Archivo de la categoría "Complicaciones y riesgos"

Mes de la Herencia Hispana y nuestra salud

14 de septiembre, 2018 por Juviza

El Mes de la Herencia Hispana se celebra empezando desde el 15 de septiembre, hasta el 15 de octubre. Durante este tiempo celebramos no solamente la cultura, pero también los logros y las contribuciones de los hispanos y latinos a los Estados Unidos.

Segun la Oficina del Censo de los Estados Unidos, hay aproximadamente 57.5 millones de hispanos en los Estados Unidos– más o menos 18% de la población total del país. Esta cifra nos identifica como el grupo minoritario racial/étnico más grande en el país. A pesar de este maravilloso crecimiento, hay preocupación por el estado de salud de hispanos/latinos. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) los hispanos tenemos mayor riesgo de tener diabetes. Esta es una enfermedad que afecta el azúcar en la sangre. Con el tiempo la diabetes puede causar problemas graves y hasta la muerte, si no está controlada.

Muchas cosas pueden aumentar el riesgo de la diabetes (se conocen como factores de riesgos). Algunos factores no se pueden controlar, como historial médico familiar. Pero otros factores, como la alimentación y la actividad física, sí se pueden controlar. Hay varias cosas que podemos hacer para reducir el riesgo de esta enfermedad, vivir una vida sana, y celebrar nuestra cultura día a día. Por ejemplo:

  • Hacerse un chequeo médico todos los años es la clave para la prevención. Hable con su profesional de la salud si alguien en su familia tiene diabetes (por ejemplo, sus abuelos, padres, o hermanos). Pregúntele sobre sus factores de riesgo y pídale que le haga una prueba de diabetes.
  • Cocine sus comidas favoritas de forma saludable. Use vegetales y hierbas para sazonar su comida. Los pimientos, la cebolla, el ajo, y el cilantro son algunos de los ingredientes básicos y comunes de la cocina latina. Éstos le dan un sabor muy rico a cualquier comida, y puede ayudarle a cocinar con menos sal. En vez de postres o galletas, coma fruta fresca.
  • No necesita ser miembro de un gimnasio para ser activa. Usted puede hacer cosas en su casa o comunidad. Por ejemplo, bailar es una actividad que le ayuda a mantenerse físicamente activa. Puede organizar actividades con otras personas que disfruten bailar, o puede bailar en su casa con sus niños, sola, o con su pareja.
  • Evite el cigarrillo, y el humo de los fumadores. No permita que fumen en su auto o en el hogar. Tenga cuidado con la cantidad de alcohol que consume o evítelo por completo. Esto puede causarle problemas de salud serios y causar complicaciones si ya tiene diabetes.

Si usted y su pareja desean tener un bebé, estas recomendaciones le podrían ser bastante útiles. La diabetes antes del embarazo es algo que puede hacerle más difícil quedar embarazada; afecta al hombre tanto como a la mujer. Durante el embarazo, la diabetes puede causar complicaciones como nacimiento prematuro. Por eso es importante que piense en la salud de su futuro bebé antes de concebir. Una de las formas de ayudarle a nacer sano es asegurar que usted y su pareja estén sanos.

 

Labio leporino y paladar hendido: Enfoque en la prevención

17 de julio, 2018 por Azalia

El labio leporino y el paladar hendido son defectos del nacimiento que son muy notables. Es probable que usted conozca o haya visto a alguien con este defecto del nacimiento.  El labio leporino ocurre cuando el labio superior del bebé no se forma por completo y tiene una abertura. El paladar hendido ocurre cuando el paladar del bebé (el techo de la boca) no se forma por completo y tiene una abertura.

No se conocen con certeza las causas de estos defectos de nacimiento pero fumar, tener diabetes y tomar ciertos medicamentos puede aumentar el riesgo de que ocurran. También existen factores genéticos que pueden hacer que ocurra. Si en su familia hay otras personas que tienen labio leporino o paladar hendido, el riesgo de que le ocurra a su bebé es mayor.

Qué puede hacer para ayudar a reducir el riesgo de que su bebé nazca con labio leporino o paladar hendido

No siempre se puede prevenir el labio leporino y el paladar hendido. Pero hay ciertas cosas que usted puede hacer para ayudar a reducir el riesgo:

  • Tome ácido fólico. El ácido fólico es una vitamina que ayuda a prevenir defectos del nacimiento. Antes de quedar embarazada, tome una multivitamina que contenga 400 microgramos de ácido fólico todos los días. Durante el embarazo, tome una vitamina prenatal con 600 microgramos de ácido fólico todos los días.
  • No fume ni beba alcohol. El alcohol incluye cerveza, vino y bebidas alcohólicas fuertes. Ninguna cantidad de alcohol es segura en el embarazo. Manténgase alejada de personas que fuman y no permita que fumen en su casa o en su auto.
  • Hágase un chequeo preconcepcional. Es un chequeo médico antes del embarazo para asegurarse de tener buena salud cuando quede embarazada.
  • Logre un peso sano antes del embarazo y hable con su profesional de la salud sobre cuál es el peso sano que conviene aumentar durante el embarazo.
  • Hable con su profesional de la salud para asegurarse de que los medicamentos que toma sean seguros para el embarazo. Quizás deba dejar de tomar un medicamento o cambiar a otro que sea seguro durante el embarazo. No deje de tomar ningún medicamento sin consultar primero con su profesional de la salud.
  • Cuando quede embarazada, empiece su cuidado prenatal temprano y hágalo con regularidad. El cuidado prenatal es la atención médica que usted recibe durante el embarazo.
  • Protéjase de las infecciones. Hable con su profesional de la salud para asegurarse de que sus vacunas estén al día, en especial la de la rubéola. Las vacunas ayudan a protegerle de ciertas enfermedades. Manténgase alejada de la gente infectada. Lávese las manos con frecuencia.

Sobre la anemia falciforme

26 de junio, 2018 por Azalia

La falcemia o anemia falciforme, es una enfermedad hereditaria. En la falcemia los glóbulos rojos tienen una forma diferente, lo cual causa una serie de problemas. Normalmente, los glóbulos son redondos y flexibles y se desplazan fácilmente por los vasos sanguíneos. En la anemia falciforme, los glóbulos rojos tienen la forma de la letra “C” o de media luna. Esto hace que los mismos se endurezcan y se atasquen en los vasos sanguíneos pequeños, interrumpiendo la irrigación sanguínea. Esto puede causar fuertes dolores y daños en los órganos.

Los glóbulos rojos falciformes mueren y se descomponen más rápidamente que los glóbulos sanos. Esto produce una forma de anemia conocida como anemia drepanocítica. Otras complicaciones pueden ser ictericia, infecciones graves, hinchazón de los pies y manos, problemas de visión y accidentes cerebrovasculares.

Hay una diferencia entre sufrir de anemia falciforme o falcemia (“sickle cell disease”, en inglés) y tener el rasgo de la anemia falciforme (“sickle cell trait”, en inglés). La persona que tiene anemia falciforme, todos los glóbulos rojos de la sangre tienen la forma de media luna. En el caso del rasgo, algunos de los glóbulos rojos tienen esta forma, pero en mucho menor cantidad que la persona con la falcemia. Por lo general, las personas con el rasgo de la anemia falciforme son tan saludables como quienes no tienen anemia falciforme y no desarrollan la enfermedad propiamente dicha.

La probabilidad de que su hijo herede el rasgo de la anemia falciforme o sufra de la anemia en sí depende del tipo de anemia que usted o su pareja tenga. Ustedes pueden hablar de este tema con su profesional de la salud en la visita de preparación para el embarazo. También pueden consultar a un asesor en genética, quien les aclarará todas sus dudas al respecto. Si usted sufre de anemia falciforme, con un buen cuidado prenatal es muy posible que tenga un embarazo sano.

Las migrañas durante el embarazo

15 de junio, 2018 por Azalia

Durante el embarazo, su cuerpo pasa muchos cambios. A veces, estos cambios pueden causar molestias, algunas de las cuales pueden ser dolorosas. Los dolores de cabeza o cefalea son un ejemplo. A menudo son causados ​​por los cambios hormonales o por el estrés. También pueden ser causados ​​por la tensión corporal debido al peso adicional del embarazo. Aunque los dolores de cabeza son comunes durante el embarazo, especialmente en el primer trimestre, algunas mujeres tienen dolores de cabeza más intensos llamados migrañas.

¿Qué es un dolor de cabeza de migraña?

Una migraña es un dolor de cabeza intenso en uno o ambos lados de la cabeza. Además del dolor, las migrañas pueden causar náuseas (malestar estomacal) y vómitos. Muchas personas padecen de migrañas, y la mayoría (3 de 4) son mujeres.

Migrañas y embarazo

Algunas veces las migrañas pueden reducirse en el embarazo, pero no siempre es así. Algunas mujeres pueden tener un aumento en los síntomas de migraña durante el embarazo, especialmente en el primer trimestre. Si le da una migraña por primera vez durante el embarazo, o si tiene un dolor de cabeza que se siente diferente a los dolores que ha sentido anteriormente, llame a su proveedor de cuidados de la salud.

Tratamientos para la migraña durante el embarazo

Si está embarazada o planea quedar embarazada y tiene migrañas, hable con su proveedor de cuidados de la salud sobre opciones de tratamiento y medicamentos. Algunos medicamentos no son seguros durante el embarazo y pudieran ser dañinos para su bebé. Esto incluye algunos medicamentos de venta sin receta y productos a base de hierbas. Si ya toma medicamentos para la migraña, pregunte a su proveedor si es seguro tomarlos durante el embarazo.

Haga lo siguiente para ayudar a aliviar o prevenir los dolores de cabeza y la migraña:

  • Use una toallita tibia o fría.
  • Cuide su cuerpo. Duerma bien y haga algo activo todos los días.
  • Coma alimentos saludables y asegúrese de beber mucha agua. Si ciertos alimentos le causan dolores de cabeza, no coma esos alimentos.
  • Las técnicas de relajación, como la respiración profunda, el yoga y el masaje para mujeres embarazadas, pueden ser útiles.

Llame a su proveedor de cuidados prenatales de inmediato si su dolor de cabeza es severo o no desaparece, si tiene cambios en la visión o si tiene presión arterial alta. Estos pueden ser un signo de una enfermedad grave llamada preeclampsia. La preeclampsia necesita atención médica inmediata.

Fiebre en el embarazo

1 de junio, 2018 por Azalia

Enfermarse, es algo normal. En el embarazo es algo que no debe ignorar, especialmente si siente escalofríos o siente que la temperatura de su cuerpo sube. Primeramente revise su temperatura, si el termómetro marca más de 100.4°F (38 °C), usted tiene fiebre. El próximo paso es comunicarse con su proveedor de cuidados prenatales. Pregunte si es necesario que tome acetaminofén (paracetamol) y cuándo pueden hacerle un chequeo físico. Ambas cosas son importante, controlar la fiebre rápidamente e investigar porque tiene fiebre.

La fiebre usualmente ocurre cuando el cuerpo está tratando de combatir una infección (ya sea por una bacteria o por un virus). Es una de las formas en las cuales su sistema inmunológico trata de eliminar un patógeno. En el embarazo usted puede desarrollar fiebre si le da la influenza, una infección urinaria, una intoxicación alimentaria, entre otras causas. Es importante dar con la causa y recibir tratamiento. La fiebre cuando ocurre en el inicio del embarazo pudiera aumentar el riesgo de tener un bebé con un defecto del nacimiento, como la espina bífida. Es preocupante cuando la fiebre sube sobre los 101°F (38.3 °C). Mientras usted actúe rápido y controlen la fiebre y su causa, es altamente probable que usted y su bebé van a estar bien.

Aparte de un aumento en la temperatura de su cuerpo, otros síntomas que puede sentir son:

  • Sudoración
  • Escalofríos
  • Dolor de cabeza
  • Dolores musculares
  • Pérdida de apetito
  • Irritabilidad
  • Deshidratación
  • Debilidad general

Algunas de las cosas que puede hacer para evitar enfermarse:

  • Evite estar cerca de personas enfermas.
  • Asegúrese que está al día con todas sus vacunaciones. Reciba la vacuna contra la influenza en el embarazo. Al menos 1 mes antes del embarazo, asegúrese que tiene la vacuna contra la varicela y la rubéola.
  • Protéjase de las infecciones causadas por insectos o animales como por el ejemplo del virus del Zika  y el citomegalovirus. Use repelentes de insectos con DEET, picaridina, IR3535 y aceite de eucalipto de limón; no cambie la caja sanitaria de gatos.
  • Tenga buenas prácticas de higiene. Lávese las manos con agua y jabón luego de cambiar pañales, trabajar en el jardín, antes y durante la preparación de alimentos, luego de tocar mascotas, antes y después de preparar alimentos, etc.
  • Prepare y consuma sus alimentos de forma segura. Evite comer carnes, aves, pescados  o huevos, crudos o a medio cocer. La leche y los quesos deben ser pasteurizados. Los fiambre y las carnes frías pueden estar contaminadas con listeria, si las va a comer las debe calentar hasta que salga vapor de ellas. Esto elimina las posibles bacterias que pueden tener. Evite la contaminación cruzada, es decir, cuando los utensilios tengan contacto con aves y carnes crudas, lávelos antes de ponerlos en contacto con alimentos que no se van a cocinar, por ejemplo ensaladas o verduras. Tome medidas necesarias para evitar la intoxicación por alimentos.

Conozca las señales de la preeclampsia

8 de mayo, 2018 por Azalia

La preeclampsia es una condición de la presión arterial que solo ocurre en el embarazo y durante las 6 semanas posparto. Típicamente se presenta después de las 20 semanas. Cuando ocurre durante el período de posparto, por lo general es dentro de las 48 horas de tener un bebé. Sin embargo, puede desarrollarse hasta 6 semanas después del nacimiento. Una mujer tiene preeclampsia si tiene alta presión arterial y señales  que pudieran indicar que algunos de sus órganos, como el riñón o el hígado, no están funcionando normalmente.

La preeclampsia es un serio problema de salud para las mujeres embarazadas de todo el mundo.  En los Estados Unidos, es la causa del 15 por ciento de los nacimientos prematuros. El nacimiento prematuro es el nacimiento que ocurre antes de las 37 semanas de embarazo. La mayoría de las mujeres con preeclampsia tienen bebés sanos. Pero si no se trata, puede causar graves problemas de salud para usted y su bebé.

Una de las mejores maneras de detectar la preeclampsia es acudir a todos sus chequeos de cuidado prenatal, incluso si se siente bien. La preeclampsia a veces se desarrolla sin ningún síntoma. Esto significa que puede tener preeclampsia y no saberlo. Durante sus chequeos de cuidado prenatal, su proveedor de atención médica le medirá la presión arterial y analizará su orina para ver si hay presencia de proteínas.

Los siguientes son signos y síntomas que se pueden presentar cuando hay preeclampsia:

  • Alta presión arterial y proteína en la orina. Se las van a revisar con pruebas que le harán en sus chequeos de cuidado prenatal.
  • Visión borrosa, luces centelleantes, sensibilidad a la luz, pérdida parcial o total de la vista
  • Hinchazón en las manos y la cara , especialmente alrededor de los ojos (la hinchazón de los pies es más común al final del embarazo y probablemente no es un signo de preeclampsia )
  • Aumento de peso repentino (2-5 libras o más en una semana)
  • Dolores de cabeza fuertes y que no se le quitán
  • Náusea o vómitos, especialmente si son repentinos y luego de las 20 semanas de embarazo
  • Dificultad al respirar o jadeo
  • Dolor en la parte superior derecha del abdomen o el hombro

Muchos de los síntomas de la preeclampsia se pueden confundir con los malestares comunes del embarazo. Pero es importante que vaya a ver a su proveedor de cuidados prenatales aunque tenga un solo síntoma. Sin tratamiento, la preeclampsia puede causar serios problemas de salud para usted y su bebé, incluso la muerte.

Si usted está en riesgo de tener preeclampsia, es posible que su proveedor desee que tome una dosis baja de aspirina para ayudar a prevenirla. Hable con su proveedor para ver si el tratamiento con dosis bajas de aspirina es adecuado para usted. Visite nacersano.org para obtener más información sobre cómo tener un embarazo y un bebé saludables.

Lo que debe saber acerca del alcohol y el embarazo

6 de abril, 2018 por Azalia

Si usted está embarazada, cree que está embarazada o está intentando quedar embarazada, evite tomar alcohol. Por la seguridad suya y de su bebé lo mejor es seguro evitar el alcohol en su totalidad durante TODO el embarazo. Ninguna cantidad de alcohol en el embarazo es segura. Si una mujer bebe alcohol durante el embarazo, el alcohol en la sangre pasa rápidamente a través de la placenta y del cordón umbilical a su bebé. Beber cualquier cantidad de alcohol en cualquier momento durante el embarazo puede perjudicar el cerebro y otros órganos en crecimiento de su bebé.

Beber alcohol durante el embarazo aumenta el riesgo de que su bebé tenga estos problemas:

¿Qué puede hacer?

El alcohol suele ser parte de las actividades sociales como fiestas, reuniones familiares, o cenas con amigos. Quizás usted estaba acostumbrada a tomar una copa de vino junto con la cena o cuando visitaba un restaurante. Puede ser que se le haga difícil dejar de tomar alcohol.

Estas son algunas sugerencias de ayudarla a dejar de beber alcohol:

  • Piense en las ocasiones en que normalmente bebe alcohol. Planee beber otras cosas, como bebidas de frutas o agua. Use un popote/sorbeto o coloque una sombrillita de papel en la copa para que parezca más festiva.
  • Evite situaciones o lugares en los que normalmente bebe, como fiestas o bares.
  • Deshágase de todo el alcohol en su casa.
  • Avise a su pareja, amigos y familiares que usted no va a beber alcohol durante el embarazo. Pídales su ayuda y apoyo.

Para más información sobre como tener un embarazo sano, visite nacersano.org

Las últimas semanas del embarazo son importantes

23 de marzo, 2018 por Azalia

En las últimas semanas del embarazo ocurren cambios muy importantes en el desarrollo de su bebé. Estos cambios le ayudan a su bebé a tener comienzo saludable. Por eso si su embarazo es sano, lo mejor es que permanezca embarazada durante al menos 39 semanas. También es mejor esperar a que el parto comience por sí solo. Si su proveedor le recomienda inducir el parto, pregunte si puede esperar hasta que tenga al menos 39 semanas de embarazo. Inducir el trabajo de parto o programar una cesárea sólo debe ser por motivos médicos.

En las últimas semana del embarazo:

  • El cerebro de su bebé todavía está creciendo y desarrollándose. A las 35 semanas, el cerebro de su bebé pesa solo dos tercios del peso que tendrá a las 39 semanas.
  • Órganos importantes como los pulmones y el hígado necesitan este tiempo para desarrollarse y funcionar correctamente. Los bebés que nacen antes de tiempo pueden tener problemas para respirar e ictericia después del nacimiento.
  • Su bebé está aumentando de peso. Los bebés que nacen con un peso saludable tienen más facilidad para mantener la temperatura de su cuerpo estable en comparación a los bebés que nacen demasiado pequeños.
  • Su bebé todavía está aprendiendo a chupar y tragar. Aprender estas habilidades ayudará a que su bebé se alimente mejor y evitará ciertos problemas de alimentación.
  • Los ojos y oídos de su bebé están pasando por cambios importantes. Los bebés que nacen demasiado temprano tienen más probabilidades de tener problemas de visión y audición.

Su fecha de parto puede no ser correcta

Es difícil poder saber exactamente cuántas semanas de embarazo usted tiene. Un ultrasonido puede ayudar a estimar su fecha de parto, pero puede tener un error de hasta en 2 semanas. Esto significa que puede que su embarazo no esté tan avanzado como usted podría haber pensado. Por eso, si su embarazo es saludable, es mejor que su bebé nazca al menos a las 39 semanas. Esto le da a su bebé el tiempo que necesita para crecer.

Sin embargo, en algunos casos, es posible que no pueda elegir cuándo tener a su bebé. Si hay problemas con su embarazo o la salud de su bebé, es posible que deba tenerlo antes de tiempo. Si esto sucede, aquí hay algunas preguntas que debe hacer:

  • ¿Hay algún problema con mi salud o la salud de mi bebé por el que deba tener a mi bebé antes?
  • ¿Puedo esperar a tener a mi bebé hasta estar más cerca de las 39 semanas?

Sobre la inducción del parto:

  • ¿Por qué debe inducirme el parto?
  • ¿Cómo me inducirá el parto?
  • ¿La inducción del parto aumenta la probabilidad de que deba tener una cesárea?

Sobre la cesárea

  • ¿Por qué necesito tener una cesárea?
  • ¿Qué problemas puede causar la cesárea para mí y para mi bebé?
  • ¿Necesitaré tener una cesárea en embarazos futuros?

Diabetes Gestacional: Cómo controlar su azúcar

13 de marzo, 2018 por Azalia

¿Qué es la diabetes gestacional?

La diabetes gestacional es un tipo de diabetes que ocurre durante el embarazo. Significa que su cuerpo no está usando adecuadamente la insulina (hormona que ayuda a procesar las azucares) o que su cuerpo no está produciendo suficiente. Cuando esto sucede, aumenta el azúcar en la sangre. Tener niveles altos de azúcar en la sangre durante el embarazo aumenta el riesgo de ciertas complicaciones, que incluyen: preeclampsia, tener un bebé muy grande (macrosomía), nacimiento prematuro y tener una cesárea.

Qué puede hacer para ayudar a controlar la diabetes gestacional:

  • Cuidado prenatal: Las mujeres que tienen diabetes gestacional deben tener más visitas de control prenatal. Esto ayuda a su proveedor de atención médica a verificar que usted y su bebé están bien.
  • Verifique su nivel de azúcar: Necesitará controlar su nivel de azúcar en la sangre regularmente y mantener un registro. Esto ayudará a su proveedor a controlar su tratamiento. Es posible que necesite usar un instrumento especial para medir su nivel de azúcar en la sangre.
  • Coma alimentos saludables: Elija alimentos sanos, coma la cantidad adecuada y coma regularmente. Esto es un paso crítico para el control de su azúcar en sangre.
  • Manténgase activa: La actividad física ayuda a regular el nivel de azúcar en la sangre. Pregúntele a su proveedor cuánto y qué tipo de actividad puede hacer. Para la mayoría de las mujeres hacer 30 minutos de actividad física moderada (caminar, andar en bicicleta estática) por día es adecuado.
  • Medicamentos: Su proveedor puede recomendar el uso de insulina para controlar su nivel de azúcar en la sangre. En ciertos casos el provecho puede recomendar un medicamento oral. Su proveedor le dará más información de acuerdo a sus necesidades específicas.

La alimentación saludable y el control de la diabetes gestacional

La mejor manera de asegurarse de comer la cantidad y los alimentos adecuados es teniendo una consulta con un nutricionista dietista registrado (también llamado RDN). Un RDN puede crear un plan nutricional individualizado adaptado a sus gustos y sus necesidades específicas. Comer bien es uno de los pasos más importantes para controlar el azúcar en la sangre y reducir los riesgos asociados con la diabetes gestacional. Aquí hay algunas cosas que puede hacer:

  • No se salte sus comidas. La mejor manera de evitar que su nivel de azúcar en la sangre disminuya o aumente es comer regularmente. Asegúrese de comer desayuno, almuerzo y cena todos los días. También es posible que necesite dos o tres meriendas pequeñas al día. Esto ayuda a distribuir las calorías durante el día y así usted evitar pasar muchas horas sin comer o comer demasiado de una vez.
  • Porciones. Es importante comer con frecuencia, pero sin comer en exceso. Aprende sobre cuántas calorías necesitas comer al día y asegúrate de comer los tamaños de las porciones correctos. Por ejemplo, un plátano pequeño (alrededor de 6 “) cuenta como una porción, mientras que un plátano grande (alrededor de 9”) cuenta como dos.
  • Aprenda sobre los carbohidratos. Es recomendado que controle la cantidad de carbohidratos que consume en cada comida. Este es un paso muy importante para controlar su nivel de azúcar en la sangre. Los alimentos que contienen carbohidratos son: frutas, arroz, pasta, papas, pan, leche y frijoles, entre muchos otros. Su RDN puede hacer un plan nutricional que especifique el tamaño de las porciones que necesita de estos alimentos en sus comidas. Ciertos alimentos que contienen carbohidratos y también son ricos en fibra, como: frijoles, lentejas y avena. Estos son una buena fuente de carbohidratos para mujeres con diabetes gestacional. El contenido de fibra en estos alimentos y el tipo de carbohidratos hace que su cuerpo tarde más tiempo para digerirlos. Eso ayudará a que el nivel de azúcar en la sangre se mantenga dentro un rango deseable.
  • Proteínas y grasa. Asegúrese de comer proteínas magras como pechuga de pollo, pescado bajo en mercurio, legumbres, huevos y productos lácteos bajos en grasa, entre otros. Alrededor del 20 por ciento de sus calorías deben provenir de fuentes de proteínas. Las grasas saludables como el aguacate, el aceite de oliva, las almendras y otras nueces son buenas opciones. Limite la cantidad de mantequilla, crema, carnes con alto contenido de grasa o alimentos fritos.
  • Las verduras son su mejor aliado. Asegúrese de comer suficientes verduras y ensaladas todos los días. Sea aventurera y pruebe nuevas recetas. Es posible que se inspire mientras visita el mercado local de verduras. Si no conoce alguna verdura, pregunté cómo se prepara o si pueden compartirle una receta. Coma verduras de una variedad de colores como espinaca, jícama, calabacín, zanahorias, betabel, etc. De esta forma usted se asegura de consumir una variedad de nutriente.
  • Puede usar endulzantes artificiales. El Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG, por sus siglas en inglés) dice que los sustitutos de azúcar como el aspartamo, la estevia, la sucralosa y el acesulfame de potasio son seguros para ingerir en cantidades moderadas durante el embarazo.
    Si usted padece fenilcetonuria (también llamada PKU), no consuma aspartamo ( equal y nutrasweet). La fenilcetonuria es una condición en la cual el cuerpo no puede digerir la fenilalanina (presente en el aspartamo).
  • Limite o evite ciertos alimentos. No coma alimentos con alta concentración de azúcares añadidos o simples como refrescos, postres, galletas, dulces, jugos de fruta, frutas secas, jarabes, miel, jarabe de agave, entre otros. Estos tipos de alimentos tienen un valor nutricional muy bajo o nulo y aumentarán los niveles de azúcar en la sangre. Limítelos tanto como sea posible.

Pérdida del embarazo: ¿Volverá a suceder?

9 de marzo, 2018 por Azalia

La pérdida de un embarazo o bebé es una experiencia muy fuerte. Si usted ha tenido un aborto espontáneo, un nacimiento sin vida, o la muerte de un recién nacido, es normal tener sentimientos muy conflictivos sobre un nuevo embarazo. Algunas mujeres desean quedar embarazadas lo más pronto posible, otras prefieren esperar. Es común que tenga temor de que vuelva a suceder o que se obsesione con las maneras que puede evitar una experiencia similar. Los sentimientos de culpa también son muy comunes. O preocuparse por olvidar al bebé que falleció. Todas estas emociones y sentimientos son normales.

Que puede hacer para manejar el estrés

  • Hable con su pareja y con las personas cercanas a usted. Dígales qué piensa de quedar embarazada otra vez.
  • Trate de mantenerse positiva. Recuerde que cada embarazo y cada bebé es diferente. Solo porque su bebé murió o perdió su embarazo, no significa que sucederá la próxima vez.
  • Si trabaja, hable con su jefe para reducir el nivel de tensión en el trabajo.
  • Consulte a su profesional de la salud o a un consejero sobre las formas de reducir el estrés.
  • Hágase un chequeo preconcepcional para asegurarse de estar sana antes de un nuevo embarazo, esto puede ayudarle a tener un embarazo sano.
  • Coma alimentos sanos, beba suficiente agua y haga algo activo todos los días. Haga todo lo posible por dormir y descansar lo suficiente.
  • No fume, no beba alcohol, ni use drogas.

Cuando puede volver a intentarlo

Para la mayoría de las mujeres, conviene esperar al menos 18 meses (un año y medio) desde el final de un embarazo antes de quedar embarazada otra vez. Eso le da a su cuerpo suficiente tiempo para recuperarse física y posiblemente emocionalmente  antes del próximo embarazo.

No todas las mujeres pueden esperar 18 meses entre embarazos. Hable con su profesional de la salud sobre el tiempo que debe esperar entre embarazos si:

  • Tiene más de 35 años.
  • Ha tenido un aborto espontáneo o nacimiento sin vida. El aborto espontáneo sucede cuando el bebé muere en la matriz antes de las 20 semanas de embarazo. El nacimiento sin vida (o muerte fetal) sucede cuando el bebé muere en la matriz después de las 20 semanas de embarazo.

Que puede hacer para preparar su cuerpo para un nuevo embarazo

  • Hágase un chequeo preconcepcional. Es un chequeo médico antes del embarazo para asegurarse de que tiene buena salud cuando queda embarazada.
  • Tome un suplemento vitamínico todos los días con 400 microgramos de ácido fólico. Si lo toma antes de quedar embarazada y a principios del embarazo, puede ayudar a proteger a su bebé de los defectos de nacimiento del cerebro y la médula espinal.
  • Logre un peso sano para su salud. Coma alimentos sanos y haga algo activo todos los días. Hable con su profesional de la salud sobre el peso ideal para usted.
  • No fume, no beba alcohol ni consuma drogas dañinas. Hable con su profesional de la salud si necesita ayuda para dejar algún mal hábito.

Recursos

  • Del dolor a la recuperación (folleto gratuito de March of Dimes para padres en duelo).
  • Comparta su historia(la comunidad la comunidad en línea de March of Dimes donde las familias que perdieron a un bebé pueden comunicarse y reconfortarse).