante un corte que el doctor le hace a usted en el abdomen y en el útero. Mi doctor recomendó que me levantará de la cama y caminará dentro de las 24 horas de la cirugía, para ayudar a mover el vientre y a evitar coágulos de sangre. Pero no fue nada fácil. Es muy importante que le comunique cualquier cambio y sus niveles de dolor al equipo médico.
  • Sentimientos de melancolía y tristeza: En ciertos momentos me sentí bastante abrumada, especialmente porque mi hijo tuvo que quedarse en la unidad de cuidados intensivos neonatales (NICU) por un corto tiempo. No tener a mi bebé a mi lado en casa fue muy difícil. La recuperación y las incomodidades que sentí durante este tiempo fueron muchas, y esto me hizo sentir triste. Realmente no fue la experiencia que anticipaba. Pero mi familia y mi esposo me ayudaron y apoyaron durante este tiempo. Hable con sus familiares, y si cree que necesita hablar con un profesional sobre sus sentimientos, no dude en hacerlo.

Recuerde, aunque sea algo inesperado, hable con su profesional de la salud sobre sus preocupaciones.

La hepatitis B, su embarazo, y su bebé

28 de Julio, 2017 por Juviza

Pregnant woman with doctor

Sabemos que durante el embarazo el bebé depende en gran medida de la salud de mamá para un desarrollo saludable y sano. Por esta razón es importante que toda mujer embarazada se proteja contra las infecciones, tal y como la hepatitis B. Esta es una enfermedad causada por un virus que puede causar problemas graves de por vida para su bebé.

La hepatitis B es una infección que se contagia al tener relaciones sexuales sin protección con alguien que está infectado, o al tener contacto directo con líquidos corporales infectados. También puede ocurrir si comparte objetos como rasuradoras y cepillos de dientes con una persona infectada. Si está embarazada y tiene hepatitis B, se la puede contagiar a su bebé durante el parto. Esto le podría causar problemas del hígado, incluyendo cicatrices en el hígado, insuficiencia hepática (cuando el hígado deja de funcionar) e incluso cáncer de hígado, al bebé en el futuro. Por esta razón la vacunación contra la hepatitis B es tan importante.

Si cree que tiene hepatitis B, avísele a su profesional de la salud. Durante el embarazo, su profesional le hace un análisis de sangre en su primera visita prenatal para ver si tiene hepatitis B y otras infecciones. Las señales y los síntomas de la hepatitis B pueden ser de leves a graves, o quizás no tenga ninguna señal o síntoma. Las señales y los síntomas incluyen:

  • Orina oscura
  • Fatiga
  • Ictericia (piel de color amarillento)
  • Pérdida del apetito
  • Náusea y vómitos
  • Dolor en la parte superior del abdomen

La mejor forma de evitar esta infección es a través de la vacunación. Si no tiene esta vacuna al día, aplíquesela antes de concebir. Si ya está embarazada, puede ser que su profesional de la salud se la recomiende si usted tiene algunos factores de riesgo. Esta vacuna se fabrica con virus inactivados y no presenta un riesgo para el bebé. De hecho, a todo bebé se le aplica la primera dosis de la vacuna contra la hepatitis B después del nacimiento.

Asegúrese de discutir cualquier preocupación que tenga sobre este tema con su profesional de la salud. Si desea saber más sobre la vacuna de la hepatitis B u otras vacunas durante el embarazo, escríbanos a preguntas@nacersano.org.

Zika Care Connect puede ayudarle a encontrar un profesional de la salud

21 de Julio, 2017 por Azalia

Zika care connect

¿Cree que su bebé pudo haber sido afectado por el Zika? ¿Se siente perdida y no sabe qué hace o a que médico acudir?

Zika Care Connect (ZCC) es un sitio web que ha sido creado para ayudar a las familias afectadas por el virus del Zika. En este lugar usted puede encontrar información y profesionales de atención médica especializados que han aceptado ofrecer su ayuda a las familias afectadas por el Zika. Cuando un bebé es afectado por el Zika hay un sinnúmero de especialistas que deben evaluarlo. Puede ser difícil manejar estos servicios y entender la función de cada uno de ellos. Visite Zika Care Connect y reciba el apoyo que busca.

Profesionales de la salud especializados

Usted puede encontrar un profesional de la salud. Los especialistas que se inscribieron en este servicio han indicados que se van a mantener al día con la información y directrices más recientes sobre el manejo del Zika. Aquí puede encontrar las siguientes especialidades:

  • Medicina materno-fetal: médico especialista en embarazos complicados o de alto riesgo.
  • Neurología pediátrica: médico que atiende a los niños con problemas de salud en el cerebro, la médula espinal, los nervios y los músculos.
  • Oftalmología pediátrica: médico que atiende a los niños con problemas oculares, como problemas con el desarrollo visual.
  • Radiología pediátrica: médico que se especializa en hacer exámenes de diagnóstico por imágenes, por ejemplo: ecografías o resonancias magnéticas en niños o bebés.
  • Audiología: especialista en evaluar la audición y determinar los tipos de pérdida auditiva.
  • Especialista de la salud mental: profesional que ofrece orientación psicológica o psicoterapia para ayudar a las personas a lidiar con una variedad de problemas de salud mental y de la vida cotidiana.
  • Coordinación de atención: profesional que le ayuda a coordinar a todos los diferentes.

Información útil y contestación a sus preguntas

  • Preguntas frecuentes: si tiene preguntas acerca de Zika Care Connect o preguntas sobre el zika en general, aquí se brindan respuestas. También puede escribir a preguntas@nacersano.org o dejar un comentario en esta página.
  • Recursos útiles de información sobre el zika y una lista de sitios web que ofrecen información confiable acerca del virus del zika.
  • Línea de ayuda: Puede llamar al 1-844-677-0447 de lunes a viernes entre las 9 am y 5 pm (hora del Este de los EE.UU.) Un miembro del equipo de ZCC le contestará. Pida recibir servicios en español, ellos ofrecen traductores.

Otros recursos: