Archivo de la categoría "Bebé"

Apoyo para las madres que amamantan

4 de Agosto, 2017 por Azalia

Uno de los mejores regalos que usted le puede dar a su bebé es el de amamantarlo.  Al amamantar a su bebé usted le provee a su bebé los nutrientes que lo hacen crecer y desarrollarse. Es algo maravilloso. Pero primeramente usted debe confiar que su cuerpo es capaz de lograr esto.

En el proceso de lactar a su bebé usted va a sentir dudas e incertidumbre. Esto simplemente quiere decir que esto es un proceso nuevo para ambos y como toda experiencia nueva, toma tiempo adaptarse y lograr que funcione como usted espera.

Qué apoyo usted puede necesitar o puede sugerir a amigos y familiares:

  • Pida a su pareja y familiares que le ayuden. Su pareja puede ayudarle al encargarse de todas las tareas, al menos las primeras 3-4 semanas, cuando hay que establecer la producción de leche.  Esto le permitirá a usted a concentrarse en su bebé y la lactancia. También le permite tener un poco de tiempo para descansar.  Descansar y el apoyo puede ayudarle muchísimo a lograr amamantar con éxito.
  • Es importante que no le critiquen. Muchas personas desean dar su opinión, y aunque tengan las mejores intenciones éstas pueden ser percibidas como críticas. Si alguien se le acerca y le hace un comentario que le hace sentir mal usted puede de forma elegante pero enfática decirles “gracias por querer ayudarnos, pero pienso que tenemos diferentes puntos de vista, pero gracias por preocuparte”
  • Si usted está teniendo problemas al lactar a su bebé no dude en consultar con expertos en este tema. Pregunte a su doctor o en un hospital acerca de cómo ponerse en contacto con un consultor en lactancia. Usted también puede comunicarse con la Línea de Asistencia Nacional sobre la Lactancia Materna. Ellos hablan en español y pueden ofrecerle ayuda gratuita, con solo una llamada telefónica. Llame al 1-800-994-9662. También puede preguntar en un foro dedicado a ayudar a madres lactantes, como la Liga de la Leche. Una amiga que haya tenido una buena experiencia y haya lactado varias veces, también puede servirle de apoyo, pero no dude en buscar ayuda profesional si los problemas persisten.
  • Informe en su trabajo que usted está amamantando a su bebé. Pida que le apoyen al ofrecer tiempo para que usted pueda extraerse la leche o para que usted pueda amamantar a su bebé.

Las vacunas son la mejor protección para su bebé contra ciertas enfermedades peligrosas

2 de Agosto, 2017 por Juviza

Doctor talking with mom

Como toda mamá, la salud y el bienestar de mi bebé son de las cosas más importantes para mí. Sé que lo mejor que puedo hacer para protegerlo contra ciertas enfermedades es vacunarlo. Sin embargo, como muchas mamás, he tenido preguntas. Específicamente sobre temas como el calendario de vacunación, las dosis recomendadas, y cómo lidiar con los malestares que las vacunas algunas veces pueden causarle al bebé.

Informarme sobre todo esto (a través de fuentes confiables como Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades) ha sido de gran ayuda. Si usted tiene estas preguntas o preguntas similares, estos puntos podrían serle útil:

  • Cuando vacuna a su bebé lo está protegiendo contra enfermedades que pueden ser muy peligrosas. Estas enfermedades son totalmente prevenibles.
  • Quizás se ha preocupado al ver la cantidad de vacunas que su bebé ha recibido, pero no debe preocuparse por esto. Los bebés reciben muchas vacunas en los primeros dos años de vida. Las vacunas no sobrecargan el sistema inmunológico del bebé. Contienen cantidades mínimas y purificadas de una parte del virus. Lo suficiente para hacer que el cuerpo proteja al niño contra dicha enfermedad.
  • Las vacunas tienen un tiempo mínimo y máximo a esperar entre dosis. Por esta razón los profesionales de la salud se guían por un calendario de vacunación.
  • Algunos bebés presentan un poco de dolor, inflamación, o sarpullido en el área de la inyección. Estas molestias generalmente se resuelven por sí solas. Pero si está preocupada o nota que su bebe está muy incómodo, puede preguntarle al pediatra si puede darle medicina. Pregunte sobre la dosis exacta y el tipo de medicamento que le puede dar a su hijo.

La realidad es que los beneficios de las vacunas sobrepasan los riesgos. Al vacunar a nuestros hijos los estamos protegiendo de enfermedades que pueden tener consecuencias graves. Al vacunar a nuestros hijos también ayudamos a que estas enfermedades no se propaguen y afecten otras personas. Ya dicho, si usted tiene dudas o preguntas sobre las vacunas hable con el profesional de la salud de su hijo durante su próxima visita de rutina.

Evite usar plásticos y productos con ftalatos en que pudieran afectar su salud

26 de Julio, 2017 por Azalia

plasticos seguros

Los plásticos están fabricados con ciertos compuestos químicos. Aunque la mayoría de los plásticos son seguros de usar y tener cerca de su bebé y usted en el embarazo, hay otros que no son seguros.  Entre ellos se encuentran los plásticos y productos que contienen ftalatos. Los ftalatos hacen que el plástico sea suave y flexible. Se usan en envases para alimentos, en cosméticos, juguetes y dispositivos médicos como las sondas o tubos, entre otros.

La exposición a ftalatos durante el embarazo y la infancia pudiera causar problemas en su bebé. Los ftalatos pueden pasar la barrera de la placenta. Los científicos creen que los ftalatos afectan las hormonas del cuerpo. Las hormonas son parte importante del comportamiento humano, del desarrollo y del sistema reproductivo. Si su bebé es varón, se cree que la exposición a ftalatos en el útero pudiera causarle problemas de próstata y los órganos genitales. La próstata es una pequeña glándula cerca de la vejiga y el pene que protege al esperma.

La exposición a los ftalatos ocurre al usar productos de plásticos hechos con ftalatos y al usar ciertos productos de uso personal a los cuales se les añaden fragancias. Los ftalatos entran al cuerpo a través de la piel, inhalación, ingestión y por vía intravenosa (en las sondas de equipo médico).

Algunas formas de evitar la exposición a ftalatos:

  • Evite poner a calentar en el microondas alimentos en envases de plásticos o envolturas de plástico. Los ftalatos en plásticos se filtran a los alimentos cuando los calienta, especialmente si los alimentos tienen alto contenido de grasa.
  • Use productos de plásticos que sean libres de ftalatos, en especial lea la etiqueta o llame al manufacturero de cepillos de dientes y juguetes.
  • Verifique sus productos de belleza (esmalte de uñas, productos para el cabello, desodorantes, etc.), productos hechos de vinil (manteles, capas de lluvia, zapatos, cortinas de baño, etc.) Busque en la etiqueta que diga “phthalates free” o libre de ftalatos.
  • Ciertos productos en los hospitales hechos de un material llamado PVC (por sus siglas en inglés) pueden contener ftalatos. Pida a su doctor que usen sondas,  tubos o bolsas de plásticos libres de ftalatos.
  • No use envases de plástico con los números 3 ni con las letras V o PVC en la parte de abajo. Los plásticos con los números 1, 2 y 4 son seguros de usar. Use recipientes de vidrio en vez de plástico.
  • Prefiera alimentos en su estado natural, es decir sin procesar. Algunos alimentos se contaminan con ftalatos cuando se procesan, por ejemplo algunas marcas de pastas con queso en polvo.

La fiebre y su bebé: preguntas frecuentes

17 de Julio, 2017 por Azalia

sifilis

La fiebre es un síntoma que causa preocupación, especialmente si le ocurre a su bebé. La fiebre en sí no es una enfermedad sino una señal de alerta que se produce  cuando el cuerpo está combatiendo una infección. Pero no debe ser motivo de alarma, sino es una señal de alerta. Tampoco quiere decir que debe ir inmediatamente a la sala de urgencia o al pediatra. Sin embargo, es importante conocer ciertos aspectos básicos para que se sienta con más seguridad de que está haciendo lo correcto.

¿Qué temperatura se considera fiebre?

  • Temperatura rectal mayor de 4 grados F (38 grados C)
  • Temperatura en la boca es mayor de 99 grados F (37.2 grados C).

¿Es necesario usar un termómetro o con solo tocar al bebé es suficiente?

Sentir la piel del bebé no es suficiente para saber si tiene o no fiebre. Lo mejor es que siempre use un termómetro. Se recomienda tomarle la temperatura a su bebé si además de entirse caliente también muestra señales de enfermedad. Usar un termómetro rectal, es la forma más adecuada y precisa de tomarle la temperatura a su bebé.

¿Tengo que ir al hospital o a ver al pediatra si mi bebé tiene fiebre?

Llame al pediatra o vaya al hospital si su bebé tiene fiebre y además suceden cualquiera de los siguientes:

  • La fiebre sube sobre los 104 grados F (40 grados C)
  • Su bebé tiene menos de 3 meses y tiene una temperatura mayor de 100.4 grados F (38 grados C)
  • Su bebé muestra señales de deshidratación como: boca reseca, casi no hace pipi, no está consumiendo líquidos, se le ve la mollera hundida
  • Tiene otros síntomas, como: tiene el cuello rígido, sarpullido inexplicable, o diarrea o vómito constante
  • Ocurre una convulsión 

¿Puedo darle baños de alcohol a mi bebé o usar bolsas de hielo?

Las prácticas para reducir la fiebre de poner bolsas de hielo o hacer baños de alcohol ya no son recomendadas. De hecho se cree que pudieran provocar efectos adversos en su bebé, es mejor que no lo haga.

¿Tengo que usar una medicina para bajarle la fiebre a mi bebé?

No es necesario medicar siempre que hay fiebre, se debe hacer solo cuando su niño está muy incómodo. Por ejemplo, si su niño no desea comer, no puede dormir o le cambia su comportamiento. Esto es más importante que mantener la temperatura corporal normal. Si tiene preguntas, comuníquese con su doctor para que le diga qué debe hacer, especialmente si su hijo tiene menos de 2 años.

Citomegalovirus congénito

14 de Junio, 2017 por Azalia

your-baby-in-the-hospital

El citomegalovirus es un virus bastante común. La mayoría de las personas se contagian en algún momento de su vida, con mayor frecuencia durante la niñez. Por lo general esta infección no causa síntomas y no es peligrosa. Pero si una mujer se contagia durante el embarazo, puede transmitirle el virus a su bebé y en algunos casos esto puede causar complicaciones.

El citomegalovirus es la infección congénita (presente en el nacimiento) más común en los EE.UU.  Afortunadamente, la mayoría de los bebés que se contagian no tienen consecuencias serias.  Pero algunos bebés desarrollan retraso mental,microcefalia, incapacidades del aprendizaje, pérdida de la audición, pérdida de la vista u otras incapacidades permanentes.

Si usted está embarazada y está contagiada con el citomegalovirus (especialmente si es la primera vez que le da), le deben hacer pruebas prenatales para ver si su bebé lo tiene.Después del nacimiento, el profesional de la salud de su bebé puede analizar sus líquidos corporales (orina, la saliva y la sangre) dentro de las 3 semanas del nacimiento para detectar el citomegalovirus. La mayoría de los bebés que nacen con el citomegalovirus parecen sanos. Pero alrededor de 1 de 10 recién nacidos infectados (10 por ciento) tienen señales y síntomas del citomegalovirus al nacer. Éstos incluyen:

  • Hígado o bazo agrandado
  • Ictericia, un color amarillo en la piel y los ojos; o problemas de hígado
  • Bajo peso al nacer . El bebé pesa menos de 5 libras y 8 onzas.
  • Nacimiento prematuro. Éste es el que comienza demasiado temprano, antes de completar las 37 semanas de embarazo.
  • Problemas de alimentación
  • Erupción
  • Convulsiones
  • Tamaño pequeño
  • Ganglios linfáticos inflamados

Aunque la mayoría de los bebés no sufren por el citomegalovirus, todos los que nacen con el virus deben hacerse chequeos periódicos de la audición y de la vista. Se pueden tratar con medicamentos antivíricos a los bebés nacidos con el citomegalovirus. Estos medicamentos matan las infecciones causadas por virus. El tratamiento normalmente se realiza en el hospital.

Conozca qué significan las señales que le da su bebé

30 de Mayo, 2017 por Azalia

AA woman with kid and baby

Cuántas veces hemos escuchado, “los bebés no vienen con un manual de instrucciones”. Puede ser difícil poder saber las necesidades de su bebé. ¡No es que su bebé puede decirle lo que necesita! Sin embargo hay formas de saberlo, sin la necesidad de que se lo exprese con palabras. El lenguaje corporal también es muy comunicativo.

Llanto:

El llanto es una de las pocas maneras por la cual su bebé se comunica con usted. Su bebé llora ya sea porque tiene hambre, está incómodo o le hace falta un cambio de pañal. También puede llorar si necesita ayuda para eructar o si siente temor (por ejemplo luego de escuchar un ruido fuerte o cuando se le acerca un extraño). También su bebé puede llorar sin motivo alguno. Eso es normal. Su bebé se está acostumbrando al ambiente fuera del vientre materno.

Usted debe reconfortar a su bebé cuando llora, usted no lo está malcriando al hacerlo. Al contrario, le brinda seguridad y consuelo.  Puede tratar de consolarlo dándole de comer, cambiándole el pañal, envolviéndolo en una manta, bajando la intensidad de la luz, meciéndolo, cantándole y caminando con él.

Cuando su bebé desea jugar o interactuar con usted

Hay veces que los bebés solo desean dormir, pero otras veces desean interactuar. Es importante que usted reconozca estas señales para que le ayude a cumplir con sus necesidades sociales y de aprendizaje. Las siguientes son señales que le indican que su bebé desea interactuar: su bebé está despierto y alerta, le agarra su dedo o agarra objetos a su alrededor, tiene sus ojos bien abiertos, trata de seguir su rostro o un objeto en movimiento.

Para interactuar con usted puede hacer lo siguiente: sosténgalo en sus brazos, háblele, léale un cuento o cántele, báñelo o juegue con él (juegos apropiados a su edad). Coloque una manta en el piso y mientras esté despierto, colóquelo boca abajo para jugar e interactuar.

Señales de que su bebé necesita descansar o no desea interactuar:

  • Lo siente endurecido, como si estuviera tenso o bien flojo como si estuviera muy cansado.
  • Estira los brazos y despliega los dedos separándolos, abriéndose de manos.
  • Se retuerce, se sobresalta o se sacude más de lo normal. No establece contacto visual y da vuelta la cabeza.
  • Se arquea, cierra el puño o empuja la mano hacia afuera como diciéndole que pare.
  • La piel se le vuelve pálida.
  • Frunce el ceño o está fastidioso y llora.
  • Escupe o se atraganta.

 

Cómo evitar la meningitis

21 de Abril, 2017 por Azalia

Pediatrician with baby

La meningitis es una inflamación de las membranas del cerebro y la médula espinal. La meningitis puede ser una infección seria si no se trata a tiempo. La mejor forma de prevenir la meningitis es recibiendo las siguientes vacunas: Haemophilus influenzae tipo B y la del neumococo y la del meningococo.

Existen principalmente dos tipos de meningitis, bacteriana y otra de tipo viral. Por lo general la infección viral suele ser menos agresiva que la bacteriana. La bacteriana suele ser una emergencia médica y puede ser muy peligrosa. Las vacunas protegen contra ambas formas de meningitis, bacteriana y viral. Es importante que su bebé reciba todas sus vacunas en el tiempo indicado y que no falle con ninguna dosis.

Los bebés son principalmente vulnerables a este tipo de infección. El sistema inmunológico de un bebé apenas se va desarrollando y necesita recibir las vacunas que protegen contra la meningitis empezando desde los dos meses. La lactancia materna también le ofrece cierta protección a su bebé contra ciertas infecciones, es importante que amamante a su bebé para que ayude a fortalecer su sistema inmunológico, pero esto no sustituye la vacunación apropiada y a tiempo.

Algunos bebés y niños son más susceptibles que otros a padecer meningitis, por ejemplo, aquellos que padecen sinusitis frecuentemente, los que han tenido una lesión en la cabeza o fracturas del cráneo. Reconocer los síntomas de la meningitis y tratarla rápido (preferiblemente dentro de las primeras horas) ayuda a disminuir el riesgo de complicaciones serias, incluyendo la muerte. Esta enfermedad puede ser mortal en tan solo 24 horas.

Estos son los síntomas más comunes de la meningitis:

  • fiebre
  • disminución en el apetito
  • llanto que no se calma y que es fuerte (especialmente importante en bebé de menos de 12 meses)
  • dificultad para despertarse
  • convulsiones
  • salpullido
  • dolor de cabeza y espalda (se puede saber en niños de 2-5 años)
  • cuello rígido
  • sensibilidad a la luz
  • mareos
  • vomitos
  • frente hinchada

Estos síntomas pueden ser difíciles de reconocer en etapas tempranas, pero si usted tiene dudas u observa varios de ellos en su bebé, póngase en contacto con el doctor o lleve a su bebé a la sala de emergencia más cercana.

Cómo saber si su bebé se está alimentando adecuadamente

14 de Abril, 2017 por Azalia

Mom breastfeeding (2)

De forma general podemos decir que un bebé se está alimentando adecuadamente si su crecimiento es el esperado. Pero para ver el patrón de crecimiento hay que esperar cierto tiempo. Hay otras formas de saber si su bebé está recibiendo la cantidad de leche materna que necesita.

Pañales mojados y sucios en un día 

Cuando un bebé toma leche materna usted no puede medir la cantidad de leche que está tomando. A diferencia de cuando un bebé toma leche de fórmula que se puede saber cuántas onzas o gramos toma. Pero esto no debe ser un problema, ya que la cantidad de pañales que moja su bebé y que ensucia con popo le dice si su bebé ha consumido suficiente leche.

Cuándo el bebé es recién nacido y todavía a usted no le ha bajado la leche materna en cantidades abundantes se espera que el bebé moje y ensucie pañales, pero con un poco menos frecuencia de cuando el calostro cambia a leche materna. Cuando su bebé tenga entre 5-7 días de nacido se espera que moje entre 6-8 pañales y que ensucie tres o más pañales al día. Esto es un buen indicador de que el bebé está tomando suficiente leche.

Con el tiempo, si es que está alimentando con leche materna exclusivamente, es muy probable que su bebé no ensucie (haga popó) pañales con tanta frecuencia. Inclusive, es posible que pase días sin hacer popo. Esto puede ser normal, ya que la leche materna se absorbe muy fácilmente y no se desperdicia nada de ella. Sin embargo, su bebé debe continuar mojando alrededor de 8 pañales aunque no haga popo. Esto es un buen indicador de que está tomando suficiente leche materna. También deben evaluar el crecimiento.

El aumento de peso

La Academia Americana de Pediatría ofrece una guía del crecimiento esperado, de acuerdo a la edad:

  • De 0-4 meses: su bebé debe ganar entre 1.5 a 2 libras cada mes y crecer entre 1 a 1.5 pulgada.
  • De 4-7 meses: su bebé debe ganar entre 1 a 1.5 libras cada mes y crecer entre 2 a 3 pulgadas.
  • Para el primer año su bebé pudiera haber triplicado el peso con el que nació. Para hacer este cálculo multiplique el peso de nacimiento por 3.
  • Durante los primeros 4-6 meses de edad los bebés amamantados suelen ser un poco más gorditos que los que son alimentados con fórmula. Pero para los 9 a 12 meses los bebés amamantados son un poco más delgados que los que toman fórmula.

Confíe en su cuerpo. Su cuerpo es maravilloso y es capaz de producir TODA la leche materna que su bebé necesita para crecer sana y adecuadamente. Usar un diario de lactancia podría ayudarla a identificar problemas temprano. Si su bebé no está recibiendo suficiente leche, esto puede afectar la salud de su bebé y su habilidad de continuar produciendo suficiente leche. Aprenda sobre cómo usar un diario para la lactancia.

Sobre los trastornos metabólicos en el recién nacido

31 de Marzo, 2017 por Juviza

Contemplative woman with baby

 

Los trastornos metabólicos son problemas de salud que afectan el metabolismo del cuerpo. El metabolismo nos ayuda a convertir los alimentos en la energía que nuestros cuerpos necesitan para las funciones más básicas (respirar, digerir alimentos, crecer, etc.). Por esta razón, los bebés reciben pruebas de detección de ciertos trastornos metabólicos después del nacimiento. Aunque son poco comunes, estos trastornos son bastante graves.

Algunos de esos trastornos afectan la forma en que el cuerpo usa los aminoácidos y otros afectan la forma en que el cuerpo elabora o usa las cetonas. Los siguientes puntos proveen más detalles:

  • Los aminoácidos ayudan a formar proteínas en el cuerpo. Para las personas con trastornos que afectan los aminoácidos, comer alimentos con alto contenido de proteína puede causar serios problemas de salud y, a veces, la muerte (si no reciben atención adecuada a tiempo).
  • Las cetonas son sustancias químicas que el cuerpo produce al descomponer la grasa para generar energía. El cuerpo usa cetonas para la energía cuando uno no come durante un largo tiempo. Otros trastornos afectan la forma en que el cuerpo usa las vitaminas, proteínas y carbohidratos (azúcar) de los alimentos.
  • Comer el tipo equivocado de alimentos o pasar mucho tiempo sin comer pueden desencadenar señales y síntomas de estos trastornos.
  • Los trastornos metabólicos de los aminoácidos incluyen: acidemia argininosuccínica, citrulinemia, y la enfermedad de orina con olor a jarabe de arce.
  • Los trastornos metabólicos de los ácidos orgánicos incluyen: insuficiencia múltiple de carboxilasa, acidemia glutárica tipo 1, e insuficiencia de beta-cetotiolasa.

Aunque estos trastornos son hereditarios (se transmiten de padres a hijos a través de los genes), con el diagnóstico y tratamiento temprano, la mayoría de los bebés con esos trastornos pueden tener vidas sanas. Si no está segura si le hicieron estas pruebas a su bebé debe hablar con el profesional de la salud para confirmar esto.

La roséola y su bebé

27 de Marzo, 2017 por Azalia

Pediatrician with baby

La roséola es una enfermedad viral que es común en los bebés y en los niños menores de 2 años.  También se le conoce como la sexta enfermedad. Por lo general, comienza con un ligero resfrío. Luego el niño desarrolla una fiebre elevada, y una erupción en la piel. La fiebre suele ser entre 101ºF a 105ºF (38.3ºC a 40.5ºC) y persiste entre 3 a 7 días.

Aunque muy pocas veces es una enfermedad grave, existe un leve riesgo de convulsiones febriles (relacionadas con la fiebre). Este riesgo es mayor durante la fase inicial de la enfermedad, cuando la temperatura sube rápidamente. Algunos niños con roséola tienen una ligera tos, falta de apetito, inflamación de las glándulas del cuello y diarrea leve.

Una vez que la temperatura del niño vuelve a la normalidad, aparece una erupción en la piel. Generalmente comienza en la espalda o el estómago y luego se extiende a la parte superior de los brazos y cuello. En general, no dura más de un día. Una vez que desaparece la erupción, el niño puede reanudar sus actividades normales.

A pesar de que la roséola es una enfermedad contagiosa, lo más probable es que no pueda evitar que su niño se contagie, ya que se transmite en pequeña gotas de tracto respiratorio o saliva de un niño infectado antes de que presente síntomas.

Qué puede hacer:

Llame al profesional de la salud inmediatamente si el niño:

  • Tiene menos de 3 meses de edad y tiene fiebre de más de 100.4ºF (38ºC); tiene entre 3 y 6 meses y la fiebre es de 101ºF (38.3ºC) o más; o es mayor de 6 meses y la fiebre es de 103ºF (39.4ºC).
  • Tiene una convulsión

Su niño debe comenzar a sentirse mejor en el término de una semana. Mientras tanto, usted puede ayudarle a que se sienta más cómodo:

  • Vístalo con ropa liviana.
  • Insista en que descanse más de lo acostumbrado y que beba muchos líquidos.
  • Pregúntele al profesional de la salud si puede darle acetaminofeno o ibuprofeno para bebés o niños para reducir la fiebre. Nunca le administre aspirina a un niño o adolescente sin antes consultar al profesional de la salud. La aspirina puede causar una afección poco común, con frecuencia mortal, conocida con el nombre de síndrome de Reye.
  • Para bajar la temperatura, dele baños de esponja con agua fría.