Archivo de la categoría "Bebé"

Todos los bebés necesitan las pruebas de detección para recién nacidos

5 de septiembre, 2018 por Azalia

Newborn screening

Ya contó sus deditos de manos y pies, y ha inspeccionado a su bebé. Su bebé es hermoso y se ve sano. Ahora solo falta una prueba importante para darle tranquilidad, las pruebas de detección o tamizaje para recién nacidos. Estas pruebas sirven para detectar condiciones raras, pero que son serias. Por ello se hacen en los primero días de nacimiento de su bebé, antes de que salga del hospital. Muchas de esas condiciones se pueden tratarse con éxito si se descubren temprano.

En los EE.UU. las pruebas que se recomiendan pueden variar de estado a estado. Usted puede investigar qué pruebas se realizan en su estado.  Usted puede preguntar en el departamento de salud local de su país sobre las pruebas que va a recibir su bebé.  Es el deseo de March of Dimes que todos los bebés se sometan a pruebas de detección para detectar al menos 34 condiciones de salud.

¿Cómo se hacen las pruebas de detección para recién nacidos?

Las pruebas tienen tres partes:

1.  Análisis de sangre. La mayoría de las pruebas de detección se realizan con un análisis de sangre. El profesional de su bebé le punza el talón para extraer unas gotas de sangre. La sangre se recolecta en un papel especial y se envía a un laboratorio dentro de 1 día (24 horas) para analizarla. Usted puede verificar con el personal del hospital para cerciorarse de que la muestra de su bebé fue enviada al laboratorio.

2.  Prueba de audición. Para la prueba de audición, su profesional coloca un audífono diminuto y suave en el oído de su bebé para ver cómo responde al sonido. Se le hace esta prueba a su bebé antes de que se marche del hospital.

3.  Prueba de corazón. A esta prueba se le llama oxímetro de pulso. Esa prueba chequea la cantidad de oxígeno en la sangre de su bebé con un sensor adherido al dedo o al pie. Esa prueba se utiliza para detectar un grupo de condiciones cardíacas llamado “cardiopatía congénita crítica” (CCHD, por sus siglas en inglés). Se le hace esta prueba a su bebé antes de que se marche del hospital.

Pregúntele al profesional de la salud de su bebé o al personal del hospital sobre las guías de tiempo que se usan para enviar la muestra de sangre al laboratorio y recibir los resultados. Algunos estados tienen páginas de Internet con información sobre cuán bien se adhiere su hospital a las guías de tiempo. Visite la página de Internet del departamento de salud de su estado para ver si la información de su hospital está disponible.

Hoy en día hay pruebas que pueden detectar muchísimos defectos congénitos de la química del organismo, como fenilcetonuria e hipotiroidismo congénito. Éstas se deben tratar temprano para evitar un retraso mental. Otras pruebas incluyen hiperplasia suprarrenal congénita, insuficiencia de biotinidasa, enfermedad urinaria del jarabe de arce, galactosemia, homocistinuria, anemia de glóbulos falciformes y deficiencia de acil-CoA deshidrogenasa de cadena media.

Algunos de estos problemas de salud no muestran síntomas. Al detectar estas condiciones en los primeros días de vida, se puede comenzar el tratamiento antes de que se produzcan serios problemas de salud. Pregunte si en el hospital que va a nacer su bebé hacen estas pruebas. Si no las hacen, pregunte al pediatra de su bebé como puede hacerlas. Estas pruebas le darán paz y tranquilidad a usted y a su familia.

 

Las vacunas y su bebé

14 de agosto, 2018 por Azalia

Las vacunas son una forma importante de proveer a su bebé un comienzo saludable en la vida. Usted puede ayudar a proteger a su bebé de enfermedades graves. Asegúrese de que su bebé reciba las vacunas a tiempo.

Tal vez se pregunte por qué necesita vacunar a su bebé, al parecer las vacunas protegen contra enfermedades que ya no son tan comunes. Estas enfermedades no son comunes, pero aún existen. Por ejemplo, muchos casos de tos ferina y sarampión se han producido en los Estados Unidos en los últimos años. Cuando su bebé recibe vacunas a tiempo, lo está protegiendo de enfermedades graves y de sus complicaciones.

Siga nuestro calendario de vacunación según las recomendaciones del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (también llamado CDC).

Qué nesecita saber:

  • Las vacunas ayudan a proteger a su bebé de enfermedades peligrosas y ayudan a evitar que propague enfermedades a otros.
  • En los primeros 2 años de vida, su bebé recibe varias vacunas para protegerlo de 14 enfermedades, incluida la tos ferina (pertussis) y el sarampión.
  • Los bebés de 6 meses en adelante necesitan la vacuna contra la influenza cada temporada. Su bebé recibe dos dosis de la vacuna contra la influenza en su primer año de vida. Luego recibe solo una dosis cada año después.
  • Las vacunas ayudan a construir el sistema inmune. El sistema inmune protege al cuerpo de infecciones y algunas enfermedades. Las vacunas ayudan al sistema inmune de su bebé a desarrollar protección contra las enfermedades.
  • Las vacunas son muy seguras. Los científicos y profesionales de la salud prueban y verifican cuidadosamente las vacunas antes de que alguien pueda recibirlas.
  • Obtener más de una inyección a la vez no dañará a su bebé. Su bebé, incluso cuando es recién nacido, está expuesto a muchos gérmenes en el medio ambiente, su sistema inmune puede manejar muchas dosis a la vez.
  • Todos los bebés, incluidos los bebés que pasan tiempo en la unidad de cuidados intensivos para recién nacidos (también llamada NICU), necesitan vacunas. La mayoria de los bebés prematuros y de bajo peso siguen el mismo calendario de vacunación de los CDC.

 

Lactancia: Algunos malestares comunes y qué puede hacer

2 de agosto, 2018 por Azalia

La leche materna es el mejor alimento para su bebé. La leche materna provee a su bebé importantes nutrientes que lo ayudan a crecer sano y fuerte. Es importante que no se desanime si tiene algunas incomodidades o dificultades en los inicios de la lactancia.  Es algo común y con un poco de información y apoyo podrá superarlo.

Estos son algunos de los problemas comunes que las mamás pueden tener y lo que puede hacer al respecto:

“Mi bebé no quiere prenderse al seno.”

Cuando su bebé se prende al seno, su boca está firmemente sujeta a su pezón mientras lo amamanta. Para ayudar a su bebé a prenderse, comience por buscar un lugar donde se sienta cómoda para amamantar. Puede ser en una silla, un sofá o en su cama. Quítese la ropa de la cintura para arriba y deje a su bebé solo con su pañal. Coloque a su bebé entre sus senos para que su panza y la de su bebé estén juntas. El contacto piel con piel es la mejor manera de ayudar a que su bebé se sienta cómodo y listo para prenderse al seno. A continuación, le indicamos cómo asegurarse que su bebé está bien prendido:

  • Cuando su bebé abra la boca, llévelo a su pecho. Tráigalo a usted, en lugar de usted acercase a él.
  • Mantenga a su bebé cerca. Tanto su nariz como su barbilla deben tocar su pecho. No se preocupe, su bebé puede respirar y comer al mismo tiempo. La boca de su bebé debe cubrir casi toda su areola (el área alrededor de su pezón).
  • Cuando su bebé esté bien prendido, sentirá que su lengua estará succionando fuertemente. Si usted solo siente su lengua en la punta de su pezón, esto indica que no está bien prendido. Si ocurre, desprendalo y trate de nuevo.

“Me duelen los pezones.”

Muchas mujeres sienten dolor en los pezones cuando empiezan a amamantar. Si sus pezones están agrietados y doloridos, es posible que necesite cambiar la posición que usa para amamantar. Si tiene dolor en el pezón:

  • Asegúrese de que su bebé esté completamente prendido. Si no está prendido,  retírelo de su seno y vuelva a intentarlo.
  • Después de alimentarlo, ponga un poco de leche fresca en sus pezones. Al igual que la leche materna es buena para su bebé, también puede ayudarle a evitar que le duelan sus pezones. Las cremas también pueden ayudar. Pregúntele a su proveedor qué tipo de crema puede usar.
  • Hable con su proveedor o asesor de lactancia si el dolor no desaparece.

“Mi pecho está hinchado y se siente duro.”

Sus senos se hinchan cuando se llenan de leche. Pueden sentirse sensibles y adoloridos. La mayoría de las veces, la incomodidad desaparece una vez que comienza a amamantar regularmente. Aquí hay algunas maneras de ayudar a sentirse mejor:

  • Amamante regularmente. Evite pasar mucho tiempo sin lactar. No se salte las alimentaciones nocturnas.
  • Exprese una pequeña cantidad de leche con un sacaleches o con la mano antes de amamantar.
  • Tome una ducha tibia o ponga toallas calientes en sus senos. Si le duelen los senos, coloque compresas frías.
  • Si sus senos permanecen hinchados, informe a su proveedor.

¡Con paciencia y práctica, usted y su bebé pronto serán expertos! Dese tiempo para aprender esta nueva destreza y confíe en sí misma. No dude en pedir ayuda. Es posible que solo necesite un poco de apoyo adicional para comenzar. Su proveedor de cuidados de la salud, un asesor de lactancia, o un grupo de apoyo para la lactancia materna pueden ayudarle. Obtenga más información sobre cómo obtener ayuda con la lactancia materna visitando nacersano.org.

El asesoramiento sobre la lactancia materna, los extractores de leche y otros suministros son servicios cubiertos por la mayoría de los seguros médicos bajo la Ley de Cuidado de Salud de Bajo Precio, sin costo adicional para usted. Obtenga más información sobre los servicios preventivos recomendados que están cubiertos bajo la Ley de Cuidado de Salud de Bajo Precio en Care Women Deserve (en inglés).

Beneficios de la lactancia materna para mamá y para el bebé

12 de julio, 2018 por Azalia

 

La leche materna es el mejor alimento para el bebé durante su primer año de vida. Contribuye a que su bebé crezca sano y fuerte. Pero la lactancia tambien tiene muchos beneficios para usted.

Beneficios para mamá

  • Ayuda a recuperarse luego del parto. Al amamantar se liberan hormonas que hacen que el útero se contraiga y pudiera disminuir la cantidad de sangrado posparto.
  • Más salud para usted. Las mujeres que lactan, tienen menos riesgo de padecer diabetes tipo 2, alta presión arterial, enfermedades del corazón, artritis reumatoides, colesterol elevado, cáncer del seno y de los ovarios.
  • Le ayuda perder el peso que ganó durante el embarazo. Al amamantar a su bebé usted puede quemar hasta unas 500 calorías adicionales cada día.
  • Sentirse realizada como mamá. La lactancia le presenta una oportunidad única de ofrecer a su bebé, alimento, salud, amor y establecer lazos afectivos y una conexión única con su bebé.
  • Conveniencia. Al salir de casa no tiene que preparar biberones y preocuparse de cómo calentarlos o mantenerlos a la temperatura correcta. Tampoco tiene que preocuparse por esto en las madrugadas cuando vaya alimentar a su bebé. Su leche está disponible y a la temperatura adecuada -todo el tiempo.
  • Ahorra dinero. La leche materna es gratuita a diferencia de la fórmula que puede costar cientos de dólares cada mes.
  • Proteger el ambiente. Cuando usted amamanta a su bebé produce menos desperdicios al ambiente, tales como plástico, envases vacíos de fórmula, etc.

Beneficios para su bebé

  • El sistema digestivo de su bebé se lo agradecerá. La leche materna es más fácil de digerir, por ello su bebé tendrá menos gas, estreñimiento y problemas con la alimentación. No tendrá que estar cambiando fórmulas, su leche es perfecta para su bebé.
  • Menos riesgo para su bebé del Síndrome de Muerte Súbita Infantil. Amamantar provee un factor protector para su bebé contra la muerte en la cuna.
  • La leche materna provee la alimentación de más alta calidad nutricional para su bebé. Provee tiene la cantidad óptima de grasas, proteínas, agua, minerales y nutrientes que su bebé necesita para crecer y desarrollarse.
  • Menos enfermedades para su bebé. La leche materna contiene anticuerpos que protegen a su bebé contra las infecciones de oído, diarrea, infecciones respiratorias y alergias, entre otras.
  • Es altamente beneficiosa para los bebés prematuros. La leche materna ayuda a reducir los riesgos de condiciones de salud a corto y largo plazo que pueden afectar a los bebés prematuros.
  • Seguridad, amor y protección. Al usted amamantar a su bebé, la cercanía a usted y el tiempo que pasan juntos hace que su bebé se sienta protegido, seguro y siente el amor que usted lo transmite. Es una experiencia verdaderamente única.

Poder ofrecer todos estos beneficios, para usted y su bebé, es algo verdaderamente maravilloso. Recuerde que si la lactancia es algo nuevo para usted y su bebé deben darse tiempo para que logren adquirir las destrezas necesarias para lograrlo con éxito. La práctica, paciencia, apoyo e información correcta serán claves para lograrlo. Confíe en su cuerpo y su bebé, ambos serán capaces de lograrlo.

Recientemente, es posible que haya escuchado en las noticias, informacion sobre la oposición de la delegación de Estados Unidos a una resolución para promover la lactancia materna en la Asamblea Mundial de la Salud. March of Dimes lanzó una declaración acerca de este mensaje (en ingles). Estamos consternados con la oposición de la delegación de los Estados Unidos a una resolución para promover la lactancia maternal en la Asamblea Mundial de la Salud. La leche materna es la opción más saludable para bebés y niños pequeños.

Esté alerta a las señales de la preeclampsia posparto

30 de mayo, 2018 por Azalia

La preeclampsia es un tipo de alta presión arterial que afecta múltiples órganos en el cuerpo. Aunque es una condición que ocurre en el embarazo, en algunos casos pudiera darse después del parto, en ese caso se dice que la mujer tiene preeclampsia posparto. La mayoría de los casos de preeclampsia posparto ocurren 48 horas después del parto, pero pudieran darse casos hasta 6 semanas después del parto.

De acuerdo a la Fundación Preeclampsia, la preeclampsia posparto puede ocurrir aun en mujeres que NO tuvieron problemas de alta presión en el embarazo. La preeclampsia posparto puede sucederle a cualquier mamá. Por ello es muy importante que sepa cuáles son las señales y que sepa cómo actuar.

Los síntomas o signos de la preeclampsia posparto incluyen:

  • Cambios o problemas en la visión (como vista borrosa, luces centelleantes o sensibilidad a la luz)
  • Dolor de cabeza severo, especialmente si no se le quita
  • Problemas para respirar
  • Hinchazónde la cara y extremidades
  • Alta presión arterial (140/90 o mayor)
  • Dolor en la parte superior derecha del abdomen o en el área del hombro
  • Nauseas, vómitos o mareos
  • Orinar poco

Es importante que esté alerta a su cuerpo, usted va a tener muchos cambios después del parto. Si usted tiene aunque sea una de las señales anteriores, déjele saber de inmediato a su proveedor de cuidados de la salud. El identificar y tratar la preeclampsia posparto a tiempo es clave para evitar consecuencias serias, incluyendo la muerte.

¿Qué puede hacer?

  • Vaya a sus visitas de revisión posparto, incluso si se siente bien.
  • Aprenda a cómo identificar las señales de la preeclampsia posparto.
  • Si tiene alguno de las señales anteriores, infórmeselo a su proveedor de inmediato. Si no puede hablar con su proveedor de inmediato, llame a los servicios de emergencia (911) o pida que la lleven a la sala de emergencias.

Proteja a sus niños de los envenenamientos accidentales

19 de marzo, 2018 por Azalia

¿Sabía usted que cada año alrededor de 3 millones de personas, en su mayoría niños, ingieren o tienen contacto con una sustancia venenosa? La Semana Nacional de Prevención de Envenenamientos se celebra del 18 al 24 de marzo de 2018 uno de los objetivos es crear conciencia de este problema y ayudar a proteger a los niños de los envenenamientos accidentales. La Academia Americana de Pediatría (AAP, por sus siglas en inglés) ha desarrollado recomendaciones que los padres y personas que cuidan niños deben seguir para proteger a los pequeños de los envenenamientos.

Siga y comparta estas recomendaciones con familiares, amigos y personas que cuidan de niños:

  • Mantenga los medicamentos en su empaque original y que tenga contenedores con tapas de seguridad. Guardelos fuera del alcance de los niños. Tenga en cuenta que las tapas de seguridad son difícil es de abrir, pero eso no significa que sean completamente a prueba de niños. Descarte medicamentos que no necesite o que estén vencidos.
  • Coloque en un gabinete con llave o envase con seguro, los productos de limpieza y lavandería (especialmente los paquetes individuales de detergente de color brillante), pinturas, líquido limpiaparabrisas, anticongelante, queroseno, gasolina, aceite de lámpara y pesticidas. Guárdelos en su empaque original, fuera de la vista y del alcance de los niños.
  • Instale pestillos de seguridad y asegúrese de que se bloqueen automáticamente cuando cierra la puerta de un armario. Pero tenga en cuenta que estos dispositivos también pueden fallar y algunos niños logran abrirlos. Lo mejor es almacenar productos venenosos en un lugar que su hijo no pueda alcanzar ni ver.
  • Cuando le dé medicamentos a su hijo, nunca le diga que es “dulce”. Siempre use un dispositivo de dosificación y cada vez que lo administre verifique la etiqueta para asegurarse que mide la dosis correcta. Una cuchara de cocina nunca es un sustituto para un dispositivo de dosificación. Si tiene preguntas sobre la dosis de un medicamento, llame al proveedor de atención médica de su hijo.
  • Asegure los aparatos que contienen pilas en forma de botones pequeños o en forma de monedas. Estos son muy peligrosos si los niños los ingieren. Algunos ejemplos son, controles remotos, llaveros (para automóviles), tarjetas de felicitación, adornos navideños, termómetros, libros musicales para niños, juguetes y muchos otros.
  • Investigue los nombres de todas las plantas en su hogar y jardín. Si alguna de ellas es venenoso, sáquela. Antes de comprar una planta, averigüe si es venenosa para los niños o sus mascotas.
  • La ingestión o exposición a la piel del líquido de los cigarrillos electrónico (e-cigs, en inglés) puede ser fatal para un niño,aún una cantidad pequeña es peligrosa. Si usted o alguien en su casa los usa, asegúrese de que estén fuera del alcance y vista de los niños. Algunos de ellos vienen en empaques a prueba de niños, pero eso no significa que sean a prueba de niños.
  • Sea extra precavida si tiene visitas en su hogar, durante un evento especial o reunión de vacaciones. Muchas intoxicaciones ocurren en el hogar, mientras los padres están distraídos. Asegúrese de que los cajones y gabinetes que usualmente están cerrados permanezcan cerrados, cuando hay visitas o celebraciones en el hogar. Si anticipa un evento en el cual va a estar distraída,considere contratar a una niñera o pídale a un miembro de su familia que lo ayude a vigilar de cerca a su pequeño.

¿Qué puede hacer?

Si cree que su hijo pudo haber ingerido una sustancia venenosa o peligrosa, trate de mantener la calma pero actue rápido. Llame a la línea gratuita de prevención de envenenamientos ayuda al 1-800-222-1222. Usted se conectará con un centro local de intoxicaciones, que hablan su idioma. Guarde este número en su móvil y anótelo en su casa, cerca del teléfono de su casa o haga una nota en su refrigerador. No espere para ver si su hijo muestra signos de envenenamiento. Incluso si no está completamente segura de si su hijo ha consumido una sustancia venenosa, realice la llamada. Lo mejor es contar con un experto en intoxicaciones al otro lado de la línea que pueda ayudarlo y decirle qué hacer.

Bebé prematuro: Guías de seguridad para asiento infantil para el auto

15 de marzo, 2018 por Azalia

¡Este es un momento emocionante! Su bebé ha sido dado de alta de la unidad de cuidados intensivos para recién nacidos (también llamada NICU, por sus siglas en inglés) y está listo para regresar a su hogar. Ahora debe asegurarse de que su bebé llegue a casa seguro. La ley exige que use un asiento infantil para el auto cuando transporte a su bebé a casa desde el hospital. Sin embargo, el estándar de seguridad del gobierno federal para el asiento para el auto no tiene un límite de peso mínimo ni tiene en cuenta las necesidades especiales de un bebé prematuro. Obtenga información sobre cómo mantener a su bebé seguro mientras viaja en su asiento para el automóvil antes de que su bebé sea dado de alta del hospital. Aquí hay algunos consejos que pueden ser de ayuda.

Tenga presente estos consejos al elegir un asiento para su bebé prematuro o de bajo peso al nacer:

  • Escoja un asiento de seguridad que sea sólo para bebés y que tenga un sistema de arnés de tres o cinco puntos. También son buenos los asientos de seguridad convertibles con un sistema de arnés de punto a punto.
  • No escoja un asiento con protector, almohadilla abdominal o apoyabrazos. Es posible que el bebé tenga dificultades para respirar detrás del protector o que pueda lastimarse la cara y el cuello si el auto frena abruptamente, o en caso de accidente.
  • Los mejores son los asientos de seguridad con la distancia más corta entre la correa de la entrepierna y el respaldo del asiento. Idealmente, elija uno que tenga una distancia de correa de la entrepierna al respaldo de 5 ½ pulgadas. De esta forma, el bebé no se deslizará de pies hacia adelante por debajo del arnés. También puede colocar un pañal de tela o manta enrollado entre la correa de le  entrepierna y su bebé
  • También son buenos los asientos con ranuras múltiples en las correas del arnés. Ofrecen más opciones que otros asientos y son mejores para los bebés pequeños que están creciendo. Conviene elegir un asiento con una correa de arnés que pueda colocarse a la altura de los hombros del bebé o por debajo.

Cómo colocar al bebé en el asiento para el auto

  • Coloque al bebé de forma que él mire hacia atrás. Se le debe colocar en esta posición hasta que alcance el mayor peso y estatura  permitidos por el fabricante para el asiento de seguridad.
  • Coloque al bebé de forma que las nalgas y espalda estén apoyadas en forma recta contra el respaldo del asiento. El arnés debe calzar ajustadamente. La hebilla de retención debe estar en la mitad de la distancia entre el cuello y el estómago del bebé. La hebilla no debe estar en el abdomen ni frente al cuello.
  •  Use sólo el sistema de apoyo para la cabeza que viene con el asiento de seguridad. Evite apoyacabezas que se venden por separado. Si el bebé es muy pequeño y necesita más apoyo para la cabeza y el cuerpo, coloque mantas enrolladas a ambos lados del bebé.

Otros consejos de seguridad

  • Al colocar el asiento de forma que mire hacia atrás, reclínelo a 45 grados, o según como lo indiquen las instrucciones del fabricante. Si aun así la cabeza del bebé se cae hacia delante, coloque una manta enrollada ajustadamente o un “noodle” (cilindro largo de gomaespuma para la piscina) debajo del asiento de seguridad.
  • Jamás coloque un asiento que mira hacia atrás en el asiento delantero para pasajeros del vehículo.
  • Recuerde que el lugar más seguro para los niños en el auto es el asiento de atrás.
  • Cuando sea posible, pídale a otro adulto que se siente atrás junto al bebé, quien está en el asiento de seguridad. Si no hay otro adulto con usted, tenga en cuenta que posiblemente deba detener el auto en un lugar seguro para asistir al bebé, en especial si suena la alarma de un monitor.
  • Jamás deje al bebé solo en un asiento de seguridad, ya sea adentro o afuera del auto.
  • Evite dejarlo en el asiento de seguridad durante períodos largos para prevenir problemas de respiración. Es mejor usar el asiento de seguridad sólo para viajar en el auto.

Si desea información sobre cómo instalar el asiento, lea el artículo “Asientos infantiles de seguridad para el auto“.

Los opioides recetados y la lactancia materna

7 de marzo, 2018 por Azalia

¿Qué son los opioides?

Los opioides son medicamentos para aliviar el dolor, también llamados analgésicos, después de tener una lesión, una operación o un arreglo dental. Algunos ejemplos de opioides recetados son la codeína, fentanilo, hidrocodona, tramadol, morfina, oxicodona, entre muchos otros. A veces los opioides se utilizan para tratar la tos o la diarrea. Los opioides pueden ser recetados o no. A continuación nos referimos al uso de opioides recetados.

¿Qué riesgos representan los opioides?

Los opioides están causando crisis en los EE.UU. porque son muy adictivos. Además de aliviar el dolor, los opioides liberan sustancias químicas en el cerebro que pueden producir calma y felicidad intensa (también llamada euforia). La drogadicción es una condición cerebral que le lleva a usar drogas aunque sean perjudiciales para usted. La adicción afecta su autocontrol y su habilidad de dejar de tomar una droga. Si toma opioides durante el embarazo, pueden causarle graves problemas a su bebé, como el nacimiento prematuro y el síndrome de abstinencia neonatal. Aunque use el opioide exactamente como se lo ha indicado su profesional de la salud, igual puede causar el síndrome de abstinencia neonatal.

¿Qué puede hacer si le recetan un opioide y está amamantando?

La lactancia materna es beneficiosa para usted y para su bebé. Le ayuda a establecer lazos afectivos con su bebé. La leche materna desarrolla la inmunidad de su bebé para protegerlo de infecciones. Si su bebé tiene el síndrome de abstinencia neonatal, la lactancia materna puede ayudar a reducir los efectos graves de la abstinencia, por lo que necesita menos medicamentos y podría irse del hospital más temprano.

Si usa opioides recetados para calmar el dolor bajo la supervisión de su profesional de la salud, usted puede amamantar dependiendo del medicamento que tome. Algunos opioides pueden ser riesgosos para su bebé. Esto es lo que puede hacer:

  • Asegúrese de que el profesional que le receta el opioide sepa que está amamantando.
  • Tome el medicamento exactamente como se lo indique.
  • Hable con su profesional de la salud para ver si es posible cambiar a un analgésico más seguro si usted toma codeína, hidrocodona, meperidina, oxicodona, o tramadol. Los analgésicos como el ibuprofeno (Advil®) o el acetaminofeno (Tylenol®) son seguros si está amamantando.
  • Pregunte a su profesional de la salud sobre cómo puede evitar la adicción a los opioides.

Si usted tiene preguntas sobre las exposiciones durante el embarazo y la lactancia, llame gratuitamente a MotherToBaby al 866-626-6847 o comuníquese por texto al (855) 999-3525. Usted también puede visitar www.MotherToBaby.org/es

Proteja a su bebé contra la influenza

11 de diciembre, 2017 por Azalia

La influenza es una enfermedad respiratoria muy contagiosa y que puede ser grave. No es tan solo goteo nasal y dolor de garganta. La influenza puede enfermar gravemente a su bebé. Aunque es raro, en algunos casos la influenza puede ser mortal.  Por eso es realmente importante proteger a los bebés y niños pequeños. Los bebés de 6 meses de edad o más necesitan la vacuna contra la influenza todos los años.

La influenza se transmite fácilmente de persona a persona. Cuando alguien enfermo con influenza tose, estornuda o habla, el virus se disemina por el aire. Su bebé se puede contagiar si respira el virus o si toca algo (como un juguete) que tiene el virus de la influenza y luego se toca la nariz, los ojos o la boca.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y la Academia Americana de Pediatría (AAP) recomiendan que todas las personas de 6 meses de edad o más reciban la vacuna contra la influenza todos los años, un poco antes o durante la temporada (de octubre a mayo). Es especialmente importante que los niños menores de 5 años se vacunen porque corren mayor riesgo que los niños más grandes de sufrir graves problemas de salud por la influenza. La influenza puede ser peligrosa para todos los niños, aun los niños sanos.

Su bebé podría tener la influenza si tiene cualquiera de las siguientes señales o síntomas:

  • Congestión o goteo nasal
  • Dolor de cabeza, dolor muscular o dolores en el cuerpo
  • Fiebre (usualmente más de 101 F), escalofríos, temblor en el cuerpo
  • No tener hambre
  • Se muestra con mucho cansancio
  • Tos fuerte y seca que no desaparece, o dolor de garganta
  • Vómitos y diarrea

La fiebre y la mayoría de las señales y los síntomas pueden durar una semana o más. Mientras que su bebé no puede decirle con palabras cómo se siente, los bebés con influenza por lo general se enferman más, se sienten más irritables, y parecen estar más incómodos y descontentos que los bebés que tienen un resfriado. Si cree que su bebé tiene influenza, inclusive si ya le vacuno, llame al profesional de la salud del niño.

No dude en llamar o visitar al profesional de la salud de su bebé de inmediato si tiene alguna de estas señales o síntomas:

  • Color azulado de la piel
  • Está tan irritable que no quiere que lo tengan en brazos
  • Fiebre con sarpullido
  • No está bebiendo suficientes líquidos
  • No se está despertando ni interactuando con usted
  • Respiración rápida o dificultades para respirar
  • Síntomas de la influenza que mejoran pero regresan con fiebre y peor tos

 

Las visitantes, las salidas, y su bebé prematuro

20 de noviembre, 2017 por Juviza

Cuando un bebé nace prematuro y ha estado en la unidad de cuidados intensivos neonatales (NICU), es normal que sus familiares y amistades se sientan emocionados y deseen visitar después del alta de la NICU. ¡Todos están listos para conocer este nuevo miembro de la familia! Sin embargo, aunque usted se sienta emocionada, es normal también sentir preocupación sobre el bienestar de su bebé y la exposición a los gérmenes. Pero hay ciertas cosas que usted puede hacer para mantener a su bebé sano. Mire esta lista de recomendaciones:

  • No deje que los adultos o niños enfermos, con fiebre o expuestos a enfermedades se acerquen a su bebé. Cualquier adulto que tendrá contacto con su bebé debe recibir la vacuna contra la pertussis o tos ferina. También es recomendable que los adultos hayan recibido la vacuna contra la influenza.
  • Pídales a los visitantes a que se laven las manos antes de tocar al bebé. El lavado de manos es muy importante para evitar el contagio de infecciones.
  • Puede limitar la cantidad de visitantes a su casa. En vez de tener varios grupos (como amigos y familia) a la misma vez visitando, puede pedirle que lleguen de visita ciertos días de la semana.
  • No lleve al bebé a lugares con mucha gente, como centros comerciales y supermercados. Si necesita salir con su bebé a estos lugares, trate de ir durante un horario donde no haya mucha gente.
  • No permita que nadie fume en su hogar o cerca de su bebé. Los niños expuestos al humo de segunda mano corren más riesgo que otros niños de tener problemas de salud.

Esto no significa que usted no puede invitar a familiares o amistades a su casa, o que usted se tiene que quedar en su casa los primeros meses después que el bebé llegue a la casa. Usted puede sacar al bebé de paseo si el clima esta agradable o ir a visitar a amigos u otros familiares. Pero, asegúrese de evitar visitar casas donde las personas fuman o donde hay adultos o niños enfermos con fiebre u otras infecciones contagiosas.